Blogia
Sahumerios y arrebatos

La vileza de El País más falaz falsifica la historia en provecho suyo y de Zapatero.

Que El País mienta no es noticia, el hecho de que El País falsifique desvergonzada e impúdicamente la historia no es noticia, pero hay que hacerles saber que no cuelan sus obscenas y nauseabundas falsificaciones. Son tan endemoniadamente réprobos que esperan que ETA asesine a dos personas para predicar sus ruindades falsarias, esconden sus perversas bajezas tras dos cadáveres, y eso les hace más viles.

Hoy falsifican la historia viniendo a decir que todos hemos aprendido la lección de que no hay que negociar con ETA, y eso, señores de El País, es mentira, millones de españoles, pero no ustedes,  le dijimos a Zapatero antes, durante y después de su encamamiento con ETA que eso era indigno y que el camino era la acción policial y la aplicación de la ley y que ETA nunca dejaría de matar hasta que se le concediesen sus cuatro reivindicaciones de siempre, la primera la independencia del País Vasco.

Ustedes, señores de El País sí que justificaron, jalearon y alentaron la negociación de Zapatero con ETA, ustedes señores de El País si que vilipendiaron a quienes nos oponíamos a ella, y ahora, señores de El País, como cobardes que son, quieren ocultar su ignominia, la de Zapatero y la de quienes apoyaron su compadreo con ETA diciendo que todos hemos aprendido la lección, o sea que todos apoyamos el idilio entre ZP y ETA, y eso es mentira, ustedes lo saben, y lo quieren enterrar bajo diez capas de falacias.

Estos ruines de El País tienen en su contra su propia hemeroteca, ahí está la prueba de sus mentiras, ahí está escrito por estos inicuos mendaces que no todos apoyamos aquello y que no hemos aprendido ahora ninguna lección, ya la teníamos aprendida.

Para demostrar lo que digo, basta leer el editorial de hoy de El País titulado “Rumbo a ninguna parte” y después el editorial que estos rastreros publicaron hace tan solo tres años, el 16 de julio de 2006, titulado “Fase decisiva”. Hoy dicen:

El Gobierno, la oposición y la práctica totalidad de las fuerzas políticas han aprendido la lección: la acción policial y judicial, además de las iniciativas para aislar socialmente a los terroristas, es la única estrategia que queda en pie y en torno a la que existe un amplio e implícito consenso.

En el editorial de hace tres años, cuando Zapatero estaba en la cama con los hombres de paz de ETA, dijeron que la oposición era truculenta por no estar por la labor de apoyar a Zapatero, por lo tanto hoy mienten y son ellos los que demuestran que mienten.

A pesar de todo, el PP insiste en acusaciones tan truculentas como insostenibles: traición a las víctimas, rendición del Gobierno a la banda terrorista, desmembración de España, entrega de Navarra o reconocimiento del derecho de autodeterminación.

Y a estos groseros villanos de El País hay que refregarles por sus pérfidas  ignominias que la sociedad civil que participó en la rebelión cívica que salió a la calle por millones para reprochar a Zapatero sus negociaciones con ETA, no ha aprendido ninguna lección, ya la sabíamos, los de Prisa se encargaron, y bien, de ningunear aquello, de taparlo, de hacer como que no existió y siguen en ello para cubrir sus vergüenzas y las de Zapatero.

La hora de los ruines no ha acabado, ahora van de lo que ayer denigraban y denostaban. Son cobardes falsarios y esa parte de la historia jamás nos la cambiaran a quienes sabemos de sus ultrajes malditos.

Siento en el alma la muerte de los dos guardias civiles en Mallorca y así lo expreso.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres