Blogia
Sahumerios y arrebatos

El caudillín ZP reinstaura la censura franquista.

ZP, el caudillín y futuro súper mega maxi híper caudillo de España por la gracia de su bien hacer parados, ahora va a saber qué hacemos en Internet y nos impedirá entrar. En la ley de economía risible ha colado un cambio de las leyes en vigor para cortarnos el acceso a Internet a quienes no respetemos la propiedad intelectual. Para saber quien no respeta esa propiedad es evidente que todos deberemos ser espiados y todos seremos delincuentes porque puedo asegurar que absolutamente todos, en un momento u otro, al entrar en alguna página estaremos violando la propiedad protegida sin que sepamos que lo que estamos viendo, leyendo u oyendo está debidamente  colocado ahí y por tanto no estamos violando a troche y moche.

El País insiste en que ZP no incluirá en ningún caso en el desarrollo de la nueva norma la desconexión de los internautas particulares, lo que es como decir con todas las letras que nos atemos los machos porque ZP viene a por nosotros. Por un motivo, aunque afirman que se centrarán en las webs de enlaces, ya están diciendo que ese será en principio su principal objetivo, pero no el único, pues todos sabemos que las webs están físicamente en países inaccesibles a la mano dictatorial de ZP pero nosotros sí que estamos a su alcance. Cuando Zapatero vea que no tiene nada que rascar en Madagascar se volverá contra quienes navegamos y caemos en un blog en el que hay un artículo copiado de algún sitio y zas, ya hemos delinquido y podemos ser desenganchados de la Internet.

Ahora resulta que deberemos conocer qué cosas están legalmente colocadas en Internet y cuales no, y así saber donde no debemos meternos, salvo que ZP, para ayudarnos, nos limite las páginas a las que podemos acceder y nos impida pecar delinquiendo contra la propiedad intelectual. Si ZP tiene en su mano el poder de jodernos, nos joderá, no quepa duda.

Por otro lado será una herramienta temible para censurar medios de información desafectos al caudillín ZP, pensemos por ejemplo que El Confidencial pone un enlace a un sitio maligno, con la ley en la mano ya puede ZP cerrar el sitio, como para temblar. Porque un periódico digital puede poner un enlace a una página que a su vez pone enlaces a una página que a su vez enlaza con una página con contenidos que están sujetos a la nueva ley de censura y ya puede darse por cerrado.

Eso de cerrar sitios de enlaces es lo más parecido a lo que hacía Franco con su censura, bueno más potente y terrible aun. A este paso podremos achacar a ZP que echemos de menos a Franco porque con Franco había más libertades y a eso vamos salvo que le paremos los pies con las urnas a este aspirante a gran Caudillo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres