Blogia
Sahumerios y arrebatos

Iñaki Gabilondo, de manipulador del 11M a vaca sagrada.

El gran manipulador del 11M, Iñaki Gabilondo, andaba buscando su lugar en los medios de PRISA tras su lamentable paso por las teles. El hombre que se inventó los terroristas suicidas del 11M con gallumbos de diseño, el tipo que con sus mentiras tanto colaboró con el golpe de estado sui generis del 14M, anda ahora muy molesto porque en su cosa tipo videoblog de El País hay mamones que le zurran la badana, con insultos muy soeces y procacidades sin cuento. Eso ha hecho que intervenga la defensora del lector en su defensa declarándolo “vaca sagrada de la casa” con derecho a la inviolabilidad intocable.

No seré yo quien defienda a los basurientos mamones que deambulan por Internet y que algunos llaman trolls. Siempre han estado ahí y que a estas alturas haya gentes que se rasguen las vestiduras porque descubren que existen me da risa. Eso es lo que hace doña Milagros Pérez, que ejerce de defensora del lector en El País, y lo hace con su exposición semanal de los pecadillos del periódico, porque aun no la he leído hablar de uno solo de los grandes pecados del diario. Hoy la titula “Los 'trolls' se apoderan del debate”.

Hasta ahora, o mejor hasta no hace mucho, El País disponía de un paraguas que les protegía no solo de los mamones, sino de lo que es más interesante para ellos, de las opiniones condenatorias de sus posturas al tener activada la censura previa permanente de modo que todo comentario que mandases pasaba un filtro de algún becario y se te publicaba o no en función de si lo que decías les era grato o les molestaba.

Hace ya años les demostré a los de El País su tendenciosidad filtrante. Usando el mismo usuario, nada de camuflarme, fui mandando comentarios durante un tiempo. Dado que soy paisólogo aficionado, me conozco relativamente bien las tesis que defiende El País en cada situación. Así que un día mandaba un comentario que sabía sería aceptable y se publicaba. Otro día, sobre otro tema, mandaba un comentario que sabía que era opuesto a sus tesis, y no se publicaba.

Terminé el trabajo escribiendo un artículo sobre la censura en El País, mandé una copia a la defensora del lector, o era defensor entonces, no recuerdo. Montaron el cólera, me respondieron negando que ellos hiciesen eso, pero claro la realidad con pruebas era otra.

Últimamente han venido en reconocer que no pueden andar con censuras previas y abrieron áreas del periódico a los comentarios, lo que ha llevado a que los mamones hagan de las suyas y claro eso es intolerable para ellos y más si atacan a alguien como Iñaki Gabilondo que es intocable. Esos mamones hasta se han atrevido, según dice en el comienzo de su artículo la defensora del lector, a escribir “Iñaki, hijo de puta”.

Cosas así no se pueden consentir y menos si se le dicen al gran manipulador del 11M Iñaki Gabilondo. La solución que propone doña Milagros es novedosa, ingeniosa, justa, juiciosa, respetuosa con la libertad de opinión y diría que hasta nauseabunda,

Y en el caso del videoblog de Iñaki Gabilondo, dada la degradación alcanzada, si la redacción no es capaz de garantizar una supervisión que permita un debate respetuoso y de calidad, como merece su autor, creo que será mejor cerrarlo a comentarios.”

Dicho en román paladino, doña Milagros propone que o se vuelve a instaurar la censura previa o que se prohíban los comentarios. Genial. Porque las vacas sagradas, y vaca sagrada es Iñaki, no pueden ser tratadas irrespetuosamente. Amén.

Me rio de este paripé. Reconozco el derecho de cualquiera en Internet a decidir si su blog está abierto o no a comentarios, pero que un tipo con la capacidad de conocimiento de Iñaki Gabilondo quiera dárselas de requeté quete quete quete moerno librepensador que se hace accesible al público, que quiere dejar de ser intocable, que deja su videoblog abierto a comentarios sin censura previa, pero en cuanto le dicen hijo de puta va y no solo recurre a la seño para que le defienda sino que ahora quiere censurar los comentarios o bien no permitirlos, pues que me parece un tontolaba, eso me parece, que se ha caído del guindo hace media hora. Vamos, tonto de remate por no saber y no preguntar cómo funciona esta cosa de los blogs en Internet.

Es lo malo que tienen los intocables, que en cuando les cae un chinarrillo se descascarillan los pobres. No quiero ponerme de ejemplo porque no lo soy, solo quiero manifestar mi postura personal al respecto. Desde que yo llevo escribiendo, hace más de seis años, en mi blog y en el periódico Periodista Digital, lo tengo todo abierto a comentarios, me han dicho de todo, y más gordo que hijo de puta, y jamás he borrado ni un solo comentario y jamás bloquearé los comentarios. Mi técnica es simple, me guaseo de los mamones exigiéndoles insultos de más calidad.

Bien, ya veremos cómo le va a don Iñaki Gabilondo, gran manipulador del 11M, ejerciendo de intocable vaca sagrada, porque hasta ha pensado en abandonar por el dolor que le causan esos insultos, pobretico, que fragilidad.

Bienvenido al mundo real, Don Iñaki, y olvide todo lo vivido en su Matrix, esto es así, aguante como un hombre, hombre.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres