Blogia
Sahumerios y arrebatos

Ahora sé porqué no tengo tele.

Desde que regresé de Sanlúcar de Barrameda llevo dos meses viviendo en un piso de alquiler, en él no había aparato de televisión y hasta ahora no he comprado ninguno, no siento la necesidad de tal chisme y creo que seguiré sin tele bastante tiempo. Pensaba que no tener tele y por tanto no verla era positivo para mí, pero nunca me paré en buscar razones que justificasen tal decisión. Hoy, por fin, me he enterado de los motivos por los que no tengo tele y que desconocía. Resuelta que no ver la televisión es bueno para el corazón, ¡manda guevos!.

El diario La Razón publica un artículo titulado “Demasiada tele daña el corazón”, en él comentan un típico estudio, en este caso británico, que dice que pasar muchas horas delante de la tele “incrementa en un 48% las posibilidades de fallecimiento y en un 125% los eventos cardíacos”, por tanto ya puedo decir que no tengo tele por motivos de salud cardíaca.

Lo malo es que el dichoso estudio dice que da igual estar esas horas ante la tele que ante el ordenador, y eso ya me ha jodido mi plan de vida porque yo paso esas horas y más ante la pantalla del ordenador, mi gozo en un pozo. Seguiré sin tele pero sentenciado, aunque leyendo entre líneas me entero de que el problema real no es ni la tele ni el ordenador, sino el sedentarismo, uff menos mal.

Seguiré andando mi hora u hora y pico diaria, seguiré sin tele y machacando teclas del ordenador, lo que no tengo decidido es si utilizaré el argumento de que no tener tele previene de los pipirijates cardíacos, bueno sí, lo usaré, porque creo que a los británicos les ha faltado analizar el impacto de la telebasura sobre las enfermedades cardíacas, apostaría la mitad de lo que no tengo a que eso es mortal de necesidad.

Pienso que dado que le tele es perjudicial para la salud, y dado que por ser el tabaco perjudicial para la salud lo han prohibido en lugares públicos cerrados, la tele debería prohibirse por iguales motivos en todos los lugares públicos, no quiero morir de un infarto por culpa de la desidia de Leire Pajín y ZP que solo se preocupan por mis pulmones y no por mi corazón, son rarillos estos salvadores de las personas humanas. Vamos Leire, atrévete a ponerle el cascabel a ese gato, seguro que no tienes el mismo furor preventivo de nuestra salud que el que has demostrado con lo del tabaco.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres