Blogia
Sahumerios y arrebatos

El País jodido con la beatificación de Wojtyla.

Si algo tiene la progresía carpetovetónica y retrógrada es que saben con quién se juegan los cuartos, detectan rápidamente quienes pueden suponerles un valladar a sus dogmas, ingenierías sociales y otros mangoneos ideológicos, y en esos casos son maestros en el arte de soltar insidias, a cual más infantil aunque efectiva, contra esos que se les atragantan y en los últimos años nadie se les ha atragantado más que Juan Pablo II.

Ese hombre supo ponerles las peras a cuarto a los comunistas y se curró, junto con Reagan y Walesa lo de tumbar el corroído sistema comunista soviético y eso jamás se lo perdonarán al nuevo beato, pues anda que estos progres rebotados no tienen espacio vital más que sobrado para guardar sus tirrias y en ese sitio ocupa lugar de privilegio el papa Wojtyla.

Hoy, el faro y guía de la progresía comandado por los hijos del dios laico Polanco, editorializa en El País contra la beatificación de Juan Pablo II, se les nota demasiado la repulsión que sienten y tienen somatizada hacia la figura del Papa muerto.

El editorial titulado “Beato Juan”, comienzan dándole caña al papa fallecido subtitulando con un par de ascos maniáticos “El Papa más viajero y mediático, beatificado en tiempo récord, llenó más estadios que templos”. Vamos que de Papa nada, le iba lo de llenar estadios, que es precisamente lo que más ha jodido siempre a estos tíos resabiados de la progresía ideológicamente retrógrada.

El memorial de agravios que incluyen en ese breve editorial, y que tienen más bien viso de rejonazos pringados de aborrecimiento hacia la persona beatificada es significativo:

1.- Dejan caer bien clarito que si se le ha hecho beato es porque el Papa actual es deudor suyo al haber sido “su ideólogo”. Eso de que existan otros ideólogos distintos de los que pontifican en Prisa es algo que no tragan. Y el nuevo beato además tiene enchufe con el Papa actual, algo inadmisible para los anticatólicos de El País.

2.- Nos aclaran, mintiendo, que Wojtyla no “liquidó el comunismo soviético” y toda atribución que se le haga es mera exageración. Ahí les jode.

3.- Califican a Wojtyla de “bomba de tiempo”, quiero creer que lo dicen reconociendo, queriendo sin querer, que fue la bomba que con el tiempo provocó en parte el proceso de liquidación de imperio rojo soviético.

4.- Le atribuyen haber sido en extremo rigorista en cuanto a la moral individual, y de esa afirmación uno deduce que los ideólogos de PRISA son expertos en la moral católica, algo que llama la atención.

5.- Dicen “Su mandato terrenal comportó mundanas sombras”, lo que me recuerda un titular de portada que da hoy su competidor como faro y guía de la progresía, Público: “Ratzinger santifica las sombras del pontificado de Juan Pablo II”, la inquina rencorosa de ambos medios va pareja en eso.

6.- Para finalizar a su estilo el editorial, nos recuerdan, al modo manipulador habitual en ellos, que Juan Pablo II le dio la comunión a Pinochet, que un tirano africano, el presidente de Zimbabue, ha acudido a la beatificación y que la representación española encarnada por el Príncipe Felipe y su esposa es desproporcionada. Que Zapatero fuese a una jornada de oración con Obama no lo fue.

7.- Terminan con una solemne gilipollez que intenta ser un jueguecito de palabras, “Con Juan Pablo II, hoy beato, creció más el Vaticano que la Iglesia de base, que es la base de la Iglesia”. El concepto Iglesia de base para El País es la forman todos aquellos católicos que comulgan con su ideología de progreso de izquierdas con valores laicos.

Resumiendo, que a estas gentes de progreso con periódico les jodió mucho Wojtyla en vida y les sigue jodiendo y mucho después de muerto, lo que hace que se les note muy mucho lo jodidos que están.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres