Blogia
Sahumerios y arrebatos

La incoherencia como valor de progreso.

Que la izquierda tiene valores es un hecho y quien diga lo contrario miente. Que la derecha no tiene valores es un hecho y quien diga lo contrario miente. Que la coherencia es uno de los valores de la izquierda es un hecho y quien diga lo contrario es del PP. Que la incoherencia es uno de los valores de progreso de la izquierda es un hecho que confirma el derecho de la izquierda a tener como uno de sus valores una cosa y su contraria si así le apetece, y vale ya.

Menudo pifostio se ha montado por algo tan normal como que el ministro Blanco diga que el nuevo impuesto Rubalcaba de patrimonio afectará a 90.000 ricachones, que el candidato Alfredo Pe Punto diga que afectará a 300.000 ricachones y que la vice Salgado diga que la dieta mediterránea es buena para salir de la crisis.

Queda claro que la incoherencia aparente que denota esa situación es mero espejismo puesto que lo que demuestra es que en la izquierda la coherencia incoherente tiene un arraigo finisecular (PL) y deja bien claro que en el PSOE se da un debate de ideas abierto y que intenta recoger todos los matices mientras que otros se dedican a crispar.

Además si uno analiza bien el asunto detecta algo maravilloso, el denodado esfuerzo que está haciendo Rubalcaba para que si a él le joden obligándole a pagar el impuesto qué menos que se jodan con él 300.000 más en lugar de esa mísera cantidad de 90.000. Rubalcaba es un tipo asquerosamente rico, un capitalista de los de puro Cohíba con más de un millón de euros y solo tiene un problema, que no sabe hacer de pobre proletarizado aunque lo intenta.

Será interesante ver si al final el impuesto queda de tal manera que el ricacho de Rubalcaba queda exento, algo muy probable, ya que él hace la ley o mejor él le manda a ZP lo que tiene que hacer.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres