Blogia
Sahumerios y arrebatos

El coste brutal del papanatismo tecnológico.

Vengo leyendo informaciones sobre el cachirulo ese nuevo de Apple y las palabras que Steve Jobs va desperdigando por esos mundos de la alta tecnología y me ha dado por pensar. No cabe duda alguna que Jobs sabe de lo suyo y mucho, de lo que ya dudo es de que se haya parado ese gran hombre a pensar en los graves daños que las tecnologías punta causan a la humanidad y no porque sean malas sino porque el papanatismo tecnológico de los humanos nos lleva a tomar decisiones costosísimas e innecesarias, cuando no directamente contraproducentes, a la hora de implantar esas tecnologías punteras convertidas en el signo de estatus más importante para muchos.

Estos últimos meses se oye a Steve Jobs decir que el ratón y su puntero, así como la era del PC han muerto. Esas palabras que seguro tienen su razón de ser, serán traducidas por muchos dentro de no mucho en algo parecido a “el que use el ratón es un antediluviano y tener PC es de parias”, lo que llevará de nuevo a tirar millones a la basura para implantar algo que será utilísimo para muchas cosas pero también será desastroso para otras muchas.

Todos queremos ser súper modernos, estar a la última y quien está a la última es más que quienes están a la penúltima e infinitamente más que quienes andan con chismes que aun pirulan con el viejísimo sistema operativo DOS. Durante casi tres décadas he trabajado en la cosa de la informática, comencé programando con martillo y alicates un chisme (tabuladora) que hacía la contabilidad y alguna cosa más. He vivido en mis propias carnes la gozosa evolución de esta tecnología, pero no quiero hablar de sus muchísimos logros y ventajas, de eso ya se habla mucho, yo solo quiero dejar por escrito algo de mi experiencia sobre sus aspectos negativos.

Que yo sepa nadie ha cuantificado los cientos de miles de millones de dólares o euros que le ha costado y le cuesta a la humanidad el mal uso de esas tecnologías. En esta carrera, casi nunca se ha aplicado el viejo axioma de que no debe costar más el entierro que la abuela. Pondré algunos ejemplos.

Mi trabajo en informática ha estado centrado casi por entero en la informática de gestión, esa que se usa en las empresas para hacer facturas, llevar la contabilidad, hacer las nóminas, controlar la producción, la logística, servir pedidos, el inventario permanente, las ventas y sus estadísticas y similares.

Cuando la informática pasó de aquellos mastodontes con terminales tontos a poner en la mesa de cada empleado un PC ocurrió algo curiosísimo para mí que era quien decidía qué persona tendría un PC en su mesa y quien seguiría con el viejo terminal tonto. Se desató la era de los agravios comparativos porque fulanita que era una simple auxiliar administrativa tenía un PC y menganito que era subjefe de la subsección de no sé cuantos no lo tenía y el era más que aquella pero ahora aquella era más que él. Al final fue la jefa de personal la que entró en el tema y optó por la política de PC’s para todos y con eso creyó que acababa con el problema.

Advertí a los ejecutivos de la empresa de los riesgos en cuanto a la productividad, de la pérdida de tiempo que originaría el uso indebido del nuevo chisme, de las horas perdidas jugando al solitario del Windows, etc. pero ni caso porque lo cómodo siempre es evitar el conflicto en lugar de ponerse serios. ¿Cuántos cientos de miles de millones de dólares ha costado a la humanidad los jueguecitos que venían con los primeros Windows?, parece una tontería pero sé que se han perdido muchas horas de trabajo por ese motivo.

Aun así el trabajo transaccional (teclear datos de pedidos, de contabilidad, etc.) era como siempre de rápido hasta que llegó el ratón y su puntero. Recuerden cuando en los años 80 íbamos al banco y el tipo de la ventanilla se ventilaba la operación de sacar dinero o lo que sea en 15 segundos y eso mientras hablaba con nosotros porque sus manos tecleaban sin tener que manejar un ratón ni mirar a la pantalla dónde estaba el puntero. Ahora, gracias a las nuevas tecnologías, lo que antes se hacía en 15 segundos se lleva como poco dos minutos o más, pero todos son más modernos.

Recuerdo que todas las aplicaciones que yo creaba para ejecutarse sobre un PC podían usarse sin tener que utilizar el ratón, eso agilizaba la transacción. Pero a pesar de insistir a los responsables de las empresas del hecho de que los usuarios no debían utilizar el ratón, en la práctica todo el mundo lo empleaba, era más molón y más costoso.

Llegó la era de las pantallas planas. Al principio los viejos monitores tenían una mejor definición y hacían su trabajo a la perfección, pero resultó que el empleado que tenía pantalla plana era más que el que tenía el viejo trasto, así que a tirar a la basura algo que funcionaba y bien, y hasta donde no había problemas de espacio se cambiaron los monitores por pantallas planas consiguiendo así la paz social en la empresa.

Llegó la cosa de Internet, el que la tenía en el ordenador de su mesa era más que el que no la tenía, así que Internet para todos, y a perder horas y horas en lo que todos sabemos, chats, porno, correo privado, navegación silenciosa por la red, etc. Aun no se ha terminado de poner el cascabel a ese gato.

Y ahora viene Steve Jobs diciendo que lo moderno será olvidar el ratón y ponerse todos con los dedos a trajinar sobre la superficie de la pantalla, eso será seguro la releche, pero apuesto a que se implantará donde no se debería y se volverán a tirar a la basura millones y millones en horas y en chismes aun válidos pero obsoletos y que rebajan el estatus de sus poseedores.

Para mi satisfacción debo decir que aún queda gente, no mucha, con dos dedos de frente que sigue utilizando programas de gestión en su empresa bajo el viejo sistema operativo DOS porque eso funciona, no necesitan más, no ven la necesidad de gastar en algo nuevo que no les aporta nada, y además les importa una higa no estar en la punta de las tecnologías punta.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Sanders -

(Orel, me encanta tu blog, chapeau por el post)

Yo lo llamo el síndrome de la innovación perpetua sin sentido.

Hay cosas que se han mejorado, pero paradogicamente poca gente las sabe usar.

La gente se asusta cuando me ve usar un terminal, ya sea bajo Windows, o Linux a mi me parece lo mas natural del mundo, y lo mas eficiente.

El mundo es como es, y la gente no quiere saber.

Respecto al ipad, le recomiendo que haga lo que hago yo ultimamente cada vez que me sacan el tema y me dan la brasa mas de lo normal; les digo: "Corre y comprate uno que yo noto que te hace falta."
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres