Blogia
Sahumerios y arrebatos

Malo, si El País la alaba, la reforma es una filfa.

Desde ayer tarde vengo leyendo lo que se ha publicado sobre la reforma laboral de Rajoy. Tras mucho trajinar periódicos me quedé con la sensación de que ahí había gato encerrado, de que se non è vero, è ben trovato (PL). Siguen resonando por mis intersticios sinápticos sones de mosqueo, hay cosas que no me cuadran aunque no pueda explicitarlas. La principal es que no he visto por ningún lado que se diga que Rajoy ha laminado a los sindicatos, si Rajoy no acaba con el momio mil millonario de los sindicatos de clase desclasados es que algo falla.

Esta mañana termino mi peregrinaje por los periódicos tras conseguir llegar por impensados vericuetos al editorial de El País. Resulta que ahora no se puede llegar a la sección de opinión de El País salvo que uno encuentre por ahí el enlace, recomiendo lo más fácil, poner a buscar en Google El País opinión y se llega.

Pues bien, reconociendo que muy pocas veces me ha dejado anonadado un editorial de El País, el de hoy lo logra y de sobra. Tras mi galimatías neuronal sobre la reforma laboral de Rajoy, llego al editorial de El País que titula “El ajuste va en serio” y subtitula “La reforma laboral aprobada por el Gobierno transmite la voluntad de cumplir con Europa” y ya me voy aclarando. Si El País apoya y hace apología de esa cosa de Rajoy significa que esa cosa de Rajoy es buena para los sindicatos y el PSOE y que debe ser una filfa con visos de paripé montado para convencer a Europa de la agresividad de la reforma.

En su panegírico (PL), los huérfanos del dios laico Polanco dicen:

1.- Primera loa: “en sus grandes directrices, el que aprobó ayer el Consejo de Ministros parece un mensaje contundente a los mercados y a las autoridades europeas de la voluntad de ajuste en España”.

2.-  Segunda alabanza: “La reforma apunta además una nueva cultura de la negociación colectiva. Las empresas y los trabajadores tendrán más margen para negociar los horarios, la jornada laboral y los salarios, y los convenios acordados en ese marco tendrán prioridad sobre los sectoriales.” Si El País dice eso, significa fijo que los sindicatos seguirán controlando todo eso que dicen que ahora controlarán empresarios y trabajadores.

3.- Tercer parabién: “la posibilidad de descuelgue de los convenios sectoriales o territoriales puede permitir a las empresas y a los trabajadores intercambiar salario por empleo; la destrucción de empleo, el primer problema del ruinoso mercado de trabajo español, podría cauterizarse así con eficacia.” Qué fuerte, El País diciendo que Rajoy va a cauterizar con eficacia el paro. Malo.

4.- Cuarto halago: Dice El País que Rajoy ha avanzado al precisar las causas objetivas de despido.

5.- Quinto encomio: “reviste cierto interés el condicionar las prestaciones de paro a la prestación de servicios a la comunidad.”

6.- Sexto agasajo:  “Una buena parte de la contratación que propone el Gobierno es bienintencionada”.

7.- Séptima lisonja: En referencia al nuevo contrato para las pymes llamado contrato indefinido estable dicen que “es tan ventajoso que resulta probable que acabe desplazando a los demás.”

8.- Octava coba: “En síntesis, la reforma es profunda y significativa”.

Ya lo tengo claro, mi mosqueo estaba justificado, la reforma no es lo que parece porque El País la pone por las nubes, no sé en qué lugar han encerrado al gato pero seguro que está por ahí. Ahora solo falta ya que los sindicatos monten un cuarto y mitad de huelga general, eso confirmaría el paripé.

Estamos pues ante una nueva variante del gran descubrimiento que nos dejó en herencia Giuseppe Tomasi di Lampedusa en su novela El gatopardo,  “Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie” y habría que añadir que Rajoy lo está consiguiendo.

Una malicia final. ¿Alguien ha leído por algún lado que se vaya a reducir con la reforma el número de sindicalistas que cobran por no dar un palo al agua, vulgo liberados? Los sindicatos lanzaron un mensaje a Rajoy que este ha captado, “sigue dándonos pan y te dejamos que de vez en cuando nos digas tontos”.

Se nota que le tengo una cierta inquina a los sindicados sin clase, pero es que es muy gordo que te digan que sacan pasta de los ERE, de mandar gente al paro, que para ellos ZP era un bendito, que mandó a tres millones al paro y no abrieron el pico, lo único que hicieron los sindicatos fue poner el cazo y tener la boca cerrada, con sindicatos así no necesitamos aviesos empresarios.



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres