Blogia
Sahumerios y arrebatos

40% menos de calentamiento, planeta salvado a coste cero.

Nos han repetido hasta las arcadas acojonadas que el planeta se iría al carajo por culpa del calentamiento climático del cambio global. Nos han predicado que la salvación estaba en gastar cientos de miles de millones para conseguir reducir el CO2 y de paso minorar en un grado centígrado el calentamiento previsto en los modelos computacionales de los científicos pro calentamiento. La máxima aspiración de los firmantes del Protocolo de Kioto es reducir ese calentamiento previsto en un 50% o algo menos y eso se conseguiría tirando a los bolsillos de algunos miles unos cuantos miles de millones. Ya se ha conseguido reducir en un 40% el calentamiento global antropogénico y sin gastar un dólar ni reducir un adarme el CO2, el planeta está salvado, ¡aleluya!.

Ese gran logro para la humanidad lo ha conseguido Phil Jones, ex-director de la Climatic Research Unit (CRU), uno de los científicos prominentes del panel de la ONU, el IPCC, uno de los que convencieron a la caterva política mundial del calentamiento antropogénico, uno de los protagonistas del Climategate que en declaración ante la comisión de ciencia y tecnología del Parlamento Británico ha reconocido que el 40% del calentamiento afirmado no era tal, sino una pifia cargada de falsedad originada por las llamadas islas urbanas de calor, o dicho de otro modo, las temperaturas tomadas en centros urbanos son más altas debido al calor que emiten esas ciudades y que ese efecto lo habían aprovechado para que pareciese que el planeta se calienta sabiendo que eso era falso.

Fíjense de qué forma se consigue salvar el planeta sin gastar un duro, sentando en el banquillo a un científico calentólogo acojonador y falaz y haciéndole cantar y eso que los del Parlamento Británico lo trataron con guante de seda.

La mejor forma de reducir el calentamiento previsto en los informes falaces del IPCC es revisar todo desde el principio y a partir de los datos en bruto no manipulados ni sesgados. No costaría gran cosa conseguir ese objetivo y muchos científicos ya comienzan a pedir que se haga eso. Los químicos de la Royal Society of Chemistry (RSC), que son unos cuantos miles, han remitido al Parlamento Británico un informe en el que dicen en el punto 13:

Tal y como se ha expuesto en la revisión que se ha llevado a cabo, es necesario investigar el intercambio de correos electrónicos que fueron descubiertos, junto con otra información del CRU, y que son pertinentes para establecer si los datos han sido manipulados o borrados. Esto no es sólo necesario para identificar cualquier comportamiento inadecuado, sino también para verificar los resultados que se han publicado.  Todo esto es vital para el esclarecimiento de la gravedad de los actos llevados a cabo por los científicos del CRU implicados, es decir, se debe saber si se trataba de una forma incorrecta de proteger su trabajo o de una manipulación maliciosa de datos.”

Si esa revisión se lleva a cabo es muy probable que se reduzca el calentamiento en su totalidad, ya que las manipulaciones de los datos de base han sido tantas que se puede salvar el planeta con solo revisar lo que los acojonadores climáticos nos han dicho. No olvidemos que en un pis pas hemos reducido el calentamiento en un 40%.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres