Blogia
Sahumerios y arrebatos

El recibo de la luz engordará pero pesará poco.

A primeros de año y con el recibo de la luz nos van a meter un clavao de los que hacen época, que si el 10% dicen unos, que si mucho más pero por fases, dicen otros. Al final nos pegarán el estacazo que nos merecemos por ser los mejores del planeta salvando el planeta con el empleo de las energías lucrativas para algunos, como esa de los huertecitos solares que son tan eficientes y fructíferos que producen energía por las noches, porque en España el sol es más cojonudo que en el resto de lugares.

Ya anda la gente poniéndose mohína como paso previo a un amago de cabreo por el subidón que se avecina y los políticos del PSOE, que ven que sus votos huyen a uña de jamelgo sin parar, intentan contener el desastre electoral y se han puesto a pensar en cómo evitar que lo del recibo de la luz repercuta en su futuro poltronero.

Es aquí donde aparece el personaje más marrullero del Olimpo político, el único pillado in votandi con manos y pies en sede parlamentaria, el rey de la martingala don Gaspas Zarrías, que ha encontrado la piedra filosofal que todos los sacamantecas de la política andaban buscando. Nos ha prometido que el Gobierno encontrará la manera de que la subida del recibo de la luz no deteriore la economía de las familias. Hay que joerse.

Basta con hacer que el recibo de la luz sea gordo pero pese poco y listo, y sabemos que si alguien puede hacer factible ese imposible es ZP y su gobierno rubalcabiano.

De momento le doy una idea al gran gestor de botones de votación, que suba a todos el 10% la luz pero a los pensionistas que se llamen Antonio, sean calvos, lleven barba y vivan en Alcantarilla que les suba la pensión un 18% para que su economía familiar no se deteriore. Le aseguro que si hace eso tendrá votos cautivos y sin usar cadenas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres