Blogia
Sahumerios y arrebatos

Unos congresistas frescales reciben calabazas.

Este es un país de jetas, siempre se ha sabido, aquí el que no corre vuela para montarse unas vacaciones con cargo al erario público y con las justificaciones más variopintas. Con casi una veintena de  parlamentos, uno nacional y el resto autonómicos, cuando los señores aforados quieren tomarse unas vacaciones de baracarlofi organizan una visita al área vacacional elegida para estudiar lo que se da o se ha hecho o hay en esa zona con fines de adquisición de conocimientos sobre el terreno sobre temas de interés para los ciudadanos a los que representan. Que les da la vena de irse al círculo polar para ver el sol de media noche, pues se prepara una excursión parlamentaria para estudiar in situ el impacto en la mejora medioambiental de la introducción de trineos tirados por motonieves eólicas. Y casi siempre cuela. Esta vez, 60 congresistas querían irse 4 días de vacaciones, pagadas por nosotros, a Canarias, y se habían montado un chupe para ir a estudiar la realidad agraria canaria y más en concreto el cultivo del plátano.

La mesa del Congreso ha denegado la petición, pero el hecho en sí dice mucho. Primero que a nadie se le ocurre pedir autorización para semejante sinvergonzonería si antes otros no se han ido de bureo por ahí echándole jeta y sin pagar un euro. Hay abundantes noticias sobre viajes parlamentarios autonómicos y no autonómicos de ese jaez, o esos otros en que el gerifalte autonómico se va de excursión con una reata de 23 o 45 jetas vividores a la República de las Islas Marshall para establecer un marco de relaciones comerciales y una oficina ad hoc en la que va a trabajar el primo de la cuñada del presidente autonómico y una sobrina de la madre del consejero de Señas de Identidad.

La solicitud denegada por la mesa del Congreso decía:

Solicitud de autorización para que los miembros de la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca hagan una visita a la isla de La Palma y conozcan la realidad agraria (cultivo del plátano) y medioambiental entre los días 16 y 19 de abril, así como de los gastos a que diera lugar.

Dado que estamos en crisis, la mesa al parecer ha denegado la cosa, pero no porque sea una sinvergonzonería, sino porque estamos en crisis y el qué dirán sería atronador, lo que a uno le deja la mosca detrás de la oreja susurrándole que habría que preguntarse cuántos de esos viajes de baracarlofi se han hecho estos últimos años para conocer realidades, que la cosa se las trae.

Ya mismo se precisa la creación de un observatorio, o mejor, de una red de observatorios sobre el tema, y puesto a proponer propongo la creación de la Fenomenal Red Española de Seguimiento de Congresistas Aficionados a Labores de Estudio Solaces (FRESCALES). Yo me pido el puesto de verificador de las realidades estudiadas por los parlamentarios en sus viajes para estudiar realidades en remotos países.

Documentación.

ABC. Sesenta diputados se quedan sin viaje a La Palma para estudiar el cultivo del plátano.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres