Blogia
Sahumerios y arrebatos

Rajoy y la soledad parlamentaria, muy mal empezamos

Rajoy el mosqueante tiene hoy su gran día pero dudo muy mucho que a mí me lo parezca. Y creo que Rajoy no podrá quitarme la mosca que tengo remoloneando tras mi oreja hace ya mucho tiempo. No dudo que el capitoste del PP nos tranquilice con lo de la cosa económica a pesar de que nos acojone un tanto con las duras medidas que deberá tomar y que seguro nos tocará a más de uno sufrir. Loado sea Mariano pero no por eso deja de mosquearme.

Son tan solo cinco o seis asuntos los que hacen que este Mariano que va a tomar el mando me tenga con el alma en vilo y con la mosca hasta en las más recónditas sinapsis. Son todos asuntos que no cuestan un euro, que no requieran más que decisión, que están pidiendo a gritos que se haga algo a nivel político, pero dudo que Mariano haga algo al respecto. Esos asuntos son:

1.- Aclarar el caso Faisán y si sus máximos responsables tienen que ir a la cárcel, pues a la cárcel. Lo último sabido parece que apunta a que lo organizaron en Moncloa entre la cúpula del gobierno ZP y Garzón. Dudo que haga algo en ese sentido don Mariano.

2.- Poner toda la carne en el asador para aclarar el 11M, del que se desconoce casi todo. Pero me huelo que Mariano no tiene el más mínimo interés en que así se haga.

3.- Investigar y promover la ilegalización de los partidos de ETA. Aquí tampoco lo veo yo con muchas ganas a Rajoy y sobre todo nada de hacer concesiones a la banda a cuenta del paripé de falsa paz.

4.- Acabar con las cloacas del Estado que tanto daño han hecho a este país desde hace tantos años, desde antes ya del golpe del 23F. Aquí no es que no quiera, es que no se atreverá, me malicio.

5.-  Como parte del derroche innecesario con el que debe acabar Mariano por su descomunal envergadura de decenas de miles de millones de euros, debería cargarse toda la gran martingala de pasta que regala el Estado a cuenta del falso cambio climático. Pero sé seguro que seguirán tirando por ahí miles de millones porque jamás querrá Mariano que se rían de nuevo de él con lo de su primo, eso sí que no.

6.- Acabar de raíz con la corrupción. Otra cosa que dentro de cuatro años seguirá como está.

Hay algunas cosas más que no hará Mariano, como que cualquiera pueda conseguir que sus hijos estudien en castellano en cualquier lugar de España, no obstante lo más estúpido, infantil, acomplejado, innecesario, ridículo e incomprensible es la manía de Rajoy y de muchos otros del PP con lo de la soledad parlamentaria. Esos tipos están marcados, traumatizados por esa inmensa bobada y de manera tan absurda que aun teniendo mayoría absoluta solo piensan, trabajan, gestionan, cabildean y hasta venden a sus propios hijos y a los nuestros para pactar con otros partidos y que de eso modo no digan que están solos en el Congreso.

¡Leches! que tienen mayoría absoluta, no necesitan absolutamente a nadie, deben un respeto a quienes les han votado, pero esos votantes les importan un pijo, solo buscan no estar solos, les importa más CiU, PNV y resto de nacionalistas que les acompañaran si les pagan lo suficiente.

Tan clara es su manía que ya está El País tocándoles el punto flaco y publica hoy un artículo titulado “La probable abstención de CiU, clave” y con el subtítulo “El futuro presidente busca la abstención de varios grupos para no dar imagen de soledad como la que vivió en la etapa final de Aznar

Son tan cucos estos de El País para tocarle los traumas a Rajoy que comienzan así su artículo:

Si hay algo marcado en la memoria de Mariano Rajoy, un hombre que olvida pocas cosas, es la etapa en la que el PP estaba totalmente solo en el Congreso, entre 2004 y 2008. Esa soledad, de la que él fue también responsable con su decisión de hacer una oposición muy dura

ZP necesitaba a esos tipos nacionalistas para con sus votos poder aprobar sus malhadadas (PL) leyes, y nos costaron durante casi 8 años miles de millones de euros esos votos, pero lo que ya es para mear y no echar gota es que Rajoy les de otro montón de millones por unos votos que no necesita, aunque le sean imprescindibles para no sentirse solo.

Propongo que entre todos hagamos una suscripción popular y le compremos un osito de peluche a Rajoy, no se sentirá solo y nos ahorraremos un pico. No obstante nos pasaremos cuatro años oyendo eso de la soledad parlamentaria de Rajoy y a este pobre hombre solitario con mayoría absoluta lamentarse por los rincones de su triste situación.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres