Blogia
Sahumerios y arrebatos

ZP recurre al marxismo contra la crisis.

Da gusto ver a Zapatero en acción tras convencerse no hace mucho de que había una crisis. Este gran político, desde el momento de su caída del caballo de los problemas puntuales, ha tomado ya unas 1.453 medidas contra la crisis, sin contar las de menor entidad que suman 2.456, aunque hay expertos que indican que ha tomado solo una medida, la de decir que ha tomado muchas medidas contra la crisis. Controversias aparte, la realidad es que ZP se esfuerza, no hay duda, y tras su reciente remodelación ministerial ha tomado una medida drástica, seria, valiente, osada, original, polimórfica, multidisciplinar, plurivalente y diría que casi definitiva, ha decidido recurrir al marxismo para sacarnos del marasmo catastrófico en que nos hallamos por culpa del Bush, del Aznar, de la derecha capitalista y del egoísmo empresarial.

Es casi seguro que Zapatero, en sus viajes a todo lo largo y ancho del mundo de los foros internacionales de mayor prestigio, ha debido documentarse sobre marxismo, descubriendo la utilidad que podría tener en estos momentos cataclísmicos. Según fuentes de gran fiabilidad próximas a la Moncloa, en uno de sus viajes vio en el avión presidencial una película de los hermanos Marx, en concreto la cinta de “Los hermanos Marx en el oeste”. En ese film, los marxistas se enfrentan a una crisis de proporciones gigantescas, el tren en el que viajan se queda sin combustible pero han de hacer lo que sea para evitar que deje de rodar, y para ello Groucho Marx da con la solución, grita a todos los del tren “¡más madera!, ¡es la guerra!”. Al llegar a este punto de la doctrina marxista filmada, a ZP le vino la gran idea, y gritó “¡más reuniones!, ¡es la crisis!”, y se desató inmediatamente un pandemónium frenético de encuentros multinivel entre la vicepresidenta 1ª y el ministro B, entre el ministro C y el ministro H, entre el vicepresidente 3º y la limpiadora de la secretaría general del ministerio de J y así se han venido realizando durante estas vacaciones reuniones y mas reuniones, se han plasmado citas y más citas haciendo que en este instante la crisis esté a un paso de pasar a la historia.

Pero como ZP es muy listo, sabe que sus chicos y chicas con cartera puede que en lugar de haber estado reuniéndose hayan hecho novillos, como los que hizo su vicepresidente tercero, o segundo y pico, el señor Chaves en la playita. Por ello ha convocado para hoy una reunión con sus tres vicepresidentes “para analizar el trabajo desarrollado por los diferentes miembros del Gobierno durante los últimos días”. Como que se creen estos ministros que se van a poder escaquear de ZP.

El diario Público publica un maravilloso artículo sobre la praxis de la nueva medida marxista anticrisis de Zapatero que es mil ciento doce veces más desternillante que la propuesta original de Groucho Marx, solo un detalle de la misma, de la praxis, digo:

En concreto Zapatero ha convocado a una reunión a las 9.30 horas en el Palacio de la Moncloa a la vicepresidenta primera, Maria Teresa Fernández de la Vega, a la vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, y al vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves.

El objetivo del encuentro es que los vicepresidentes pongan al día a Zapatero de las reuniones que han mantenido desde el jueves entre sí y con otros miembros del Gobierno, en unos encuentros en los que han analizado la situación económica y han coordinado actuaciones de cara al futuro.


El periódico habla de constantes reuniones, a saber:

1.- Reunión de todos con todos en el consejo de ministros.

2.- Jueves Santo, Vicepresidenta 2ª con el ministro de Fomento.

3.- Viernes Santo, Vicepresidente 3º con el ministro de Fomento para una primera toma de contacto.

4.- Sábado Santo, Vicepresidenta 2ª con la ministra de Defensa, Vicepresidenta 2ª con Vicepresidente 3ª, Vicepresidenta 2ª con el ministro de Industria.

5.- Domingo de resurrección, reunión de trabajo del ministro de Fomento con la SER. En esa reunión, el ministro Blanco, expuso su gran descubrimiento, que todas las obras públicas no se pueden hacer a la vez, algo que maravilló a propios y extraños por su agudeza.

6.- La ministra de Sanidad se reunió con todo un centro de atención integral a discapacitados, y tuvo otra reunión con una radio.

7.- Hoy se reunirá la vicepresidenta 2ª con el ministro de Trabajo.

Queda claro que cuando Zapatero da con la solución a la crisis no espera ni una, ni dos semanas para aplicarla, lo hace ipso facto y las pruebas ahí están. Los expertos en econometría han calculado que para que la medida de ZP surta efecto, sus ministros y él deberán hacer 23.456 reuniones en los próximos dos meses. Es obligación de todos jalearles, animarles e impulsarles a no caer en el dolce far niente.

Ya solo falta que el clamor popular le diga a ZP “¡Menos guasa!, ¡esto es serio!”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres