Blogia
Sahumerios y arrebatos

Aun sin derecho al cabreo grito ¡Zapatero, dimite, te importamos un ardite!

El giro copernicano de ZP tras el bestial empujón que le dieron hace no tanto el Obama, la Merkel y el gran francés entre otros y que le hizo caer de la burra pródiga y optimista en la que andaba encaramado, nos ha traído un paquete de medidas que más que paquete es un estacazo de medidas. Cualquiera puede alcanzar a comprender que si el Gran Derrochador hubiese visto la luz hace uno o dos años y no hubiese tirado tantos miles de millones por el desagüe del compadreo altamente productivo en votos y en fama de progresista solidario y salvapleneta, hoy no tendría que joder a tanta gente para recortar 15.000 millones de euros, pues ya los tendría ahorrados.

Es cierto que el barco hace agua a tal velocidad que peligra y debemos ponernos a achicar como posesos, pero nadie nos puede impedir que mientras achicamos agua despotriquemos contra el capitán del barco que nos hizo chocar contra los arrecifes a pesar de las advertencias que muchos le hacían de que íbamos directos a las rompientes. Tenemos derecho a estar cabreados  y a gritarle a ZP que puede aumentar la flotabilidad del barco tomando otras medidas y a demostrarle al incapaz y rumboso capitán nuestro cabreo exigiéndole, voz en grito, que dimita ipso facto.

 Pero hasta eso nos quieren quitar. Tras amargarnos la existencia llevándonos a la hecatombe, ahora nos quieren quitar el derecho al cabreo, y por eso, están aplicando el nuevo dogma etiquetado como Dogma progre número 143 que dice que “
Puede que Zapatero haya reaccionado tarde, pero es de irresponsables antipatriotas hacerle reproches, y protestas porque criticar y pedir responsabilidades ahora a Zapatero significa torpedear el esfuerzo y la misma salida de la crisis”, El País ha publicado un editorial titulado “Sería un error”, en él predica que cabrearse ahora no solo es malo sino un enorme error que hará imposible la recuperación de la economía.

Comienzan con una apabullante admonición a los sindicatos sin clase UGT y CCOO para que ni se les ocurra montar un pollo ya que “
Los sindicatos cometerán un grave error si ceden a la tentación de una respuesta exasperada.” Y si eso no fuera suficiente nos leen la cartilla a todos:

Además, la recuperación de la economía y la creación de empleo se convertirán en tareas imposibles si al recorte de la inversión pública se añade un clima de malestar social”.

Queda claro, no debemos demostrar nuestro cabreo, no debemos sentirnos molestos, tenemos que agachar la cabeza musitando el mantra “
Si buana, te seguimos ZP, tu nos guías con mano firme y contigo evitaremos el desastre” mientras guardamos el cabreo para cuando gobierne la derecha.

Yo ejerzo mi derecho al cabreo gritando en la Internet y pronto en la calle:
¡Zapatero, dimite, te importamos un ardite!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres