Blogia
Sahumerios y arrebatos

Coña Press descubre lo que El País sabe sobre las llamadas de Camps a su sastre.

Juro por lo más sagrado para mí, hoy son las convexidades disjuntas de las cejas de ZP, que no había leído ninguno de los artículos de El País sobre La Trama tan magníficamente elaborados con masiva aportación de pruebas apabullantes. No lo había hecho porque me daba a mí en la nariz que con los titulares, dado su tamaño y profusión,  tenía suficiente información, craso error. Sabiendo como sé que El País recibe diariamente una copia bien filtrada del sumario de Garzón, al leer el titular de primera de hoy que dice que “Camps telefoneó hasta ocho veces a su sastre mientras éste declaraba” me han dado unas insanas ganas de conocer de primera mano de qué puñetas habló Camps con su sastre y he hecho la tontería de leerme el artículo de pe a pa.

En
el artículo de El País sobre el trajín de Camps con su sastre lo primero que veo es que no veo por ningún lado de qué hablaron porque no hablaron. Tras ser destrozadas mis expectativas tan groseramente, unas dudas asaz puñeteras han comenzado a roerme las sinapsis.

Si El País publica en portada, con gran lujo tipográfico, que Camps ha llamado a su sastre 8 veces pero no han hablado, es evidente que el hecho tiene una gran relevancia y demuestra la implicación de Camps en La Trama, pero  ¿por qué son tan relevantes esas llamadas y cómo sabe El País que son relevantes?.

Analizando el asunto puede que lleguemos a la respuesta, así que me pongo a ello.

1-. Si las llamadas no fueron contestadas  porque el sastre estaba en esos momentos declarando ente la policía, y por tanto no hay grabación de la voz de Camps (el teléfono estaba intervenido), ¿cómo sabe El País que esas 8 llamadas las hizo Camps en persona, tal y como afirman, cuando podrían haber sido hechas por otra persona, por ejemplo por su secretaria?

2.- Es un hecho que El País es un periódico súper honesto que jamás haría una imputación de semejante envergadura sin tener pruebas. La probidad periodística de El País demuestra de forma incontestable que la única forma de saber que fue Camps en persona quien realizó esas llamadas es que o bien Camps está siendo seguido a todas horas por alguien de Garzón o por alguien de PRISA, o bien Garzón o los de PRISA tienen un topo en el círculo íntimo de Camps. Primer notición resultante de este análisis.

3.- Si unas llamadas sin contestar hechas al teléfono del sastre de Camps son tan importantísimas que merecen un lugar destacado en la portada de El País, las preguntas que hay que hacerse son ¿cómo sabe El País que esas 8 llamadas son trascendentales para la trama?, ¿por qué son tan importantes en la trama de mangoneo?, ¿qué ocultan?

4.- La respuesta a esas preguntas es evidente, jamás nunca El País publicaría con ese despliegue de medios la noticia de las 8 llamadas si no tuviese pruebas irrefutables de que esas llamadas tienen relación con la trama de corrupción del PP que ellos han descubierto y que además prueban la implicación de Camps. La prueba de que tienen las pruebas vuelve a ser la acendrada honestidad, tantas veces demostrada por ese medio, que le impide dar a entender que 8 llamadas hechas desde el teléfono de Camps a su sastre son merecedoras de una gran noticia de portada si no significasen una demostración de la implicación de Camps en La gran trama.

Hace un par de horas, Paquito el lince, el mejor investigador que tenemos en Coña Press, se puso a trastear a sus contactos en el panzer insignia de la división mediática Das Reich (el imperio) y me ha informado hace unos minutos de su espeluznante descubrimiento.

Coña Press está en disposición de aclarar el por qué de la relevancia dada por El País a las llamadas perdidas de Camps a su sastre y por qué esas llamadas demuestran que Camps está metido hasta los esternocleidomastoideos en La Gran Trama de Corrupción del PP.

Paquito el lince ha averiguado que en El País saben, y tienen pruebas de ello, que Camps iba a hablar con su sastre de algo muy relacionado con la trama de corrupción y sobre lo que ya habían hablado con anterioridad. Camps quería hablar con su sastre de la sisa, cosa que demuestra que Camps está sisando y es un corrupto.

Seguiremos desinformando.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres