Blogia
Sahumerios y arrebatos

Rubalcaba, la gran esperanza roja y de ETA.

En el PSOE pintan lágrimas, están los pobres bajo el shock del domingo y sin embargo tienen claro que no han hecho nada malo salvo no haber sabido hacer valer sus argumentos ante el electorado. Por tanto es evidente que hay que preparar las generales para ganarlas y las ganará quien consiga la rendición total de España a ETA, y ese es Rubalcaba, no Carma Chacón, pero solo porque a Chacón se le notaría más que a Rubalcaba.

En la coyunda de años de ZP con la ETA, Rubalcaba ha ejercido de mamporrero, de él sería el mérito una vez retirado el partenaire oficial de la ETA y será él quien disfrute de las mieles que hasta ahora paladeaba Zapatero. Si a todo eso le unimos el hecho de que posee en exclusiva toda la producción de SITEL, no cabe duda de que Rubalcaba es el candidato ideal y por tanto la gran esperanza roja de progreso.

El País, valedor a ultranza de su hombre, no olvida que Rubalcaba les ha sido fiel durante todos estos años en el poder, no como ZP que les puso los cuernos obscenamente con Mediapro, La Sexta y Público. No hay más que hablar pues, El País tiene claro que sería un desastre que el PSOE obligase a Rubalcaba a contender en unas primarias, alguien como el mamporrero oficial de ETA y ZP no merece esa desconsideración, él se ha ganado la proclamación por aclamación y vale ya.

El País dedica un editorial a proclamar el mensaje de la perversidad de las primarias en el PSOE, lo titulan “Doble emergencia” y ni más ni menos que nos dicen que   hay que encumbrar a Rubalcaba sin más trámites para asegurar así la estabilidad en España, tiene bemoles.

Abrir unas elecciones primarias en las que presumiblemente dos candidatos, miembros ambos del actual Ejecutivo, se enfrentasen por las agrupaciones socialistas de toda España supondría un riesgo incontrolado y un obstáculo añadido a la responsabilidad primera del Gobierno,

Con Rubalcaba aclamado Josu Ternera estaría más cerca de ser por fin titular de la cartera de Interior. No debemos olvidar el hecho de que es Rubalcaba y no Chacón el que se conoce al dedillo la hoja de ruta de Zapatero al infierno y que es Rubalcaba, no Chacón, el candidato deseado por ETA, y que fue ETA la que exigió su nombramiento como ministro de Interior y ZP les dio en el gusto. Esos méritos no se deben echar en saco roto.

ZP y Rubalcaba han cumplido su parte de la hoja de ruta al infierno, pero aun les queda que poner en marcha otros acuerdos incluidos en la misma, iremos viendo cómo la ignominia hecha alta traición campa por nuestras pesadillas de la mano del TC que está para hacer lo que tiene que hacer, como ya ha hecho.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres