Blogia
Sahumerios y arrebatos

CCOO y UGT, sin sus piquetes de matones, son unos alfeñiques

El batacazo bestial de la huelga de funcionarios de ayer hará historia, será la demostración palpable de la fuerza de los sindicatos desclasados y bien subvencionados UGT y CCOO cuando se lanzan a una huelga sin poner a amedrentar a sus piquetes de matones. Sin piquetes son caca de la vaca, unos alfeñiques que viven de chupar del presupuesto pero probablemente eso puede que se acabe si a alguien se le enciende la bombilla neuronal y cae en la cuenta de que el lobo sindical no deja de ser un gatito acomodado, gandul y mamando del momio.

Bastaría un anuncio público dejando claro que el gobierno aplicaría la ley deteniendo a todos los miembros de piquetes que ejerciesen la violencia de cualquier tipo y que serían juzgados y encarcelados, para que se les acabase el chollo a esos parásitos de los sindicatos de clase que no dan un palo al agua y viven como reyes.

¿Cuánto ahorraríamos si se les quita a los sindicatos la pasta gansa que se llevan de nuestros bolsillos? Son cientos y cientos de millones de euros.

Los sindicatos, sin la amenaza de la huelga general y su teórica capacidad para alterar la paz social con sus piquetes matoniles, no son nada y durante años han realizado lo más parecido que nunca se ha visto a una táctica mafiosa para vivir del cuento y sacar pasta. Tras el fracaso de la huelga de funcionarios  a lo mejor suena la flauta y comienza a cerrarse el grifo de los dineros públicos.

He leído algunas crónicas sobre la huelga de ayer, la de Público es la repanocha. Desde hace años han denominado a los piquetes coactivos con eso de piquetes informativos. Público describe la actividad amedrentadora de los piquetes en Madrid con estas maravillosas palabras:

Los refuerzos procedían de los juzgados de Plaza de Castilla y del Ministerio de Industria, donde ya habían intentado ejercer presión informativa.”

Me moriré con las ganas de saber por boca de un mandamás sindical cómo se ejerce presión informativa, aunque me lo malicio pues más de una vez en mi vida he recibido esa presión informativa y era del tipo “Esquiról de mierda, te vamos a quemar, si entras a trabajar no saldrás enterito”.

Lo más chistoso de la crónica de Público es cuando cuenta la reacción de los agentes informativos del piquete pertenecientes a UGT y CCOO que se acojonaron al oír gritos pidiendo la dimisión de ZP.

Sin embargo, la confluencia con otros sindicatos, como CSI-CSIF, USO o el de la Agencia Tributaria Siat, hizo que surgieran las primeras recriminaciones al Gobierno. "Zapatero dimisión", coreaban los sindicatos sólo de funcionarios. Los ugetistas y comisionistas se apartaron rápidamente. "Esta manifestación no es contra el Gobierno. Es contra su política económica, para que la cambie", decía Enrique Fossul, secretario de CCOO para la función pública”.

Esos tíos oyeron los gritos y pensaron que como se enterase ZP les quitaría el momio y se acojonaron apartándose de los gritones anti ZP. Esos son los sindicatos desclasados.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres