Blogia
Sahumerios y arrebatos

El cuento de nunca acabar de los grandes mamones nacionalistas.

Cuentan los que de eso saben, que uno de los dramas más repetidos en la naturaleza es el que se produce entre los mamíferos en el momento del destete. Ese período es una lucha de intereses en toda regla con mordiscos y zarpazos incluidos, por un lado están los de la madre que considera que ha cumplido ya con sus hijos mamones y necesita todas sus energías y recursos para seguir su vida y volver a procrear, y por otro están los intereses de los grandes mamones para los que seguir chupando teta es lo más cómodo, lo menos peligroso y lo más gratificante, ya que reciben gratis lo que de otro modo tendrían que currarse y por eso se resisten con uñas y dientes a que su madre les dé puerta.

Con esta historia de nuestras pesadillas de las autonomías, naciones y nacionalidades pasa algo parecido, los entes autonómicos son grandes mamones unos, medianos otros y algunos desgraciados siguen siendo pequeños mamones pero todos insaciables y adictos a la teta del Estado de la que quieren mamar más y más cada vez para disponer de pasta que les permita hacer de su taifa un ente dilapidador y un reino de aprovechados, enchufados, corruptos y trincones con mucho glamour, eso sí.

Aun sabiendo que en todas las autonomías cuecen habas, es de reconocer que la catalana siempre va a la cabeza y las demás intentan aprovechar sus sistemas de succión de la teta estatal. Tal y como ya figura en los libros de historia, no hace muchos años, en una noche de humo, nicotina, cafeína y compadreo, ZP y Mas acordaron el estatuto catalán y dentro de él la cosa de la financiación que concedía a la Generalidad el derecho a elegir la teta de mamá Estado que más leche diese.

Tras su aprobación en el parlamento, salió el gran ZP diciendo que por fin se habían satisfecho las reivindicaciones de los catalanes y más en concreto sus necesidades lácteas y que eso duraría decenios. Pero todos sabemos que Zapatero mentía porque la gula de los mamones es inextinguible, y ya al año de aprobarse el estatuto catalán estaban reclamando su derecho a disponer para ellos solos de dos o tres tetas más de mamá estado.

Como los nacionalistas catalanes son unos glotones de aquí te espero, no dejan de reclamar leche y más leche le den la que le den, y puestos a pedir, el futuro presidente de la Generalidad, Mas, sale diciendo que va a exigir para Cataluña el concierto económico tipo País Vasco, que no deja de ser el disponer de un ama de cría para ellos solos de forma que no tengan que compartir ni una teta de la amamantadora. El mismo Mas que acordó el actual sistema de mamoneo ya está pidiendo más y así seguirá la cosa hasta que alguna vez consigamos destetar a los grandes mamones, momento en que a lo mejor los medianos y pequeños podrán echarse un par de tragos más al coleto. Pero no nos caerá esa breva.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres