Blogia
Sahumerios y arrebatos

Más mentiras, ¡es la guerra!


Estos alegres chicos y chicas del PSOE, portadores a coscoletas de valores de progreso, están que se salen. Abominaban y aun abominan de la guerra de Irak porque se hizo a caballo de las mentiras masivas, pero ahora que ya no abominan de la guerra y han conseguido meternos en una con papeles de la ONU, eso les mola tanto que no cayeron en la cuenta de que ellos no hacen guerras, así que cuando van a una se les enciende la bombilla de las ideas mamarrachas y cambian el discurso para convencer al personal de que la guerra a la nos ha llevado ZP, el guerrero del puño y el misil, no es una guerra, y ¡vale ya!

Ya sabemos que la guerra de Libia no es lo mismo que la guerra de Irak por muchos motivos, pero el principal nos lo ha dicho la  ministra de Exteriores Trinidad Jiménez:

No estamos exactamente en una guerra sino en el cumplimiento de una resolución de la ONU que nos pide a los países que formamos parte de la coalición que se establezca una exclusión aérea para tratar de evitar que las fuerzas del régimen Gadafi bombardeen a la población libia

Hemos visto a los aviones de la llamada coalición bombardear Libia, hemos visto a los libios disparar sus armas antiaéreas contra esos aviones, hemos visto los resultados de esos combates y eso es una lucha armada entre una nación, Libia, y un grupo de naciones. Si ahora nos vamos al diccionario y buscamos la definición de la palabra guerra nos dice que es la “Lucha armada entre dos o más naciones”.

Ahí tenemos que según la Real Academia de la Lengua, lo que ocurre en Libia se llama guerra, si Trinidad Jiménez dice que eso no es una guerra doña Trinidad Jiménez miente, sabe que miente y encima lo hace estúpidamente.

Estos mozuelos y mozuelas de progreso han debido ver recientemente la película Los hermanos Marx en el Oeste y no cesan de animarse los unos a las otras con la histórica frase de Groucho “¡Más mentiras, es la guerra!” ¡Qué tropa!

Debo decir que Rubalcaba, en la jornada de reflexión de las elecciones de 2004, erró en su famosa frase, pues debería haber dicho “España no se merece un gobierno del PSOE que no mienta”. Y nos merecemos un gobierno que nos mienta porque nos mienten, sabemos que nos mienten y solo alcanzamos a quejarnos con un “Jijiji jajaja aquí no pasa ná, salvo que Aznar nos metió en la guerra de Irak”

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres