Blogia
Sahumerios y arrebatos

Y Aído sin mover un axón.

A la progresía de progreso retrofosilizada se le suele ver el plumero en cuanto se meten en cosas del género de género. Defienden la igualdad usando como arma la desigualdad y la coherencia les importa una higa, pero como tienen derecho a ser incoherentes por tener el marchamo de la coherencia multisectorial, pues lo dicho la igualdad es para ellos un sinuoso camino que requiere desigualdades a mansalva para que Aído pueda ser recordada como la primera ministra que consiguió homologar la igualdad ante la ley al obligar a la liga a poner a árbitras en primera división y forzar al Papa a ordenar la mima cantidad de sacerdotisas que de sacerdotisos así como a crear el mismo número de santas que de santos.

Y mientras, en la lucha diaria por la desigualdad, se van dando casos interesantes como el que cuenta hoy Público, el periódico que aspira a ser el nuevo faro y guía de la progresía de extrema derecha, sector zapateril. En portada de su digital hace un canto a la desigualdad con un titular que dice “Las enfermeras podrán dispensar recetas”. Que se sepa, Aído no ha movido ni un axón de su profusa melena neuronal, lo que significa que está de acuerdo porque la que calla otorga.

Me descontextualizo de la risa si me paro a pensar que estaría pasando en este país si en el ABC o en El Mundo hubiese aparecido el titular “Los enfermeros varones podrán dispensar recetas”. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres