Blogia
Sahumerios y arrebatos

El País, Garzón y el caso pasmoso del misterioso L.B.

El fiscal anticorrupción le ha dado un estacazo fiscalizado al juez Garzón dejándole con las garzonadas al aire. Le ha dicho que los grandes y aviesos imputados del PP son unos angelitos porque el juez no los había tostado lo suficiente en la parrilla inculpatoria como para mandarlos al Supremo y estaban crudos. Dado que los efectos colaterales del estacazo han asolado la redacción de El País, portavoz oficial del juzgado de Garzón especializado en hacer públicos los sumarios secretos del juez que veía alborear cuando amanecía, ha salido hoy el buque insignia de PRISA con ganas de enmendarle la plana al fiscal, con ánimos para echarle una mano a Garzón y con ínfulas detectivescas gracias a las que ha logrado descubrir quién es el misterioso L.B., clave del asunto.

La súper magnífica labor de investigación hecha por El País descubriendo la identidad del misterioso L.B. ha descojonao a Hércules Poirot, ha dejado con la boca abierta al mismísimo Sherlock Holmes, tiene a Colombo desubicado y con flato por la risa, a Jessica Fletcher le ha dado un ataque de celos, Philip Marlow se ha tenido que trasegar 4 botellas de bourbon y 12 cajetillas de rubio, a Monk le ha significado un destrozo sicológico tan atroz que le ha quitado todas sus manías, solo el inspector Clouseau ha declarado que lo de El País son solo ganas insanas de sacar diamantes del culo de una cucaracha. Él sabrá que ha querido decir.

Y seguro que todos ustedes estarán en tensión esperando conocer cómo ha logrado El País descubrir al misterioso L.B., pues bien, para hacer que sus saberes al respecto sean poseedores de todos los detalles pueden leerse el artículo sobre al asunto que versa sobre el tema y que titulan “El misterioso L. B.

Para comenzar por el principio debemos entender que si los colombos de El País titulan declarando que la identidad del tal L.B. es un misterio, pero a su vez en portada cambian el título por otro más imputador que dice “Las iniciales de Bárcenas aparecen en documentos de la trama” significa que en los minutos transcurridos entre la elaboración de ambos titulares descubrieron que el misterioso L.B. es Luis Bárcenas. Lo asombroso es ver cómo lo hicieron ellos solitos sin ayuda de Maigret. Agárrense que esto les va a anonadar por la seguridad jurídica que aporta.

El informe enviado por la policía que sugería la implicación de aforados nacionales del PP, recoge la existencia de documentos en los que figuran las iniciales L. B. y el apodo El Cabrón que los propios agentes atribuyen a Luis Bárcenas, senador y tesorero del partido. Además, el nombre de Bárcenas ha sido mencionado una vez durante los interrogatorios y declaraciones que hasta ahora ha practicado Baltasar Garzón.

1.- En un informe de la policía aparecen las iniciales L.B.

2.- Aparece el apodo El cabrón.

3.- Los agentes atribuyen el apodo a Luis Bárcenas. No dicen que han probado que lo sea, sino que se lo atribuyen.

4.- El nombre de Bárcenas ha sido mencionado una vez en los interrogatorios y declaraciones. Por cierto no puede haber sido mencionado una sola vez si lo fue en declaraciones y en interrogatorios, al menos debió ser mencionado dos veces, una en declaraciones y otra en interrogatorios, pues en caso contrario no sabemos a santo de que aparecen ambas cosas.

Si fue mencionado sólo una vez deberían haber dicho que fue mencionado en unas declaraciones, o que fue mencionado en unos interrogatorios, pero si fue mencionado en unas declaraciones y en unos interrogatorios no pudo ser mencionado solo una vez. Este detalle se les ha pasado a los Holmes de Prisa, pero es que no pueden estar en todo. Este descubrimiento mío de que fue mencionado dos veces lo hace el doble de culpable, evidentemente.

5.- El País no aclara si la mención del tal Bárcenas fue porque un interrogado comió con él, porque se lo encontró por la calle y hablaron del resultado del partido, porque le acusó de haber matado a la viejita del paso cebra o porque trincó 4 millones de euros de la trama de la corrupción. Solo fue mencionado, cosa que prueba irrefutablemente que Luis Bárcenas aparece mencionado en el sumario.

Yo creo que está claro que cualquiera puede concluir que el misterioso L.B. es Luis Bárcenas y que el fiscal es un vendido por no hacer caso a Garzón y que el juez amanecedor y su portavoz secreto jamás han hecho imputaciones que no imputan porque El País ha demostrado sin ningún género de duda que el misterioso L.B. es Luis Bárcenas.

Con pruebas de ese calibre, mañana Garzón puede empitonar y enjuiciar a Viriato por lo que les hizo a los romanos o a Romanones por aquello que sucedió aquella vez.

Fuentes solventes acaban de informar a la limpiadora de Coña Press que las iniciales L.B. corresponden a un tipo que tiene las iniciales L.B., dato este que aportamos a Garzón y a El País por si le sirve de ayuda en su investigación.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres