Blogia
Sahumerios y arrebatos

Sentencia progre, Belén Esteban es facha y peligrosa.

Uno no gana para sustos, cuando ya tenía analizado el fenómeno basuriento de Belén Esteban y me había convencido de que la chica no deja de ser el opio del pueblo que reparte la progresía, entre otros opiáceos sociales, para tener a ese pueblo domeñado, atontado y adormecido mientras se nos caen todos los palos del sombrajo, resulta que estaba yo equivocado, que Belén es una facha peligrosa que está implicada en un proyecto de construcción cultural del fascismo, o sea que es la princesa facha del pueblo.

No  se trata de que hayan descubierto a doña Belén con un ejemplar de Mein Kampf bajo el brazo. Tampoco la han fotografiado portando una bandera preconstitucional. Nadie dice haberla visto con el brazo en primer tiempo de saludo, no se trata de eso. Un cardenal de la iglesia progre ha dictaminado que Belén Esteban es una princesa fascista porque va repitiendo por ahí eso de “Yo por mi hija mato”, que es equivalente a gritar “Yo por mis esencias mato”.

Es de todos sabido que la diferencia idiosincrásica más relevante que existe entre la derecha extrema, encarnada hoy por el PP y la izquierda de progreso es que aquellos portan y defienden esencias tipo Dios, Patria, imperio y similares, mientras que la izquierda porta y defiende valores. Por tanto, si Esteban defiende sus esencias y avisa que por ellas matará, es prueba de que está encarnando el populismo fascistoide.

El cardenal progre se llama Josep Ramoneda y su sentencia aparece en El País con un título que lo dice todo “La construcción cultural del fascismo”. Las pruebas que avalan la sentencia que condena a la Esteban por fascista son de este tenor progre:

1.- El repertorio básico de la cultura fascista está condensado en su "Yo, por mi hija, 'ma-to"

2.- El plató de televisión ha venido a sustituir a las grandes explanadas para la concentración de masas, como lugar propio de la demagogia populista.

3.- Se le nota al cardenal rojo cabreadillo porque con Belén están utilizando al pie de la letra el manual progre de agit-prop. “Se conoce el poder de la simplicidad y de la repetición. La eterna repetición de lo mismo es una vieja técnica de seducción colectiva”.

Ya sabemos pues lo que realmente es Belén Esteban, y aunque he de reconocer que el cardenal rojo progre se ha esforzado argumentando su tesis y para ello ha escrito 1.326 palabras, en la práctica lo que ha hecho Ramoneda es adornar la etiqueta clásica que la progresía coloca a diestro y derecho a todo lo que condena y que se reduce al infantiloide  “kaka, facha, kulo, ultraderechista, pedo, reaccionario, pis, ultraconservador”.

Belén, a pesar de que eres un constructo social de la izquierda elaborado con basura mediática,  ¡muerde al cardenal rojo Ramoneda en sus progresías!, que sepa con quien se juega sus fascisticidades.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres