Blogia
Sahumerios y arrebatos

Empleos saludables y sostenibles para jubilados.

Hoy se publica la noticia de una evidencia, el hecho de trabajar en algo después de la jubilación es bueno para la salud. En cuanto que ZP lea el estudio y dado que su principal preocupación, tras la salud del planeta, es la salud de sus gobernados, alargará la edad de jubilación a los 78 años porque es bueno para ellos y lo que es bueno para la salud de la gente ZP lo pone en el BOE.

El Mundo publica un artículo titulado “Los jubilados que siguen trabajando tienen mejor salud”, el estudio llega a dos conclusiones obvias, pero no está mal que nos las recuerden. Primero, que los jubilados que trabajan a tiempo parcial padecen menos enfermedades graves, y segundo que su salud mental es mejor siempre que no estén sometidos a estrés.

Dado que si ZP pone a trabajar a los jubilados los parados se verían abocados al paro de larguísima duración, solo hay una solución, que Zapatero cree un par de millones de empleos verdes, saludables y sostenibles para jubilados. Es hora de aportar ideas, y yo como siempre quiero aportarle a ZP mi granito de idea. Aquí va una manita de cinco.

1-. En un proyecto de esta envergadura, el primer semillero de empleos sería el correspondiente observatorio para el que propongo el nombre de OJEADOS (Observatorio de Jubilados Empleados en Actividades Débilmente Onerosas y Sostenibles), qué menos que seis mil ojeadores jubilados más otros quinientos para que ojeen a los ojeadores, total ocho mil, y no me equivoco en la suma.

2.- La segunda mina de empleos para jubilados que propongo conjuga las dos principales preocupaciones de ZP, la salud del planeta y la de sus súbditos, digo conciudadanos. Se trataría de aprovechar la vieja costumbre de los jubilados de echarle migas o grano a las palomas y hacer que los sustentadores colombófilos fuesen anotando a lo largo de los años el comportamiento de las palomas a la hora de picotear, de volar, de beber y de estar posadas para demostrar el impacto del cambio climático en la vida de las palomas.

3.- Emplear a los jubilados como testigos climáticos, colocándoles un collar microcomputerizado que envía los datos de la actividad del jubilado junto con los de la temperatura vía satélite pudiendo demostrarse irrefutablemente que el calentamiento climático provocado por el cambio global es un hecho. Imaginen que se tabula el número de veces que los jubilados van a mingitar y se descubre que por cada medio grado que sube la temperatura media la frecuencia de mingitaciones se multiplica por un factor significativo. Esa sería la prueba definitiva.

Tendríamos de este modo unos medidores estupendos del desastre climático, serían accesibles sin tener que irse a la banquisa ártica ni andar poniéndoles collares a cientos de osos.

4.- Emplearlos como promotores de una nueva industria funeraria sostenible. Hoy en día un entierro emite mucho CO2 a la atmósfera, por ejemplo el coche fúnebre podría ser un carrito tirado por jubilados, hacen ejercicio, trabajan y minoran las emisiones de CO2.

5.- De todos es sabido que los jubilados son viejos y los viejos tosen mucho, se les podría aprovechar dotándoles de un mini aerogenerador que deberían llevar siempre delante de la boca y con cada tosido estarían generando una electricidad no contaminante y muy necesaria. Que te paguen por toser es algo que estimularía mucho a la generación jubilada.

Y de momento esto es todo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres