Blogia
Sahumerios y arrebatos

El País, que negó y justificó el GAL, niega y justifica el caso Faisán

Hacía mucho que no leía un editorial tan emético de El País, hoy no he vomitado al leer el editorial del panzer insignia de la división mediática Das Reich (el imperio) pero juro que he pensado que estos tíos de PRISA han salido a justificar el chivatazo, tras pedir su archivo por falta de pruebas, porque están defendiendo a uno de la casa, Rubalcaba, y para defender a uno de los suyos han echado mano de los mismos argumentos que utilizaron con el GAL, cuando Rubalcaba también estaba en el gobierno de entonces.

La técnica empleada entonces y ahora es igual de esperpéntica, primero niegan el hecho y a continuación justifican el delito y a sus autores y les defienden. Vean en dos párrafos cómo lo hace hoy El País en un editorial titulado “Qué se sabe y qué no”, defiende que no se investigue un delito y a continuación dice que  no es delito porque el responsable del gobierno que lo hizo no cometió una ilegalidad, se vio obligado a ello para evitar un mal mayor.

Del conjunto de lo que se sabe y se ignora se deduce que es probable que los contactos telefónicos versaran sobre la forma de evitar unas detenciones que podrían abortar la tregua iniciada mes y medio antes. Pero no hay pruebas que confirmen que era de eso de lo que hablaron ni de quién fue el que dio el aviso, por lo que será difícil evitar el archivo.

Otra cosa es la valoración política de lo conocido. En una negociación con terroristas es lógico que se planteen dilemas que obliguen a elegir entre dos males. En la de Argel existía una orden de no detener etarras sin permiso de Interior. En la de Lizarra se detuvo a una de las participantes en la negociación; en la de 2006 hubo decisiones en el límite de la legalidad, como las dirigidas a evitar la muerte en huelga de hambre de De Juana. Quizá también en el Faisán. Si aparecieran pruebas, podrían invocarse atenuantes poderosos, pero la condición para atenderlas sería que quien tomó la decisión asumiera la responsabilidad.


Estos tipos son la releche, primero piden que se archive el faisán porque no hay pruebas y a continuación, curándose en salud, dicen que si apareciesen pruebas “podrían invocarse atenuantes poderosos”. Rubalcaba ya puede dormir tranquilo porque tiene el mejor abogado defensor que se conoce en España, la cárcel de Guadalajara no se abrirá para él de momento.

No estamos hablando de un delito cualquiera, estamos hablando de un delito de alta traición por colaborar el gobierno con los enemigos de España, colaborando con una banda armada, pero para los desvergonzados de El País hay atenuantes poderosos porque no se hizo y a la vez el gobierno lo hizo para evitar males mayores, hay que joerse porque ni siquiera asumen que algo así sea un delito, justifican el delito alegando que no es delito sino una decisión en el “límite de la legalidad”.

Negar el delito, luego justificarlo, después exculpar a los delincuentes, altos traidores y por último poner el cazo para cobrar el servicio. Así, así se lo curra El País.

Este país dejó impune a la X del los GAL y dejará impune a la Z del caso Faisán y hasta la siguiente alta traición.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres