Blogia
Sahumerios y arrebatos

El gran misterio de los ERE contaminados con intrusos.

Desde que yo tuve contacto por primera vez con la administración pública hace ya muchos años, descubrí que para cualquier trámite en el que se exigía la presentación de determinada documentación, los funcionarios responsables revisaban esa documentación para ver si mis papeles demostraban que cumplía los requisitos y si el trámite solicitado era factible o no lo era. Pero eso que uno creía que seguía siendo igual ya no valía con los ERE que debía aprobar la junta de Andalucía y por un motivo.

Se aprobaron sin detectar ningún fraude, y ahora, a la vejez, cuando se ha descubierto el pastel, los funcionarios de la Junta se ponen a revisar ERE y no paran detectar casos de fraude a porrillo, la pregunta es ¿por qué no los detectaron antes de aprobarlos?

Uno se pregunta cosas demasiado abstrusas como estas:

Si para considerar que una persona X es merecedora de las ayudas de un ERE, esa persona debe estar trabajando en la empresa y cobrar en proporción al tiempo que lleva en ella trabajando, ¿por qué los funcionarios de la Junta no revisaron los documentos sobre altas en la seguridad social y eso de la vida laboral antes de dar el visto bueno? La única respuesta es que si hubiesen hecho eso no hubiesen podido colar tantos casos fraudulentos y algún político habría dado las pertinentes órdenes para ahorrar trabajo.

¿Cómo se tramitaba la documentación de esos ERE?, seguro se metía en un cajón, luego se pasaba a otro, después a un tercero sin mirarla y cuando llegaba a la mesa del político de turno que debía firmar ya estaba todo verificado sin haberlo mirado, porque de otro modo no se explica que algo tan fácil de detectar como que fulanito no ha trabajado en la empresa sujeta al ERE, no se hubiese detectado.

Cuando ya está saliendo todo a la luz de forma forzada, aparece el actual consejero de empleo de la Junta, Manuel Recio, y dice muy campanudo que se va a investigar todo y a continuación nos informa todo serio que defendía la gestión y honorabilidad de sus antecesores. Jamás político alguno dijo mejor que iba a tapar los fraudes de otros, porque si la gestión de sus antecesores dio pie al fraude, no puede defenderla y si va a investigar debe investigar por qué colaron los casos fraudulentos y qué pintaron en ello sus antecesores.

Y si esa labor de encubrimiento no fuese suficiente aparece la prensa progre en defensa de lo mismo, porque da la casualidad de que los fraudes los protagonizan gentes del PSOE y aledaños, y nos machacan con un mensaje doble. Para Público el fraude y la corrupción que supone lo de los ERE nos lo presenta de este modo tan angelical, los ERE están “contaminados”, ¡hay que joerse!

En esta labor Público y El País van de la mano, para El País los corruptos, los delincuentes, los ladrones de dineros públicos, no son calificados de ninguna de esas maneras, para El País tan solo son “intrusos”, ¡manda guevos!

Al final, me apuesto la mitad de lo que no tengo, tendrá razón Chaves, la culpa de los ERE contaminados va a ser de algún mindundi del PP, faltaría más. Y lo dicho, lo que pasa con eso de los ERE es tan solo que se han visto contaminados con algunos intrusos, ¡y vale ya!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres