Blogia
Sahumerios y arrebatos

Bono tiene pero no roba.

Se ha desatado una feroz campaña de acuso y derribo a don José Bono. Alguien está yendo por ahí a los registros de la propiedad rebuscando soezmente en las intimidades inmobiliarias del señor Bono con la única finalidad de sacar a la luz bienes, que no males, del político de izquierdas para cargárselo. Hasta ahora no lo han conseguido y dudo que lo consigan teniendo como tiene el ex ministro de Defensa la defensa del mismísimo Gallardón.

Bono no se las calla y se defiende con las mejores armas de las que se puede disponer en un estado de derecho como el Reino de España. Esas armas son, por un lado los medios y por otro la Fiscalía General del Estado.

Al fiscal general, Pumpido, le ha pedido que le eche una mano y le zurre a quienes osan ozar en su patrimonio inmobiliario con la intención de crearle fama de indecente millonetis que adquiere casas, pisos, apartamentos y similares con su escaso sueldo. Por otro lado, El Mundo le ha hecho una entrevista en la que ha dejado muy clarito que una cosa es tener y otra robar, y que él tiene pero no roba ni ha robado.

La frase exacta, que figurará a partir de ahora en algún frontispicio de renombre, es “Lo indecente no es tener sino robar”. A mí me ha convencido de que él tiene sin robar y por tanto tener lo que él tiene no es indecente y considero que no solo no tiene que dar explicaciones sino que los trincones de la derecha deberían tomar nota de lo que debe hacer un político decente para hacerse con un patrimonio que garantice un futuro desahogado a sus hijos.

Yo estoy seguro de que Bono jamás ha conseguido un euro, salvo su magro sueldo, por ser quien ha sido y quien es en la política, que jamás nadie le ha invitado a comer, que nunca nadie le ha hecho un favor de ningún tipo que suponga un trato diferencial respecto al resto de mortales, que jamás nadie ha hecho un trabajo de reparación en su finca gratis o a bajo precio, que nunca se ha aprovechado de su posición e influencia. Y como estoy seguro de eso, puedo asegurar que lo único que ocurre es que la derecha, pringada hasta las cejas, quiere escaquearse de lo suyo haciendo a Bono un indecente que tiene cosas de origen inexplicable.

Es indecente pedir explicaciones por el origen decente de los bienes de un  buen hombre de izquierda favorecido por la fortuna como Bono, lo decente es pedir pelos y señales de todos y cada uno de los bienes que los derechosos de la martingala han obtenido todos sabemos cómo. Querer meter a todos en el mismo saco es indecente porque queda claro que los plurimillonarios de la izquierda tienen y los multimillonarios de la derecha roban, y vale ya.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres