Blogia
Sahumerios y arrebatos

La gran mariscada, nueva seña de identidad de la izquierda.

Se ha montado un ligero pitote, que la derecha extrema quiere convertir en gran pifostio, por el simple hecho de que un par de hombres de izquierdas se zampasen una mariscada. Se les reprocha el hecho, se les señala con el dedo como grandes zampamariscos, se les estigmatiza porque intentan apropiarse de la mariscada solo para la derecha, y ellos, sobre todo el concejal de IU, defienden, y con razón que la mariscada es una nueva seña de identidad de la izquierda y con un par.

La ya famosa mariscada de los mil euros no fue una comilona normal y corriente, tan habitual entre nuestros políticos, aquella fue una mariscada reivindicativa, que quede eso claro, fue un gesto realizado por un político de izquierdas honrado, que lucha para que la izquierda con valores ponga una pica en aquellos territorios reservados indebidamente hasta ahora a la derecha más extrema.

El valiente concejal Torrijos declaró:

¡Un comunista comiendo marisco, adónde vamos a llegar! Claro, si es Javier Arenas el que come marisco, o el jefe del clan de la mayonesa —en referencia al director de ABC en Sevilla— el que se lo come, entonces es protocolo o algo normal. ¿Pero un comunista? No, no... Intentan criminalizar lo que es normal”.

Más claro agua desionizada, le ha dado a la derecha donde más le duele y con motivo. Lo que Torrijos hizo fue participar en una gran mariscada solidaria, consecuente con los nuevos valores de la izquierda, reivindicativa, valiente y que deja a la derecha como lo que es, acaparadora insaciable de lo mejor y los hombres y mujeres de izquierda tienen derecho, más que la derecha, a lo mejor y gracias a Torrijos ya sabemos que la izquierda puede y lo hace. Gracias Torrijos por enseñarnos como se come una gran mariscada de progreso y con valores.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres