Blogia
Sahumerios y arrebatos

La dictadura del progretariado nos aherroja de nuevo.

Franco estará dando saltos óseos de feliz cachondeo bajo la piedra del Valle de los Caídos al ver que no iba tan desencaminado con su dictadura tras contemplar a su sucesor en el cargo, el dictador del progretariado ZP que nos aherroja con peor estilo que el del Caudillo por la gracia de Dios, aunque ZP no deje de ser caudillín por la gracia de los cejateros peseteros.

Cercenar libertades se le da a ZP de maravilla, se nota que disfruta y se refocila haciéndolo con un estilo tal que más de media España se queda tan a gusto aherrojada con grilletes progres rojos de izquierdas multiculturales y cejateros porque los derechos inalienables de la SGAE y de quienes ayudaron a aupar a ZP al sillón con la mamarrachada de la ceja deben ser respetados y la justicia estar a su disposición para hacer lo impensable hasta ahora, sentenciar ipso facto, mientras nuestros derechos no solo son alienables sino pisoteables porque somos unos bárbaros que estamos quitando el pan de la boca a los amigos del alma de Zapatero y eso se paga y bien que lo vamos a pagar.

Cerrar páginas web es un principio, se empieza por ahí y se sigue por todo lo que vimos en otras épocas. Es una vuelta de tuerca más a nuestras libertades y no terminará ahí.

La Censura con mayúsculas ha vuelto y el caudillín ZP ha querido asegurarse que la falsa tutela judicial la ejerciera Garzón, porque no dudo que los casos más graves le tocarán por turno a Garzón y este, tampoco lo dudo, cerrará absolutamente todo lo que Sinde le diga que hay que cerrar. Los periódicos digitales desafectos al régimen ya pueden comenzar a quitar todo enlace a cosas sujetas a derechos de autor porque les quedan cuatro siestas, que Garzón no está para bromas cuando de hacer favores a ZP se trata.

¡Abajo la dictadura del progretariado cejatero!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres