Blogia
Sahumerios y arrebatos

Garzón, de juez a delincuente prevaricador.

Yo me alegro aunque no seré de los que brindarán con cava por la sentencia que convierte a Garzón de juez en delincuente prevaricador. Garzón, a lo largo de su carrera ha hecho cosas buenas y cosas malas y delictuosas, y no vale el argumento tan repetido de que es un tipo defensor de la democracia y eso lo convierte en honesto a perpetuidad, porque todo delincuente, todo prevaricador, hasta el momento en que cometió el delito fue el más honrado de los hombres, Garzón también, habrá pues que reconocerle que hubo una época en que no fue un delincuente prevaricador.

El fallo del juicio es bueno para la democracia, es estupendo para el estado de derecho, es genial para la justicia, es incluso maravilloso para la justicia poética y sobre todo es fantástico para poder seguir apelando a la verdad que encierra eso de que quien a hierro mata a hierro muere, porque no puedo olvidar la puñalada que le dio Garzón a su amigo Liaño cuando lo condenaron por prevaricación. A día de hoy Liaño ha sido vindicado por el tribunal de Estrasburgo, mientras que Garzón a día de hoy es un delincuente prevaricador.

Garzón delinquió, ha sido juzgado y condenado, será expulsado de la carrera judicial, me congratulo porque desde hace ya años no ha parado de aprovecharse de su puesto en su propio beneficio mediático y pecuniario y en beneficio del poder de turno. Ha sacado mucha pasta Garzón, ahora que la disfrute.

Y aun espero que se le enjuicie por prevaricación por haber jugado a mantener dormido el sumario del caso Faisán. Vaya en paz.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres