Blogia
Sahumerios y arrebatos

Donde Iñaki Gabilondo dice Garzón lea usted Liaño.

La progresía carpetovetónica está que no cabe en sí de furor uterino y hasta de furor prostático viendo que a su juez estrella, Garzón, lo van a juzgar y con suerte lo van a estrellar. Desde atentado a la democracia, a última víctima del franquismo, desde vendetta a ajuste de cuentas, la justicia no es justicia con Garzón, es mera venganza, dicen y todo porque es sabido que un progre se puede equivocar, si aprietas mucho, hasta puede cometer algún exceso, pero jamás, nunca jamás puede cometer un delito porque los progres no delinquen y eso es así y vale ya, por tanto Garzón es inocente, no porque no haya cometido delitos sino porque al ser progre sobrevenido es imposible que delinca aunque cometa algún delito.

Viendo el aquelarre victimario que han montado los progres rojos de izquierda con valores de progreso, sobre todo en El País, me viene a las mientes el caso del juez Gómez de Liaño, un tipo honesto donde los haya que osó iniciar una investigación sobre los trapicheos económicos del dios laico Polanco con Sogecable y la empresa de su tele de pago. Jamás lo hiciera,  fueron a por él, consiguieron que lo condenaran aunque luego, en 2008, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminase que aquello no fue un juicio imparcial, vamos que había otras connotaciones de parcialidad, y la de Bacigalupo hizo historia.

Hoy, en su púlpito videográfico, hace Iñaki Gabilondo una defensa de Garzón. Yo solo he cambiado el nombre y donde él dice Garzón yo pongo Liaño, y donde él dice Gurtel yo pongo Sogecable y así sí aplaudo lo que dice Iñaki, miembro de la secta prisáica, en aquellos tiempos en la SER, que crucificaron a Liaño, él y el resto de Prisa son los que ahora llama hacedores de autos sacramentales, de vendettas de miserables mediocres envidiosos. Y por cierto, no se puede olvidar que uno de los que apuñalaron por la espalda a su antiguo amigo Liaño fue precisamente Garzón, que solo por aquella vil jugarreta se merece todo lo que le pase.

Esto dice Iñaki con esos dos términos cambiados:

Lo han logrado, por fin está Liaño en el banquillo de los acusados, acusado nada menos que de prevaricación, lo han logrado. Lo han logrado todos los que desde hace algún tiempo venían guardándosela para este ajuste de cuentas que no es otra cosa lo que hoy comienza. Vimos muy pronto como se iban invocando los errores de Liaño para construir esta especie de gran auto sacramental que es el que hoy se inicia. Cuando comenzó a investigar el caso Sogecable es cuando comenzaron sus desgracias. Se movilizaron porque él se puso a investigar el caso Sogecable, si no, no se hubieran movilizado, y se movilizaron todos en esa familia de la justicia que se la tenía guardada hace tanto tiempo por eso, porque se la tenía guardada hace muchísimo tiempo.

Una vendetta que desde tiempos atrás se iba viendo construir y que finalmente hoy llega a el gran éxito. No sabemos ahora si será condenado o no, pero está siendo condenado ya. Sentarle en el banquillo era ya condenarle, acusarle de prevaricación era ya condenarle. Si luego, además, se le condena se le inhabilitará como juez, que será ya la satisfacción definitiva. Cuanta miseria, cuanta mediocridad, cuanta envidia se esconde detrás de esta acción.”

Sic transit gloria mundi, Garzón (PL). Y me alegra, lo digo con razones, la justicia poética que permite que quien con sumarios ha matado civilmente, con sumarios muera civilmente. Garzón ha hecho algún bien, no lo discuto, y mucho daño, Faisán incluido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres