Blogia
Sahumerios y arrebatos

Para Blanco, conocer las cuentas es un juego.

Esto ya es la repera tirando a cuchufleta. El nuevo ministro portavoz, excelentísimo y sapientísimo señor Blanco, considera un juego el que se estén revisando las cuentas en ciertas comunidades autónomas para conocer el estado real del desastre.

Primero nos meten donde nos meten, gastan lo que no tienen, se endeudan hasta las cencerretas, mienten en los datos que comunican y cuando alguien va y dice, oiga que donde el ex presidente autonómico de Castilla-La Mancha, Barreda, dijo que habían 700 millones en facturas sin pagar realmente hay 1.742 millones va el gran Blanco y recrimina a quien aporta esa información diciéndole que no es momento para juegos.

Menudo portavoz tenemos, ese sí que sabe esconder basura bajo la alfombra y hostigar a quien ose mirar bajo ella.

Pero como el gran Blanco es mucho portavoz, no se contentó con calificar de juego el estudio e información sobre el estado de las cuentas, es que tuvo la desfachatez, el muy desfachatado, de apostillar que lo de los mil millones más en facturas sin pagar que han aparecido en Castilla-La Mancha como resultado de descubrir una de tantas mentiras de Barreda, eso es una mera “situación coyuntural”. ¡Hay que joerse!

Estos frescales que nos gobiernan son la repera, tienen más rostro que superficie el desierto de Gobi. Pero ahí los tenemos, jugando con nosotros, ellos sí que juegan, y con un cinismo rayano en la obscenidad. Ya sabemos pues que aquí no pasa nada salvo que los memos del PP juegan a la política con meras situaciones coyunturales, mil millones de euros es una fruslería de progreso, tres trajes una tragedia corrupta nacional, y así nos va.

Al final, y por culpa básicamente de los alfeñiques mojigatos del PP, conseguirán los muy gazmoños que por no saber tratar los de los trajes de su barón valenciano, sirvan de justificación de todas las tropelías del PSOE, porque de todos es sabido que moralmente, éticamente y políticamente es muy mucho más grave el que le regalen tres trajes a Camps que las calamidades sin cuento, incluidas corruptelas, de los barones del PSOE, de ZP, de Rubalcaba, de Salgado y demás.

Con lo fácil que hubiese sido que fuese el propio Rajoy quien echase a los leones a Camps y asunto resuelto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres