Blogia
Sahumerios y arrebatos

Baches y socabones.

Ayer volví de Sanlúcar de Barrameda a Murcia tras una semana y media de vacaciones. Hice con mi Suzuki 700 el viaje por autovía, en su mayor parte por la A92 que va desde Sevilla a la frontera con Murcia. Esta autovía tiene muchas cosas curiosas, como una salida de la autovía que da a la entrada de una finca y solo a eso y que tenía unas grandes puertas cerradas a tan solo 40 metros de la autovía. No obstante lo más curioso es la forma que tienen los gestores de esa vía de la Red de Carreteras de Andalucía para tratar con los socabones, con B.

Esa autovía A92 es famosa por el apelativo de “La autovía de los maletines voladores”, en referencia a la pasta  que voló durante su construcción y no se materializó en una obra civil como Dios manda. Yo, desde que la utilizaba hace ya muchos años la llamo “La autovía de los socabones”, con B se socabrones. En aquella época, al llegar a la zona de Guadix había un cartel muy grande que decía “Atención baches en 50 kilómetros”, y el cartel estuvo años, los mismos que los socavones.

Durante años, por la zona del Puerto de la Mora solo había dos carriles porque los otros dos habían desaparecido en un desprendimiento y así estuvo años. Con esto quiero decir que el mantenimiento de esa autovía debe ser el más barato de la galaxia.



Y por lo que veo, sigue siendo igual de barato, a lo largo de toda la autovía hay montones de señales como la que se ve en la foto que hice ayer a la altura de Baza. Si aparece un socabón lo arreglan con seis euros, dos para una señal de limitación de velocidad a 80, otros dos para la señal de “peligro socabón” y otros dos para la señal de fin de la limitación. Las señales están ahí meses y meses y problema resuelto.

A eso se le llama eficacia de progreso con valores de izquierda.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres