Blogia
Sahumerios y arrebatos

El país de “lo quiero gordo y que pese poco”.

Queremos energía eléctrica pero no queremos por nada del mundo que las redes con sus grandes postes pasen cerca de nosotros. Queremos seguridad pero nada de que pongan una cárcel en mi municipio. Queremos telefonía móvil pero como los postes emisores han dicho unos que pueden ser cancerígenos que se los pongan a otros. Queremos salubridad pero el vertedero de basuras no lo quiero en mi zona.

Tenemos centrales nucleares pero los cementerios de residuos nadie los quiere. Queremos buenas comunicaciones pero si se encuentra una mierda de gato que dicen que es de lince en una zona donde no hay linces hace muchas décadas, se para la construcción de la autovía el tiempo que haga falta para salvaguardar al gato que pasa por lince. Queremos una buena educación para nuestros hijos pero no admitimos que les suspendan o que dejen de pasar curso aunque tengan la tira de suspensos, al igual que no admitimos que los profesores exijan a nuestros niños que se esfuercen.

¿Qué decir de Montilla, que cuando era ministro de Industria promovió la cosa del cementerio nuclear y ahora que manda en Cataluña dice que en su región no pondrán esas cosas tan malas que son los cementerios nucleares?

El ejemplo de Gerona en esta tormenta de nieve reciente es paradigmático, como dice El País en su editorial de hoy sobre el fallo eléctrico:

Todos quieren el servicio, pero nadie desea que el cable pase cerca. Y ahí no hay excepciones. Solo dos partidos -Esquerra e Iniciativa- se opusieron desde el primer momento a la MAT. Todos los demás -CiU, PSC y PP- han mantenido posturas de oposición en los territorios afectados y favorables en el Parlamento de Cataluña.”

En este país de locos que es España, unos políticos apoyan las redes eléctricas en el parlamento autonómico y esos mismos partidos se oponen al paso de dichas líneas eléctricas por los municipios en los que mandan, y no pasa nada porque la culpa es de Franco y por supuesto del Aznar.

Las gentes de este país se han creído desde hace muchos años los timos de nuestros políticos porque predican justo lo que la ciudadanía quiere oír, el si me votas yo te daré todo lo que necesitas, sanidad gratis, educación gratis, carreteras y autovías gratis, vivienda casi gratis, trabajo por el morro, pensiones sin costo, y más cosas que no te van a costar nada y siempre con las mínimas molestias. Y si algo de eso falla la culpa será de Franco o del Aznar. Las mentiras de los políticos es realmente lo único gordo y que pesa poco de todo lo que tenemos, y lo aceptamos yéndonos como nos va y como nos irá.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres