Blogia
Sahumerios y arrebatos

Melifluo fervorín facturable de El País en honor de Alfredo P.

Domingo, El País, reportaje sobre Alfredo P. Lo leo, lo releo, me emboba, me eriza los trasfondos, casi consigue que me enamore políticamente del personaje, me maravilla, hasta que caigo en la cuenta de que están hablando del Rubalcaba del chivatazo a ETA y todo cambia, me parto el culo de risa mientras abro el Excel y comienzo a realizar complejos cálculos.

El resultado es desolador, en los meses que quedan hasta que Alfredo P. abandone el gobierno o lo haga su partido deberá endilgarle a PRISA la friolera de 66. 856. 234 euros por el trabajo que le ha hecho El País.

Bien es cierto que el reportaje que titulan “Listo para el sprint” es periodismo en estado puro, un monumento a la subjetividad objetivísima. No le dan coba a Alfredo P., tan solo hacen un trabajo de publicidad de alta calidad. Y Alfredo P. pagará porque el melifluo fervorín de El País en su honor merece esos honorarios. Si a veces un botón vale de muestra, estas perlas deberían valer de justificante para el monto de la factura.

1.- Es el político más experimentado del Gobierno.

2.- Fue una promesa del atletismo español, una lesión truncó su carrera de velocista. Y lloró sobre una pista de tartán.

3.- A los 16 años descubrió que podía vivir sin el sostén de la religión

4.- Ha sido pieza imprescindible en los gobiernos socialistas.

5.- Es un superviviente excepcional de crisis y derrotas.

5.- La derecha (el PP) le teme, y a la extrema derecha (el PP) le descompone el mero enunciado de su nombre.

6.- Goza de  “altas cotas de popularidad sostenido por su reputación de profesional inteligente, trabajador y muy capaz”.

7.- Es un tipo muy listo.

8.- Alfredo P. “estaría ahora así: calentando y estirando los músculos, ensayando la arrancada, aspirando el aire a bocanadas.”

9.- El periodista que le entrevista en su domicilio del ministerio, detecta un olor familiar, es un efluvio poderoso y penetrante, pero nos aclara que no a azufre sino a puro habano (bonita imagen de un Alfredo ricachón y fumador).

10.- No me resisto a trascribir esto que escribe el lamealfredos: “por momentos, sin dejar de alimentar la conversación, entorna placenteramente los ojos, como si se dejara mecer en las aromatizadas volutas del tabaco y la vigorosa pieza sinfónica que se expande por la tenue atmósfera del salón”. ¡Oh!, ¡oh!

11.- Los socialistas están embobados con su brillantez oratoria y su hábil esgrima dialéctica.

12.- Es un hombre extremadamente inteligente, calculador y táctico.

13.- Es el muñidor de las grandes operaciones, negociador de todos los acuerdos, hombre puente entre las corrientes.

14.- Rubalcaba es un personaje complejo y brillante, poliédrico y polivalente.

15.- Su peso dentro del Ejecutivo es fruto de la disposición a remangarse el primero y meterse en faena, de su aptitud para gestionar los problemas y construir, incluso con retales.

16.- Es vivo, rápido, desprende empatía y conoce y sabe tratar a la gente.

17.- Hablar de Alfredo P. es hablar del talento, del análisis racional de los problemas, de su capacidad de convicción, de su oratoria parlamentaria deslumbrante.

18.- No es frecuente encontrar en la política un tipo tan inteligente.

Y concluyo, quien no vote a este Alfredo P. es un malnacido. Yo debo serlo. Reconozco que El País se ha ganado y bien ganado esos 66 millones de euros.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres