Blogia
Sahumerios y arrebatos

Poemas antiguos

Ornotorrinco

Emulando a Gloria Fuertes

El ornitorrinco.

 (Improvisación para una madre que buscaba un poema de Gloria Fuertes para que su hijo lo llevase al colegio)

Allá, perdido en Australia,
vive un viejo ornitorrinco,
no lleva parafernalia
y solo cuenta hasta cinco.

Como por allí no hay fríos,
nuestro amiguito canoso
busca comida en los ríos
y resulta muy gracioso.

Pues debéis saber chavales
que mama y pone huevos,
y tiene más rasgos geniales,
os contaré otros nuevos.

Lo digo y no disparato,
nuestro lindo ornitorrinco
tiene un gran pico de pato
que le estorba si da un brinco.

Con esto ya conocéis
a este animal que mama,
pone huevos y sabéis
que ornitorrinco se llama.

Ornitorrinco se llamó
porque parecía un ave
de mamífero se inscribió
pues el mamar da la clave.

(Orel 15 de octubre de 1.998)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Poesia, obra completa a mogollón 1

Sonidos.

Llueven lamentos anónimos,
caen quejas silenciosas,
vienen clamores sin dueño,
se oyen plañidos lejanos,
resuenan llantos sin sentido,
se alejan sollozos sin alma,
se acercan suspiros de rabia,
restallan súplicas sin cuento,
y faltan gruñidos,
gruñidos de fiera.

(Orel 20 agosto 98)


Big-Bang

Dicen que hubo un momento
en que ni la nada existía
nada había.

Dicen que hubo un instante
en que todo se inició
de la nada que era nada
surgió un universo caliente
y alguien dice que explotó
en un estallido de vida
ya que de allí vengo yo.

(20 agosto 98)


Silencio:

El silencio es algo plano
aire sin alteración
atmósfera sin vibración
afonía universal

El silencio y la palabra
es difícil elegir
el silencio o la palabra
silencio solo al morir

(20 agosto 1998.)



Versos de Infancia

Cañones invaden mi mente
popas y viento en las velas
las bandas llenas de humo
el humo son las secuelas
de cañonazos al aire.

El velero que no corre
el velero que si vuela
el velero que hoy por fin
se que era un bergantín.

El velero que era bravo
el bergantín mas temido
además de conocido
de Shangai hasta Toknin

Y volando entre las velas
las oscuras golondrinas
se mezclan en mi memoria
con versos del Mío Cid.

(20 agosto 1998)


El hombre y las estrellas.

Viajar hacia las estrellas
es un sueño repetido,
un deseo escondido
un anhelo.

Sin saber porque motivo
el impulso nos arrastra
convirtiendo en atracción
el recóndito deseo.

El hombre y la humanidad
empeñan su patrimonio
en un viaje a la eternidad
sin saber porqué demonio
se hace preciso el viajar.


La razón es primigenia:
que siendo polvo de estrellas
no vamos porque son bellas
sino porque a partir de ellas
el hombre empezó a nacer
al nacer los elementos
que componen nuestro ser.

(20 agosto 1998)

LA MAÑANA

La mañana es el comienzo
el inicio del camino
el principio.

Es el final de un sueño.
Es la confirmación de la vida.
Es la salida del túnel
por el que de noche avanzamos
con esperanza y temor

Es la realidad confirmada
la existencia revivida
la luz.

El triunfo sobre las tinieblas,
es la victoria del Sol
contra la nada nocturna,
contra el atávico terror
de no ver un nuevo día
surgir bañado de luz.

La mañana es la vida
es la luz y es el color
La mañana es la esperanza
aunque traiga el dolor.

(20 agosto 1998)


LUNA

Luna, la compañera
de la tierra en su vagar
presente siempre en la noche,
un faro en la oscuridad

La débil luz que proyecta
con su lejana presencia
permite seguir el sendero
al hombre errante en la noche
disipando las tinieblas.

En la odisea nocturna
su ausencia es privación
su falta es el vacío
su presencia animación

Luna, que en las altas horas
reflejas tu luz mortecina
paseando tu silueta
sobre revueltos canales.

Luna que en la madrugada
amparas a los mortales
que solos en su morada
deambulan por lugares
que tu brillo ilumina.

Luna siempre adorada
como diosa de la noche,
Luna siempre esperada,
Luna que al amanecer
se repliega ante el sol
hasta un cercano anochecer

(Orel, 30-9-98)


SOL
(Sol, una caminante mejicana de los senderos virtuales, que habló de la situación de su país, de corrupción, de Chiapas y otras cosas dolorosas)
(España y Portugal son los nicks de dos internautas presentes en la conversación.)
.
Sol que en tu lejanía
llegas hasta estas tierras
desafiando la noche
repartiendo tu calor.

Sol que desde la distancia
haces sentir tu presencia
desvaneciendo las tinieblas
con la luz de tu semblante.

Sol que en las altas horas
desde el cercano infinito
haces sentir tu energía
transmitiendo tu vigor.

Sol, que gritas en la noche
maldiciendo el disparate
de la guerra y sus secuelas,
imprecando a los corruptos
por engendrar una atmósfera
origen de descomposición.

Sol, que transmites lamentos
por gentes de pies descalzos
henchidas de dignidad
que solo han merecido
un puñado de balazos.

Sol, que llenas el falso sosiego,
la maraña de necios sonidos,
con el estallido de tu voz,
con tu rugido apasionado
eco de muchas desdichas.

Sol que has sido modelo
de algo que no existía.
Sol que has sido la apariencia
de un mundo fingido y ficticio,
Sol, que has tomado conciencia
de tan sangrante artificio.

En ese lacerado sentimiento
tienes a quien te acompaña
tienes mi reconocimiento
creo que también el de España,
y siento que aquí al final
se incluye también Portugal.

(Orel - Mongolia, 30-9-98


La maraña de la libertad.

Finalizando el milenio
se ha creado un Nuevo Mundo
que ha ejercido una atracción
tan grandiosa y repentina,
que muchos millones de seres
han acudido a poblarlo
sintiéndose adelantados
de un futuro que hoy ya es.

En esa tierra intangible
resalta por fascinante
el principio de igualdad.
Se expresan puntos de vista,
ideas y pensamientos,
juicios y cavilaciones
quimeras y razonamientos,
prejuicios y teorías
utopías y visiones
leyendas y fantasías,
y ello sin ningún control.

Cada poblador dispone
de una gran capacidad
de expresar sin restricción
su palabra y su verdad.

Cada poblador dispone
de la posibilidad
de acceder sin cortapisas
a todo sitio y lugar

Por ahora y de momento
la atmósfera de este mundo
posee un vital elemento
limitado a sus confines:
la auténtica libertad.

Los que ya han arribado
se han convertido en nativos
de un peculiar universo
con afanes y quehaceres
que se intenta relatar.

Allá en las altas horas,
horas ya de madrugada,
siguiendo su derrotero
se cruzan gentes anónimas
en este mundo irreal,
en una trama intrincada
de sendas, veredas y atajos
que conducen a la nada
o al bullicio infernal.

Esa malla de caminos
encauza al gran tropel
de individuos sin semblante
a infinidad de parajes
con cuantiosas sugerencias
de todo tipo y jaez.

Por atávica costumbre
sobresale en los nativos
la tendencia de acudir
a ciertos lugares de encuentro,
donde pueden percibir
el irreal y etéreo perfil
de aquellos de sus vecinos
que transiten por allí.

Cubiertos de anonimato
entre ellos se establece
un flujo incontrolable
de palabras en la noche,
que fluyen por vericuetos
asombrosos y veloces
del origen al destino.

Palabras que no se oyen,
palabras que se hacen silueta
tras el translucido biombo
del cristal de una pantalla,
y que transportan los ecos
de deseos escondidos,
de realidades fingidas,
de fábulas y verdades,
de infinitas soledades,
de sentimientos lacerados,
de quedos y lejanos llantos,
de vidas que han sido rasgadas,
de rutinas y vanidades,
de alegrías y aflicciones,
y de banalidades sin cuento.

Todos estos personajes
cuando rompen el contacto
se desvanecen en la noche
sin dejar huella ni rastro.

Y allá queda solamente
la base del gran espacio
el soporte del cibermundo
su esqueleto real.


(Orel, 1 de octubre de 1.998)


Sueños

La vida no es un regocijo en cada instante
la vida es una amalgama de momentos
que son peldaños en la escalera hacia la muerte.

El hombre se cobija en sus momentos negros
de manera heterogénea y compulsiva
en el alcohol y las drogas que son olvido
o en los sueños que son solo otra vida.

Vida de fantasía y esperanza,
de deseos y anhelos escondidos,
de ficciones reales y sentidas,
de leyendas y utopías suntuosas,
de instantes añorados y perdidos,
vida sin reglas ni pecados.

El sueño es el oxigeno del alma
dolorida y por golpes lastimada,
el sueño es la energía indispensable
que nos anima cada mañana

(Orel 13 de octubre de 1998)

Canal Poesía

En este novísimo mundo
surcado por vidas errantes,
lleno de incontables sitios,
repleto de verborreas anodinas,
existe un frondoso paraje
un apartado canal
por el que fluye la palabra.

A este apartado lugar
gentes del cibermundo
convergen con la emoción
de ver cumplido un deseo
un afán y una pasión.

Confluyen de muchos lugares
todos con el mismo anhelo
de bañarse en poesía
de sentir la vibración
de la palabra hecha verso
del verbo hecho canción
de vocablos de agonía
de baladas de amor
de odas a la alegría
de himnos de adoración
de tonadas sugerentes
de coplas al vino y al sol
de estrofas con sentimientos
rasgados por el dolor
de cantares de esperanza
o de simples palabras de adiós.

Respetan a los esforzados
que con sudor y valor
desnudan su alma entera
y narran con emoción
sus vivencias, sus tormentos
su congoja, su aflicción
o cantan con altas voces
a todo el que quiera oír
sus dichas y sus placeres
su amores y abandonos
su optimismo ante la vida
o su tristeza interminable.

Por el Canal Poesía
fluye a borbotones la palabra
discurre la vida palpitante
mana con frescura la poesía.
(Orel 14 de octubre de 1998)




Amazona sobre ruedas
(Dedicado a Savage, un amigo al que nunca he visto, motero confeso)

¿Qué tiene la muchacha que va en la moto?
que levanta miradas de los portales
y provoca murmullos tras los cristales.

¿Qué tiene la muchacha?
con el casco colgado, ese es su empeño
mostrando al sol su rostro limpio y risueño

¿Que tiene ese chica que va en la moto?
con una minifalda, mil sugerencias
que desata tormentas en las conciencias

¿Qué tiene esa chica?
adueñándose de una calle tan concurrida
recorriéndola despacio, exhibiendo vida

¿Qué tiene la amazona que va en la moto?
erguida como una nueva lady Godiva
desafiando al gentío, dura y altiva

¿Que tiene la amazona?
que pasea su gracia con tanto arte
y sobre dos ruedas llega a extasiarte.

¿Qué busca aquella joven que va en la moto?
a un amor perdido entre la gente
a su amor vital, tierno y ausente..

(Orel 15 de octubre de 1998)


La ira de los Dioses tronantes.

A los dioses que desde su lejano Olimpo
lanzan sobre los mortales
su rayos llenos de ira
cargados de bilis amarga
fermentada en la cólera;
yo los respeto

A los titanes de verbo tronante
que siembran sobre este mundo
sus pensamientos ácidos y virulentos,
sus argumentos de desazón y aspereza
sus reflexiones de furia arrebatada
sus maldiciones al todo y a la nada
su odio a un mundo corroído
sus estallidos de rabia universal;
yo los respeto

A los Cíclopes de fiera mirada
que se consideran poseídos
por el designio divino
de marcar como “borregos”
a los individuos que se arrastran
por el suelo que ellos abominan;
yo los respeto.

A los hiper-mega-superhombres
que desde su altiva atalaya
marcan con hierro candente
a quienes bajo sus pies caminan
y son de otra condición,
con el imperecedero estigma
de ser almas rosas de marica;
yo los respeto.

Es su libertad,
es su privilegio de expresarse
lo que merece mi respeto.

Pero cuando esos Dioses y Titanes,
Cíclopes e hiper-mega-superhombres
descienden iracundos a la plaza compartida
con ojos irradiando furia,
y señalan con su dedo que es puñal
a uno de los “borregos marcados”
y lo ahogan con improperios
con injurias e infamias,
con humillaciones y afrentas
con insultos e imprecaciones,
yo los abomino,
los detesto,
y los combato.

(Orel, 16 de octubre de 1998)



Tímido, feo y apocado.
----------------------------------
.
Como cada mañana, se repite
tu entrada en el bar, tan animosa
fresca, despejada y dispuesta
para iniciar una jornada ya vivida.
.
Con tu sonrisa siempre de avanzada
luminosa y nunca compartida
se que esta mañana rememoras
palabras que anoche fueron vida
.
Saludas como siempre has saludado,
respondo como siempre he respondido,
te aproximas a la barra y te apoyas,
colocas el bolso a tu vera,
y pides lo que siempre has pedido.
.
Como siempre el café lo tienes listo,
preparado en el tiempo de un semáforo,
sonríes como siempre has sonreído,
y expresas lo que siempre has expresado,
“Hay que ver, José, como aceleras”,
le respondo como siempre he respondido
“Te vi por el cristal en la otra acera”
.
Tomas el café a grandes sorbos
miras el reloj, ya es tu hora
pagas como siempre, importe exacto
te vas y “hasta mañana” solo digo.
.
Sigo trabajando como un zombi
herido por palabras nunca expuestas,
anulado mi sentir y mis sentidos
maldiciéndome en voz baja ocho horas.
.
Paso el día matando tiempos muertos
llenando de chorradas servilletas,
palabras que verán solo las ratas
después de tirarlas al retrete.
.
Cuando ya son las tantas de la noche
penetro en mi cuarto, enfebrecido
arranco el pe ce como un poseso
y la sombra se apodera del terreno
.
Quedo allá, arrumbado en un rincón
mientras Felino, mi sombra sin control
se zambulle en el chat muy decidido
y domina con soltura la situación.

Busca a Carmín por los canales
la encuentra en el sitio habitual
rápido se meten a un privado
y se inicia el sagrado ritual.

Vibra la palabra en las pantallas
corren los susurros hechos texto
dos te quiero se cruzan en la noche
en un mismo cable de cobre y hielo.

Carmín y Felino son una pareja
especial porque nunca se han tocado
singular porque jamás se han hablado
peculiar porque en la vida se han mirado.

¿Por qué lo que soy ante un teclado?
no puedo ser delante de mi amada
me maldigo y vuelvo a maldecirme
por ser tan tímido, feo y apocado.

(Orel. 22 de octubre de 1998)



Venus.
---------
(Para Skipper)

Venus, que se siempre ha sido el vecino
de la Tierra en el espacio sideral
de antiguo se llama estrella matinal
y asimismo lucero vespertino

Al alba, brilla mas que una estrella
es por derecho la Joya del cielo
en fulgor no tiene ni un gemelo
salvo la ráfaga de la centella..

Arropado por un manto de nubes
el calor hace planos sus relieves
y reina hasta enormes altitudes.

Abundan llanos y montes muy leves
con aracnoides en altas latitudes,
tormentas, y las calmas soy muy breves.
(Orel. 23 de octubre de 1998)


Genocidio.
-------------

Políticos, jueces y periodistas
discuten lo que es un genocidio
y es tan grande por ello mi fastidio
que parecen todos solo cuentistas.

Solo importa saber que la barbarie
cuando mata, degüella y asesina,
hace solo una cosa: extermina
y eso jamás lo puede hacer nadie.

¡Que me importa que los muertos sean cien¡
cuatrocientos, dos mil o dos millones,
¡Con dos, se es genocida también ¡

¡Que no nos toquen ya mas los cojones¡
Estas muertes si serian para bien:
¡las del tirano asesino y sus matones¡.
(Orel 23 de octubre de 1998)


Desplazados.
---------------

Cuatro años
de sequía
día a día
sin llover,
ruego al cielo
que me apoye
no me oye,
¿qué hacer?

¿Volver a labrar la tierra?
¿volver a sembrar el trigo?
¿volver a ver que se emperra
el cielo en ser mi enemigo.?

A ese cielo
yo maldigo
y le digo
con mis pies
¡ahí te quedas¡
es amargo
yo me largo
sin mi mies

Me iré a ese otro mundo
con tejados de hojalatas
cochambroso e inmundo
gobernado por las ratas.

Por lo menos
cada día
porquería
comeré
y a mis hijos
vender droga
y en la soga
yo veré.

Futuro tan “halagüeño”
no hay fuerzas para evitar
aquí el hambre y el sueño
es lo único a cosechar.

El camino
se hace largo
y sin embargo
ya lo ves
al futuro
caminamos
y lloramos
por los pies.

(Orel 24 de octubre de 1998)


Vecinos.
----------
(Para un amigo de la red al que nunca vi, Eldrwin Ayasnaya.)

Nacieron el mismo día,
vecinos del mismo pueblo,
una pareja de niños
con un futuro risueño.

Patearon los mismos patios,
jugaron en el mismo equipo,
sentados en un mismo pupitre,
se educaron y crecieron.

Persiguieron a las mismas chicas,
fueron a los mismos bailes,
hicieron la mili juntos,
vivieron en el mismo rellano.

Nunca sabremos si fueron amigos
solo sabemos lo que eran:
serbio decíase el "uno",
y bosnio el "otro" se decía.

Se desata el torbellino carnicero,
se inicia la barbarie del cuchillo,
se despedaza su tierra en dos mundos,
y se decide que la sangre será
la nueva moneda de intercambio.

El pueblo de ambos, hoy de uno,
solo a los serbios pertenece,
el bosnio no tardó en ser cazado
por lobos atroces y vecinos,
que forman su rebaño de "corderos".

El rebaño desfila mansamente
hacia un bosque lejano y en penumbra,
los bosnios caminan cabizbajos,
mientras los lobos hablan de fútbol.

Con veinte palas y sus manos
les hacen abrir una fosa
¡que cansada es esta tierra húmeda¡
piensa el bosnio sudando en su tumba.

Ya se ha iniciado el degüello,
doscientos son pasados a cuchillo,
¡la sangre! ¡cuanta sangre¡
forma pequeños arroyos
que llegan al borde de la fosa
formando incontables cascadas
que chorrean sobre los recién degollados.

Le ha llegado el turno al bosnio,
su vecino apático y soñoliento,
esta sentado bajo un árbol,
los lobos le llaman a gritos
el acude con indiferencia:
“Vale, ya se que me toca”.

Se coloca tras su vecino
con el cuchillo afilado en la mano
le sujeta la cabeza por la frente
y de un experto y certero tajo
le cercena la yugular y la vida.

Caído a tierra y consciente,
manándole sangre a borbotones,
ve que su vecino, aburrido,
apático, bostezando y somnoliento,
con la mano cegada en su sangre,
enciende un cigarrillo,
y con desgana le empuja con el pie
al fondo ya repleto de la fosa.

Si alguien piensa que aquel serbio,
se preguntó durante la masacre
porqué era necesario hacer aquello,
es que no conoce al lobo humano.
(Orel, 24 de octubre de 1998)


Ladrones de palabras.

Los ladrones de palabras
vagan ocultos en la masa,
caminan de puntillas, sin ruido,
ejecutando un trabajo eficiente.

La palabra mas hermosa
que hasta ahora han robado
es el término “Maestro”
y ha sido su mayor hazaña.

Mis hijos no tienen Maestro
solo funcionarios que ejercen
la muy digna y remunerada labor
de profesores de educación general básica.
Y nadie protesta.
¡Denigrante¡

He perdido a mi mujer,
esposa tenía y no tengo,
comparto mi vida
con una pareja,
mi esposa esta viviendo
también con su pareja,
en verdad que estoy confuso
antes éramos dos
hoy somos dos parejas
¡cuatro en la misma cama¡
Y nadie se queja.
¡De pena¡

Mi matrimonio no existe,
ahora lo que tengo
es "vida de pareja"
¡Aberrante¡

Antaño los practicantes
nos pinchaban en el culo
con mas o menos tino,
ahora esta labor la ejercen
“ayudantes técnicos sanitarios”.
¡Demencial¡

En las cárceles había presos,
ahora han sido ascendidos
a "personas privadas de libertad".
¡De risa¡

El poli de toda la vida,
el guardia que nos multaba
ha desaparecido
ahora solo es
“Miembro de las Fuerzas y Cuerpos
de la Seguridad del estado”
¡Ininteligible¡

La basura ha mutado
en “residuos sólidos urbanos”,
¡que pena que su fragancia¡
no se haya transmutado
en el perfume “Esencias metropolitanas”
¡Nauseabundo¡

Solo las dignas putas
siguen llamándose putas
mas también por poco tiempo
pues tal vez pronto sean
“Técnicos especialistas en desahogos de la libido”

En nuestras mismas narices
nos siguen robando palabras,
palabras que son nuestra alma.
¡Nos lo merecemos por borregos¡.

(Orel, 25 de octubre de 1.998)

El síndrome de Cyrano.
------------------------------
.
Hoy me siento de otro modo,
parece que me encuentro de otra guisa
y tras pensar en ello atentamente
se que estoy bajo el lejano influjo
del curioso síndrome de Cyrano.
.
Cuatro personas en breve tiempo
mi ayuda solicitaron
para escribirles palabras de amor
e incluso versos de desamor,
que a ellas no les surgían.
.
Me es muy difícil describir
los sentimientos que ello me provoca
siento que he ayudado a alguien,
siento haber incrementado en tres gramos
la cantidad de felicidad en este mundo,
no es mucho, pero me ha gustado.
.
Lo mas singular de mi caso
es que llevando mediado un poema
de amor hacia un hombre querido
me dice esa persona ilusionada
al ver que una mujer es la que habla
que le perdone, que el es gay
y solo le he dicho "!que mas da¡"
pon hombre donde mujer, y ya está.
.
Me ha hecho pensar que el amor
siempre ha sido y será amor
sea cual sea el origen
y sea cual sea el destino.
.
Y también he pensado
en fundar una O Ene Ge
de "Poetas sin fronteras"
de "Poetas sin prejuicios"
de "Simplemente poetas"
ya que Cyrano no pudo.
.
(Orel. 26 de octubre de 1.998)

La máquina.
----------------

Mucho tiempo, largo tiempo
supe que mi vida era un camino
del útero a la nada
de la fusión a la tierra
del óvulo a los cipreses.

El fin de mi camino
es que lo ande
del origen al destino
el resto es lo ignorado.

Sé que el fin aguarda
tras un recodo cualquiera
y si algo sé como cierto
es que existe esa frontera .

Recientemente tomé conciencia,
encontré las respuestas,
como siempre en los libros.

La vieja y eterna pregunta
¿por qué he de andar el camino?
tiene una extraña respuesta
mis creadores necesitan que lo ande.

Y la nueva pregunta que surge
¿quiénes son mis creadores?
tiene una respuesta casi absurda
simples moléculas químicas.

Mi origen y el de cualquier vida
está en el cambio y la replicación
únicas señas de identidad
de los genes que me crearon
y en la lucha desatada entre todos
por llegar íntegros a su única meta
replicarse.

En ambiente tan hostil
para conseguir su objetivo
ha ido construyendo máquinas
que fuesen medio de transporte
y armadura de protección
a lo largo de las generaciones.

Cada día las hicieron mas complejas
hasta construir una tan sofisticada
que es capaz de ser consciente
de que solo es una máquina.
(Orel 30 de octubre de 1998)




Río distante.

Mi vida camina por las cimas
de montes abruptos y engreídos
cansada, sedienta y aterida
viendo el agua lejana y turbulenta.

Cargado con mi sed y sus secuelas
arrastrando los pies por altas piedras
el río remoto y espumoso
se ríe inalcanzable en la distancia.

La lija de mi lengua me atormenta,
visiones de agua próxima me alucinan,
en mi boca emerge blanca espuma
que se reseca en mis labios
sin voz y cuarteados.

Vagando deshidratado y sin aliento,
apagados rumores de agua revoltosa
clavan puñales de miseria
en mi agostado paladar.

El agua está ahí,
a unos cientos de metros
de escarpadas laderas,
tan lejos y tan cerca.

El agua me dice ¡ven¡
con sonoras carcajadas
que suben por las pendientes
sabiendo de mi impotencia.

Río cruel y codiciado,
río tumultuoso y desalmado,
río anhelado y quimérico,
agua que se aleja
de mi sed desfallecida.

¡Tanta sed¡
¡Tanta agua¡

(Orel. 1 de noviembre de 1998)


Llevaré crisantemos al desguace.
------------------------------------------

Hoy llevaré crisantemos al desguace,
andaré entre esqueletos de metal
hasta los restos de mi olvidado R-5
arrumbados al pié de una higuera.

Tus despojos reposan anónimos
sin una lápida que te acompañe,
tus chapas carcomidas por la herrumbre
soy hoy cobijo y hogar de las avispas.

Tu que andabas por caballos desbocado
reposas hoy maltrecho y deformado
con tus lunas hechas jirones de cristal
y las cuencas de tus faros huérfanas de luz.

Llevaré crisantemos al desguace
para honrar tu memoria y tus servicios
tu que aun guardas recuerdos muy precisos
de momentos de amor en parajes aislados.

Transportaste mi cuerpo y mi ilusión
a lugares lejanos y añorados,
transportaste al amor y a la pasión
durante largos momentos deseados.

Yaces hoy a la vera de la higuera
compañera de lluvias y silencios,
compartiendo el polvo y los estíos
contemplando los rayos y luceros.

Llevaré crisantemos al desguace
y traeré de vuelta evocaciones
de tiempos que fueron relegados
a un rincón perdido en mi cerebro.

Llevaré crisantemos al desguace.

(Orel. 1 de noviembre de 1998)


Noches largas.

Noches de largos insomnios
noches de inmensos silencios
noches de incontables desconciertos
noches de infinitos peregrinajes
noches de innúmeras miradas al vacío
noches de un sin fin de recuerdos
noches de letargos y medios sueños
noches de vigilia y almohada
noches de conteo de corderos
noches de aislamiento sin estrellas
noches de placeres ajenos
noches de radio y penumbra
noches de libros olvidados
noches de charlas con Unic
noches de chateo amigable
noches de televisores sin voz
noches de imágenes sin sentido
noches de sueños agitados
noches que duran bien poco
hasta la próxima noche.

(Orel, 1 de noviembre de 1.998)


Teleafónica contra las moscas cojoneras.

El diccionario me dice
de modo meridiano
lo que fue telefónica:
“voz distante”,
hoy está sin voz
y mas “distante”.

El monstruo mastodóntico,
no percibe que el futuro
le roe por los pies,
no repara en que el futuro
le corroe los argumentos,
no advierte que el futuro
le está robando la voz,
aun no se ha enterado
que solo es Teleafónica.

Cuando el porvenir
de tanta gente con alma
está en manos de un gigante
inhumano y “desalmado”,
el gigante cataliza a la gente
y esta se transmuta
en tropel revuelto,
cabreado e implicado.

El alma del tropel logrará,
que el altivo y desdeñoso titán
de los chirimbolos tecnológicos,
doble la rodilla sobre el fango
de su propia incompetencia.

Allá en tiempos glaciales
el homo sapiens ya sabía
que a los grandes mastodontes
solo se les podía derribar
con la sutil estrategia
de la mosca cojonera.

Miles de moscas cojoneras
sacan hoy de sus casillas
al cíclope de los chismes sin alma,
lo volverán orate y sin control
con sus zumbidos tesoneros,
hasta que su aliado, el futuro,
que espera tras la esquina
tumbe al dios de antaño
y a sus trastos sin conciencia.

En ese preciso instante
se deberá humanizar
o será aplastado por su peso
y el de la realidad.

¡Ciber-moscas cojoneras,
zumbémosle por peteneras¡

(Orel.. 2 de noviembre de 1998)

Agua, viento y lodo

Llovizna ligera
brisa leve,
agua tenue
viento cálido,
agua abrumadora
viento vertiginoso,
agua profusa
viento torbellino,
agua en cascada
viento maldito
rayos de muerte.

Aguas sin cauce
lodos sepultureros,
aguas turbulentas
vidas arrastradas,
aguas embarradas
pueblos enterrados,
aguas cenicientas
cosechas expoliadas,
aguas estancadas
podredumbre y cólera,
aguas decrecientes
cadáveres hinchados,
aguas calmadas
desolación y muerte.

(Orel. 3 de noviembre de 1.998)

La pizarra.

Una niña con pizarra,
tiza blanca.

Una escuela sin paredes,
un maestro con las fiebres,
un desayuno de nada,
unas hermosas palabras
garabateadas en pizarra,
azúcar, carne, trigo, leche,
solo palabras.

Un camino hasta casa,
choza de troncos y palma,
dos horas de vereda triste,
una comida de gachas,
trabajo duro en el campo,
trabajo que despelleja.

Nubes oscuras, sin alma,
truenos lejanos que llegan,
viento que agita su falda,
un huracán torbellino,
aguas que arrasan montañas,
aguas que caen en diluvio,
diluvio que todo lo arrastra,
diluvio que destruye vidas,
diluvio que arruina campos,
diluvio que aniquila pueblos,
diluvio que el futuro entierra.

Diluvio que consigo lleva
una choza, una niña,
una escuela, un maestro
y un pueblo
enterrado deja.

La pizarra hasta el mar,
lleva sueños cercenados,
lleva palabras que fueron
anhelo de mejor vida
y que solo son palabras
azúcar, carne, trigo, leche,
ofrendas para otra vida.

(Orel. 3 de noviembre de 1.998)









Mar de hierba.

Un torbellino furioso
de viento y agua asesina
se llevó a la niña lejos
de su madre y de su casa.

Agarrada a una puerta,
arrastrada por las aguas,
valle abajo va flotando
la niña sin esperanza.

La niña está aterida,
el miedo la tiene apresada,
un árbol por fin la detiene
y a sus ramas se encarama.

Sentada en una rama,
rodeada por las aguas,
la niña se duerme inquieta
en un sueño de sol y hierba.

Aún oscuro se desvela,
oye una voz que le llama,
el agua le dice “Ven niña,
duerme tranquila en mi cama”.

De día, casi inconsciente,
aferrada a su rama,
el agua seguía llamando
"Ven a jugar a mi casa".

“No vayas niña” le dice
un pájaro que por allí pasa,
la niña llora muy quedo,
aferrada a su rama.

Un pájaro se posa cerca
con colores de esperanza,
pronto se fue el arco iris
volando en alas prestadas.

Tres días la niña está
encaramada en la rama,
tres días está la niña
goteando vida al agua.

Al fin la niña sonríe
bajo el árbol ve la hierba
y en la hierba un caracol
que la llama “!Niña Sol¡”.

“!Niña Sol!, baja conmigo,
y cántame una canción”,
la niña con gran sonrisa
le responde “Espera, voy”.

La niña baja del árbol,
el agua ya es su mortaja,
la niña se hunde sonriente
en un mar de hierba en calma.

(Orel. 3 de noviembre de 1998)



Fin rojo.

Fin rojo sobre asfalto negro,
fin rojo bajo el andamio asesino,
fin rojo al pie del puente,
fin rojo pistola en mano.

Fin rojo con tus tripas mezcladas
con las del hombre bomba,
fin rojo bajo la máquina,
fin rojo con treinta puñaladas
del marido que te “quiere”.

Fin rojo por estar donde no debías,
fin rojo por hablar indebidamente,
fin rojo por volar en el avión equivocado,
fin rojo por el bisturí inepto,
fin rojo por ser concejal de pueblo.

Fin rojo como daño colateral
de la inteligente bomba del yanqui,
fin rojo por la bala que juega a la guerra,
fin rojo bajo las piedras fanáticas
de quienes odian al amor,
fin rojo, solo por la pequeña gota
de la piadosa inyección letal.

Sangre roja,
hoy ya solo vales
como telón de fondo
para un final.

(Orel. 6 de noviembre de 1998)


Gallos desterrados.

Ya llega la madrugada,
los gallos están cantando
allá donde queden gallos,
que aquí solo canta el motor.

Gallo soberbio y altivo
tu canto de “soy el dueño”
ya no anuncia la alborada
has sido substituido
por el camión de la basura.

Gallo que has emigrado
lejos de los ladrillos
tu canto al alborear
nos ha sido reemplazado
por raudas y ebrias motos.

Gallo de canto sonoro,
ya no anuncias tu la aurora
has sido suplantado
por el pastoso y repetido canto
del borracho en la acera.

Los viejos gallos cantores
solo son agua pasada,
en estos tiempos nos levantan
los relojes digitales.

(Orel. 6 de noviembre de 1998)


El volcán

El amor es un volcán,
surge rasgando el alma
y sobre la pareja llanura
va alzando su silueta
oculta por la bruma
de los sentimientos
que exhala.

En la vida del volcán
se producen erupciones
de ternuras y emociones
explosivas unas veces
esporádicas otras
a borbotones algunas
o suaves y continuas.

El magma de la pasión,
la fluida roca del afecto,
la lava roja de la emoción,
los gases ardientes del cariño
van alzando una montaña
de sedimentos que se posan
sobre el alma enamorada.


Cuando el volcán muere matando
estalla en una deflagración trágica
esparciendo sus entrañas y cenizas
por todo su alrededor,
aniquilando en su cruel estallido
seres que fueron queridos.

Cuando el volcán se extingue
al dejar su lava de fluir,
allá en el alma queda
la magnífica montaña
que recuerda lo que fue
con su fría y muda sombra.

Los volcanes extinguidos
van siendo erosionados
por el correr de los días,
por las lluvias de la vida
por los vientos del olvido.

El día que de nuevo surge
otro amor apasionado
vuelve a alzarse en el alma
un joven cráter ardiente
que a veces acompaña
a las difuminadas siluetas
de volcanes de amor apagados.

(Orel. 11 de noviembre de 1998)


Galaxia.

Grano en un mar de arena,
universo hecho minúscula porción,
girando sobre si misma,
una peonza de luz en el vacío.

Sus millones de partículas
brillan con su propia luz,
estrellas que en la noche eterna
apenas alzan el velo
del oscuro e inmenso cosmos.

Galaxias que cerca del infinito
se alejan desbocadas
a lomos del impulso
del estallido primigenio.

Galaxias en cuyo centro
el poder de la materia colapsada
las está succionando
con un turbulento torbellino,
para agotarse al final
en un punto negro y masivo.

Galaxias diseminadas
por el vasto universo
conteniendo cualidades
favorables a la vida.

Galaxia en la que rota
en un brazo lejano
mi sol tipo medianía
que arrastra tras si
al planeta que me alienta.

Galaxias, cunas de vida.

(Orel 13 de noviembre de 1998)



COMPOSICIONES DEL LIBRO EN DESARROLLO: Anatomía humana y Poesía.

A preguntas necias, réplicas vacuas.

¡Amor¡ que antaño fuiste viva hoguera,
estas hoy posada en mi mano
temblorosa por ser la de un anciano,
mudada tu, en blanca calavera.

Me rondan como dos aves rapaces,
son dos preguntas, asaz puñeteras,
¿dónde fuiste al dejar estas laderas?
¿de donde vienes, el día en que naces?

Miro tu calavera y no contesta
me estrujo yo los sesos, y no atino
ya cansado me digo, ¡paso de esta¡

Parece que hoy le dado mucho al vino,
viniste de la nada a esta fiesta
y a la nada te ha llevado tu destino.

(Orel. 20 de octubre de 1.998)

Tránsitos intestinales.

Andaba yo reptando por la vida
cargando mis entrañas de tormentos
mi estomago de amargos alimentos
que cruzan el píloro en estampida

La angustia me maltrata el duodeno
el suplicio, mi delgado intestino
en el íleon se muta en asesino,
y en el yeyuno es puro desenfreno

Patea mi apéndice vermiforme,
flagela y hiere el colon transverso,
pasa el esfínter con dolor enorme.

Heces de dolor, caen al universo,
ello hace que el calvario se transforme
en este crudo y lacerado verso.

(Orel. 21 de octubre de 1.998)



VERSOS JOCOSOS.


EL FIRMAMENTO CELESTE
(Dedicado a uno de los canales del IRC Hispano, llamado #Celeste)

Existe un universo,
un cosmos casi infinito,
en el que se halla inmerso
un bullicioso garito
.
Es un garito terrestre
que alguien en plan genial
dispuso llamarlo Celeste
y otro lo bautizó canal.
.
En aquel brillan estrellas
nebulosas y cometas
en este mujeres bellas
y dicen que hasta poetas.
.
Aquel cosmos está vacío
casi en su totalidad
este está mas concurrío
que el zoco de Bagdad
.
Aquel espacio está lleno
de quasars y mucha nova
este es mucho mas ameno
to el mundo dándose coba
.
Aquel cielo está cargado
de cúmulos estelares
y este está atestado
con gente de muchos lugares
.
Aquel infinito rebosa
de miles de estrellas fugaces
aquí se estila otra cosa:
un mogollón de disfraces
.
Aquel firmamento está henchido
de muchas constelaciones
este esta muy concurrido
por tímidos y vacilones
.
Aquel espacio galáctico
repleto está de luceros,
este canal tan simpático
de damas y caballeros.
.
Aunque dicen que las damas
mandan poco en este mundo
aquí son ellas las amas
con un poder tremebundo
.
En este canal se hila fino
aquí gobiernan las señoras
es el poder femenino
que muestran a todas horas
.
Un canal lleno de miel
y de palabras amables,
aunque te quiten la piel
seguirán siendo adorables.
.
No paran en todo el rato
hablan, chillan y hasta lloran
y a ti en tu anonimato
siempre dicen que te adoran
.
Te hacen muestras de cariño
muestras a veces cachondas
y hasta pa`dorar al niño
lo meten al microondas.
.
Andan siempre muy inquietas
haciendo planes de kedadas
van ellas muy pizpiretas
y hasta diría que alocadas
.
Por mucho que busque usted
no hallará nada mejor
en el océano de Internet
que este canal, si señor.
.
Damas y caballeros
donceles y doncellas
siempre seremos viajeros
del Canal de las Estrellas
.
(Orel, septiembre 1.998)


El nacimiento de un patio virtual
(A un colega y amigo del cibermundo, que se ha propuesto abrir un canal en el IRC Hispano, ni mas ni menos que para debatir los problemas mundiales)

La gente moderna que es cibernauta
vaga por la red intentando chatear
parte es lanzada, pero otra es mas cauta
en la eterna busca de con quien hablar

Hay otros tipos con aspiraciones
de regir un patio llamado canal
ardua tarea por las condiciones
siendo la mas dura el cupo mensual.

El hecho provoca una caza febril
de gente dispuesta a hacer un favor
y quiera ayudar acudiendo al redil

Si es un amigo, se le hace el honor
de ir al canal y mostrarse gentil
ya que hacer bulto, no es mala labor



Dedicado a Savage el Mago
por ser un tío tan dispuesto
jamas lo veo haciendo el vago
y para ayudar siempre anda presto

(Orel, 30-9-98)


LA GUERRA DEL ORINAL
(A una transeúnte del ciberespacio que para presentarse envió una foto suya a la edad de 2 o 3 años, sentada en el WC y con una mirada especial)

La niña de rubia melena
en su carreta vital
ha poco, cortó la cadena
que la aferraba al pañal

Fue su primera victoria
un paso a la emancipación
fue su primer día de gloria
un hito en su evolución.

Brilló la sonrisa en su cara
sonrisa de satisfacción,
pero pronto tuvo clara
una nueva vejación.

Para todos era normal
usar el water del baño,
que ella usara el orinal
le parecía un engaño.

Volvía a verse amarrada
a otro extraño artefacto,
como eso la cabreaba
quiso dejarlo en el acto.

La niña tuvo una idea,
para evitarles la duda
hará que su padre la vea
hacer pipí sin ayuda

Aquel plan era perfecto
aquel plan era genial
y si surtía efecto
se acabó el orinal.

Aunque parezca mentira
la niña inició el proceso
diciendo "!Papa, mira!
con un gesto muy travieso.

El padre queda a la puerta
de aquel campo de batalla,
pensó: prefiero estar muerta
si no puedo dar la talla

Con el genio de la raza
y haciendo malabarismos
fue subiéndose a la taza
mas sin muchos tecnicismos.

Encumbrada en lo alto
se desprendió de la braga
pasa al siguiente asalto
mientras el gozo la embriaga

Se sienta de carrerilla,
hace lo que fue a hacer
ya no es una chiquilla
ya es casi una mujer

Sintiéndose muy gozosa
mira a su padre a la cara
con ojos de victoriosa
mientras el padre dispara

Su padre, que está en el ajo
y para dejar constancia
realiza un gran trabajo
¡la foto mejor de su infancia¡

La niña de rubia melena
ya es independiente
rompió su peor cadena
y anda siempre sonriente

(Orel, 29-9-98)



UN MUNDO UNIDO
(Dedicado a un canal que un colega quiere crear en el IRC Hispano, llamado #Mundo_Unido

La tierra es un planeta
la casa de la humanidad
una casa que se agrieta
con nuestra impasibilidad

Pensemos que es nuestra casa
pensemos que es nuestro hogar
y veamos lo que pasa
si no se la sabe cuidar

Supongamos un momento
que es una casa real
y os causará abatimiento
situación tan demencial

Un hermano, que es un guarro
no quiere hacer sacrificios,
se deja en un cacharro
todos sus desperdicios

Aunque parezca mentira
lo deja en la sala de estar
y el aire que se respira
nadie lo pueda aguantar

Otro que va de químico
nos ha puesto en el salón
un baño electroquímico
para ganar un millón

Y los humos que hace eso
vagan por la vivienda
al abuelo han dejao tieso
y ni aún así hay enmienda

Nuestro hermano, el alelado
para ganar un salario
ha vendido el tejado
y no veáis que calvario

Y que diremos del padre
que cuando estuvo en apuros
le vendió a un compadre
el ladrillo de los muros

Y ahora la casa está
abierta a todos los vientos
veremos quien va a aguantar
en los próximos inviernos.

Durante un invierno frío
para estar bien calentados
se quedó el huerto baldío
tras cortar los arbolados

El huerto está erosionado
no produce alimentos
mas nos hemos calentado
y estamos muy contentos

Lo del agua es genial
toda ella se aprovecha
con la que se limpia el orinal
pronto está la sopa hecha.

No veas el agua del baño
la usan todos los presentes
aunque os parezca extraño
para lavarse los dientes.

Y como en eso son expertos
antes ellos la reposan
en recipientes abiertos
que menudo olor rebosan.

Ahora hablemos de política
que cuando es mal empleada
es una forma magnífica
de hacer una payasada

Cuando en casa hay disensión
cada uno de nosotros
pues se crea una nación
independiente de los otros

De modo que en nuestra casa
tenemos ya siete naciones
con un territorio de guasa
basado en las habitaciones

Sus puertas son las fronteras
se entra si tienes permiso
y aunque no hay carreteras
el peaje es preciso

Como yo era al mas pequeño
mi nación, es el retrete
tiene un futuro halagüeño:
to el que entra, paga billete.


A esta nación la he llamado
porque para cobrar tengo excusa
la República del Excusado
¿Sabéis que bandera usa?

Sobre un campo de gules
entre leones rampantes
dos rollos de papel azules
que duran mas que los de antes

De mi nación, he de decir
que no hace exportaciones
y tengo para bien vivir
solo con las importaciones.

Si entre nosotros hay guerra
lo que queda al final
son algunos bajo tierra
y la casa hecha un erial

Luego seguimos viviendo
todos en esta morada
la mayoría sufriendo
hasta la próxima algarada




Corolario.
Si en una casa es demencial
el montar esta estructura
al mundo le sienta fatal
que hagan la misma locura

(Orel-Mongolia, 27 sep. 98)




¿Genio?, no gracias.
(Dedicado a una lectora, benévola en exceso)

Poniendo tesón, por ser yo novato
voy a intentar componer un soneto,
con la esperanza de que sea grato,
¡bonito asunto en el que me meto.¡

Lo que de aquí surja, es un regalo
para Marina, mi atenta lectora
que aplaude todo, lo bueno y lo malo
ya solo por eso es encantadora.

Todo lo que escribo para ella es genial
y eso me pone en una tesitura:
¿sigo de modesto o ejerzo de tal.?

No quiero ser genio, es vida muy dura
gran parte de ella, cercado por cristal
con una botella como armadura.

(Orel 3 septiembre 1998)



La guerita se lo puso a huevo.
(Traducción: La rubia dio pie a ello)
(A una mejicana, que vino a España desconociendo las trampas del lenguaje)

Aquí se narra la historia
de un hecho que aun se recuerda
que sigue en la memoria
y pa rato tiene cuerda.

Aunque no está en los anales
cosa tan descojonante
circulará por los canales
de ahora en adelante.

Para que esto se entienda
considero necesario
que sin pasar por la tienda
dispongáis de un diccionario

En el mexica – español
descubriréis que guerita
es “dorada como el sol”
y “rubia” en segunda cita.

Para la palabra “polla”
y sin que nadie se tronche
una acepción ahí descolla
que dice: “Bebida, ponche”

Para acabar el léxico
“mesero” es el camarero,
seguro se dirá en México
que un cura es un ¡miséro¡

Comienza aquí la reseña
se inicia ya el relato
cuando la rubia trigueña
desciende del aparato.

En Barajas, la aduana
iba lenta aquel día
era una fría mañana
y la guerita se atería

Nuestra preciosa guerita
solo piensa en una cosa
en como el frío se quita
cuando una está tiritosa.

Para acabar con el viaje
se dirigió al instante
cargada con su equipaje
al único restaurante.

Fue corriendo a la barra
llena de rostros nuevos,
dijo con garbo y con garra
“!Una polla con dos huevos¡”

Los meseros aturdidos
indecisos y asombrados
también están ateridos
y casi petrificados.

Miran a esa guerita
con cara de estupefacción
ella no recapacita
y dice a continuación

“!Dos huevos y una polla¡”
“Me hacen falta al instante”
ni una pisada holla
el suelo del restaurante

El público está expectante
esperando que un mesero
de un paso adelante
y la complazca por entero.

Mas los meseros gentiles
se acercan a la guerita
y le preguntan sutiles
“¿Cómo dice, señorita?”

Ella que no “coge” una
solo nota el desfile
mas no ve polla alguna
que hacia ella enfile.

Y remata la faena
de un modo muy valiente,
dijo de pronto la nena:
“!Y con leche muy caliente¡”

Los meseros muy confusos
dieron un paso atrás
estaban patidifusos
¿Iría a pedir algo mas?

¡Una rubia insaciable¡,
pensaron todos a coro
mas todo el mundo fue afable
y se portó con decoro.

Creyendo ver estupidez
en la cara de la gente
dijo que era un jerez,
yemas y leche caliente.

Le sirvieron el pedido
nadie le explicó el asunto
se fue por donde había venido
sin saber de qué estuvo a punto

Esa guerita preciosa
y en esto no hay engaño,
un día capto la cosa
pero eso fue pasado un año.

Piensa que no fue nada
que fue una cosa inocente
mas se pone colorada
al contar el incidente.

(Orel Mongolia, 4 octubre 1.998)

El batacazo.

Estabas en la red, tan confiada
dedicada como siempre a tus tareas
y ocurrió de manera inesperada
la tragedia que aquí nadie desea.

Te caíste con un gran batacazo
y deseo que estés de cuerpo entero
ojalá no te falte algún pedazo,
cuídate de este mundo traicionero.

Ahora que ya estas de nuevo dentro
podrás tu disfrutar del alborozo
de este caluroso reencuentro

Si quieres evitar mas de un sollozo
ponte como yo, cada vez que entro
de un colchón gordo, en el culo un trozo.

(Orel, 8 de octubre de 1998)


La foto de Marina en la marina.

Erase una mañana de septiembre,
es seguro que algo te divierte,
brillaba un sol radiante como siempre
y tu figura en foto se convierte

Posando ante una costa muy rocosa
con las olas blanqueando en las rompientes
sonriente y diré que muy preciosa
y el sol iluminándote los dientes.

Luciendo unos magníficos pendientes
y a pesar de no verse el cuerpo entero
la foto me da datos suficientes,

Con ellos te diré que considero
que las partes que no son aparentes
merecen un elogio muy sincero.

(Orel, 8 de octubre de 1998)

El michelín

No entiendo a la gente que sufre por ti
no entiendo el por qué, provocas rechazo
si has sido creado para estar ahí
tu, que siempre estas, dando un abrazo.

Si quien quiere evitar los michelines
debe de hacer una eterna porfía
que dedique su esfuerzo a otros fines,
si no salen hoy, saldrán otro día.

El orgullo de tener un michelín
ubicado en el sitio que es debido
hará que te sientas realizada al fin.

Y aunque esto te parezca socorrido
el andar siempre esbelta como un delfín
además de imposible es aburrido

(Orel, 8 de octubre de 1998)


El gran hombre.

Hay noches en que sueño ser gran hombre
como Cesar, Alejandro o Gengis Kahn
lo que hace que hasta yo mismo me asombre
por las ansias de conquista que me dan.

El sueño se detiene y no progresa
no imagino lo que voy a conquistar
ni reino, ni ciudad, ni una princesa,
ya ni en sueños puede uno prosperar.

Quedare con dos palmos de narices
sin conquistar siquiera una alquería.
yo que me las prometía tan felices

Admito que soy una medianía,
pero que en sueños tenga esos deslices,
es mala suerte y una porquería.

(Orel, 14 de octubre de 1998)




Ayuda en carretera.

Salía del trabajo una noche
también me acompañaba un amigo
el se fue por delante en su coche.
cogí mi moto y le dije “yo te sigo”

Un perro grande, negro azabache
se me cruzó por la parte delantera
creí que me había tragado un bache
dándome de culo en la carretera.

Mientras me iba arrastrando por el suelo
vi las luces de un coche policía
ello me supuso un gran consuelo
pense que ayuda no me faltaría.

Yo no se cuantos metros recorrí
con mi culo restregando el asfalto
suspiré cuando a lo lejos advertí
que aquel coche había hecho un alto

Seguro que lo habían advertido
la moto echaba chispas a raudales
muy pronto yo sería socorrido
otra cosa no entraba en mis cabales.

Yo no tenía ninguna conmoción
y observé que aquel coche había girado
pero partió en la otra dirección
quedando yo maltrecho y cabreado.

Arrastré mis desnudas posaderas
renqueando a una clínica cercana
y allí varias expertas enfermeras
me curan con cepillo y palangana.

De mi piel desprendieron el chinarro
y frotaron con ganas el cepillo
decían que con aquel cruel cacharro
me limpiaban y hasta me daban brillo.

Con las nalgas ya algo mas lustrosas
y diría que hasta relucientes
aparece mi amigo con esposas
arrastrado por dos duros agentes.

Mi amigo parecía alucinado
ya que dicen aquellos dos cretinos
que su coche me había atropellado
y eso a mi me importaba dos cominos.

Le dije a uno que era un canalla
ya que en lugar de haberme socorrido
se fueron a buscar una medalla,
que cara, cuando dije “el no ha sido”

Quedaron con tres palmos de narices
los dos guardianes de la carretera,
mi amigo, mi dolor mis cicatrices
lo celebramos con una borrachera.
(Orel 14 de octubre de 1998)


Lágrimas de cristal.

Este va a ser su último servicio,
colocado encima de la mesa
espera el vaso, cuando ¡oh sorpresa¡
se ve abocado hacia el precipicio.

Sin remedio se estrella contra el suelo
generando tal lluvia de añicos
y de vidrios con afilados picos
que hace que mi invada el desconsuelo.

Cercado por las lágrimas del cristal
permanezco inmóvil e indeciso
al ver que Murphy predijo este final

Siempre que cae un vaso contra el piso
el elegido será como es normal
aquel que al limpiar, mas tiempo preciso.

(Orel, 15 de octubre de 1998)




Mi vecinita de enfrente.
.
Mi vecinita de enfrente,
grita cuando tiene gana,
tiene la voz muy potente,
y mas cuando está en la cama
.
Por la noche sus quehaceres
le provocan estallidos
que atraviesan las paredes,
y revientan los oídos.
.
Mi vecinita de enfrente
dice que seria peor
si cuando esta caliente
se pone silenciador
.
Los niños que hay en mi casa
cuando oyen el concierto
me dicen con mucha guasa
que ya está con el experto.
.
Y a ver como les explico
cuando grita “que me voy”
y en seis minutos y pico
está con la cena de hoy.
.
Pero lo mas prodigioso
ocurre de vez en cuando
y en verdad que es gracioso
yo la risa no la aguanto,

cuando se oye al marido
al entrar en la palestra
decir como un poseído
¡Nena hoy hay paga extra¡
.
Se desatan los demonios
y rechinan los colchones
no es como otros matrimonios,
eso si son conmociones.
.
El alcalde ha propuesto
que sea atracción turística
nos vendría bien el gesto
por la cosa crematística.
.
(Orel, 16 de octubre de 1.998)


Canal afónico.
------------------

Ráfagas de poesía cruzan el canal
destellos de bellas palabras lo iluminan
silencios ominosos hacen de frontera
entre rachas de borbotones imprevistos
que surgen como rayos en la noche.

Nadie remata los ratos muertos
solo las entradas y salidas
los holas y adioses repetidos
apagan el silencio un instante.

Ese silencio tan inconfundible
pronto vuelve a dominar
la extensión completa de esta plaza,
en las gradas se percibe al personal,
entre una espesa bruma de afonía.
Que nadie se queje, es normal.
(Orel. Canal afónico. 23 de octubre de 1998)



Leperos vindicados.
------------------------------

Leperos, gente afanada
industriosa y sencilla
gente estigmatizada
por chistes de pacotilla.

Arrastran con gran dignidad
el peso de los simplones
que les achacan sin piedad
los chistes mas facilones

Las cosas que aquí yo cuento
les pasan a los hispanos
dado que es el momento
de compartir como hermanos.

Los hispanos van en tropel
al medico, porque ¡pardiez¡
en la puerta dice un cartel
“Consultas de ocho a diez”.

Los hispanos con formación
ponen ajos en la calle,
mejoran la circulación,
y eso es todo un detalle.

En su vivienda, el español
hace ventanas redondas
para que pueda entrar el sol,
quedan casas muy cachondas.

El buen amigo Pacheco
champú no usa al ducharse
pues pone “Para pelo seco”
y el acaba de mojarse.

¿Y que decir de la cruzada
de arrancar todas las plantas
buscando la raíz cuadrada?,
solo quedan unas cuantas.

En Hispania, muchas gentes
van de smoking a la óptica
a la graduación de sus lentes
¡Que cosa tan exótica¡.

Se ve a mas de un hispano
hacerse aire con serrucho
“!El aire de la sierra es sano¡”
oyeron a un medicucho.

Casi todo buen hispánico
de vampiro y con arado
para sembrar el pánico
anda siempre trajeado.

Ponen en una tela
patatas en la ventana,
cuando hace un frío que pela
se ahorran media mañana.

Se utilizan muchos fondos
y gastan muchos caudales
en hacer sobres redondos
para mandar circulares.

Cuando una avioneta cayó
en el mismo camposanto
en las noticias se oyó
“Seis mil muertos, ¡que espanto¡”

Del avión salta el muy lelo
con un frasco en la cabeza
“Para caídas de pelo”
vio que en su etiqueta reza.

En moto llevan pijama
con otras cosas absurdas
que llevan de buena gana
¡para tumbarse en las curvas¡.

Le dicen, “arranca el tractor”
contesta él asombrado
y con un cierto candor
“Yo no lo veo plantado”

Para que ría un domingo
se le cuenta a un hispano
un chiste el martes y ¡bingo¡
el jueves si es chabacano.

El fax es de un hispano
siempre que veas en ello
cuando esté en tu mano
que lleva un bonito sello.

Aquel hispano estudió
diez horas en su cocina
el medico le prescribió
“Un examen de orina”

A un hispano alguien pidió
“dame algo funda-mental”
y el hispano aquel le dio
su boina, como es normal.

En un anuncio de prensa
al lado del utensilio
la leyenda no es extensa
“Pinto casas a domicilio”

Doce hispanos muy osados
al polo fueron a jugar
por mas que fueron buscados
no se les pudo encontrar.

Aquel médico era la hostia
“!Doctor, que tal la operación¡”
“!Anda¡ ¿No era una autopsia?”
y así acaba esta función.
(Orel. 23 de octubre de 1998)


Consejos para la novia.

(Para una despedida de soltera)

Si queréis ser muy felices,
llegar juntitos a viejos
y comer muchas perdices
sigue fiel estos consejos.

Si se mancha
con la sopa
nunca estopa
tu le des
dile solo
¡ay Pedrito¡
¡que bonito¡
que te ves.

La suegra es algo sagrado
ándate con pies de plomo
para que seas de su agrado
actúa con mucho aplomo

Nunca pases
por su puerta
si está abierta
sin entrar,
pues seguro
la vecina
se le arrima
a contar

Si por la noche hace ruidos
debes decirle melosa
que para ti sus ronquidos
son música deliciosa.

Si algún día
te la juega
tu alega
sin dudar
que esa noche
su muñeca
la jaqueca
va a pescar.

Este consejo es vital
debes ser inteligente
y tener control total
sobre la cuenta corriente.

Lo atas corto
con la pasta
y si gasta
por demás
le racionas
el dinero
y un cordero
tu tendrás.

Es importante, no debes olvidar:
nunca seas como una lavadora
a la que le hecha unos polvos, ¡y a lavar¡,
recuerda bien que eres LA SEÑORA.

(Orel, 29 de octubre de 1.998)

Reclamo.

(Para recitar por la novia en su despedida de soltera)

¡Ay amor¡ muero de ganas ahora
de gozar del beso de tu música
de disfrutar de una noche lúdica
desde el ocaso hasta la aurora.

Breves toques y afino tu instrumento
te haré sentir después la melodía
que izará tu bandera y gallardía
haciendo perdurar tal alzamiento.

Quiero que con tu órgano me toques
un recital de tu gran repertorio
que penetre en mi vasto territorio
y que un éxtasis sin fin me provoques

Que tu música siembre en mis entrañas
el fundamento de tanta belleza
y yo cantaré siempre tus hazañas

Posees la virtud de la dureza,
eres hábil y tienes muchas mañas,
¿me tocarás seis veces esa pieza?.

(Orel 29 de octubre de 1998)

Canal afónico.

Ráfagas de poesía cruzan el canal
destellos de bellas palabras lo iluminan
silencios ominosos hacen de frontera
entre rachas de borbotones imprevistos
que surgen como rayos en la noche.

Nadie remata los ratos muertos
solo las entradas y salidas
los holas y adioses repetidos
apagan el silencio un instante.

Ese silencio tan inconfundible
pronto vuelve a dominar
la extensión completa de esta plaza,
en las gradas se percibe al personal
entre una espesa bruma de afonía.
Que nadie se queje, es normal.

(Orel. 23 de octubre de 1998)

Cotizaciones.

(Improvisación en una despedida de soltero)

Como en todo matrimonio
será la moneda oficial
una que es digna de encomio
y que es el polvo normal.

Es mucho mas cotizado
el polvo con toques extras
mas su uso es mas menguado
verás tu que pocos hechas.

Decir "Si nena" treinta veces
se cotiza solo a uno
por veintinueve mereces
uno a mano, o ninguno.

Por un viaje al Caribe
cotizas dos especiales
y por mucho que te prive
el resto serán normales.

(Orel. 1 de noviembre de 1.998)


¿Quién responde?

Iba comiéndome el tarro,
con cosas transcendentales
como ¿nacimos del barro?
y ¿a dónde van los mortales?

Cuando encontré en Internet
preguntas mas transcendentes
¿podría contestarme usted?
¡las respuestas son urgentes¡.

La primera es de chasco
¿Porqué iba el kamikaze
protegido por un casco?
la respuesta falta hace.

Otra que no lo es menos
¿Porqué bragas para un coño,
y sujetador para dos senos?
la cosa me tiene hasta el moño.

Esta me tiene intrigado
¿Porqué picha es femenino?
y luego por otro lado
¿porqué coño es masculino?

De cabeza esta me lleva
¿Tenia ombligo el Adán?
¿Tenia ombligo la Eva?
lo pienso y tuerzo el ademán.

Si de cárcel, carcelero
de su sinónimo prisión
hablamos de prisionero,
¿qué cosa será el ladrón?.

¿Por que van las bailarinas
todo el día de puntillas?
si no fuesen tan pequeñinas
¿irían a pies juntillas?

Aquel que quiera meditar
sobre el hombre y sus misterios
aquí tiene con que pensar
estos si son temas serios.

(Orel, 6 de noviembre de 1998)


La peregrinación.

París es el destino
de nuestros pies cansados
por horas acurrucados
en un estrecho autobús.

Tras merecido descanso
en humilde hospedería,
por fin ha llegado el día
de cumplir con el Mandato.

Con saya de peregrino,
bolsa y pantalón corto,
cámara en ristre cargada,
flanqueado por la familia
se inicia el ritual.

Las puertas del santuario
contienen al gran tropel
de anhelantes peregrinos
que previamente han donado
un óbolo generoso
al venerable lugar.

Se abren las grandes compuertas
y la masa cordera y ansiosa
se desparrama veloz
por el sagrado recinto.

Comienza la ceremonia
caminando en romería
hasta la egregia figura
del mas grande entre los grandes,
el venerado y excelso ratón,
para recibir su bendición.

Siguen lentas procesiones
de peregrinos de pies marchitos
hacia las sacros monumentos
para esparcimiento de su espíritu.

El santuario dispone
de extravagantes capillas
donde el peregrino derrengado
puede realizar con recogimiento
el rito de la comunión.

Se comulgan hamburguesas,
pollo frito de Kentucky,
helados y repostería
y todo ello se deglute
con éxtasis, fe y devoción.

Se adora al “Gran Brebaje”
extracto de coca y cola
símbolo vivo y perpetuo
de lo que allá se venera.

La gran peregrinación finaliza
cuando la procesión de las luces
cruza la multitud de penitentes
con todo el divino elenco
encaramado en carrozas
repartiendo a troche y moche
bendiciones de mano.

Cumplido el oneroso mandato
somos recompensados
por el divino Disney
con su eterna gratitud
y un “vuelvan ustedes de nuevo”

(Orel, 13 de noviembre de 1998)


La cabeza del alfiler.

Era aun casi niño,
estudiaba historia universal,
un tema se agarró a mí
y hoy todavía corretea
por mis cansadas neuronas.

Cuentan los cronicones
que los turcos fieros y aguerridos
estaban asediando Constantinopla,
y mientras sus gentes acorraladas
andaban discutiendo con sangre
cuantos ángeles cabrían
en la cabeza de un alfiler.

Una cuestión tan transcendente
hace años me tiene sobrecogido,
cuantos al final cabrán
en tan minúsculo espacio.

Recientemente resolví
el problema que me atormentaba,
las cosas virtuales
que inundan la informática
me dan la solución.

Si los ángeles solo son
seres alados y virtuales,
sobre la superficie finita
de la cabeza del alfiler
cabrán infinitos ángeles virtuales.

(Orel. 13 de noviembre de 1998)



NIMIEDADES

¡Yo no vi la boda¡

Yo no vi la boda. ¡No vi la boda¡
Maldita fortuna, ¡maldita sea¡
ocho horas estuve con diarrea
postrado en el retrete y mi alcoba

Caminaré por valles y cañadas
llorando mi dolor y desconsuelo
comiendo lo que encuentre por el suelo
si veo con mis gafas empañadas.

Un enorme sufrimiento me agobia
que arrastraré conmigo hasta mi muerte
no haber visto el velo de la novia.

No verla, para siempre me convierte
en un ser marcado por la fobia
de la gente que la vio, ¡que gran suerte¡

(Orel, 23 de octubre de 1998)


Conservas y salazones.
.
Doce días
llevo loco
y mi coco
sin parir,
el poema
se resiste
y desiste
de salir
.
¿Que fue de aquellas ideas
que me acudían veloces
como autenticas diarreas
que surgían dando coces?
.
El agobio
que yo siento
cuando intento
este quehacer,
es pánico
a estar seco
y ser eco
del ayer.
.
Si fallan las neuronas
y muere la imaginación
hacer cosas tontorronas
seria una humillación.
.
Se me ocurre
sin reserva
que en conserva
puedo hacer
unos versos
en salmuera
por si fuera
menester.
.
(Orel, 26 de octubre de 1.998)


Jamón, jamón, jamón.

(Vi a una bella mujer, vestida tan modosita, que creí que una monjita.)

Una tarde de otoño, hace poco
andaba yo sin rumbo ni destino
te vi en el bus, me volviste loco
y creí que iba a cambiar mi sino.

Mucho mas que el jamón, estás de buena
un eco me repitió con gran pasión
algo que me hizo estar de enhorabuena
oí, jamón, jamón, jamón, jamón, jamón.

Me enamoré en solo dos paradas
en la mía bajaron dos vecinas
yo seguí con ideas alocadas.

Bajamos, y admiré como caminas,
mis ansias pronto fueron enfriadas
al ver que entrabas en la ursulinas.

(Orel, 28 de octubre de 1998)


La aguja

La aguja, un esencial instrumento
que solo es superado por la rueda
igual te cose un vestido de seda
que marca el rumbo en otro gran invento

La sencilla, útil y fiel aguja
preserva la virtud de la doncella,
hurgan el pajar para dar con ella
y está en el blasón de la maruja.

Todo rico que quiera ir al cielo
si no pasa por su ojo un dromedario
al infierno irá con gran desconsuelo.

La hipodérmica se usa a diario
con ella pinchan culos con gran celo
si dan en hueso es todo un calvario.

(Orel. 28 de octubre de 1998)

El ascensor.

De escalas y escalones fue supresor
fue el germen móvil del rascacielos
deja vivir en alto a los abuelos
y el resuello me guarda, el ascensor.

Hace sudar tinta al claustrofóbico,
demuestra a los mortales su aislamiento
que estando ahí juntos mezclando aliento
se esfuerzan en no verse en plan cómico.

Es el sueño erótico repetido
de hacer el amor subiendo seis pisos,
¿es posible que alguien haya podido?

Nueva York, el apagón tiene visos
de durar, mientras no llegó el fluido
gimió el ascensor con miles de hechizos..

(Orel. 31 de octubre de 1998)


El excusado.

El diccionario, en su sabiduría
dice que es un cuarto de retiro
y es cierto, porque allí siempre me piro
a pensar, mínimo una vez al día.

Recinto de apresuradas lecturas,
lugar que libera del retortijón,
hay quien lo usa para tocar el trombón,
y otros para llorar sus amarguras.

Nos libera de penosos deberes,
nos da excusa para huir sin ruido
del palicero si dejarlo quieres..

Lugar misterioso y desconocido,
así me explico, porqué las mujeres
siempre en parejas a explorarlo han ido.

(Orel. 2 de noviembre de 1998)


La silla.

Mueble con un respaldo y cuatro patas
donde puedes descansar cuando quieras
apoyando en ella tus posaderas
y que es de las cosas mas baratas.

Hay sillas de montar y de tijera,
gestatorias así como de ruedas
en la eléctrica fritito te quedas,
y la de manos no se usa siquiera.

Posan en ella el culo y el trasero
el pompis y el extraño antifonario,
nalgas, cachas y el traspuntín entero.

Todo el mundo intenta a diario
robarla al de arriba por puñetero
y si va a Sevilla es lo rutinario.

(Orel. 2 de noviembre de 1998)


La morcilla.

La morcilla sabrosa y nutritiva
quintaesencia del arte culinario
del cerdo es lo mas extraordinario
y por ella está mi lengua cautiva.

Tiene muchos y grandes defensores
que se placen en comerla con fruición,
a muchísimos les causa aversión
mas no entraré en tales pormenores.

En el hombre descubre un misterio
complejo y que ocurre con frecuencia
al tomarla en un primer refrigerio.

Les gusta y disfrutan la experiencia,
luego vomitan, con un improperio
al saber que la sangre es su esencia.

(Orel, 11 de noviembre de 1998)
































TRABAJOS PARA LA ONG “Cyranos sin confines”

Marina

(Para Marina)

Tu nombre, Marina evoca
barcos surcando la mar
flotas en busca de puerto
navíos que van a atracar

Tu nombre, Marina sugiere
la orilla, el litoral
una costa, una ribera
una zona fin del mar

Tu nombre, Marina insinúa
un cuadro lleno de olas
pinturas llenas de nubes
y algunas gaviotas solas

Tu nombre, Marina despierta
la atracción del horizonte
lejanía añorada
Marina, ese es tu nombre

(Orel, septiembre 1.998)


Mar azul.

Mar azul, sereno y luminoso
Mar azul, bravío y tormentoso
Mar azul, revuelto y misterioso
Mar azul, lejano y pavoroso
Mar azul, cálido y anhelado
Mar azul, remoto e impresionante
Mar azul, próximo e incitante
Mar azul, en calma y brillante
Mar azul, ¿eres tu?

(Orel. Octubre de 1.998)

Maresía.
----------

(Para Maresía)
.
Allá en el interior del Atlántico
allá en mitad de las aguas,
Canarias recibe el influjo
del aire y del mar.
.
Al alborear la mañana
toda la tierra es invadida
por un olor a mar
que se adhiere con pasión
a todo lo que a su alcance queda
barcas y arena,
rocas y paredes,
personas y almas,
vidas y recuerdos,
sentimientos y quehaceres.

Al amanecer,
el olor salobre del mar
irrumpe en cada isla
portando un mensaje de pertenencia,
un recordatorio de propiedad,
un anuncio de dominio,
una proclamación de paternidad.

El mar parió esas islas
surgidas de sus entrañas
y no quiere que nadie olvide.
Por ello diariamente
les hace rememorar
su origen y procedencia.

Algo tan profundo y sentido
en el alma y la piel de los isleños
necesitaba la palabra apropiada,
!Maresía¡, así de simple,
!Maresía¡, así de hermoso,
!Maresía¡.

(Orel. 25 octubre 1.998)


Doloroso
-----------
.
Es muy duro descubrir tras todo un año
que la persona en que confías y te apoyas
ha estado presentando el engaño,
como algo que se quiere y se adora.
.
Es muy duro descubrir tras tanto tiempo
que todo fue falsedad y mentira,
es cruel apercibirse en un momento
que todo fue embeleco y apariencia.
.
Es inhumano percatarse
que un año de relación compartida,
se reduce a cenizas de camelo,
se muda en sensación de timo y cuento.
.
Es doloroso advertir
que nada de lo que fue era cierto,
que nada de lo dicho era auténtico,
que nada de lo oído fue sentido.
.
Es despiadado conocer
que nada de lo vivido fue correspondido
que nada de lo nuestro fue real,
que todo fue un teatro sin motivo.
.
Es triste y desolador,
que sea así.
(Orel 26 de octubre de 1.998)




Unicornio azul.
-------------------
(Para Unic_Azul)
.
A lomos del unicornio
vas regalando vida
sentimientos y recuerdos
acunada por la música

A lomos del unicornio
vas plantando las semillas
de palabras que florecen
convertidas en poesía.

A lomos del unicornio
en las horas del mochuelo
navegas por lo canales
sembrando con tu presencia
el aliento de tu alegría.

A lomos del unicornio
galopas por aquel mundo
amarrada a tus poemas
que vas desperdigando
para animar otras vidas.

A lomos del unicornio
cabalgas por este mundo
resolviendo tus quehaceres
con el fuego del tesón
y el poder de tus sentidos.

A lomos del unicornio
cansada del ajetreo
regresas a tu cobijo,
y abrazada a la almohada
tienes la onírica visión
de aquel mítico unicornio
ahora transfigurado
en tu Unicornio Azul
(Orel 28 de octubre de 1998)


Los pétalos de la canela
------------------------------

Deja que te salmodie, Canela
déjame que enumere tus pétalos
esos que guardan la esencia
de tu substancia y de tu aroma.

Deja que te salmodie, Canela
ahora que aun tengo en el recuerdo
los pétalos de tu corola
y anda aun lejano el sueño
de arroyo y la chopera.

Rosas en el cabello y claveles en la cara
garbosa deambulabas, ¡tú¡, olor de la canela,
esparcías franqueza y a tu paso posaba
fragancia de Kerala que el cielo aspiraba.

Del pontón a la chopera tus raudos pies te llevan
por el atajo que suelta polvo al ritmo de tus zancadas
acopiabas el sonido del arroyo por la piedras
y el vendaval lo vendía barato por la sierra.

Deja que te salmodie Canela,
deja que te diga cuantos pétalos son.......
¡la leche¡ con tanta elocuente retórica
se me ha ido el santo de picos pardos,
pero algo si puedo decirte
y es que eran un montón.

Con tu nombre he de cantar
la fragancia de las especias
de la Costa Malabar
allá en la lejana tierra de Kerala.
(Orel, 29 de octubre de 1998)

Alma
-------
(Una improvisación para la ONG “Cyranos sin confines”
.
(De Toni para Alma)
.
Las montañas han sido mis oyentes
los picos escucharon estos versos
antes de que tu los conocieses
para que me digan si son bellos.
.
Los repiten con un eco lejano
y al menos me dicen con su voz
que si bellos no son, son sentidos,
así que ya he decidido
que leas esta palabras
que transmiten mi amor.
.
Alma, tu que ya eres para mi
la esencia de mi pensar,
el aliento que me anima,
la fuerza que me mantiene,
la conciencia de quien soy,
el corazón que me sostiene,
la energía que me permite
andar por esta vida.
.
Alma, no se como decir
lo que dentro de mi siento,
no se como expresar
que simplemente te quiero,
no encuentro el modo de declarar
que sencillamente te adoro,
por ello quiero que estos versos
hagan de mensajeros
de todo ello.
.
Alma, Toni te ama
y me ha dicho que te diga
que solo tu serás su alegría.
.
(Orel, 29 de octubre de 1.998)


Abriendo caminos en la bruma.
----------------------------------------
.
(Una colaboración para la ONG Cyranos sin confines)
.
(Para Oga y para Elisa)
.
Elisa, que alzas el vuelo en horas precoces
tras una noche de barras y sones,
surcas resuelta tu ciudad
rumbo a tu deteriorado destino.

Elisa, que enfrentada día a día a la empresa
de reparar las deficiencias del origen,
de atenuar las mermas de la mente,
de enderezar recónditos procesos,
de comunicar con mundos aislados,
de reponer la esencia perdida,
de ajustar desordenes incontrolados,
de amplificar las tenues señales,
de guiar a seres confusos,
de abrir caminos en la bruma
abusas de tu pasión por el Hombre,
de tu chifladura por los quebrantados,
de tu energía amotinada,
de tu agitada dedicación,
de tu vivaz entrega,
de tu impalpable tesón,
de ti.

Elisa, con un solo camino que abras en la bruma
estás recompensada.

La felicidad menuda,
¡menuda felicidad¡

(Orel. 30 de octubre de 1998)


Seis mil días.

(Una colaboración para la ONG “Cyranos sin confines”)

(Para Belga)

Seis mil días de vida agradecidos,
seis mil amaneceres de esperanza,
seis mil vivencias que dejan huella,
seis mil jornadas caminando con vigor,
seis mil recuerdos atesorados,
seis mil emociones compartidas,
seis mil pequeñas cosas importantes,
seis mil sinsabores agridulces,
seis mil días descubriendo mundo,
seis mil días acumulando conocimiento,
seis mil atardeceres junto al mar,
seis mil noches ya pasadas,
ciento cuarenta y cuatro mil horas para ser tú.

Tantos días de intensa caminata
y aun tienes mucha vereda por delante
para recorrer.

No esperes que la vereda
en las veinticinco mil jornadas
que aun pueden quedarte,
sea siempre llana y pareja,
con todo su recorrido bordeado de flores.

Encontrarás tramos ásperos,
cruces peligrosos, y sin alma
suaves y fáciles trayectos,
empinadas y retorcidas cuestas.

Llegarás a zonas del sendero derrumbadas
que deberás parchear con tu sangre,
mas en esta travesía, seguro encontrarás
peones camineros que te echen una mano.

Pero recuerda siempre,
cuando la vida destruya
los puentes de tu sendero
que el camino es solo tuyo
y si estás sola, sola deberás seguir
y sola tendrás que levantarlos.

Yo solo te deseo
que por duro que sea el camino
siempre tengas energía
hasta alcanzar su final.

Final que nunca sabrás
tras que recodo se encuentra.

Con este poema,
espero haber sido
un frondoso árbol
que a la vera de tu camino
te dio algo de sombra
durante una leve parada
en un caluroso día de estío.

(Orel. 8 de noviembre de 1998)



La arrojada paladín del Castillo de Vendrell

Allá en lejanas tierras
allá a la vera del mar
hay un soberbio castillo
en la urbe de Vendrell.

Tiene como paladín
y ardiente defensora
a la sin par Roser
siendo su dueña y señora.

Doscientos metros cuadrados
de almenas y torreones
no hay puente levadizo
pero dentro hay tres leones.

Bueno para ser precisos
moran allá con ella
un buen par de leones
y una auténtica tigresa.

Ahí donde fieros se ven
se transforman en gatitos
cuando la señora del castillo
les manda a cuidar el jardín.

Siendo el signo de estos tiempos
esos magníficos felinos
aún no se ha destetado
ni han salido a seguir su sino.

Roser es muy permisiva
mas ejerciendo de renegada
del gremio de las marujas
no deja pasar ni una sola
revista del corazón
a su reluciente fortín.

Tiene una extraña afición
a disfrazarse de Alma
y vagar por el cibermundo
ejerciendo de bruja redomada.

En los libros de historia
de este electrónico mundo
figura como la reina
del baile de las siete fajas.

Nadie en el correr de los siglos
consiguió tan magno arte
por ello será recordada
y un día tendrá una estatua
subida a un pedestal
haciendo girar una faja
sobre su cabeza de vestal.

(Orel, 8 de noviembre de 1998)


La polifacética.

(Una colaboración para la ONG "Cyranos sin confines")

(Para Hada)

Mercedes es una dama,
vamos que no tiene ruedas
tiene dos piernas preciosas
para patearse la vida.

Es una dama versátil
variopinta y polifacética,
igual te fríe un huevo en aceite
que pare a tres cachorros,
que te decodifica un balance
o ejerce de madre serena.

Nada en el proceloso mercado
del aceite y sus aledaños
mejor que una sirena en la mar
sin bajíos ni corrientes.

Por cierto que la sirena
le tiene algo de tirria
pues aunque no tenga cola
le gana en hermosura.

Solo por vacilar
y montar una trabalenguas
un día se le ocurrió mercarse
un mercedes ya trotado.

Así cuando sus amigas
ven el coche aparcado
se ven obligadas a decir
"el mercedes de Mercedes"

Y ya las muy intimas
no tienen mas remedio
que decir de su marido:
"!Le hace tales mercedes
a Mercedes con mercedes¡

Y ella, la muy bruja
se sonríe por lo bajo
y solo sabe decir
"es de segunda mano".

Cuando tiene tiempo libre
se pone su disfraz de Hada
y se zambulle en los canales
con pandereta y charanga.

Se va al club de las brujas
en el que ella también manda

Sigue así, hada madrina
de tantas siluetas nocturnas
si un día te hiciesen una estatua
seria sobre el capo de un mercedes
convertido en calabaza.

(Orel, 8 de noviembre de 1998)





IMPROVISACIONES

Dosis extra
--------------
.
(Una improvisación sobre una idea de Ashlyn)
.
Colgado de una aguja cruzó la frontera
que separaba su martirio de la muerte
quedo frío sentado en un retrete
de un bar podrido de mala muerte
.
Nada le retenía en aquel mundo
nada excepto alguien que le amaba
y que allí quedo enganchada y penando
sin un apoyo en su mísera condición.
.
Era tanto el abandono y la carencia
que tomó el camino de su amado
se chutó una dosis extra y dura
y fue tras él a lomos del caballo.
.
(Orel, 31 de octubre de 1.998)

La musa del lag.
--------------------
.
(Una improvisación en tiempos del lag)
.
Los gritos de búsqueda restallan en el canal
la bruma del lag oculta las tenues siluetas,
almas perdidas en la niebla del silencio
buscan a otras almas desesperadamente.
.
El silencio se enseñorea del lugar,
las voces que han huido a uña de lag
dejan que la afonía se haga dueña del viento,
en tanto que en el mutismo agobiante
agita las siluetas de los nicks
que flamean como banderas
en astas de toro gigante.
.
Las mudas siluetas
permanecen agrupadas
dándose a si mismas el calor
que el silencio les roba
mientras ven pasar la palabra
flotando sobre el agua del canal.
.
(Orel, 31 de octubre de 1.998)


Ráfagas de nicks

Hay muchos nicks
que hacen pasadas rasantes
sobre las gentes del canal.

Están dentro tan poco tiempo
que forman ráfagas de siluetas incorpóreas
que giran a velocidades supersónicas
atronando con sus estampido sónico
los condolidos tímpanos de los presentes.

Estas estrellas fugaces y errantes
vagan por la noche del cibermundo
explorando canales y privados
sin saber nunca que es lo que buscan
o sin encontrar lo que desean buscar.

Terminan afincadas
en lugares imprevistos
donde sus culos cansados
se posan en el lateral del canal
hechos nicks mudos.

Así recuperan fuerzas
antes de lanzarse
por enésima vez
a la vertiginosa vorágine
de la enredada maraña.

(Orel. 8 de noviembre de 1.998)



POEMAS DE LA REMOTA INFANCIA


Lucemia.

Aquí cuento a mi modo
una muerte incompresible
tal vez haya sido la única,
pues el resto habrán sido dolorosas
pero nunca mas, incomprensibles.

Cinco años tenía Andrés,
vecino de puerta de al lado,
y yo por los seis andaría,
cuando el compañero de juegos
de exploraciones y pecados veniales
cayó enfermo de lucemia.

Se acostó en la cama un día
un día que no jugamos
y salió de allí en una caja blanca
tras seis meses sin calenturas.

Yo le decía, “Andrés,
si no tienes calenturas,
¿por que no te levantas?”
y el solo me miraba.

Mi amigo Andrés se murió
sin tener una calentura,
nunca lo comprendí,
aun siendo monaguillo
con muchos Dies ira salmodiados.

En el entierro le acompañé,
iba de monaguillo
con larga sotana blanca
manejando el incensario
junto a su caja blanca.

Llevé un cirio blanco
durante el largo cortejo
iba andando a la vera
de la pequeña caja blanca
hasta que así llegamos
a su pequeña tumba blanca.

Solo recuerdo de el
una guapa cara de ángel,
si los ángeles existen
seguro que se la han copiado.

(Orel. 8 de noviembre de 1998)



Negras fauces.

Es un remoto recuerdo
de los pocos que atesoro
allá a mis tres años y pico
en la escuela de cagones.

Como el lector verá
los parvularios y guarderías
aun eran cosas del futuro,
los chavalines solo podíamos ir
a la “Escuela de Cagones”.

En el lugar había un retrete
que carecía de puerta,
con agujero en el suelo
y dos resaltes de cemento
para colocar los pies.

El agujero era grande y negro
era para mí enormes fauces
y andaba convencido
de que un resbalón traicionero
me haría caer por el
a un mundo de terror.

No existía fuerza humana
capaz de hacerme allí cagar,
hasta que llego la idea salvadora:
fui con mi hermano mayor
que ya calzaba cinco años,
el me sujetaba por el guardapolvos,
y así por fin, pude cagar en paz.

(Orel, 8 de noviembre de 1998)



Parque de atracciones.


Un pueblo en un llano salado
un pueblo reciente y novicio
un pueblo construido por Franco
sobre huesos de gentes
consumidas por el tifus
o piadosamente fusiladas,
sobre la zona ocupada
por un olvidado y mortífero
campo de concentración
en las tierras de Albatera.

Un pueblo de palmeras
un pueblo blanco de sudor y sal
un pueblo con agua salobre
y raquíticas cosechas.

Un pueblo con muchos niños,
niños con muchas diversiones
diversiones que daba el entorno
entorno convertido en juguete.

Había una gran atracción
que solía funcionar
en el gran palmeral,
que esporádicamente era
nuestro pequeño e instructivo
parque de atracciones.

La atracción tenía una estrella,
la diminuta Muñequita,
la digna y única puta
que ejercía por allá.

Puta pobre y sin cobijo
en el que poder ganarse el pan,
iba con los clientes
a la balsa del palmeral.

Si un chaval la veía ir
a la reseca balsa
a trajinar con alguno,
hacía sonar la alarma.

Tal alarma consistía
en una carrera alucinante
hasta el tropel de chavales,
allí daba el grito de rigor:
“!la Muñequita va a follar¡”

Salíamos de estampía
directos al palmeral
ya cerca del “nido de amor”
nos arrastrábamos en silencio
para estudiar el enigma.

Calzando de cinco a diez años,
jadeando y excitados
uno a uno, en turno breve
asomaba la cabeza
sobre el borde de la balsa.

Por ello nadie jamás vio
el misterio al completo,
así que con gran esfuerzo
hicimos una versión
juntando muchos retazos.

El resultado fue tan pobre,
que el secreto quedo en la bruma,
y como suele pasar
cada uno se montó
su versión particular.

Eso fue lo que aprendimos
en el parque de atracciones,
además de a correr echando leches
huyendo de las pedradas
de clientes cabreados.

(Orel. 10 de noviembre de 1998)


Cartucho de sal.

Todo niño que se precie
tiene su particular colección
de terrores infantiles.

En mi lejana infancia
actuaba el tío Saín,
un malvado con jeringuilla
que sacaba la sangre
en noches oscuras
a los niños malos.

Pronto supe que Saín
era un terror virtual
usado por los mayores
para hacernos circular
por el camino recto.

El cartucho de sal
real como la cruda vida,
usado con fruición
por gentes de aquel entonces
para defender su propiedad.

Un cartucho de escopeta
repleto de grandes granos
de sal blanca y asesina
para los tiernos culos
de quienes osaban
andar por los campos
comiendo la fruta ajena.

Si tenias la desgracia
de recibir tal perdigonada,
gritabas como un poseso
con tu cuerpo incrustado
por esas malditas postas.

En mis pesadillas nocturnas
tales cartuchos de sal
tuvieron durante varios años
un preeminente lugar.

(Orel. 14 de noviembre de 1998)
























FIGURAS.

Cuchufleta.
----------
y
si
hoy
sale
claro
el sol
solo es
un nuevo
magnifico
y gran día
que tal vez
llegue a ser
el que espero
ya hace tiempo
si, cuatro años
para poder hacer
un lindo arabesco
que preconizase mi
nueva y gran faceta
de dibujar garabatos
con palabras sin alma
de que estas chorradas
sin objetivo ni sentido
tracen un gran triángulo
que satisfaga esta inútil
y tonta ansia de conseguir
algo que había yo imaginado
como un juego simple y fácil
que me fuese también un relax
substituto del los crucigramas
mas conforme avanza el asunto
veo que la cosa es muy tonta
pero también es entretenida
aunque hacer el jilipollas
intentando no poner comas
que faciliten el relleno
necesario para la línea
que debe ser muy recta
tanto como el sistema
usado para dibujarla
deje ser permisible
solo sea infecundo
Estoy casi al fin
y algo es seguro
que sea primero
también ultimo
y nunca jamas
lo intentaré
por ser feo
y estúpido
y también
sin nada
que sea
eficaz
y así
irme
sin
un
o

(Orel. 8 de noviembre de 1.998)
Tiempo de necios


A
las
cinco
todo es
mucho mas
negro, frío
mas estancado
la oscuridad es
la cubierta negra
que tapa los yerros
de los hombres necios
que aguardan ese tiempo
como último reducto vacío
en el que ocultar sus vidas
sin forma, arrugadas y parcas
vidas repletas de humo de pajas
vidas ocupadas en asuntos sin fin
vidas preocupadas por ir huecas
vidas que no son ni van a ser
la nada domina su contenido
es fiel, nunca desatiende
las llamadas de auxilio
que de continuo hacen
para no vagar solos
portando un valor
que les induzca
a ser por fin
seres vivos
completos
pero sí
serán
así
.
....................................

(Orel, 9 de noviembre de 1.998)


El árbol

Al gran árbol
nadie lo podará
se desprende solo
de sus hoja muertas
de sus ramas inútiles
de sus miembros caducos
el se amputa lo superfluo
arroja al vacío lo excesivo
para concentrarse con rigidez
con la dedicación de la máquina
siguiendo su programa paso a paso
a producir hojas que pesquen la luz
hojas que fabriquen y almacenen vigor
para que cuando llegue el día apropiado
el momento previsto y repetido cada año
se inicie el proceso magnífico y masivo
de crear y dispersar su vida en polen
en millones y millones de embalajes
que volaran lejos sobre el viento
o portados por insectos aliados
hasta flores que lo asociaran
con su otra mitad de reglas
para que germinen después
frutos que darán cobijo
a semillas, su futuro
y a nosotros nos da
alimento, energía
esos frutos son
cojonudos
valorados
sazonados
delicados
pringados
preciados
afrutados
colorados
torneados
macanudos
alambicados
majestuosos
cultivables
inimitables
aprovechables
condimentados
lubrificantes
fundamentales
excepcionales
determinantes
.....................................................

(Orel. 9 de noviembre de 1.998)



PENDIENTES DE UBICAR


La cabeza del alfiler.

Era aun casi niño,
estudiaba historia universal,
un tema se agarró a mí
y hoy todavía corretea
por mis cansadas neuronas.

Cuentan los cronicones
que los turcos fieros y aguerridos
estaban asediando Constantinopla,
y mientras sus gentes acorraladas
andaban discutiendo con sangre
cuantos ángeles cabrían
en la cabeza de un alfiler.

Una cuestión tan transcendente
hace años me tiene sobrecogido,
cuantos al final cabrán
en tan minúsculo espacio.

Recientemente resolví
el problema que me atormentaba,
las cosas virtuales
que inundan la informática
me dan la solución.

Si los ángeles solo son
seres alados y virtuales,
sobre la superficie finita
de la cabeza del alfiler
cabrán infinitos ángeles virtuales.

(Orel. 13 de noviembre de 1998)



Cartucho de sal.

Todo niño que se precie
tiene su particular colección
de terrores infantiles.

En mi lejana infancia
actuaba el tío Saín,
un malvado con jeringuilla
que sacaba la sangre
en noches oscuras
a los niños malos.

Pronto supe que Saín
era un terror virtual
usado por los mayores
para hacernos circular
por el camino recto.

El cartucho de sal
era real como la cruda vida,
las gentes de aquel entonces
lo usaban con fruición
para defender su propiedad.

Un cartucho de escopeta
repleto de grandes granos
de sal blanca y asesina
destinada a los tiernos culos
de quienes osaban
andar por los campos
comiendo la fruta ajena.

Si tenias la desgracia
de recibir tal perdigonada
gritabas como un poseso
con tu cuerpo incrustado
por esas malditas postas.

En mis pesadillas nocturnas
tales cartuchos de sal
tuvieron durante varios años
su preeminente lugar.

(Orel. 14 de noviembre de 1998)



















Prohibiciones

Prohibido morir
sin seguro de vida.

Prohibido ser muy feliz
sin beber coca cola.

Prohibido morir
completamente sano.

Prohibido circular
en dirección contraria al rebaño.

Prohibido trabajar
estando parado.

Prohibido terminantemente
vitorear al arbitro.

Prohibido tener seis dedos en la mano
sin ser señalado por el dedo de la gente.

Prohibido soñar
en pensar por uno mismo.

Prohibido ser viejo
y sentirse útil.

Prohibido pecar
y sentirse a gusto.

Prohibido terminantemente
dudar de la justicia,
salvo si eres del PSOE.

Prohibido mendigar
un poco de dignidad.
Prohibido ser pobre
a la luz del día.

Prohibido mostrar
senos flácidos.

Prohibido sentirse
orgulloso de las arrugas.

Prohibido pensar
que la cosmética es un camelo.

Prohibido ser
hermosa a los setenta y ocho años.

Prohibido lucir
deformaciones.

Prohibido usar
palabras que todos entienden.

Prohibido pensar
si permiso del departamento correspondiente.

Disposición adicional primera:

Lo que no está prohibido
no significa que esté permitido,
solo que está en fase de estudio
su peligrosidad social.

(Orel. 15 de noviembre de 1998)


Soneto vacío.

Intento derrotar mi aburrimiento
tras fallar resolviendo crucigramas
y pinchar componiendo epigramas
haré un soneto como esparcimiento.

Un soneto vacío y sin alma
que será pura rima sin sentido
si sale bien, será como un cocido
que luego comeré con toda calma.

Una pizca de nada le da el toque
un pelín de algo tonto pone su aquel,
con algo de sal mejora el enfoque.

Mas algo le falta para un buen nivel,
algo muy nimio que el vacío evoque:
como mi cerebro guinda del pastel.

(Orel. 15 de noviembre de 1998)


Atila.

El placer de patear la hierba
es tan excelso y grandioso
que todo lo demás es soso
pura vulgaridad sin sentido.

Pisar, patear, destrozar
romper, descuajaringar
chingar, destruir, pulverizar
arrasar, aniquilar, devastar.

El poder en las manos del hombre
solo así se manifiesta
lo jodio es lo poco que dura
pero mientras dura es una fiesta.

(Orel. 15 de noviembre de 1.998)


Corazón ¡que no te enteras¡

Corazón contesta,
¿por que palpitas? ¡di¡
¿por que palpitas?.

¿Aun no te has enterado
que mi caudal sanguíneo
ha sido desviado
de la yugular al suelo?.

Deja ese trabajo inútil,
ya que nunca podrás ser
una bomba de vacío,
¡abandona¡.

¿Por que te emperras
y sigues insistiendo
con tu latir arrítmico
y descompasado?.

El tío de la funeraria
se va a cabrear
como le sigas haciendo
esperar su momento.

Corta el rollo corazón,
nada te queda que bombear,
acabemos de una vez
y tengamos la fiesta en paz.

Los llantos nos aguardan
no seamos descorteses,
da tu última pulsación,
te apuesto unos gusanos con pedigrí
a que será una diástole.

(Orel. 15 de noviembre de 1998)


























Oración en los años del hambre.

Una mujer piadosa,
cargada de hijos y hambres
siempre que al cielo rezaba
le hacia el mismo ruego.

Con una oración cruel y brutal,
hecha súplica de futuro,
convertida en dolorosa plegaria,
que implora por la vida,
aunque ruegue por la muerte.

“Señor, tu sabes que no me quejo.
Señor, tu sabes que lo acepto todo.
Señor, quiero que tengas piedad,
y que los hijos que me mandes
pueda repartirlos contigo
al menos mitad y mitad”.

Pura sabiduría natural
para resolver el desgarrador dilema:
si teniendo doce bocas
y pan solo para seis
¿qué debe hacer la buena madre,
repartir la muerte entre doce
o racionar la vida entre seis?.

Una cosa siempre es cierta,
cualquier solución al dilema
comporta mucho dolor.

Mi abuela cargó con él
todo el resto de su vida,
la mitad de sus muchos hijos
murieron antes del año.
(Orel. 16 de noviembre de 1998)




Concurso de méritos.

Hace días que te observo
hace tiempo que te quiero
se que son mucho mejores
quienes ocupan tus sentidos.

Estas a gusto con ellos
aun no te has decantado
a mi ni me miras siquiera
con todo lo que te he mirado.

Si algún día convocases
un gran concurso de méritos
querría que esto leyeses
solo para que estés informada.

Y así tal vez pudieses
considerar por tres segundos
mi aspiración a tu amor,
aunque no obtuviese nada.



Muerte sin subvención.

Pedro dormía la siesta,
el infortunio asesino
bajó del cielo a su casa
vestido de rayo tronante.

Pedro pasó de la siesta
en un instante perverso
al sueño del no retorno
junto a su casa quemada.

Pedro tuvo un funeral
muy escaso en asistencia,
un cura de rezo veloz,
el llanto de la viuda
sus tres hijos y pocos mas.

Cuatro quedaron sin techo
mendigando un tejado,
sin ropas y sin enseres,
allá quedaron los cuatro
llorando su desamparo.

Seis meses mas tarde.....

Pablo dormía la siesta,
el infortunio asesino
bajó del monte a su casa
vestido de piedras y lodo.

Pablo pasó de la siesta
en un instante perverso
al sueño del no retorno
junto a su casa arrasada.

Pablo tuvo un funeral
abundante en asistencia
tres obispos, treinta curas,
alcaldes y autoridades,
cuatro ministros de España,
cientos y cientos de gentes,
y el Príncipe de Asturias.

Telegramas de condolencia
llegaron de altas instancias,
del mismísimo Papa de Roma,
del autentico Rey de España,
del presidente de Francia,
y cientos mas que no recuerdo.

A los familiares de Pablo
les dieron cama de hotel,
comida la necesaria,
a la espera de recibir
una nueva vivienda,
con cargo a fondos perdidos.

De todas partes de España
recibieron donaciones,
ropas de abrigo y enseres,
una pensión oficial,
apoyo de expertos psicólogos
páginas en los periódicos,
horas y horas de radio,
televisión en horas punta.

Maruja, viuda de Pedro
cada vez que ve a María
la triste viuda de Pablo,
le dice con cierta envidia:

"!Ay María¡, a los dos mató
la cruel naturaleza,
que suerte tuviste tú,
que se llevase a tu Pablo
junto a doscientos mas."

(Orel. 17 de noviembre de 1.998)


Beberé los vientos por ti.

Mi amor irá contra viento y marea,
cantando muy alto a los cuatro vientos
que siempre, aun contra los elementos
me afirmaré al viento que en ti aletea.

Por ti todos los vientos me beberé
jamás con viento fresco yo me iría
de la rosa de los vientos que me guía
y aunque corran malos vientos te amaré.

A tu lado andaré con viento en popa
con viento de costado o torbellino
podré así ver al viento alzar tu ropa.

Cuando el viento que sople en tu camino
te incruste contra mi a quemarropa
gracias daré al viento del destino

(Orel. 18 de noviembre de 1998)





El rap de las calaveras.

Que felices seremos los dos
muy juntitos bajo un gran ciprés
mirando nuestras mondas calaveras
a ratos del derecho y ratos del revés.

Que felices seremos los dos
verás que buenos ratos vamos a pasar
entrechocando con ritmo nuestros huesos
haremos un sonido que van a alucinar.

Y si a los muermos del nicho de al lado
les fastidia nuestro ritmo fantasmal
que les den por el coxis, que nosotros
haremos sonar este rap sepulcral..

Con dos cúbitos y cráneos huecos
ya tenemos el sonido gutural
si ululamos en tonos muy bajos
se cagarán con el rap abismal..

Uuuuuuuuuuh aaaaaa uuuuuuuuuuh

Mira que felices que vamos a ser
un descojone óseo tan descomunal
jamas nadie lo vio en ningún camposanto
será número uno este rap espectral.

Que de puta madre que vamos a estar
que pasada cósmica vamos a dar
Uuuuuuuuuuh aaaaaa uuuuuuuuuuh.

(Orel. 18 de noviembre de 1998)


Canto delirante.

A ti dedico este delirante canto.
Ante ti querría yo traer remotos mundos.
Bajo tu sombra a gusto dormiría eternamente.
Cabe a ti el fulgor del universo se hace mío.

Contigo mi cupo de fortuna se ha agotado.
Contra ti nada atentará, yo seré tu escudo hecho carne.
De ti venero con fruición tu inconfundible sonrisa.
Desde ti llegan influjos que alteran mis percepciones.

En ti hallo cumplido mi mas recóndito deseo.
Entre tu y yo siento fluir algo mas grande que el amor.
Hacia ti dirijo mi mirada cada amanecer.
Hasta ti espero que lleguen mis susurros descabellados.

Mediante ti, mi espíritu ha conquistado su mas alta cima.
Para ti son todas y cada una de mis neuronas y sinapsis.
Por ti solo hay una cosa que no haría, abandonarte.
Salvo tú, nadie jamas cavó cimientos en mi alma.

Según tú parecer juntos iremos al borde del cosmos.
Sin ti el vacío infinito llenará mi alma.
Sobre ti quiero reír y reír al estilo esquimal.
Tras de ti siempre estaré como un doble de tu sombra.

(Orel. 18 de noviembre de 1998)












Hércules abatido.

Aplastado por su peso abrumador
agotado por su tamaño gigantesco
estrujado por carga tan monumental
exhausto por algo tan ciclópeo
marchito por su lastre colosal
cansado por su masa desmedida
extenuado por esfuerzo tan titánico
macilento por tal empeño formidable
fatigado por una pugna tan fantástica
debilitado por un trabajo tan desmesurado
derrengado por faena tan inmensa.

Pude al fin sacar la llave del bolsillo
abrir la puerta con ella en brazos
penetrar en la suite nupcial
y dejarla sobre la cama,
con un ¡uffff¡ de alivio cósmico.

(Orel. 20 de noviembre de 1998)




El mechero

Es el mas útil y fiel artefacto
de gas, de gasolina o chisquero
siempre está en mi bolsillo el mechero
nunca falla y me atiende en el acto.

Si se me agota, o bien si lo pierdo
y no puedo encender un cigarrillo
me pongo a berrear como un chiquillo
me pongo tan histérico que muerdo.

Deambulo por las calles con un ruego,
con cara de miseria y desamparo
a todos les digo “¿Tiene usted fuego?”

Si alguien va fumando yo lo paro
con mi pito apagado a el me pego
y con su fuego, fumo en plan avaro.
(Orel. 20 de noviembre de 1998)

Gorrones y mangantes.

Penetro en un mundo que no es mío
rodeado de silencio y agua azul
desciendo hacia el fondo arenoso
donde camina la estrella dorada.

Peces cargados de arco iris
surcan el agua a mi lado
con la parsimonia de la rutina
cada uno dedicado a sus quehaceres.

Algunos picotean el coral
desprendiendo briznas de alimento,
los holgazanes del arrecife
rodean el esforzado currante
comiendo felices a sus expensas.

En todas partes cuecen habas,
y ello hace valer la vieja norma
“uno trabaja y doce comen”
(Orel. 20 de noviembre de 1998)




Proverbio persa.

Noches enteras y días vagando
por calles campos y caminos,
pesaroso acongojado y abatido
llorando el desconsuelo de mi sino.

Arrastrando mis pies encallecidos
por suelos con puñales a la espera
de rasgar mis pies descalzos, sin escudo
de suelas que los guarden de las piedras.

Los lamentos por mi triste situación
cesaron para siempre cuando un día
vi a un hombre arrastrar su humanidad
por los mismos puñales que me herían.

Con esfuerzo titánico y sostenido
pausadamente a mi se acercaba
con nervio, brío y fortaleza
se deslizaba sin pies y no lloraba.

(Orel. 22 de noviembre de 1998)


Deprimido y feliz

¿Porqué siempre es más fácil el cantar
aquello que se desea y no se alcanza
como el amor del que ella no se entera,
o de aquello que fue nuestro y ya no es
como el amor cortocircuitado y ya ido?

Tal vez sea por estas cosas,
sentirse destrozado da placer,
verse incomprendido es muy cómodo,
ser rechazado facilita la cuestión,
andar triste y hundido es magnífico,
estar cariacontecido ¡es la releche¡,
tener el mundo en contra es una suerte,
transitar con el alma hecha jirones viste mucho,
deambular con el corazón cascado, ¡mola¡
callejear con el desaliño de la desesperación causa furor,
lucir los andrajos del espíritu se lleva mucho este año,
arrastrarse astroso y deprimido es rutilante,
llorar las penas en púlpito da prestigio,
lamentar el infortunio amoroso ayuda a ligar,
vagar al borde del precipicio nunca es culpa mía.

(Orel. 22 de noviembre de 1998)






Caballo de Troya hambriento.

La hormiga negra y laboriosa
vaga a la búsqueda de alimento
encuentra una larva muy sabrosa
y la analiza con gran tiento.

Huele igual que las hormigas
y sin preguntarse que hace fuera
la toma con mimo y diligencia
y la introduce en su hormiguero.

Allí la larva intrusa y hambrienta
crece devorando a sus vecinos
mientras las hormigas la acicalan
la cuidan y velan por ella.

Transformada ya en mariposa
busca la salida con urgencia
se aparea con celeridad pasmosa
y siembra el suelo con sus huevos

Huevos que huelen a hormiga
a las puertas del hormiguero.
El truco del caballo de Troya
lo usó esa mariposa primero.

(Orel. 23 de noviembre de 1.998)


Te recuerdo Amanda.

Te recuerdo Amanda
en tiempos más jóvenes
pegada a mi guitarra
intentando asimilarte
con los pocos acordes
que entonces sabía.

Te recuerdo hermosa
con tu rostro envuelto
en la densa bruma
de imágenes captadas
en una melodía.

Te recuerdo ansiosa
por ir a la fábrica
entre fina lluvia
que tu pelo calaba.

Te recuerdo andando
por calles mojadas
con charcos fríos
que chapoteabas.

Te recuerdo Amanda,
nada te importaba
ni te contenía
por estar junto a él.

Recordaré siempre
los cinco minutos
de vida eterna
para estar con él.

Y ahora deseo
que tu gran triunfo llegue
cuando el viejo tirano
en su ultimo día
vea tu sonrisa ancha
oyendo sonar tu melodía
y sintiendo en sus entrañas
las manos cortadas de él.

(Orel. 24 de noviembre de 1998)



El valor del polvo.

Aquellos si que eran buenos tiempos
la cosa era muy equitativa
la hembra ponía miles de huevos,
el macho daba millones de espermas.

La cantidad garantiza el proceso
mientras nuestros primitivos amantes
se marchan cada uno por su lado
sin saludarse, como si tal cosa.

Después, la naturaleza averiguó
que la cosa mejor funcionaría
si en lugar de millones ponían seis
que serían cuidados y alimentados.

Y surgió la dichosa asimetría
entre un huevo gordo y bien provisto,
y un esperma masivo y diminuto,
una invertía mucho y otro poco.

Ambos tienen el mismo objetivo
tener muchos hijos que sobrevivan,
por eso el macho si puede se larga
a buscar mas hembras que pueda gozar.

Nuestra hembra tiene un gran dilema,
si abandona, desperdicia sus huevos
mientras el macho invirtió casi nada,
le interesa mas, sacar la nidada.

Puesto que ella no se puede largar
debe intentar que el macho también pague
con algo que valga al menos igual,
se inicia de este modo el desmadre.

No estaría mal pedirle al macho
que no colabora en criar sus hijos,
que demuestre que al menos sus genes
son lo mejor del mercado del esperma.

Y aquí cada especie elige un camino
en una los machos pelean a muerte,
en otra vacilan a quien es mas fuerte
siendo el vencedor quien siempre copula.

Este sistema tiene su miga
pues para echar veinte polvos
tiene que poner en riesgo su vida
y luchar tantas veces como se lo pidan.

Hay otras hembras menos crueles
aunque solo en apariencia
la dicen al macho, ten cola larga
y allá que van ellos con colas excelsas.

Lo cruel del caso estriba en el tigre
que caza al macho con cola tan larga
que puede echar polvos pero no volar
lo que es similar al caso anterior.

Pero la cima de la inteligencia
está en la aves y algunas mujeres
que dicen al macho, hazme una casa
antes siquiera de tocarme una pluma.

Por eso resulta muy trabajoso
el costo del polvo con este sistema
salvo si se quedan con la misma hembra
ya que una casa da para una vida.

Este es el sistema que viene de lejos
para que el macho al ir por tabaco
y ver unas piernas que incitan irse
regrese al redil antes de eslomarse.


(Orel. borrador)






Circulo infernal.

Saliendo del circulo infernal
de la nada que atormenta mis sentidos
me aproximo a la luz por un instante
mas pronto me absorbe el torbellino.

Vuelvo al vacío habitual
retorno al círculo vicioso
que va de la nada a la ausencia
girando en torno a la bruma.

Ráfagas de miseria cruzan mi camino
las hago mías con ansias de náufrago
solo me proporcionan un minuto de aliento
antes de hundirme de nuevo en la carencia.

Necesito un flotador de consistencia,
me urge un apoyo que me salve
preciso de una tromba de aire nuevo
que me permita dar el salto a la vida.

Tú eres mi punto de apoyo,
eres tú mi aire imprescindible,
tú eres mi flotador consistente
se que lo eres, y es amargo
que lo seas a costa de tu dolor.

(Orel.25 de noviembre de 1998)


Suelo firme.

Tras la noche larga, solo vacío
es la alegría de pisar el suelo
la que derrite para siempre el hielo
que tenía a mi espíritu baldío.

Su firmeza acuna mis sentidos
que envían sensaciones al cerebro
y que reviven cuando las enhebro
en forma de recuerdos doloridos.

El suelo firme sujeta los puentes
que permiten mi enlace con la vida
y mi acceso de nuevo a las fuentes.

Las fuentes de la ternura perdida,
de los sentimientos puros y ardientes
del amor que cicatriza la herida.

(Orel. 25 de noviembre de 1998)


Tal vez nunca.

Tal vez nunca te diga
lo esforzada que eres
lo digna que vas por la vida
arrastrando tantas cosas
que la vida te ha colgado.

Tal vez nunca te diga
que eres una gran mujer
que sufriendo lo que has sufres
te compones cada día
para luchar por la vida.

Tal vez nunca te diga
que nunca te merecí
ni “pagué” por lo que vales
ni estuve junto a ti.

Tal vez nunca te lo diga
o tal vez te lo diga así.

(Orel 25 de noviembre de 1998)

¡Que lejos¡

¡Que lejos nos llevó la vida¡
del primer punto de encuentro,
del primer "hola" a tus ojos,
del primer roce a tu cuerpo,
del primer beso en tinieblas
y los cientos que siguieron,
del primer tímido te quiero,
del primer susurro de amor,
del primer adiós pero vuelvo,
del primer sueño contigo,
del primer contacto de ensueño,

¡Que lejos que quedan ya¡
todos aquellos momentos,
y aún quiero besarte a oscuras,
y decirte que te quiero,
y susurrarte muchas cosas,
y sentir el suave roce
de tu admirable cuerpo,
y vivir ese contacto
mágico y de ensueño,
todo ello aún lo quiero.

(Orel, 27 de noviembre de 1998)

¿De que sirve?

¿Qué sentido tiene ya
que te diga que lo siento?
¿Qué significado tiene
que hoy te pida perdón?

¿De qué vale ahora
que te diga te quiero?
¿De qué sirve que prometa
que volverán nuevos tiempos?

¿Qué sentido tiene todo esto?

Te causé mucho dolor,
y si crees que esto lo borra
yo siento un gran pavor
a volver a herirte de nuevo.

Tan grande es mi miedo
que paraliza mis labios
que saben que te quiero
y no pueden decir te quiero.

¿Porqué no tiene sentido?
¿Porqué?

(Orel. 25 de noviembre de 1998)


De nuevo la nada.

Mi vida se resguarda en la nada
de los fantasmas que yo creo
esperando que el vacío
los entierre en su seno.

Mi vida oculta en el detalle
pretende no ver la luz
el detalle se hace meta
de un vivir sin mas futuro.

¿Qué vida es la que corre
detrás de palabras de huida,
de gestos de anonimato,
de hechos puro baldíos?

¿Porqué huir a la nada
sabiendo que la nada es frío
dejando atrás el calor
el ánimo y el aliento?

(Orel. 25 de noviembre de 1998)



Pruebas de amor.

(Todos los poetas son inconscientes
ofrecen muchas cosas a su amada
algunas perniciosas y mortales
y ellas las aceptan sonrientes.)

Sé que no crees que te quiero,
sé que no estás segura de mi amor,
sé que de mis palabras no te fías,
deseas una prueba de mi esmero.

Te traería el Santo Grial,
pero como todo el mundo sabe
Indiana Jones lo perdió hace años
al caer por una grieta abismal.

Podría poner la luna a tus pies,
pero la cosa plantea un dilema
no tendrías donde colocarla
fíjate bien en lo enorme que es.

Te tejería un manto de estrellas,
pero antes deberías meditar
en lo que le pasó al Ave Fenix,
te pueden quemar, aún siendo bellas.

Una de las cosas mas notables
sería andar sobre las aguas
mas no creo colase el viejo truco
de los grandes zapatos hinchables.

¿Querrías una nube de almohada?
esto tal vez, si fuese factible
pero tiene una pega insuperable
que siempre dormirías empapada.

Te traería la mas bella pluma
de una hermosa ave del paraíso,
mas seguro que las lanchas de Geen Peace
llenarían tu bañera de espuma.

Ascendería la más alta cima,
y si traigo el pito congelado
ya nunca mas te podría yo tocar
esa canción que a ti siempre te anima.

Tras mucho darle vueltas a mi coco,
¿podría un certificado de Cupido
convencerte de todo lo que digo
y que así sin más, tu me vuelves loco?

(Orel. 27 de noviembre de 1998)



Amores de red.

(Una colaboración para la ONG “Cyranos sin Confines”)

Para un iternauta con progresión cero.

¿Donde están esos ojos que no veo?,
¿donde esa sonrisa tan lejana?,
¿donde esas mejillas hechas cielo?,
¿donde esos labios de locura?.

¿Donde está tu voz, mi melodía?,
¿donde los susurros que yo sueño?,
¿donde tu mirada de caricia?,
¿donde tus pasos a mi pecho?.

¿Donde esos tenues cabellos?,
¿donde tus manos de pasión?,
¿donde tu vientre de deseo?,
¿donde estás tú, mi amor?.

(Orel. 27 de noviembre de 1998)


Piedra de río.

La piedra fría, suave y redonda
de esquinas perdidas en tu deambular
de años y años casi infinitos
de ser empujada de acá para allá.

Careces de aristas que te hagan cruel
el agua de siglos fue tu hacedora,
con golpes continuos que te menguaron
hasta el tamaño propicio a mi mano.

Piedra pesada de curvas muy leves
que el río tranquilo logró perfilar,
piedra sencilla de agradable tacto
lisa y pulida con gran perfección.

Has acabado posada en mi mesa
piedra preciosa y sin ningún valor
roca labrada por los tiempos idos
que verá también los que han de venir.

(Orel. 27 de noviembre de 1998)






Posas en mi

Posas en mi tu mirada
y con ella posas tu duende,
posas en mi tu atención
y con ella derrites mi hielo.

Posas en mi tus manos
y con ellas provocas vibraciones
posas en mi tus caricias
y con ellas desatas sensaciones.

Posas en mi tus sueños
con ellos me prestas el futuro,
posas en mi tus susurros
y con ellos viene la música.

Posas en mi tus recuerdos
y con ellos traes los detalles,
posas en mi tus deseos
y con ellos levantas pasiones.

Posas en mi tus brazos
y con ellos me arrebatas
posas en mi tu cuerpo
y mi cerebro derrapa.

(Orel. 28 de noviembre de 1998)



La caída.

Dicen que la adrenalina estalla
al caer en picado de la altura
y eso dicen los que no han sentido
la vertiginosa caída del dólar.

La emoción de ver caer
una bolsa tras de otra
solo es comparable
con la caída del Imperio Romano.

Ver la histeria en los cuerpos
que rondan por la calle Wall
cuando el mundo se derrumba
es una hermosa tragedia.

Ver acciones por los suelos,
índices capitidisminuidos
e infartos a flor de parqué
es un grandioso espectáculo.

Las caídas de los mercados
son mayestáticas y sobrecogedoras
electrizantes y atronadoras,
más que la Caída de los Dioses.

(Orel. 28 de noviembre de 1998)



El primer polvo cósmico.

Dicen los que de esto saben
que los soviéticos un día
quisieron ser los primeros
en polvos espaciales.

Preparan una gran misión
con un buen par de oficiales
coronel ella, coronel él,
y así el rango no haría mella.

Una vez en el espacio
llega el momento acordado
encienden las luces rojas
y siguen fielmente el manual.

Es un polvo programado
solo tiene ochenta fases
todas muy bien detalladas
con esquemas de colores.

La oficial va descorriendo
unas treinta cremalleras
en una secuencia estudiada
de despeje de caminos.

El coronel va despacio
avanzando al instrumento
y se le ve descontento
con tan largos corrimientos.

En la fase veintiocho
el manual establece
el contacto manual
para ver si eso crece.

La coronela se arrima
mete la mano por dentro
media hora está buscando
y no da con el instrumento.

Lleva retraso el proceso
dicen del control de tierra
“¿Qué está pasando ahí?,
nos falla la telemetría”.

La coronela muy fria
contesta con rabia quieta
"!Es que el jodio coronel
no sabe abrirse la bragueta¡"

Y hasta aquí solo contaron
los que de esto sabían.

(Orel. 28 de noviembre de 1.998)


Pobre en desdichas.

¿Porqué no está mi alma afligida?
¿porqué no tengo un mal padecimiento?
¡que pésima suerte tengo¡,
no puedo ni hacer un poema
del flagelos y pesares.

Como voy a competir
con esos enormes poetas
que son potentados en desdichas,
capitalistas en miserias,
ricachones en dolor,
opulentos en suplicios,
magnates en tormentos,
millonarios en torturas del alma,
cresos en aflicciones,
y acaudalados en angustias.

Lo tienen todo copado
y a los demás que nos zurzan.

Así no podemos jugar
con esta cruel desventaja,
leche, !ya está¡

El dolor azota mi alma
por causa de la cruel desventaja,
ya puedo hacer un poema
lamentando la crueldad de la vida
que tan mal distribuye
sus estímulos poéticos.

!El que no se aflige
es porque está acabado¡.

(Orel. 28 de noviembre de 1.997)


Gil y Polleces.

José Gil y Casagrande
contrajo primeras nupcias
con María Polleces del Beal
y ocho meses mas tarde
nació nuestro gran héroe.

Segismundo Gil y Polleces
vino en llamarse el pipiolo
que se hizo grande de huesos
y de pocas cosas mas.

Ustedes andarán recomidos
por saber que hizo Segismundo
para donar sus apellidos
a un término tan profundo.

Segismundo era algo lelo
pero sin mas complicaciones,
y calzaba los doce años
cuando ocurrió el hecho sublime.

Oyó que el médico decía
a sus padres muy atentos
que él, lo único que tenía
eran diarreas mentales.

Segismundo era tonto
pero también previsor
y llevó desde entonces
un pañal en la cabeza.

Hizo otras gilipolleces
pero ninguna tan sonada,
ya saben pues vuesas mercedes
una etimología mas.

(Orel. 28 de noviembre de 1998)



La Sirena

Nadaba por aguas transparentes
cuando vi una hermosa sirena
jugando lejos en los corales
con la luz que el agua diluía.

Volví a tierra trastornado
por aquella visión de fantasía
ansiando volver al mágico lugar
para tocarla si era real.

Cada mañana allí acudía,
zambulléndome ligero en agua clara
y siempre estaba ella esperándome
son su sonrisa azul y permanente.

Pasaron los días con solo miradas
mi amor hacia ella no razonaba
las señas hablaban por nuestros labios
y por señas consintió venir conmigo.

La llevé a mi casa, a la bañera
la dejé lo más cómoda que pude
fui a comprar el marisco de la cena
muy cerca, en el super de la esquina.

A mi vuelta vi al gato acomodado
dormitando una siesta fuera de hora
comprendí y corrí a la bañera
donde el gato se dio su gran festín.

En mitad del dolor y el desconsuelo
descubrí el misterio de los siglos
las sirenas ciertamente son pescado
y las raspas que vi lo confirmaron

(Orel. 29 de noviembre de 1.998)



Gaviota.

Vuela la gaviota a ras de espuma
haciendo de las olas lanzadera
con el aire que la cresta arremolina
se mantiene en vuelo sin esfuerzo.

El viento ha diseñado su perfil
el aire ha definido su silueta
el mar ha propiciado su color
el cielo se convierte en su escenario.

Las nubes hacen de telón de fondo
del mejor ballet que el cielo ha visto
la exhibición de su arte es fascinante
el arte de la busca de alimento.

La gaviota es el signo de los tiempos
de reina del océano y su cielo
se ha convertido por causas nutricias
en la nueva reina del basurero.

Nadie la pinta en sus nuevos reinos
nadie canta su vuelo placentero
nadie alaba su mágica silueta
ni su blanco aleteo en el basurero.

(Orel. 2 de diciembre de 1998)





Marcado.

Un segundo después de haber nacido
fui estampado por marcas y etiquetas
que llevo desde entonces incrustadas
en mí, junto con otras mas recientes.

Soy hombre blanco murciano y español
como hombre soy superior a otros seres,
por ser blanco el negro ya es distinto
por murciano no soy igual al vasco
por español no soy como un iraquí.

A los pocos días fui etiquetado
como cristiano y también católico,
por cristiano distinto al musulmán
por lo otro distinto del protestante.

No quiero ser diferente a nadie,
soy animal como el oso y la foca,
quiero ser a la vez blanco y negro,
católico, protestante y musulmán,
murciano, vasco, gallego y catalán,
español iraquí y filipino.

Mas eso solo es una quimera,
la etiqueta la usa quien me la ve,
y no hay forma humana de quitármela
aunque si una que puede esconderlas.

Un negro con dinero ya no es negro,
un moro millonario ya no es moro,
hasta un árabe con mucho petróleo
podría ser el novio de mi hija.

(Orel. 3 de diciembre de 1998)


Luna manoseada.

Luna cercana y opulenta
rica en referencias y desvelos
tan próxima y tan lejana
a un segundo luz de distancia

Luna hiperglosada y macilenta
desgastada por miles de poetas
para escribir algo nuevo de ti
habría que estudiar tu cara oculta.

Tu proximidad ha sido el origen
del culto universal que se te tiene
contigo al lado, el hombre no está solo
en el vasto vacío del cosmos.

Tu cercanía te hizo ser hollada
por pies humanos y extraños,
por ruedas de coches eléctricos
y pronto hasta tendrás semáforos.

(Orel. 9 de diciembre de 1998)


Para subir al cielo.

Para subir al cielo
se necesita
solo un par de alas
lástima que las aves
no estén admitidas.

Para subir al cielo
se necesita
aprobar un examen,
lástima que si suspendes
vas directo al averno.

Para subir al cielo
se necesita
un billete de Iberia
lástima que en asiento de pasillo
solo veras un cielo de plástico.

Para subir al cielo
se necesita
un impulso gigantesco
lástima que la bomba
te hará llegar hecho pedazos.

Para subir al cielo
se necesita
escalar una alta montaña
lástima que los michelines
también tendrás que subirlos.

Para subir al cielo
se necesita
una escalera alta
lástima que los bomberos
no la suelen prestar.

(Orel. 9 de diciembre de 1998)




Burbuja

Alguien me dijo que hiciese un soneto
le haré uno que suene y no cruja
sobre una simple y bella burbuja
será pues sencillo, limpio y discreto.

Globo de gas que va en busca del cielo
siempre ascendiendo a la superficie
nunca está quieto, odia la molicie
llegar a estallar es todo su anhelo.

Es el vigor de la humilde gaseosa
es el rugir del refresco de moda
sin ella siempre la cosa está sosa.

Es la nobleza de la vieja soda
la que hace al Perrier un agua costosa
alegra al champán y a gente beoda.

(Orel. 6 de diciembre de 1998)



Lucecita

En una canal oscuro y solitario
lucia una lucecita esplendorosa
cuya luz mortecina y cenicienta
proyectaba sombras orgullosas.

En el canal del hacha del indio
con su escasa potencia lumínica
hace que los nicks encuentren su lugar
mientras canta por lo bajo su canción.

Deslumbra con su arte y maestría
uniendo palabras que se hacen poesía
juntando pinturas que se hacen color
y hasta pariendo hijos luce su vigor.

Tres decenios ya lleva recorridos
cantando, pintando y escribiendo,
ama tanto a su casa y a su gente
que tiene título de “ama de casa”.

Primera dama del ciberespacio
reina sin corona de su morada
Lucia de nombre luce tanto
que de Lucecita se viste de vez en cuando.

(Orel. 6 de diciembre de 1998)


La andadura.

Salpicado por el barro del camino
empapado por el agua del deshielo
con los pies insensibles por el frío
camina decidido a su destino.

Resbalando en pendientes traicioneras
asiéndose a matojos con espinas
con las manos sangrando desgarradas
avanza con esfuerzo y se empecina.

El sol que tibiamente le animaba
se ha ocultado detrás de una cortina
de nubes de miseria y desconsuelo
que traen consigo el frío que adormece.

Por los desgarros de sus ropas huye
el calor que su cuerpo atesoraba,
se sienta yerto, transido y exangüe
al lado del sendero inacabable.

La nieve es compañera de su sueño
y allá queda convertido en mojón
indicando a futuros caminantes
que la meta es difícil de alcanzar.

(Orel. 7 de diciembre de 1998)




Difusión.

Palabras que saltan de mis dedos
sobre teclas conectadas a un chip,
palabras que se guardan en un disco
con trazos invisibles y magnéticos.

Ahí quedan las ideas que mi mente
pare cuando tiene a bien y quiere
convertidas en signos electrónicos
en una serie de bits incomprensibles.

Trazos que consigo llevan la magia
de poder difundirse sin esfuerzo
por lugares vecinos y remotos
sin valerse para ello del papel.

A través de canales intrincados
saltando desde el suelo al espacio
corriendo por cables incontables
se aposenta en múltiples destinos.

Allá queda mi palabra a la espera
de que alguien se aproxime al lugar
se decida pinchar sobre mi puerta
y leer mis bits hechos nuevo texto.

El deleite de verse difundido
de manera tan rápida y barata
queda siempre algo oscurecido
por lo efímero de tal divulgación.

Con los nuevos chismes tecnológicos
se que veré mis palabras en libro
si nadie lo edita, podré yo imprimir
un ejemplar para mi estantería.

(Orel . 8 de diciembre de 1998)






Rueda de molino sangrienta.

Allá en Madrid le apuñaló
un fanático de moda
ya muerto lo han convertido
en gran rueda de molino.

Triste muerte, queda dicho,
magnificada por los medios
porque vende y tiene morbo
un vasco matado en Madrid.

Océanos de letra impresa
mares de horas de radio
televisión a mansalva
para un vasco muerto en Madrid.

El mismo día en Argelia
cuarenta y cinco degüellos
de hombres, mujeres y niños
y casi nadie se enteró.

Nos están manipulando
grandemente día a día
hoy nos tocaba comulgar
la gran rueda de molino.

Si la rueda está manchada
de sangre fresca y morbosa
de vasco muerto en Madrid
se traga con fervor y fe.

(Orel. 10 de diciembre de 1998)


Su primera cuna.

Llegaste cargado de instintos
hechos garras para asir la vida.
Llegaste cargado de impulsos
hechos llanto como señal de queja.

Llegaste cargado de egoísmo
hecho mecanismo de supervivencia.
Llegaste inerme e indefenso
esperando armarte con los años.

Llegaste al lugar que no debías
con tu bagaje vacío de instrucciones
para salir del cubo de basura
al que te arrojaron por ser un estorbo.

(Orel. 12 de diciembre de 1998)



La cima

En la lejana montaña
allá en la alta cordillera
el hombre asciende solo,
nadie sigue tras su estela.

Avanza contra sí mismo
escalando sobre hielo
entre aire enrarecido
muriendo con el esfuerzo.

La meta está a la vista
su mirada ya lo toca
una cima a ras de cielo
le aplasta como una losa.

Gasta su último aliento
pisa la cumbre y llora
a paso lento desciende
amarrado a una soga.

El tiempo se le echa encima
la noche pronto lo abraza
en pie contra una roca
su último aliento exhala.

Allí queda para siempre
con un féretro de hielo
con la cima como estela
y como tumba el cielo.

Y nadie llevará jamás
flores a su sepultura

(Orel. 12 de diciembre de 1998)





Hola olvidado.

No debo tener ojos en la cara
mi nervio óptico estará obstruido
para que ocurra lo que ha ocurrido,
olvidarme de saludar a Sara.

Debe ser que me estoy haciendo viejo
o que ya no reacciono a la primera
ser siempre rápido es una quimera
pero aún así me tiene muy perplejo.

A fin de evitar este fallo tonto
te saludaré por anticipado
voy a ver como ahora me lo monto.

Te meto en un bote, muy bien cerrado
dos mil holas, así de bote pronto
y el asunto ya está solucionado.

(Orel 12 de diciembre de 1998)


Laderas del Fujiyama.

I
Piedra de río
agua de fuente
flor de ciruelo
viento insomne.

II
Nubes que se deslizan
tras la grulla blanca
llegaran con ella
al agua blanca

III
Hojas de ciruelo
agitadas por la brisa
nubes errantes
grullas indecisas.

IV
Inquieto como el agua del torrente
suave como la brisa de la tarde
firme como la montaña
silencioso como el paso de la nube
airado como las sacudidas del terremoto.
sereno como el río en el meandro.

V
Barro en la batalla
sudor en la pelea
sangre en el combate
muertos en la guerra
retorno al hogar
agua perfumada
kimono de seda.

VI
Mi señor es mi vida
a mi señor le he fallado
mi culpa ahora reparo
entregándole mi aliento
por mi vientre rasgado
con mi espada corta,
y a mi casa ancestral
voy con espíritu sereno.

VII
Noche helada
cenizas frías
sombras oscuras
estrellas huidas
silencio roto.

VIII
Cien samurais
siguen la huella
sombra que vuela
vestida de negro
ninja invisible
muerte salvaje.

IX
Espada que corta el sueño
espada que parte el hierro
espada de karma rojo
espada de cien cuellos.

X
Fragancias en la noche
fragor en la mañana
quejidos en la tarde
batalla ganada.

(Orel. 14 de diciembre de 1998)


Carencias

Cuatro horas sin dormir
y el sueño convierte en plomo a mis párpados,
dos horas sin comer
y el hambre retuerce mis tripas,
media hora sin beber
y la sed atenaza mi garganta.

Diez minutos sin gritar
y mis pulmones están congestionados,
tres horas sin salir
y la claustrofobia aplasta mi circunstancias,
un minuto sin ti
y ya eres mi única carencia.

Si carezco de ti
carezco de ánimo y ánima.

(Orel 19 de diciembre de 1998)

Tus palabras.

Te alejaste de mí
me dejaste vacío
te llevaste también
mis recuerdos,
mis ilusiones,
mis esperanzas,
mi pasado,
mi presente
mi futuro.

Te fuiste y te llevaste
mis creencias,
mi pasión,
mi fe,
mi alegría.

Solo dejaste
tus palabras
y mi amor.

Si te los hubieses llevado
ya no sabría que existes
todo sería más fácil
sería menos cruel.

(Orel 19 de diciembre de 1998)





Así es.

Todo es dulce
cuando estás,
todo es amargo
contigo lejos.

Todo es simple
contigo cerca,
todo es confuso
si te has ido.

Todo es alegre
a tu lado,
todo es angustia
en tu ausencia.

Todo es llevadero
a tu vera
todo es insufrible
en soledad.

Todo es
contigo
nada es
sin ti.

(Orel. 19 de diciembre de 1998)



Poesía.

Poesía es
un sentimiento escrito sobre el agua,
palabras engarzadas en un rayo de luna,
sonidos conquistando el vacío,
emociones enhebradas por la brisa,
sensaciones colgadas de la noche,
la vida convertida en palabra,
el burro de Juan Ramón,
el mar de Lady Ocean,
el unicornio de Unic,
el planeta Venus de Skip,
la niña de Lorca,
las golondrinas de Gustavo,
las remotas estancias de Akiles,
el bajel de Espronceda,
el German de Belga,
las soledades de Werther,
las sentidas palabras de Niet,
los hermosos versos de Op,
la sonrisa de Cannela,
la presencia de Marina.

Poesía es la palabra.

(Orel, 19 de diciembre de 1998)

Noches de sol.

Noches de sol
días eternos
es Ramadán
hambre perpetua
sed insaciable
muerte reglada,
Dios no estudió
geografía.

Jamás un musulmán
podrá viajar al polo sur
en verano.

(Orel, 19 de diciembre de 1998)


Impedimentos.

No sabría decir si sueño contigo
pues nunca recuerdo mis sueños,
no puedo decir que te quiero
porque soy mudo.

No puedo leer tu mirada
porque no está en braille,
no puedo gozar de tu risa
porque soy sordo.

No puedo besar tus labios
porque con 1,40 no alcanzo,
no puedo amarte
porque no se si existes.

(Orel. 20 de diciembre de 1998)



La princesa pobre.

(Este sentido poema
salió del alma de una princesa
el día que su tutor le pidió
un escribiese sobre la pobreza)

Aquella triste campesina
era muy pobre muy pobre
su pobre padre carecía
de casi todo en su mansión.

Mansión vieja y ruinosa,
con menos de cien moradas
todas míseras y pobres
con las camas sin doseles.

No había en aquel lugar
nadie mas pobre que ellos
su mayordomo era indigente
menesteroso su palafrenero
paupérrimas sus diez doncellas
desarrapados sus caballerizos
desvalidos su mozos de cuadra
y hasta su ama de cría
era también muy pobre.

Lo penoso de la historia
de la pobre campesina
es que su bello doncel
el de caballo brioso
era un doncel depauperado
con solo un paje y dos criados.

La pobreza es mala cosa
¡que mala es la pobreza.¡

(Orel 20 de diciembre de 1998)








La música del agua.

El monocorde gotear del grifo
con su ritmo uniforme e irritante
acompaña mi sueño intranquilo
haciendo que maldiga al fontanero.

El rumor de las olas en la playa
adormece y relaja mis sentidos
arrastra mi pensar hacia lo lejos
acunado por ritmos espumosos.

El bramido del mar en las rompientes
restalla con cadencia atronadora
en una efervescencia de blancura
que se eleva hacia un cielo inalcanzable.

El anárquico curso del torrente
origina murmullos de agua clara
que el boscaje atrapa con sus ramas
quedando prisioneros de la umbría.

El agua se despeña en la cascada
entre nubes de gotas chispeantes
que fabrican su propio arco iris
junto al fragor del agua bulliciosa.

El borboteo alegre de la fuente
en la penumbra del jardín de estío
custodia un fresco sueño de fragancias
con su música inquieta y revoltosa

(Orel. 22 de diciembre de 1998)



Instante.

La belleza del instante vivido
se muestra con indicios épicos
en ráfagas con potentes signos
de deleite sin victoria airada

Lo percibo con sentidos agudos
es momento del regocijo íntimo
un segundo sin agravios ruines
el sosiego del espíritu amargo

Tú generas tan soberbio minuto
te mereces mis perennes afanes
te ofrezco los sentidos versos
de alguien con ambición saciada

(Orel. 22 de diciembre de 1998)





Soledad.

Dicen que la soledad es la carencia,
digo que la soledad es el vacío,
dicen que la soledad es la ausencia,
digo que la soledad es la muerte.

Dicen que la soledad es la tristeza,
digo que la soledad es amargura,
dicen que la soledad es el retiro,
digo que la soledad es la tortura.

Dicen que la soledad es añoranza,
digo que la soledad es el dolor,
dicen que la soledad es el deseo
digo que la soledad es el adiós.

(Orel. 25 de diciembre de 1998)


Irma la dulce.

(Para Shirley)

Irma, princesa de la noche,
Irma, la del bolso en bandolera,
Irma, la vivaz y soñadora,
Irma, dueña de la luna de París.

Siembra amor con sus tacones,
vive soñando en el mañana,
sueña que su príncipe azul,
entre el fragor de las verduleras.

La vida tiene por costumbre
hacer realidad los sueños
como máximo solo a medias,
Irma no conoció a su principe.

Conoció a un hombre recto de azul
maestro en girar la porra
que tanto la amó
que dejó la porra por ella.

Así encontró Irma la Dulce
su apuesto gendarme de azul,
su esperado amor azul,
su felicidad azul.

(Orel. 25 de diciembre de 1998)


Navidad.

La felicidad
en la Navidad
siempre es actualidad.

Con verbosidad
y amabilidad
hay gran actividad
¡todos saludad!.

Y de paso desead
sin banalidad
y con brevedad
¡feliz Navidad¡.

Es gran cantidad
con una cualidad
que no es casualidad:
¡la corta caducidad.¡

La conflictividad
pasa con velocidad
y complicidad
a la clandestinidad.

Reina la fraternidad
brota la hermandad
se habla de unidad,
así como de igualdad.

También la Navidad
es buena oportunidad
para dejar en libertad
al político en cautividad.

Se gasta una enormidad,
en pura futilidad
toda la comunidad
come con copiosidad.

Y con periodicidad
de una anualidad
vuelve la Navidad
con toda puntualidad.

(Orel. 25 de diciembre de 1998)




CUENTO DE NAVIDAD.
El malversador de gallinas.

El pobre ladrón de turno
decide robar la gallina
espera que llegue la noche
salta la tapia en la sombra
y rompe el candado del corral.

El listo de turno piensa
en el reservado del restaurante
con el ministro del ramo
reservarse los fondos reservados.

Primera discriminación,
el pobre roba gallinas,
el político malversa fondos.

Al ladrón le llevan a juicio
y arrojan sobre sus costillas
el peso en cien tomos de la ley,
agravante de nocturnidad,
agravante de escalo,
agravante de estragos,
agravante de pobre,
agravante de gilipollas,
agravante de no tener abogado,
robo de una gallina
gran escándalo social
seis años de prisión mayor,
de los que ha cumplido ya
un lustro a la sombra.

Cuantas hostias y porrazos
hubiese recibido su parienta
y sus doce churumbeles
si se hubiesen manifestado
a las puertas de la cárcel
con una pancarta en cartón
“Papa buelbe a casa en nabidad”

Merecido lo tendrían
por no saber ortografía
y solo saber robar
en lugar de malversar.

Según la ley vigente
un malversador de gallinas
que malversase dos millones de ellas
tendría dos meses efectivos de condena.

Que pena que la Justicia
no sepa matemáticas.

(Orel. 25 de diciembre de 1998)


Niebla.

Oculto por el velo de la niebla
difuminado por jirones de blancura
sigue su camino en la noche
rodeado por la nada hecha espuma.

Intentando taladrar la boira
con sus ojos cansados e impotentes
continua su andadura sin reflejos
sin indicios que le marquen el trayecto.

El vapor de la nube le rodea
sabanas de húmeda opacidad
recubren su entorno de tiniebla
sin dejarle saber a donde va.

Busca una referencia que le ayude
implora por un poco de claridad,
la bruma se hace cortina impenetrable
imposible de rasgar con su impotencia.

Siente que el camino ha huido,
bajo sus ruedas el vacío se derrumba
morir en una nube es muy lindo,
piensa mientras cae por el barranco.

(Orel. 26 de diciembre de 1998)


La verdad.

Que simple sería todo
si hubiese una Verdad,
La Verdad indubitable
nos haría libres al fin.

Libres de perennes dudas,
libres para no pensar más,
libres para ser borregos,
libres solo para asentir.

Que hermosa es la vida
que nos donó la herramienta
que nos permite al fin saber
que la verdad es el mito.

El hombre convierte el mito
en la verdad como dogma
prohibiendo dudar de el
bloquean el libre pensar.

La duda es el gran pecado
el estigma que te excluye
que bien se lo han montado
¡la gran jugada maestra!

La Verdad del libre mercado,
La Verdad de la Democracia,
La Verdad del Comunismo,
La Verdad de Dios,
La Verdad del hombre ser supremo,
La Verdad verde y ecológica,
La Verdad de una justicia igual para todos,
La Verdad del racismo,
La Verdad de los OVNIS,
La Verdad de la astrología,
La Verdad de que no hay verdad,
solo ganas de vivir felices,
y hay quien no es feliz sin su Verdad.

Por eso son respetables,
a pesar de ser mentira.

Si se vendiese por kilos
sería un gran negocio.

(Orel, 26 de diciembre de 1998)


Mabel

Tu nombre, es pura música Mabel,
recuerda una canción de hace años
de esas que hoy son como travesaños
del recuerdo, y suena como el cascabel.

Tintinea tu nombre en mis neuronas
repiquetea en un murmullo de sal
y rememora el blanco de la cal
y el amplio caudal del Amazonas.

Evocaciones que el nombre desata
con melodías de sueños perdidos
que fluyen como en una catarata.

Espoleta de tiempos ya vividos
que del lejano sueño hoy rescata
y que pronto estarán de nuevo huidos.

(Orel. 27 de diciembre de 1998)


Uno más.

El solo era uno más
andaba hundido en la vida
no sobresaliendo en nada
promedio de medianía.

Haciendo cola en el paro
con su historial a la espalda
espera junto con otros
la solución que no llega.

Llena sus horas de barra
de bares de medio pelo
una cerveza se alarga
el tiempo de un sueño entero.

Los años no se perdonan
hoy suponen un estigma
que le excluye en todos lados,
sangre joven, se cotiza.

Nadie pregunta si sabe,
le miran solo a la cara,
dan la excusa consabida
las arrugas le delatan.

Decide manifestarse,
protestar por la injusticia,
solo, corta la autovía,
solo con un pancarta.

Nadie comprende su gesto,
no hay sindicato detrás,
lo matan por atropello,
era un suicida, uno más.

Para cortar autovías,
siempre han existido clases,
como el no lo sabía
no fue un héroe laboral.

(Orel. 28 de diciembre de 1998)


Inocentada.

El día de los Santos Inocentes
acostumbro a gastar alguna broma
aun si no tengo el tiempo que ello toma
con algo tomo el pelo a las gentes.

En la espalda, me pego un monigote
blanco, como los cánones nos mandan
observando a los que junto a mí andan
viendo que se les ríe hasta el cogote.

Creen reír de mí y mi inocencia
hasta poner cara de perplejidad
al saber que lo llevo a conciencia.

Paro y les digo con mucha suavidad
cuando les noto su gran complacencia
"Es bonito el monigote, ¿no es verdad?"

(Orel. 28 de diciembre de 1998)


¿Amigos?

Te miro con otros ojos
y ya no se desde cuando,
amiga mía, tus ojos
ya no me dicen lo mismo.

Quisiera leer en ellos
también, algo muy distinto,
algo tal vez mas profundo
algo tal vez mas hermoso.

Aún no se como decirte
el porqué he cambiado,
este cambio me estremece
pensando que haya errado.

Si lees mis ojos, verás
que la amistad se ha ido,
algo nuevo la suplanta,
algo que ahora me aturde.

Seguro estoy que es amor,
y mi miedo de momento
es que no lo hayas notado,
dime que lo ves, ¡corazón¡.

Dime lo que tu sientes,
yo te digo que te amo,
dime lo que tu piensas,
yo, ya solo pienso en ti.

(Orel. 28 de diciembre de 1998)

Broma macabra.

La luna va rielando en la estela
del deambular del hombre solitario
que está regando la tierra en la noche
mientras recoge el relente en sus huesos.

El gas de su linterna se ha acabado,
la luna lo ilumina en la distancia,
para guiar entre los caballones,
al agua que avanza somnolienta.

Se para a descansar en un ribazo,
bebe agua en la botella de cerveza,
al instante advierte su gran yerro,
¡es la botella del insecticida¡

El sabe ya, que no tiene remedio,
sigue sentado mirando a la luna,
la tierra amortigua sus estertores,
y muere allí, junto al agua que riela.

Era un veintiocho de diciembre.

(Orel. 28 de diciembre de 1998)


In Memoriam.

Mil quinientos valientes allí estaban,
liado cada uno con su tema,
cuando la mano salvaje y traicionera
abrió la compuerta del servidor.

Caían como lemmings en el juego,
una lluvia de cibernautas colosal,
rodando por los suelos terminaron,
gritando y maldiciendo al criminal.

Mil quinientos valientes allí cayeron,
mil quinientos y tal vez uno mas,
mil quinientos que al fin enmudecieron,
y con ellos acabó la algarabía infernal.

La mano abyecta al fin pudo dormir
el sueño del justiciero ciberespacial,
mucho decibelio por la noche, es mortal,
bajemos pues la voz, no se repita igual.

(Orel. 28 de diciembre de 1998)



Amor cruel.

Muchos años te he querido
te quiero y seguiré queriéndote,
hoy te quiere mi alma entera,
mañana el polvo de mis huesos.

Me basta el roce de tus dedos
es suficiente una mirada,
sabes que no pido más,
soy feliz con poca cosa.

No me importa lo que hagas,
ni que tengas diez amantes,
ni que les compres Ferraris,
ni que te luzcas con ellos.

Vuela libre, amor mío,
se feliz a tu manera,
mas solo una cosa te pido
no seas cruel conmigo.

Cuando traes a tus amantes
a la casa compartida,
que no se beban mi whisky,
que no deshagan mi cama,
que no se fumen mis puros,
que no usen mi pijama.

Amor, solo eso yo te pido.

(Orel, 30 de diciembre de 1998)

Exceso.

Tu hermosura es tanta, que es derroche,
exceso, profusión y demasía,
mas bella que la luna aun de día,
mas hermosa que el sol de media noche.

Mas preciosa que la aurora boreal,
mas linda que una bella mariposa,
rebasas en embrujo a la rosa,
y tu encanto es un hechizo celestial.

En atractivo ganas al diamante,
tus andares son algo extraordinario,
tienes una silueta apabullante.

Agotar de este modo el diccionario
me parece que es algo alarmante
siendo por una hembra de canario.

(Orel. 30 de diciembre de 1998)





Una historia igual a cientos.

Sonrisas con ilusión,
muchas palabras de amor,
sueños de futuro a dúo,
caricias que les estremecen.

Boda de blanco y campanas,
luna de miel y pasión,
un hogar todo de estreno,
hermosa normalidad.

Reproches por nimiedades,
desplantes de ego herido,
borracheras a altas horas,
un golpe cruel e imprevisto.

Un estupor compensado
con dos besos y un te quiero,
un embarazo esperado,
un hijo que traerá paz.

Cataratas de reproches,
discusión con altas voces,
golpes que buscan la cara
verdugones que se ocultan.

Insultos que la apabullan,
llega a sentirse culpable,
su hijo no está seguro,
a dormir con el cobarde.

Magulladuras sin cuento,
cardenales y esquimosis,
moretones y porrazos,
por una tonta caída.

Es la historia inacabable
de patadas repetidas,
de abusos y violaciones
y de cama compartida.

Al fin, él vio la luz,
encontró su salida,
abrió la espita del butano
y encendió una cerilla.

Con ella atada a la silla.

(Orel. 30 de diciembre de 1998)






Año nuevo.

¿Que hay de nuevo?,
un número que cambia,
como el de la inflación,
el índice de la bolsa,
el de zapato que calza mi hijo,
el de nacidos y fallecidos,
el de la temperatura media,
el de litros de lluvia caída,
el de los muertos en carretera,
el de especies en peligro,
el de la lotería del sábado,
el de pelos que me quedan.

Cambia un número,
algarabía, coma etílico,
a que esperar tantos días,
celebremos el segundo nuevo,
el nuevo minuto,
la hora recién estrenada,
el día que nace,
la semana que se inicia,
el mes flamante.
Creo que no se celebran
porque todos no podrían estar
borrachos todo el tiempo.

¿O tal vez si?

(Orel. 1 de enero de 1999)


La gran barrera.

Tiempo que te deslizas sin desmayo
sobre raíles de presente hacia el futuro,
tiempo que vas haciendo añicos
las marcas de tu paso por las horas.

Diluyes en la bruma de tu estela
momentos, situaciones y experiencias,
imposible alterar tu rumbo fijo,
ni Dios es capaz de detenerte.

Jamás podremos ya recuperar
la pureza del momento ya vivido,
la memoria es falaz y traicionera,
alterando lo poco que de el queda.

Por delante, camino libre,
hacia atrás, la gran barrera.

Yo quiero volver atrás,
a un momento preciso,
quiero vivirlo de nuevo,
quiero sentirlo y sufrirlo,
en mi memoria no hay nada,
nada con la esencia real,
nada de ti queda ya,
quiero volver hacia atrás.

Saltar la barrera del tiempo,
llegar al mismo lugar,
mirar los mismos ojos,
sentir con igual intensidad,
vivir el mismo momento,
quiero volver atrás.

Necesito regresar.

(Orel. 2 de enero de 1999)




Océano.

(Para LadyOcean)

De tu vientre surgimos
agua primigenia,
madre de la vida
océano de vigor.

De ahí la atracción
que por ti sentimos,
y a ti regresamos
buscando frescor.

Fuiste barrera y camino
guardián de los sueños
del hombre y del niño,
reino de las pesadillas,
paraíso de sol y palmeras.

Inmensa llanura
de agua tornadiza
reino del viento
hacedor de su textura.

Apacible lugar
con viento calmo,
proceloso martirio
con viento furioso.

Galernas que alzan montañas,
tifones girando alocados,
huracanes de núcleo altivo
tormentas que estremecen.
ciclones que apabullan,
tempestades que angustian,
ventarrones que abruman.

Murmuras suaves canciones
en las playas de arena y ensueño,
con transparencias de aguas sutiles
que descubren al sol tu hermosura.

(Orel. 7 de enero de 1999)


Protopoeta

Andaba por la vida de contable
pero decidí ser informático,
el oficio me era más simpático
y el sueldo, bastante más saludable.

Un día, mis tranquilas neuronas,
desearon ascender al Parnaso
creí que sería un error craso,
al que llegan solo algunas personas.

Emperradas que estaban en el tema
parece que perdieron la chaveta
pues andan locas currándose el poema.

Y ahora tengo yo una papeleta
darme un título que valga la pena,
solo seré: aspirante a protopoeta.

(Orel, 3 de enero de 1999)

Mabel

Tu nombre, es pura melodía Mabel,
me recuerda una canción de hace años
convertida en uno de los peldaños
del recuerdo, que tengo del tiempo aquel.

Tintinea tu nombre en mis neuronas
repiquetea en un murmullos del ayer
cuando todo era puro amanecer
y estaban mas revueltas las hormonas.

Evocaciones que el nombre desata
recuperando los sueños perdidos
que fluyen como en una catarata.

Espoleta de tiempos ya vividos
que del lejano instante hoy rescata
y que pronto estarán de nuevo huidos.


"Michelle, ma belle.
These are words that go together well,"

Nota patética: jamas existió la tal Mabel en la
canción.

(Orel. 27 de diciembre de 1998)


Importante

Cuando...
el alma está seca y la voz está muerta,
el sentimiento huido no regresa,
el frío le da a la noche mi calor,
no poseo ninguna referencia,
la última razón cayó al vacío,
nada motiva dar un solo paso,
ya ni las nubes atraen mi mirada,
solo el blanco de mi mente me atrae,
la nimia rutina me satisface,
da exactamente igual ocho que ochenta.....

aun tu fuerte y lejana influencia
hace al amor, lo único importante.

(Orel. 6 de enero de 1999)

La melena.

Mira la melena
como se menea
como se menea
esa bella melena.

La melena de la chica
es pura suavidad
y se agita con la brisa
como en vendaval.

La melena
es su divisa
su estandarte
su blasón.

Si no hay viento
que la mueva
sigue al senda
de su andar.

Sincroniza
muy precisa
la soberbia oscilación
con el rítmico vaivén
de su cabello domado.

Mira la melena
como se menea
con esa cadera
que se contonea

Con un giro de cabeza
la melena alza el vuelo
en un grácil revoloteo
de cabellos instruidos.

Mira la melena
brillo que destella
olas que la mecen
¡mira¡ es muy bella.

(Orel. 6 de enero de 1999)



Quiero que sepas

Quiero que sepas

que fuiste tú
el agujero negro
que engulló mis sueños,

que fuiste tú
el centro de gravedad
de mi sistema vital,

que fuiste tú
el viento solar
que impulsó mi andadura,

que fuiste tú
el faro estelar
que evitó mi extravío,

que fuiste tú
el planeta azul
que cobijó mi reposo,

que fuiste tú
el llameante cometa
que iluminó mis noches de búho,

que fuiste tú
el estremecedor big-bang
con el que surgió el amor,

que fuiste tú
la materia ardiente
que llenó mi vacío,

que fuiste tú.
la remota galaxia
que añoré alcanzar.

Todo esto fuiste tú,
solo quiero que lo sepas.

(Orel. 7 de enero de 1999)


Flor de agua.

(Para LadyOcean)

Te ruego atiendas mi grito de ¡agua va¡
porque hoy sacaré agua de las piedras
y aunque esto ya es agua pasada
te debe quedar, claro como el agua.

Sacaré polvo debajo del agua
se que te gusta como agua de mayo
y aunque esto quede en agua de borrajas
curará tu sed de agua escrita.

Leyendo esto se te hará la boca agua
verás que el gato al agua me lo llevo
pues aunque tenga el agua hasta el cuello
como pez en el agua, aquí me muevo.

Te harás aguas menores al leerlo,
pues no será un jarro de agua fría,
lo leerás al grito de ¡al agua patos¡
y al fin saciarás tu sed de agua.

Este buque no hace agua ni lo hará
pues arrimando el agua a mi molino
como el corcho sobre el agua flotaré
y no me ahogaré en un vaso de agua.

Si alguna vía de agua se produce
espero sea de agua de Colonia,
o mejor que fuese de agua tónica
pero que no sea de agua residual.

Al dormir no te pongas salto de agua,
con salto de cama y agua de azahar
rodeada de aguas jurisdiccionales
te sentirás como con las bautismales.

Con esta pequeña pamplina de agua
al grito de ¡hombre al agua¡ yo me largo
y juro tras hacer aguas mayores,
que ayunaré un mes a pan y agua.

(Orel. 7 de enero de 1999)










Piel de luna.

Dormida estabas anoche,
desnuda sobre la cama,
la luna vestía tu piel,
con esa luz tan lejana.

Dormías plácidamente
con tu silueta en penumbra
perfilada en la sábana
se realzaba tu hermosura.

Quedé apoyado en el quicio
de la puerta de la alcoba,
de aquél museo nocturno
que exponía tu belleza.

Entonces, la nube errante
se interpuso ante la luna,
el museo cerró su puerta
y yo me llevé el recuerdo.

(Orel. 7 de enero de 1999)



La liturgia del rincón oscuro.

Aquel rincón en penumbra
era nuestro santuario
oficiábamos el rito
de explorar y contemplarnos.

En aquella esquina oscura
rodeados de decibelios
los labios hablaban mudos
los dedos jugaban tiernos.

La liturgia de los besos
y el abrazo compartido
ocupaba nuestras noches
noches contigo en mis brazos.

En aquella ceremonia
el cariño estaba preso
entre mi pecho y el tuyo
entre mi beso y tu beso.

Aquella hermosa liturgia
repetida asiduamente
jamás me llevó al hastío
ni en vivo, ni en el recuerdo.

(Orel. 8 de enero de 1999)



Feo.

No sé quien eres, ni quien te ha vivido,
no sé que vida pasó por tus días
ni sé que alegrias habrás tu sentido,
o si quiera alguna tuviste,
no se de ti nada en absoluto,
no te conozco, nunca te he visto,
y sin embargo, aquí estás, amigo
hablándome de amor
de amor no recogido.

Esperas de mi algo con sentido,
algo que no tengo ni puedo yo darte,
salvo estar contigo y escucharte.

Dices que eres feo, amigo mío,
y eso se que tiene cura,
olvídalo si puedes un momento
vive la vida y actúa.

(Orel. 10 de enero de 1999)

y escucharte.



Bodas de Oro.

Medio siglo compartiendo
sinsabores y alegrías,
cincuenta años largos
compartiendo vida.

Una larga vida
compartiendo amor,
un gran amor fundido
entre Felix y María.

Un amor tejido
entre María y Felix,
en muchos instantes,
momentos ya idos
grabados en oro.

Y quedan momentos
aun por venir
que serán grabados
en puro diamante.




















El muro.

Rodeado por un muro de silencio
construido de mutismo y de años
el tiempo se fuga huérfano de voz
dejando una estela de rutina.

La vida que palpita extramuros
le es ajena, en su indiferencia,
el peso del vacío le retiene
atrapado en la noria de los días.

Días que son clonados de otros días,
días sin amaneceres de esperanza,
días grises carentes de sol y alma,
días con crepúsculos infinitos.

El viento desertó de su atmósfera,
nada alza el polvo del hastío,
llega la noche y todo se repite,
llegan las sombras y también el frío.
(Orel . 12 de enero de 1999)







La busca

Andaba entre la geste rebuscando
en los puestos del mercado, bajo el frío
de una mañana de invierno bravío,
algo que se le estaba ocultando.

Escarbaba las bragas con frenesí
hurgaba entre las ropas con premura,
revolviendo todo con amargura.
despotricando en voz baja para sí.

Floreaba tenderetes muy inquieta,
supuse que buscaba un liguero,
por lo que oí, creí que era su meta.

Dio un grito que se oyó en el barrio entero,
cuando alzó un pantalón, y en la bragueta
estaba su repleto monedero.

(Orel. 13 de enero de 1999)

Comida rápida.

La sangre que le hacia invulnerable
sempiterno, indestructible e inmortal,
corría por las venas mas turgentes
que jamás vio en su eterno caminar.

¡Ah! la sangre, purpúrea y deliciosa,
néctar para los dioses de la noche,
caliente, con sabor y vigorosa,
servida en un envase puro ensueño.

Suculentos y orondos hematíes
acompañados de ricas plaquetas,
con unos jugosos glóbulos blancos
bañados en plasma, pura ambrosía.

El cuello terso, presenta la arteria
dispuesta para el mordisco inaugural,
al gesto le acompaña una sonrisa
que invita a un sorbete de sangre especial.

Acabado el festín, se limpia un poco
se dirige a la cola de la caja,
la cajera le cobra y le despide
“Mac Donald le agradece su visita”.

(Orel. 13 de enero de 1999)


Mosqueado.

Cinco años sin comerme una rosca
un lustro de desplantes y rechazos
no conozco el sabor de los abrazos
y esta cosa me tiene ya muy mosca.

Me he metido entre pecho y espalda
dos mil mamotretos muy románticos
se de versos, poemas y cánticos
y aun no se que hay bajo una falda.

Me huelo que he errado el camino
y mira que pongo en ello gran pasión
y les hablo muy educado y fino.

Ojalá hoy pueda tener la ocasión
de hacer mi pregunta y así la afino:
“¿señorita, me da usted su corazón?”.

(Orel. 13 de enero de 1999)

La espera.

Rota ya la esperanza de su vuelta,
agotado el paquete de tabaco,
soltado con dolor el primer taco,
huida la alegría ya disuelta.

Apoyado sigue en la marquesina
del autobús vacío de consuelo
la mirada perdida en el cielo
reviviendo el recuerdo que aun le anima.

Va repasando el ayer con paciencia
buscando algo que la hubiese herido
y que fuese el motivo de su ausencia.

Con estupor descubre lo ocurrido
maldiciéndose, corre con urgencia,
de parada se había confundido.

(Orel 13 de enero de 1999)

Algo.

Entro al canal, leo el topic
y me quedo algo estupefacto,
y también algo mosqueado
pues pide que recite Algo.

Busco en Altavista preocupado
Algo aparece treinta y siete mil veces
no se quien escribió ese poema
ni tengo pistas para buscarlo.

Así que accedo a la jom peich
llamada de modo conciso: Algo’s
Welcome, this is my homepage,
dice así de golpe en la entrada.

Como creo que el ingles no es permitido
me siento incapaz de recitar Algo,
pido disculpas por mi incompetencia
pero quede constancia que me esforcé.

(Orel. 13 de enero de 1999)



Nana a un bebé liberado.

Yo tengo dos niñas
que son muy bonitas
una es mi Ana
la otra mi Cristina.

Y hace unos días
acaba de nacer
un bebe precioso
que se llama Javier.

Y si no te duermes
me voy a cabrear
cierra pues el pico
y para ya de hablar.

Prefiero que llores
a que me preguntes
por algo que no sé
ni tengo en apuntes.

Y a ver si te afeitas
antes de acunarte
y al menos un beso
puedo yo así darte.

No digas chorradas
sobre tu biberón
no quedaba vodka
pero le puse ron.

Ya te has dormido
paro el balanceo
no grites al irme
que eso está muy feo.

(Orel, 15 de enero de 1999)




El engaño.

El macho con ardores desbocados,
enardecido hasta la locura va
siguiendo la fragancia que le incita
y le invita a un momento de pasión.

El deseo estalla incontenible,
el fuego del amor le conmociona,
busca una hembra receptiva
que le calme y le de algún consuelo.

Ve una hembra preciosa y dispuesta,
vestida con colores de lujuria,
que se le ofrece bañada en aromas
de lascivia sensual e impúdica.

Su atractivo sexual es enorme,
el macho se aproxima frenético,
arrebatado, la monta ardoroso
y copula con vigor y maestría.

La orquídea ha conseguido su objetivo
su flor simula una hembra de abeja,
con el aroma de “ven y copula”
no hay macho que resista ni lo advierta.

Ella esparce su semen hecho polen
bien pegado en el dorso de la abeja
y le da como inútil recompensa
un momento de placer y de pasión.

(Orel. 15 de enero de 1999)


Sábanas frías.

Doloroso despertar, tu sitio frío
lo palpo esperando verlo tibio,
pero la sábana tersa y glacial
me produce un estremecimiento.

Es cruel soñar contigo
durante una noche completa
y confirmar por la mañana
la certeza de tu ausencia.

Empieza un amargo día
de inquietud y desazón,
de angustia y desasosiego,
de pérdida y privación.

De sobresalto continuo
creyendo verte en la acera
mirando el escaparate
o cruzando el paso cebra.

La quimera me persigue,
la ilusión está conmigo,
ya no se si desvarío,
alucino o sueño en ti.

El pulso salta a ciento ochenta
con el timbre del teléfono,
la agitación de mi se adueña
con cada llamada a la puerta.

Solo en mis sueños estás
al alcance de mis brazos
durmiendo sí soy feliz,
pronto soñaré despierto.

(Orel. 15 de enero de 1999)


La nana del tío Paco.

Duérmete ángel inquieto,
que la noche ha llegado
yo estoy hasta las narices
de mecer de lado a lado.

Mira, que si no te duermes
y sigues dando por saco
del valle de los caídos
haré venir al tío Paco.

Y has de saber ángel mío
que tiene muy mala leche,
y si viene cabreado
tal vez, hasta te escabeche.

Esto ya es un ultimátum
a ver si te duermes por fin
sino, hará jabón contigo
el retorcido tío Saín.

Dado que no te lo crees
hagamos los dos un trato
te acuno durante un tiempo
y tú a mi otro rato.

(Orel. 15 de enero de 1999)




















Mi tabuco Mi habitación.
(traducción del castellano al español)
Trasquilimocho por una purriela zurrona Trasquilado por una despreciable estafadora
que me embebeció y embeodó que me embelesó y emborrachó
con su sabrida dulceza con su sabrosa dulzura
y que me nafró con su efugio. y que me hirió con su alejamiento.

Quedé como un rejus en la mareta Quedé como un desecho en las olas
que el marero hace vagoroso que el viento marino lleva de un sitio a otro
solo en mi tabuco emparado solo en mi habitación secuestrado
como un zurumbatico tratajo como un aturdido trasto inutil.

Y ahora abarcuzaba de modo fardido Y ahora deseaba de modo denodado
tener una ababa en mi tabuco tener una amapola en mi habitación
pero la reciura del serrillon tova era alinde pero el frío en la sierra todavía era acero
y no me aballé para abacorarla y no salí para buscarla.

Aquí en el remoto oteruelo Aquí en el remoto cerro aislado
acompañado por el sonido del otilar acompañado por el sonido del aullar del lobo
y mi buena provisión de tafia y mi buena provisión de aguardiente
espero salir horro de este horaco espero salir libre de este agujero.

(Orel. 17 de enero de 1999)

Paseante nocturno

Transeúnte de estrellas y luceros,
viajero de meteoros y cometas,
paseante al confín del universo,
peregrino al santuario de la luz.

Vagando por espacios siderales,
caminando sobre estrellas fugaces,
transitando por mundos espectrales
sin alcanzar jamás el infinito.

Nómada del desierto de la vida
en busca de la luz y de su esencia
siempre inalcanzable en la lejanía
del inaccesible instante primordial.

Jinete de espejismos y quimeras
centauro de ilusiones y delirios,
auriga de utopías y visiones,
timonel de la nave del anhelo.

El viaje se repite cada noche,
regresando al lugar del que venimos
volviendo, como siempre, a la mañana
al planeta del viento y de las nubes.

(Orel. 16 de enero de 1999)


Versos espontáneos 1.

Palabras en la noche
fuego en la mañana
cenizas que calientan
almas abrigadas

Humo que se escapa
del frío que lo busca,
hojas de delirio
con sones de esperanza.

Agua que fluye
silencio que aguarda
viento que acaricia
velos que destapan

La esencia del mundo
es siempre la misma
el amor que tu sientes,
mi caricia, tu caricia.

(Orel. 16 de enero de 1999)


Noche efímera.

Dile a la noche Dios, que se detenga
que se hagan sus pocas horas la noche eterna,
que no acabe esta noche de amor y gozo
que la luna no se vaya de allá en lo alto.

Porqué se va lo noche poquito a poco
quisiera que durase hasta el infinito
para estar contigo todo ese tiempo
y así mi amor sería interminable.

Por que la aurora tiene que alzar tu manto
porqué llega ya el alba alzando el vuelo,
porqué el amanecer nos roba el sueño
porqué viene la mañana pintando el cielo.

La luz de la alborada despierta el día
con el sol, mi esperanza se ve truncada
y temo que esta tierna noche de gloria
ya solo se repita en mi memoria.

(Orel. 16 de enero de 1999)



Putrefacción con fragancia “Tercer milenio”

Cuando el lobo estigmatiza a la oveja
como alimaña desalmada y feroz,

cuando el prevaricador múltiple y caradura
tilda al juez incorrupto de prevaricación,

cuando el imputado de maquillar millones
consigue meter al juez limpio a la cárcel,

cuando el belicoso monopolista dueño de todo
acusa de monopolio al dueño de dos kioscos,

cuando los políticos mafiosos y extorsionadores
machacan al juez por el impago de un plazo de hipoteca,

cuando mucha prensa ciega sistemática
ante el expolio de miles de millones
montan una algarabía por un frasco de gomina,

cuando el trabajador honrado y escrupuloso
es despedido por el corrupto inflado a comisiones,

cuando el político que avisa de una curruptela
es expulsado del partido y los corruptos laureados,

cuando aún existe una justicia doblegada al poderoso
y otra estricta, inflexible, cruel y apabullante con el débil,

cuando nos afirman que por la noche luce el sol
y no reaccionamos al menos con un grito de ¡Basta¡,

el olor hediondo y nauseabundo de la putrefacción
ha penetrado en la sociedad entera, convencida de oler
la moderna y tecnológica fragancia “Tercer milenio”.
(Orel. 16 de enero de 1999)






















Amor en el otro lado.

Eran las fiestas del pueblo
las principales del año
había música y baile
y gente de todos lados.

Aquel chaval de ojos claros
y de mirada serena
del otro lado del río
viene a ver a la que sueña.

Sueña con ella hace tiempo
desde el día en que sus ojos
junto al río se cruzaron
en una tarde de agosto.

A cada lado del río
al son de una cigarra
dos sonrisas canjearon
sin palabras sobre el agua.

La plaza está repleta
de gente que ríe y canta
ella le está esperando
y el sabe que le aguarda.

La ve rodeada de amigas
su corazón se desboca
ella lo ve y se levanta,
pronto sus manos se rozan.

Por la vereda hacia el río
caminan a paso lento
solo ellos y la luna
el resto les es ajeno.

Se cruzan escalofríos
palabras que son un sueño
cogidos van de la mano
bajo ese cielo tan bello.

Regresan hacia el bullicio
hay ojos que les observan
miradas de furia airada
que al muchacho atraviesan.

Con promesas de futuro
y un beso que sella el amor
el chaval regresa andando
y va recordando su voz.

Cuatro sombras le golpean
por venir hasta su pueblo
a robarles a una chica
que les pertenece a ellos.

Sin saber lo que le ocurre
recibe golpes sin cuento
le van robando la vida
mientras el recuerda el beso.

(Orel 17 de enero de 1999)






Versos espontáneos II.

Frío de acero
manos ateridas
caricias imposibles
escarcha en tu aliento

Calor de madera
que arde y crepita
alfombra acogedora
frente al fuego
manos que reviven
caricias sin cuento

El amor en invierno
precisa del calor
fuego de madera
fuego de pasión.

(Orel. 20 de enero de 1999)




Versos espontáneos III

Invierno de sol
árboles desnudos
esqueletos en madera
con ramas desplegadas.

Naranjos frondosos
cargados de fruto
manchas de color
en el frío invierno.

Delicia enfriada
sabor contenido
jugo envasado
colgante naranja.

Tentación irresistible
al alcance de la mano
se hace líquida delicia
en mi boca reseca.

(Orel. 20 de enero de 1999)



Felicidad anónima.

La felicidad pasa a mi lado
hecha mujer por la acera,
va escrita en su rostro
hecha sonrisa abierta,
la predican esos ojos
que te miran y te alteran.

Esa felicidad va escrita
en su andar firme y resuelto,
la esparce al caminar
con sus caderas al viento.

Esa felicidad va escrita
en ella, toda entera
emana por todos los poros
de su piel suave y tersa.

La felicidad camina
anónima por la acera
pasa de largo y se pierde
entre gente que la observa.

(Orel. 20 de enero de 1999)





Desvaríos.

El señor del paraíso vino a mi
encarnado en la cabeza de un dragón,
rodeado por legiones de mosquitos
me eligió para hacer lo innominable
y dándome estrictas reglas se marchó.

La primera de las reglas me decía
que solo yo, en todo el universo
tendría el control mundo sombrío,
de sus fuerzas, engendros y prodigios
siempre dispuestos a oír mi llamada,
al invocarlos con el nombre innominable.

La segunda de las reglas me decía
que si desertaba de aquella labor
seria llevado hasta el infinito
donde infinitos brazos cercenados
me infligirían infinitos castigos
con infinito dolor en cada uno.

La tercera de las reglas me decía
que llegado el momento del Homudé
invocase en alto lo innominable
iniciándose así la gran Traslación.

Cien legiones de engendros y espantajos
empujarían la tierra sin cesar
durante días y noches sin cuento
hasta detrás de la órbita de Plutón.

La tierra quedaría inundada
en un gélido mar de aire líquido
con el sol perdido en la distancia
durante una noche fría y eterna.

Por fin llegó el momento del Homudé
y en voz muy alta lancé la invocación
siendo así nombrado lo innominable
pero no apareció ni un pelotón
de los fieros engendros y espantajos.

Una vibración agitó la tierra
surgiendo de ella una potente voz
“!burro¡ era en lo alto, no en voz alta”
ufano, comprendí el malentendido
que había salvado a la humanidad.

(Orel. 24 de enero de 1999)


Iniciales.

Nunca dejaré que me dominen
Interiormente sus dicterios
Espero mantenerme frío
Tanto en el elogio como en la afrenta,
Zaherido o ignorado, la inconmovible displicencia
Conseguirá volverle orate
Hasta que hastiado se cosa
El mismo los labios con sus amadas palabras.

(Orel. 12 de marzo de 1.999)























alfonsario= osario
desmoderadamente= inmoderadamente
desmoledura= digestión
desmorecerse = sentir afecto
lo encapillado= la ropa que se lleva puesta
positura= postura
poson = silla de enea
pospelo= a contracorriente
postar = apostar
postema= persona pesada
potacion = accion de beber
zurrona= mujer estafadora
zurria= multitud
zurumbatico= aturdido
turar= durar mucho
tupitina= hartazgo
trazumar = sudar
sobrecaro = muy caro
sabrido = sabroso
relazar = atar
rejus = desecho
nocible = nocivo
marero = viento que viene del mar
mareta = movimiento de las olas del mar
mensil = mensual
menso = tonto
**ababa: amapola
**abacorar: perseguir
abalear: separar paja gruesa del trigo
**aballar: mover de un lugar
abanar: hacer aire con abanico
**abarcuzar: ansiar, codiciar
abarrajado: pendenciero
anaglifico: con relieves toscos
**tova: todavia
traspellar: cerrar una ventana, libro
fardel: saco o talega
fardido: denodado
noctiluca: luciernaga
reciura: rigor del tiempo
Serranil: puñal
serrijón: sierra o cordillera
tabuco: habitación pequeña
taca: mancha
tácet: silencio prolongado
tachigual: tejido de algodón
tafanario: culo, nalgas
tafia: aguardiente
Detardar: tardar
Deyecto: vil, despreciable
Atregar: defender algo
Alinde: acero
Alforre: halcón.
Desondra= deshonra.
desopilante: Que produce risa, desternillante
Insculpir: esculpir
Insignido: distinguido
Insimular: delatar
Instilar: echar poco a poco
nadilla: hombre pobre, de oscuro nacimiento
nadir: punto opuesto al cenit
nafra: herida, llaga
nafrar: herir
oteruelo: cerro aislado
otilar: aullar el lobo
oto: lechuza
valorear: valorar
valsar: bailar un vals
vafo : soplo, aliento
vagaroso: que vaga de un sitio a otro
vagido: gemido, llanto
usgo: repugnancia, asco
usitado: que se usa frecuentemente
ustión: acción de quemar, de quemarse
usación: acción de usar
urbanía: urbanidad
uracho: pene
uñir: unir
upar: levantar
ultílogo: contrario a prólogo, al final del libro
tuturuto: lelo
treno: preso
tremar: temblar
trastrás: penultimo
trasquilimocho: trasquilado
trastajo: trasto inutil
traspontín: culo
pultáceo: blando, apariencia de podrido
punidora: castigadora
puñar: luchar,pelear
purriela: despreciable, de poco valor
horacar: horadar
horaco: agujero
horro: libre
horrido: que causa horror
huello: sitio, terreno que se pisa
dulceza: dulzura
duricia: dureza
eboraria/o : de marfil
ecuable: justo
ecuante: igual
ecúleo: potro de tortura
efugio: evasión, salida, recurso para sortear una dificultad
efundir: decir una cosa, expresar
egeno: pobre, miserable
eguar: igualar
elación: presunción, soberbia
elato: altivo, presuntuoso
elemósina: limosna
eleto: pasmado, espantado
embabamiento: embobamiento, distracción
embebecer: embelesar
embeodar: emborrachar
embrasar: abrasar
emburriar: empujar
ementar: mentar, mencionar
emolir: ablandar
empapirolada: presuntuosa, jactanciosa
empapuzar: hacer comer demasiado
emparar: embargar, secuestrar
empecer: dañar, ofender
no empeciente: no obstante
empelazgarse: meterse en pendencia
empenta: puntal, apoyo
empiadar: apiadar
empicarse: aficionarse demasiado
empigüelar: apresar
empizcar: azuzar
Aungar: unir












Un día paseaba atolondrado
y tropecé con un rosal florido
de las espinas que hirieron mi cara
y cuya presencia le er
una rosa quiso que le cortara

yo le dije que le contaria
las espinas que en su tallo ella portaba
.
Protesto diciendo que en espinas
estaba escasa y que por eso
los bichos se acercaban con osadia
y ya le habian perdido el respeto.
.
Asi que no tuve mas remedio
que hacerle un trasplante de espinas
quinientas coloqué lo mejor que supe
y la rosa me lo agradecio con su perfume.
(fin a la improvisacion)
oye





Ráfagas.

I
La crítica es el puñal,
el halago algo incierto,
el silencio es la verdad,
el aplauso algo ajeno,
ser leído es lo vital.


II
La única pareja perfecta,
la única que se es fiel,
la que nunca desencaja,
la que se mantiene unida,
es la tuerca y el tornillo.

III
La lengua es la herramienta
sentirse diferente por la lengua
es como sentirse diferente
por usar destornillador plano
de los que lo usan de estrella.

IV
Un hecho diferencial importante
transcendente y nunca valorado
es el tener dolor de estomago
frente al que no lo tiene.


V
De feto, dentro,
De bebé, en brazos,
de niño, lejos,
de mozuelo, detrás,
de joven, encima o..
de adulto, delante,
al final debajo,
a los pies de la viuda.

VI
El bolígrafo es
el mas fiel traductor
del idioma mental
al español.

VII
El buen político
reinventa la historia
y encima le creen.

VIII
Poesía es
una serie de reglones escritos
que jamas llegan al margen












xxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxx








xxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxx


Quise tener de pequeño
un balón de reglamento
para meter muchos goles
como Distefano o Gento.



















Mar de hierba.

Un torbellino furioso
de viento y agua asesina
arrebata de su madre
a una aterrada niña.

Se agarra a unos maderos
y arrastrada por las aguas,
valle abajo va flotando
la niña sin esperanza.

A la noche está aterida,
el miedo la tiene presa,
contra un árbol se detiene
y a sus ramas se sujeta.

En la copa de aquel árbol
la niña se duerme inquieta
acunada por un sueño
un sueño de sol y hierba.

Aún oscuro se desvela,
oye una voz que la llama,
el agua dice "Ven niña,










































vísceras
burdel
Luz que ilumina
mi aturdimiento
con frios rayos
de fulgor yermo
Destello umbrío
sin sentimiento
incapaz de izar
el sombrío velo
Bombilla de vacío
entrañas de escasez
dorada incandescencia
Aniquiladora de sombras
Camarada de frios sudores
Testigo de tiempos insomnes
Vigía de pasiones sin control
Guardián de llantos de almohada
Notario de reproches y desplantes
Confidente de ensueños y pesadillas
Reclamo rojo del burdel en el caminos
Pequeña bomba que explosionar
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxx

xxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
xxxxxxxxxxxxxxx

duerme tranquila en mi cama".

De día, casi inconsciente,
aferrada está a su rama,
el agua sigue llamando
"Ven a jugar a mi casa".

"No vayas niña" le dice
un ave que allí se posa,
la niña llora muy quedo
con lágrimas de congoja.

Con el pájaro han venido
los colores de esperanza,
pronto se va el arco iris
volando en alas prestadas.

La niña lleva tres días
encaramada en la rama,
tres días está la niña
goteando vida al agua.

Al fin la niña sonríe,
en el suelo ve un caracol
moviéndose entre la hierba
y que la llama "!Niña Sol¡".

"!Niña Sol!, baja conmigo,
y así jugaremos los dos “
contesta con la sonrisa
pues ya no le sale la voz.

La niña baja del árbol,
el agua cruel la amortaja,
la niña se hunde sonriente
en un mar de hierba en calma.

(Orel. 3 de noviembre de 1998)



El desdén del olvido.

Mente confusa,
ideas absurdas,
desazón y tristeza,
respuestas fugitivas.

Murmullos inconexos
llenan mi cerebro,
sensaciones ambiguas
que acaban en dolor.

El agobio despliega
páginas en blanco
que se van llenando
de signos borrosos.

Páginas de mi vida
que aun siendo ilegibles
llevan escrito
el desdén del olvido.

Menosprecio infinito
que hace al recuerdo
dolorosa y caótica
fuente de reproches
sin base ni motivo
pero con secuelas
que traen aflicción.

(Orel. 25 de enero de 1999)



Delirio

Salvajes gritos de victoria
surgen del valle profundo,
vienen a caballo de la bruma
esparciendo la semilla del espanto.

Horrísonos rugidos de placer
mensajeros de la sangre recaudada
salpican las tinieblas de bramidos
como lejanos ecos del horror.

El amanecer huye desbocado
incapaz de disipar las sombras
que vagan aferradas a la tierra
donde se acunan los nuevos estertores.

El lóbrego llanto de los miles
es acallado por el estridente aullido
de las fieras voraces e insaciables
adictas al rito de la sangre y el degüello.

(Orel. 25 de enero de 1999)


















Paisaje desde mi ventana.

Tejados que abrigan vidas ajenas
cuerdas repletas de ropas mojadas
cien parabólicas bien orientadas
y por encima un bosque de antenas.

Grúas que no cesan de ir y venir
albañiles que hablan a puro grito
un guardia que toca afanado el pito
el sordo ruido del tráfico al fluir.

Entre la bruma los montes lejanos
la mujer que tiende ropa en el balcón
los gorjeos en árboles cercanos.

Paisaje que no cambia con la estación
solo muda cuando los parroquianos
del bar de abajo discuten del balón.

(Orel. 25 de enero de 1999)


Versos espontáneos IV.

Cuatro jinetes cabalgan
anunciando la catástrofe
cuatro caballos relinchan
aterrados en la noche.

Cuatro jinetes que esparcen
las basuras de cien años
cuatro que llenan el mundo
con nuestro propio hedor.

Cuatro jinetes en uno
avisan con su galope,
anuncian el Apocalipsis,
la hecatombe del derroche.

El día que al fin los chinos
tengan papel higiénico
los bosques de nuestro mundo
harán mutis por el retrete.

(Orel. 25 de enero de 1999)



La Mar

La mar estaba serena
nada vi en aquella mar
alas no vi en el cielo
barcos no vi navegar.

La mar estaba en calma
el viento se fue del lugar
nubes no vi en el cielo
olas no vi espumar.

La mar estaba en silencio
solo al sol lo vi brillar
rompientes no vi de blanco
velas no vi pasar.

La playa estaba desierta
no vi a nadie jugar
el silencio era su dueño
a nadie se oía hablar.

Todo estaba vacío
pero allí estaba la mar
sola besando el cielo
la brisa empezó a soplar.

(Orel. 26 de enero de 1999)






















Noche de horror

Cubierta la cara por la sabana
deliraba en mitad de la noche,
terroríficas visiones azotaban
a mi mente febril y convulsa.

En una remota aldea
de la lejana Somalia
entre chozas estilo bungalow
relucía una hermosa confitería.

Similar escaparate
repleto de dulces manjares
se repetía en mi sueño
en pueblos antaño de hambruna.

Vi a Milosevic abrazado
por miles de cosovares,
a Clinton vitoreado
en Bagdad y Teherán.

Vi al más pobre de Calcuta
estrenar su nuevo Mercedes,
y navegar por Internet
con su portátil a los tuaregs,
allá en medio del Sahara.

El pavor de tan horrísonas visiones
había empapado de sudor la sábana,
la tele encendida me devolvió a la vida
al oír los sones cotidianos
“Fosa, muertos, hambruna,
bombardeos, inundaciones,
ocho mil muertos”.

Un sonoro suspiro de alivio
resonó en la habitación.

(Orel. 20 de febrero de 1999)



Canal revuelto.

Noches de largos silencios
de nicks ensimismados
de ratos de poesía
de momentos de esparcimiento
de ráfagas de insultos
de baneos y reproches
de palabras hechas puñal
de silencios que observan
de abandonos escaldados
de prepotencias injuriosas
de mosqueos a mansalva
de flodeos sin sentido
de salidas de puntillas
de provocaciones reiteradas
de insultos machacones

Este es el resumen
de una mala película
vista trescientas veces.

¡Aburre.¡

(Orel. 23 febrero 1999)





Las arrugas del tiempo.

Tiempo añejo y arrugado
sobre un substrato de recuerdos
guardas en tus intrincados pliegues
vivencias cubiertas de olvido.

Tiempo ingrato y desalmado
que niegas al presente cruel
la ansiada bocanada de oxigeno
de dulces momentos ya idos.

Tiempo insensible y maldito
incapaz de plantar la realidad
con bellas flores de otros años
que den color a este instante vacío.

(Orel. 24 de febrero de 1999)




















Razón oculta..

Oculta en un bosque de neuronas,
perdida en una maraña de dendritas
la razón de mi desvarío juega
al escondite cruel con mi razón.

Esconde el secreto del porqué
mi confuso cerebro no funciona
haciendo que responda a lo simple
con un chorro frío de mutismo.

Falla la máquina o fallo yó,
si la maquina soy yo, ¿quién falla?
mi CPU se hace un brutal lío
y yo quedo varado en el camino.

Locura, demencia, delirio,
enajenado maníaco enloquecido
no hay chip que solucione la avería
el esertor de la razón da paso al vacío.


(Orel. 2 de marzo de 1999)




Horror.

Subido a la grupa del espanto
soy llevado entre la bruma pestilente
de la putrefacción del llanto acongojado
al griterío sediento de exterminio.

Me hundo en el abismo del horror
reino de la sinrazón y la ignominia
donde el justo es lapidado a salibazos
y el impío encumbrado a lo mas alto.

El coro en masa aúlla frenético,
exigiendo que acallen la protesta
que el justo expresa en su mirada,
le sacan los ojos y el furor aplaude.

Los mártires de la razón son despeñados
de la alta cota hasta el abismo
del silencio agónico de los sin lengua
mientras la masa sufre retortijones
por la retransmisión de un partido de futbol.
y las fotos de un polvo enmohecido.

(Orel. 2 de marzo de 1999)





Ya viene el alud terrible
atronando la ladera
arrancando una a una




Sueño enmarañado.

Era una noche cualquiera
de las muchas ya pasadas
soñé que contigo a mi vera
soñé que en tu sueño estaba.

Soñé que eran ambos sueños
una ilusión compartida
soñé que eran dos pequeños
instantes de nuestra vida.

Dos instantes, un señuelo
que en el sueño agazapado
anhela correr el velo
de lo que hay al otro lado.

Sueños que son componendas
del tiempo ido y rasgado
y que nunca son enmiendas
de los fallos del pasado.

La realidad inconmovible
se adueña del amanecer
destruye el sueño imposible
que la noche vuelve a rehacer.

(Orel. 6 de marzo de 1999)



Despierta.

Despierta ya
y mira tu ventana
por donde entra
la vida hecha mañana
atrévete
a salir de tu morada
que fuera está
el viento que te habla.

Levántate
y sal ya a la calle
donde la vida
deambula por la acera,
asómate
al bullicio vocinglero
la calle te hará
suyo por completo.

(Orel. 7 de marzo de 1999)


La noche mas hermosa

Fue la noche mas hermosa,
noche oscura sin luna
noche de espeso silencio,
noche de limpio vacío.

Noche de soledad ansiada,
noche de mágicos rumores
el oír crujir las sábanas
fue el culmen de mi sosiego.

El sueño se hizo posible
un sueño largo y tendido,
un sueño desconocido
se hizo por fin realidad.

Vi mis anhelos cumplidos
fue una noche envuelta
en la ausencia de sus ronquidos
¡por fin dormí a pata suelta¡

(Orel. 19 de marzo de 1999)


Ya vuelve

Ya vuelve el monstruo terrible
a matar niños y sueños
a dejar la tierra yerma
a dejar el cielo negro.

Vuelve sediento de vidas
de los otros y los nuestros
solo los campos vacíos
le aplacan unos momentos.

Vuelve hambriento de hambres
que reparte con destierros
los pies cansados que huyen
sacian un poco su celo.

Vuelve el lobo carnicero
vuelve insaciable y mas fiero,
vuelve a diezmar los rebaños
que diezmaron sus abuelos.

Vuelve el hombre
vuelve el miedo

(Orel. 23 de marzo de 1999)









Yo quiero pisar la cima en que soñé
donde la nube abraza al sol y a la luna
donde el aire se hace tenue vacío
y el silencio se hace dueño de la cumbre.

Quiero pisar la cima que imaginé
donde el hielo azul emula al cielo






la peña


Rojo

Fuego y sangre
rojo.
Amor e ira
rojo.
Veto y estimulo
rojo.

Mujer de rojo
un recuerdo,
labios rojos
escalofrío,
libro rojo
el horror,
farolillo rojo
el honor de ser cola,
piel roja
exterminio,
plaza roja
desfiles y mausoleos
rojos
diestros izquierdistas
o cráneos perforados estilo Pol Pot..

Ferrari
sueño rojo.
(Orel. 30 de marzo de 1999)




Te necesito.

¿Dónde estas?
¡Te necesito!
Grito al vacio sin respuesta,
¿Dónde está la musica que mate al silencio?
¡Te necesito!
¿Dónde el brillo que ahogue las sombras?
¡Te necesito!
¿Dónde la voz que axfisie el dolor?
¡Te necesito!
¿Dónde el calor que aniquile mi indiferencia?
¡Te necesito!
¿Dónde el color que ilumine la monotonía?
¡Te necesito!
¿Dónde estas?

(Orel. 18 de abril de 1999)




Cataclismo

Algo

Cada vez que penetro en este canal
el topic me pide que recite Algo
con este soneto vere si valgo
y replico la suplica del frontal.

Aprendí que algo siempre es mas que nada
y si algo es algo, siempre es un consuelo
pues según me dijo un dia mi abuelo
algo en mano antes que abundancia alada.

Espero pues que la feligresía
que se halla presente en este lugar
lea esto como una cortesía.

Y si de paso me sirve pa ligar
o a llegar a mester de juglaría
con un canto en los dientes me habria de dar.

(Orel. 14 de mayo de 1999)


Bajando por la calle del espanto
camino del mañana que no llega
entre gritos, llamas y humo que le ciega
cruza el ayer de nuevo hecho llanto.






¿Que es?

Una palabra en la noche,
una caricia en la agonía,
una gota de agua en el alma yerma,
un beso a la calavera.

Una flor en el desierto,
una melodía en el patíbulo,
un piropo ente la tumba
una sonrisa en Auswitch.

Un color en el crepúsculo
un sururro en el vacio
una luz en casa del ciego
una mariposa en el volcan.

Un perfume en la basura
Un angel en el infierno
la nada

(Orel 28 de julio de 1999)



Vida de perros

He tenido una visión
vi un herrumbroso barco
vi a cientos de chinos
vi un perro pulgoso
arribando a las americas.

He tenido una visión
vi la famosa conciencia
de la humanidad entera
manifestarse en plenitud.

He tenido una visión
vi arribar al barco oxidado
y a miles de ciudadanos
lanzarse con frenesí
ofreciendo sus hogares
como lugar de acogida.

He tenido una visión
y aun me rio de rabia
cientos de ONG’s
ofreciendose solidarios
para lo que hiciese falta.

Todos querian al perro,
al chino nadie lo quiso,
todos pedian a gritos
“dejadme al perro,
expulsad al chino”.

(Orel, chino por un dia)


La palabra juguetona

Por un canal solitario
paseaba una palabra
en busca de una neurona
que quisiese hacerla suya

La neurona esquiva
se hacia la remolona
y la palabra deambulaba
angustiada y sin rumbo.


Mas hete aquí que de pronto
un cerebro sin complejos
pasó ante la palabra
y la hizo suya sin mas


La palabra alborozada
correteó por los axones
saltó sobre las sinapsis
rematando en un poema

En este poema se hablaba
de una neurona esquiva
de una palabra sin rumbo
y de un poema en gestación.

(Orel, 25 de agosto de 1999)


Maranton.

No tuviste hartura de kilómetros,
en tu andadura fiera hacia la meta
nos demostraste cómo un gran atleta
se puede mofar de los termómetros

Te hiciste con el triunfo y la medalla
dejándote empujar por el coraje,
que ha convertido después en dopaje
un francés envidioso y canalla.

Con tu magia ganadora, Abel Antón
has sometido a miles de españoles
al poderoso influjo del hechizo,

Tu corona sevillana en Maratón
soportada por dos buenos bemoles
no la roba ese galo en plan chorizo.

(Orel, 1 de septiembre de 1.999)



Pensamientos.

Extraños pensamientos
vuelan sobre el sicómoro,
puertas sin bisagras
se abren a su paso.

Penetran las mazmorras
de almas sin destino,
recorren los salones
e inundan albañales.

Flotan sobre el hedor
camino de la amargura,
faros de frías tinieblas
los atraen hacia la escarpa.

Marchan hacia los designios
de seres sin tegumentos
revueltos entre la bruma
del hálito de los extintos.


Tremolan sobre el jolgorio
de espíritus sin enjundia
y fenecen bajo el mutismo
de gaznates sin vigor.

(Orel. 14 de septiembre de 1.999)




¡Quien pudiera¡


MUSA TITULAR: Irma

Quien pudiera grabarse en tu retina,
quien pudiera colmar tus sensaciones
quien pudiera volar por tus placeres
quien puediera llorar con tus dolores.

Quien pudiera ser tu melodía
quien pudiera oir ya tu llamada
quien pudiera sentir tu mano en mi alma
quien pudiera verte despertar a la mañana

Quien pudiera ser tu lazarillo
quien pudiera andar siempre a tu vera
quien pudiera gozar con tu sonrisa
quien pudiera, quien pudiera

(Orel, 28 de septiembre de 1999)




En Bidiosa veo...
------------------
La luna besaba el agua del canal
Silencioso, apático, enmudecido,
La divinidad lo vio tan aburrido
Que envió a su mensajera terrenal.

HeraHera, Bidiosa por derecho
Representante humana del Olimpo
Llegó al canal mientras sonaba el himno
Con paso seguro e hinchando el pecho.

Como diosa es algo deliciosa
Como deidad es la mas grande beldad
Como persona la mas primorosa

Cometería una enorme crueldad
Si al terminar no dijese una cosa
Que es simpática y preciosa de verdad

(Orel, 12 de octubre de 1999)


Relato

Una mezcla de recuerdos
de caricias y susurros
flotan sobre el relato
que un email me ha traido
quiriendo volver a ser algo.

Un relato de otros tiempos
de cuando el amor era Eso,
de cuando todo era simple,
de cuando todo era intenso.

La niña que no era niña,
el juego que no era juego,
las risas que no eran risas
el viento que no era viento
todo ello en el crepúsculo
habrá quien diga que era amor.

Pasan días, pasan años
pasa la vida, pasa el tedio,
y llega la tecnología
que dice ¡busca¡
y ella se lanza y busca
busca a la niña, busca al viento
busca las risas, busca el juego
pero ahora el crepúsculo
solo dice “No hallado”.

(Orel. 28 de octubre de 1999)


Aquí les hablo de Akiles.

En la enredada maraña
de este gran ciberespacio
Akiles, con mucha maña
ha montado su palacio.

No es su casa solariega
tampoco es su residencia
aquí viene y nos entrega
los versos de su vivencia.

El se sienta sobre el agua
del canal de los poetas
y recita lo que fragua,
que son sus obras completas.

Akiles, maestro del verso
del verso hecho melodía,
condensa en el su universo
con experta maestría.

Un universo de campos
de pueblos, eras y trenes,
de alegrías y quebrantos,
migraciones y vaivenes.

Un universo de amores,
de la soledad vivida
de lejanos sinsabores
y de su tierra querida.

Muta palabras en sones,
y si tiene un buen día
hasta con los mejillones
compone una elegía.

Aquí les hablé de un poeta
aquí les hablé de un juglar
Akiles es su careta
Akiles , un ser singular.

(Orel. 29 de octubre de 1999)



El rincón donde duermen los mitos

Creo que existe un lugar
allá, donde solo los sueños llegan
atiborrado de mitos obsoletos
desechados por el hombre, ser voluble.

Miles de mitos ajados
embadurnados con la sangre
que el hombre vertió en su nombre
mientras tuvieron altar.

Mitos que entre sí lucharon
con la sangre y la palabra
para hacerse un lugar preeminente
en las creencias del hombre.

Mitos de vida corta,
mitos de larga estancia,
mitos nimios e infantiles,
mitos grandes y sedientos
de vidas de sangre y llanto.

Mitos que al extinguirse
dejan al hombre dispuesto
para asumir otros mitos
muchísimo mas sublimes
a la par que sanguinarios.

Un mito sin sed de sangre
difícilmente prospera,
le falta el aliento vital
de la sangre del vecino.

Hubo mitos hechos dioses
sin doblez ni disimulo
querían sangre en directo
vertida sobre su altar
como el gran Quetzalcoatl.

Hay otros que disimulan
que ocultan su ansia asesina,
pero medran y prosperan
con inmensas raciones de sangre.

Hay muchos hombres que ansiaron
mutar el mito en razón
razón que al fin impusieron
pasando a cuchillo a las gentes
creyentes en mitos mas vulgares.

El rincón donde duermen los mitos
nunca llegará a cerrarse
seguirá recibiendo inquilinos
por toda la eternidad.

(Orel. 31 de octubre de 1999)





Dile si la ves.

Dile si la ves
solo que me viste
de pasada en un rincón
adorando una botella
de recuerdos caducados.

Dile si la ves
solo que me viste
mirando hacia poniente
con los ojos cerrados
divagando tras su reflejo.

Dile si la ves
solo que me viste
preparando una estrategia
de alcohol y pesadillas
que puedan borrar su vestigio.

Dile si la ves
solo que me viste
desolado y delirante
intentando raspar de mi alma
su huellas indelebles.

(Orel. 28 de noviembre de 1999)



Solo brillas tu

Aislado del tiempo,
perdido en la nada,
vagando inmóvil
alrededor de un instante,
busco a tientas el contacto.

El flujo de los días
no altera los cimientos
de inercia y de sueños
que sujetan mi apatía.

Aun aislado de mi mismo,
apartado de la vida
separado de la luz,
sigues brillando tu.

(Orel, 28 de noviembre de 1999)


A vos.

Esto es gracias a vos,
a tu lejana presencia,
a tu etérea silueta
a ti.

En verdad me has provocado,
has hecho real la quimera
de alguien que no está
pero que seguro existe
a vos debo este momento
y a vos os debo de pagar.

Y pago lo que es debido
con estas palabras que vuelan
de mi mente a tu CPU
y de allí hasta tus ojos
por cables fríos de cobre
que calentarán con su fluir.

A vos lo debía y pagué
ni mucho ni lo merecido
pero juro que se me ha ocurrido
solo al mirar vuestro nombre,
Sowha.

(Orel. 28 de noviembre de 1999)


A mi padre.


Con este verso intento lo imposible
resumir una vida larga y dura
vivida paso a paso sin premura
por mi padre, un hombre irreductible

Irreductible en su fe y en su entrega
en el vivir sencillo y sin dobleces
en su apego a la tierra que con creces
regó con el sudor de su gran brega.

Del arado pasó a otras labores,
cambió de hogar, de tierra, de ribera
buscando horizontes siempre mejores.

Si volviese a nacer y yo pudiera
elegir otra vez progenitores
como padre de nuevo lo quisiera.



A mi madre




Bella María.

Las nubes pasan
el viento gime
el sol se marcha
la noche oprime

Y tu sin tregua
y sin reposo
crias tus hijos
junto a tu esposo.

Las ilusiones
están dormidas
y tu viviendo
siempre otras vidas.

Sientes que los años, pasan sobre ti
no dejan recuerdos ni ansias de vivir.

Por fin un día
en ti estalla
un nuevo mundo
tras la pantalla.

Te sientes viva
y deseada
que bien te luces
sin tu mirada.

Son muchos hombres
los que te anhelan
tu te zambulles,
tus sueños vuelan.

Solo palabras
rozan tu piel
mientras deseas
sentirlo a el.

Te sientes joven
y el algo huraño
ha comprendido
que hay un engaño.

Bella María
vive tu vida
puesto que el fin
vendrá enseguida.
(Orel, 26 de diciembre de 1999)



Negocios con futuro.

Es Navidad,
días entrañables
felices para algunos
grises para otros
pero la caridad
llama a tu puerta
con un sentido eslogan
"Pon un pobre a tu mesa por Navidad"

Y ese es mi el negocio
"Alquilo pobres
para Cenas de Navidad,
módicos precios,
si lo quiere zarrapastroso
supone un plus de 100 Euros"

Hacer negocios en Navidad.
es tu gran oportunidad

(Orel. Navidad de 1.999)


Punto cardinal.

Hundido en el abismo de las sombras
rodeado de misterios de mutismo,
una luz lejana y macilenta
es el fetiche que aún me sostiene.

Es mi esperanza hecha ídolo,
es mi fe trastocada en talismán,
es mi confianza convertida en deidad,
es mi ilusión transformada en gran tótem.

Esa luz difuminada en la distancia
es el Dios que sostiene mi ánimo,
es el ultimo recurso de un naufrago
que vaga sin brújula por un mar
carente de puntos cardinales.

Esa efigie difusa de mujer,
eres tu,
mi único punto de referencia
mi ultima ilusión,

(Orel, 2 de abril de 2000)



Obelisco.

El tiempo pasó y siento tu ausencia
mutada en recuerdo que aun me lacera
el alma, la sien, y mi vida entera;
así en tu memoria, vive tu esencia.

Fuimos solo amigos a tiempo parcial
y puedo decirte, querido Francisco
que en mi alma tienes un obelisco
alzado en tu recuerdo de hombre cabal.

En el trabajo, pasaste el testigo
mas un buen padre perdieron tus hijos
y para muchos se nos fué un amigo.

Te veo en el cielo buscando cobijos
a los que purgan por algun castigo
diciendo a San Pedro “hazlos tos fijos”


(Orel, 7 de mayo de 2000)




Aretusa

Por la noche
se presenta
muy contenta
en el canal,
su ventana
me aparece,
se agradece,
da moral.

Viene con ganas de charla
y de leer poesías
me place a mi recitarla
los poemas de hace días

Aretusa
es afable
y admirable
en demasía,
siempre opina
que mis versos
son inmensos
¡que alegría!

De magnífica lectora
por mí fue calificada
y además de encantadora
diré que es admirada

Muchas gracias
gran señora
por ahora
finalizo,
pues si alargo
la poesía
perdería
el hechizo.

(Orel, 13 de mayo de 2000)


El aliento del infinito

La larga noche se hace palabra
corren los versos sobre el cristal
arrastrando con ellos gotas de vida,
pequeñas migajas de mi deambular.

Y allá en el remoto infinito
donde la distancia se hace nimiedad
una voz lejana hecha signos
llega al monitor portando calor.

Cálido aliento que llega
del anónimo infinito
a caballo de bits hechos ondas
que rompen en mi interior.

Aliento de una quimera
soplo de una ilusión
tan real como este mundo
un sueño con filiacion

Aretusa lee y calla
calla y teclea su parecer
y yo la leo y respondo
miles de gracias,mujer.

(Orel, 23 de mayo de 2000)


Sorpresa


La sorpresa es un choque inesperado
con algo que de golpe conmociona
y si es agradable nos emociona
con la turbación de lo inopinado.

Asombro, admiración y desconcierto
junto a un sobresalto harto repentino
surge un instante raro y peregrino
que deja al sorpredido boquiabierto.

Maravillado y con un cierto estupor
ante un portento casi milagroso
se esfuma la indeferencia y el sopor

Del aturdimiento sale uno airoso
con una respuesta de impacto y fulgor
como decir por ejemplo "es grandioso"

(Orel, 25 de mayo de 2000)



Quimica.

(Musa titular: Aretusa)

Quimica es el amor
que recorre el cerebro
en un coctel de hormonas
haciendonos sentir.

Quimica es la vida
que ha creado nuestros genes
los que a su vez nos han creado
como maquinas de supervivencia
para hacerlos inmortales.

Quimica es la conciencia
que reside en las sinapsis
que conectan los axones
y nos regalan la memoria

Quimica soy yo.

(Orel, 27 de mayo de 2000)


Las Seis de la mañana.

Son las seis de la mañana,
los pajaros ya son bullicio,
las calles aun están mudas
despierta el cielo a su aire.

La vida levanta el vuelo
hecha sonidos lejanos
hecha luz en las ventanas
hecha café en las manos.

Son las seis de la mañana.
el sueño mudó en olvido
la noche se fue taciturna
el dia se viste de incognita.

Ya no son las seis de la mañana

(Orel, 20 de junio de 2000)



Que haces corazon

Y tu que haces, corazón
latiendo en armonía y sin furor
de que presumes, corazón
palpitando a tu ritmo y sin pasión.

Por que no hablas, corazón
haciendo ver al mundo tu aflicción
porque no gritas, corazón
exponiendo al infinito mi inquietud.

Por que no estallas corazón
exparciendo el magma de mi ser
porque no vuelas, corazón
derramando por ahí mi frustración.

Tu eres una bomba, corazón
impelente, expelente, ya lo se
tu no necesitas, corazón
espoleta que provoque tu ignición.

(Orel, 23 de junio de 2000)




Bellido Dolfos vindicado.

Parte primera: Donde Doña Urraca la reina sutil e inteligente, prepara su plan maestro.

Zamora se halla cercada,
son siete meses de sitio,
muy pronto será tomada
o habrá que hacer armisticio.

Urraca tiene un hermano
quiere quitarla de en medio,
o se da un golpe de mano
o quedará sin su predio.

Tira la reina los tejos,
según narran los romances,
a alguien venido de lejos
que maestro es de aquellos lances.

El caballero es experto
y la reina es soltera
fuéronse los dos al huerto
mas no a coger una pera

Cuando el huerto se han corrido,
van ambos por fin al grano
será el experto Bellido
el que dé el golpe de mano.

Parte segunda: Donde el gran Cid Campeador anda un tanto mosqueado.

En lo alto de una loma
¿O era cima de un otero?
el gran Campeador se asoma
a la ribera del Duero

Y allí al pie de la ribera,
bajo el azul de aquel cielo,
otea la muralla entera
de Zamora con gran celo.

Ve abrirse un portillo
y salir a un caballero
que viste un jubón sencillo
y porta al cinto el acero.

Queda el buen Cid mosqueado
ante aquella maniobra
Babieca que está a su lado
relincha ante su zozobra.

Monta el alazán de un salto
y cabalga a paso fiero,
al salido le da el alto
en la ribera del Duero.

“Decid quien sois, traidorzuelo”,
a ello responde el salido
poniendo el grito en el cielo
“Teneos señor, soy Bellido”

“Para unirme a vuestra suerte
salí por aquel postigo
llevadme ante Sancho el Fuerte
del que ahora soy amigo”

Con la mosca tras la oreja
cabalga el Cid prevenido,
de la muralla se aleja
trotando en pos de Bellido.

Ya son las doce pasadas
Cuando ambos llegan al lugar
donde acampan sus mesnadas
que listas están a yantar.

Dícele el Cid al salido
“Veras luego al rey Don Sancho,
hace horas que no he comido
y voy a zamparme el rancho”

Entre bocados y tragos
de vino y de buen cocido
“Este vino a hacer estragos”
dícese el Cid de Bellido.

Parte tercera: Donde Bellido, muy astuto, da el pego al rey Don Sancho.

Fue ante el Rey a postrarse,
y una vez puesto de hinojos
dijo que lo de pasarse
era culpa de los piojos.

Del hambre y de la mala olor,
y de gentes de Zamora
que han mancillado su honor
llamándole traidor ahora.

Todo ello le ha decidido
a luchar junto al rey Sancho
“Lucharás,” dice a Bellido,
“el próximo zafarrancho”

Don Sancho le invita a un festín
con saltimbanquis en juego
se dice Bellido “Por fin
he podido darle el pego”

Parte cuarta: Donde el rey para su desdicha, fue a hacer de vientre y la espicha.

El rey en armas es ducho
y Bellido un gran trilero
empleando su arte y no mucho
le suelta el carrete entero.

“Hay una puerta secreta,
y podéis tomar Zamora
empleando una buena treta
en menos de media hora”

“Yo os enseño la poterna
y vos planeáis el ataque,
tendréis así gloria eterna
poniendo a Zamora en jaque”

“Si queréis un triunfo regio
ahora debéis ser discreto,
de vos será el privilegio
yendo los dos en secreto”

Bellido en verdad fue un hacha,
en golpes de mano, un maestro,
y en planear sobre la marcha
siempre se mostró muy diestro.

Don Sancho tragó el anzuelo
y salieron sin demora,
en cuanto oscureció el cielo,
cabalgando hacia Zamora.

Ya a los pies de la muralla
parose el rey de sopetón
mientras en su vientre estalla
un regio y gran retortijón.

Díjole el rey a Bellido
“Haré aquí de vientre a tientas
toma mi lanza, y te pido
que en guardarla tu consientas”

Bellido quedó confuso
ante rey tan descuidado,
y le pareció un abuso
matarlo así, desarmado.

Y también la fatalidad
vino a dar tiempo a Bellido
al no tener facilidad
por estar algo estreñido.

Quiso matarlo de cara
como caballero que era
dijo: “Ved que cosa rara”
para que así se volviera

Sancho volvió la cabeza
para ver tan raro hecho
y Bellido con presteza
hundió la lanza en su pecho.

Sale Bellido pitando
y llega un lacayo presto
llevanlo al real musitando
“El Bellido me hizo esto”.

Allí murió el rey Don Sancho
a poco de su llegada,
se fue Bellido tan pancho
y la suerte quedó echada


Parte quinta: Donde Rodrigo el de Vivar, intenta vengar a su rey, mas no alcanza a Bellido.

Y mientras Bellido huía
a uña de veloz caballo,
viole el Cid como corría,
“Mató al rey” pensó el vasallo.

A pesar de su jaqueca
y su mal dolor de muelas
montó rápido a Babieca
olvidando las espuelas.

Y así fue como Bellido
en Zamora entró aquel día
y si no es por el olvido
seguro muerto estaría.

Si el Cid le hubiese matado
al cruzarse sus destinos
no sería descuartizado
por aquellos cuatro equinos.

Porque ese fue el sino fatal
del que se mostró tan terco
que con su esfuerzo personal
quitole a Zamora el cerco.

Parte postrera: Donde se resumen los argumentos que vindican el honor de Bellido Dolfos.

Desde que el mundo ha sido
han habido muchos golfos,
eso no lo fue Bellido
y mucho menos el Dolfos

Mirad, lo que hizo Bellido
fue que engañó como a un chino
a un rey que andaba estreñido.
¡El si que supo hilar fino¡.

El rey Don Sancho fue muerto
por tonto, al deponer su hez
ante un enemigo experto.
Muriose el rey de estupidez.

Bellido ganó la guerra,
obtuvo una gran victoria,
mas todo el mundo se emperra
en que es el ruin de la historia

Si no hubiese estado el gran Cid
la cosa sería distinta
todos cantarían su ardid
seguro con otra pinta.

Fue un héroe aquel villano
que con gran valor y astucia
dio solo un golpe de mano
que le hace rey de la argucia.

Sabed pues grandes señores
y damas, y caballeros
que Bellido tendrá honores
por los siglos venideros.

(Orel, 1 de julio de 2000)




Agradecimiento

Por mantener viva la llama
batallando contra el viento.

Por tu esfuerzo cotidiano
pertinaz y tesonero.

Por saborear sinsabores
con una sonrisa a tiempo

Por la entereza que exhibes
Durante los malos tiempos

Por el amor que me tienes
sin tal vez yo merecerlo

Por mirarme a los ojos
tras el daño que te he hecho

Por el olvido en que entierras
malos y tristes momentos.

Por estar ahí simplemente
con tu presencia hecha aliento.

Por ser así, como eres
grande en tu pequeño cuerpo.

Mereces mas que palabras
aunque solo estas empleo:

“Tienes mi agradecimiento”

(Orel, 12 de julio de 2000)


La Meta

(Para Mycat)

Este es un soneto, mas bien festivo
para quien con sudor busca la meta
y aun siendo para muchos majareta
trabaja tesonero en su objetivo.

O bien sube el Everest de rodillas,
o se cruza el océano en bañera,
o atraviesa el estrecho en patera
o corre sin descanso las cien millas.

Merecen el aplauso mas sincero
pues el tesón que muestran es tan fuerte
que dejan boquiabierto al mundo entero.

Se emplean con vigor hasta la muerte
y yo empleo aquí todo mi esmero
para decirles solamente ¡Suerte¡

(Orel, 12 de julio de 2000)

Canciones olvidadas

Aburrido.

Es demasiado aburrido,
seguir sin sentir la huella
errando tras el leve rastro
que quedó sobre la arena.

Arena que el viento arrastra
junto a la última traza
que dejó el paso del tiempo
después de apagar su llama.

Es demasiado aburrido
caminar sin fe, a tientas
sin esperanza ni olvido
cargando dolor y miseria.

Tedioso se hace el camino
de noche y sin estrellas
sin impulso ni destino
sin ganas de ver la meta.

(Orel, 13 de julio de 2000)


Canciones olvidadas

El reloj desobediente

Reloj no marques las horas
el tiempo acaba de morir
tu labor no tiene sentido
¿a que viene ese tic-tac.?

El pasado es olvido,
el futuro no vendrá
el presente, ¡que ironia¡
no se cuanto va a durar.

Y si tu sigues marcando
tic-tacs de inexistencia
tal vez puede que sirvan
para medir el absurdo

Reloj no marques las horas,
el tiempo mudó en entelequia
el vacio se lleno de utopia
y hasta la nada se rie de ti.

(Orel, 16 de julio de 2000)


Canciones olvidadas

Al alba.

Al alba
vendrá el instante perdido
a encontrarse con la enjundia,
con el oculto motivo
de aquel momento esperado.

Al alba
tal vez surja a la existencia
la verdad que se ocultaba
tras cortinas de silencio
y de nubes de vacio.

Al alba
puede que el sol se decida
por una vez en la vida
a ser impuntual a la cita
que tiene fijada con la luz.

Al alba
quizá se haga justicia
con el justo sojuzgado
y el impío que camina
por la acera del poder.

Al alba
acaso sea al alba.

(Orel 16 de julio de 2000)






Belleza interior

Musa titular: BBeaTT

Viendo mi fealdad, clara y manifiesta
una bella mujer me dijo un dia
que belleza interior en mi veia
“buena vista”, me dije, “tiene esta”.

Quise verificar tan grato aserto
comprandome para ello un endoscopio
me miré y de datos hice acopio
demostrando que aquello era cierto.

Mi cerebelo es turgente y coqueto,
terso y sonrosado el cuerpo calloso
bazo blando y rojo, pancreas escueto.

Es mi epidídimo suave y precioso
lustroso y refulgente el esqueleto,
por fin, aunque por dentro, soy hermoso.


(Orel, 20 de julio de 2000)


Gato blanco, gato negro,

Gato negro,
cola en alto
persigues presuroso a tu sombra
en un juego sin fin y sin reglas.

Saltas del vacio a la penuria
en un continuo corcovear
con breves interludios
de acecho a tus entelequias.

Gato blanco
cola en alto
maestro en acechanzas y emboscadas
experto en hostigar tu propia cola
y en desgarrar tus propios desvarios.

Gato blanco o gato negro
lo importante es que no cazan ratones.

(Orel, 23 de julio de 2000)

El mono vencido

Cien veces he intentado lo imposible
y en todas abandoné con un taco
el vano intento de hacer del tabaco
solo un placer de antaño e irrepetible.

Es para mi el síndrome de abstinencia
una barrera cruel e infranqueable
que hace que vea todo lo fumable
como una insufrible y tenaz carencia.

Puesto que el mono viene si no fumo
se me ocurrió una idea asaz brillante
que va de maravilla en grado sumo.

La idea es, desde ahora en adelante
no comprar mas tabaco y si consumo
no será en plan gorrón ni mendicante.

(Orel, 24 de julio de 2000)










CANCIONES OLVIDADAS



Tómame o déjame

Tómame, o déjame,
lo primero
es lo que me gusta mas,
lo segundo
a mi alma pungiría
y seguro que a ti
un peso grande y vasto
te quitaría de encima.

Y si decides tomarme
hazlo a pequeños bocados
pues puedes atragantarte
y quedar los dos desolados




Hecho un asco.

A mayor abundamiento
y estando con el agua al cuello
después de caérseme el alma a los pies
y quedar a la altura del betún,
sigo a estas alturas
diciendo amen a todo
y ni aun así estoy a mis anchas.

Otra vez vuelvo a las andadas
sigo estando hecho un asco
con mi ánimo a media asta
y sin dar mi brazo a torcer.

Nada sale a pedir de boca
vuelvo a cerrarme a cal y canto
sin echar las campanas al vuelo
quedando siempre a medio camino.

Vuelvo otra vez a la carga
y siempre a cara descubierta
vagando de la Ceca a la Meca
jugándomelo todo a una carta.

Mi futuro está reducido a cenizas
a punto de ser un cero a la izquierda
y sabiendo a ciencia cierta
que a la corta o la larga
oliendo a chamusquina
y a la chitacallando
seguiré a la buena de Dios.

(Orel, 3 de agosto de 2000)


Dulce que no amarga.

Quiero sacar a colación,
aunque me manden a hacer gárgaras,
el porqué a nadie le amarga un dulce,
lo contare a diestro y siniestro
y si es preciso entrando a degüello.

Tal vez porque vivir a cuerpo de rey
sabiéndote la vida a gloria
es tanto mejor
que andar con la soga al cuello
o estar siempre a la que salta.

Yo creo a pies juntillas
y pese a quien pese
que antes que irle a uno como a los perros en misa
mejor andar subido a la parra
pudiéndose echarse uno a dormir
y a fin de cuentas
despacharse a gusto
prodigándose a manos llenas,
y tras reír a mandíbula batiente
irse con la música a otra parte.

(Orel, 4 de agosto de 2000)



Homenaje al lector desconocido.

Como una quimera en el infinito
una ilusión en el espacio vacío,
un ente incorpóreo y lejano
dotado solo de voz hecha texto,
así apareces tu en la distancia
de este mundo cimentado en la entelequia.

Nunca te he visto, no se quien eres
pero llegas hasta mi portando palabras
de aliento de estímulo y apoyo
que yo con mi parca destreza
no soy capaz de responder
como en verdad mereces.

Debería transmitirte de algún modo mi afecto
debería formular mínimamente lo que pienso
debería precisar de algún modo mi gratitud
debería manifestar con mas estilo mi reconocimiento
y dado que mi esfuerzo no obtiene resultado
solo puedo decir lo siempre dicho
¡Gracias¡

(Orel, 4 de agosto de 2000)



Sentimientos que emergen de la hondonada

Velados por una envoltura de silencio



Riesgos laborales.

En Bilbao era noche de relajo
cuatro honestos currantes de la bomba
fallecen reventados en la tromba
de la goma que llevaban hasta el tajo.

Eso fue un accidente de trabajo
y todos deberíamos hacer presión
ante ETA con una manifestación
por el nivel de seguridad tan bajo.

Esa empresa en verdad que es un asco
pues no cuida de sus trabajadores
al mandarlos al curro sin el casco.

De la patria, así, no son salvadores
por eso debería el gobierno vasco
cerrarla y no ser mas sus valedores.

.-.-.-.-.-.-.

Postdata: Ante tamaña falta de formación
en los trabajadores de la empresa ETA, se
rumorea que el gobierno vasco, va a tomar
cartas en el asunto y se va a responsabilizar
personalmente del reciclaje de
todos los trabajadores de dicha empresa,
dándoles cursos de formación en
las nuevas tecnologías punta
sobre prevención de riesgos laborales
en las actividades a que se dedican
sobre todo en bombas lapa, coches bomba
tiros en la nuca, extorsiones, intimidaciones
y similares, porque es imperdonable
que honestos y esforzados trabajadores
tengan tan alto nivel de siniestralidad.

Los trabajadores miembros liberados,
legales y allegados de la Empresa ETA han
convocado huelga de pistolas caídas
para los próximos cuatro días.

De paso exigen la negociación
de un convenio colectivo del sector
“Salvadores de la patria vasca”

El lema bajo el que se convoca
la huelga es este:

“Si no hay seguridad en ETA
hagamos todos la maleta.”

Ultima Hora: la organización ASI SEA
(Agrupación Sindical. Sección de Etarras Asesinos)
ha propuesto como epitafio para
los fallecidos el siguiente:

“Iban a joder con goma
y murieron con ella puesta”

(Orel, 8 de agosto de 1999)




Tramo.

Tramo el mañana desde hoy
tramé el hoy desde el ayer
mas la trama que tramo
siempre es papel mojado en el hoy.

El tramo de vida que tramo
es con fecha de vencimiento
pero tramar tramas no es lo mío
solo una vez di pie con bola
(pero ni yo me creo esta trola)

(Orel, 10 de agosto de 2000)


Hoja.

Delante de mis ojos
tengo una pantalla en blanco
que hace las veces de hoja
esperando las palabras
que mis dedos parapléjicos
no transmiten al teclado.

Transcurren minutos sin alma
corren las horas sin esencia
apago el chisme y me largo
para volver con todo en blanco.

En los viejos tiempos al menos
la papelera repleta de hojas
arrugadas y parcas de ideas
servian de penosa compañía.

En estos tiempos modernos
aun me queda el recurso
de empalmar palabras si substancia
extraidas con minimo esfuerzo
del diccionario de sinónimos

(Orel, 10 de agosto de 2000)


Mara

Barrera de muerte para la vida,
río de la paciencia y el horror,
fielato del impuesto sobre el futuro,
festín semestral para los cocodrilos.

La larga migración se detiene
en su ribera de tierras escarpadas
millones de pezuñas inquietas
esperan a quien de el primer paso

Cien cocodrilos esperan pacientes
a cobrar su peaje de cruce,
la masa indecisa empuja
y como siempre, el imbécil de turno
acaba dando el primer paso,
mientras esperaba como todos
a que lo hiciese su vecino.

Quien recuerda hoy a tantos hombres
que dieron tantos primeros pasos,
ni siquiera tienen una tumba
“al desconocido que dio el primer paso”

(Orel, 11 de agosto de 2000)




















Pollas tormentosas.
------------------

(Una contribucion a la poesía emética)

Mi polla tiesa y estremecida
labra la tierra como el arado
para sembrar mi semen caprichoso
en los surcos que aro encabronado.

La agonía que ello me supone
me hace odiar a todo el universo
que no comprende el gesto de mi nabo
ni entiende el porque de esta sementera.

Barrigudos y astrosos mendicantes
que camináis por los senderos del bullicio
derramando por el mundo vuestro aliento
de animales sin celo y sin esperma.

Abomino de vosotros inhumanos
que pisáis impúdicos mi siembra
vuestros pies calzados de ignominia
dejaran la tierra fria y yerma.

De los surcos que mi miembro estremecido
arañó ufano en la maldita tierra
surgiran los fantasmas que os follen
en las noches de pavor del largo invierno.

(Orel. 12 de agosto de 2000)



Majar Eta.

Las batallas mas épicas de ETA
las que con gran valor y bizarría
ganaron y los hicieron inmortales
figurarán para siempre en los anales
y serán cantadas por las plazas
por caseríos, burgos y ciudades
loando el esfuerzo y valentía
de estos héroes de la patria vasca
de la siguiente guisa:

Eran las nueva pasadas
sobre el campo de batalla
las tropas están preparadas
la astra lista se halla.

Los héroes están pendientes
andan con ojo avizor
al que armado hasta los dientes
hace de ejercito invasor.

El vigía ya les chista
viene el enemigo armado
de paraguas y revista
y nadie mas a su lado.

Además es un anciano
aunque no ande vacilante
lleva un arma en la mano
un periódico amenazante.

El ejercito enemigo
les supera en armamento
mas sin importarles un higo
se inicia un combate cruento.

Con valor y con presteza
avanzan sobre su espalda
con un tiro en la cabeza
ese combate se salda.

El abyecto enemigo
se halla en tierra agonizante
y le dan como castigo
un tiro a cañón tocante.

Son gudaris "muy valientes"
aunque les faltan arrojos
son cobardes combatientes
que no miran a los ojos.

Y son así las batallas
que ganan estos pendejos
tan cobardes y canallas
que ojalá no lleguen a viejos.

La épica del terrorismo
es un canto a la cobardía

(Orel, 15 de agosto de 2000)



Mañana.

Esclavo de la palabra sin coraje
obligado a una eterna impostura
disfrazado de cordura y sensatez
avanzo simulando dignidad
hacia una meta plena de vacío.

La nula entidad de mis propósitos
junto a la escasa validez de mis actos
forma una amalgama de futilidad
que mezclada con los yerros del pasado
hacen de rémora insoportable
para el poco impulso que me queda.

La certeza de un futuro incierto
la seguridad de un mañana repetido
la convicción de que ya poco es posible
hacen patente que lo por venir
será una clonación de lo ya ido.

(Orel, 16 de agosto de 2000)




LOS SIETE PLACERES CAPITALES.

Gula.

Comer con voracidad o apetito
dicen que es grave pecado de gula
será para el que come solo angula.
Comer, solo es un placer exquisito

Si uno puede pillar un buen bocado
abundante, copioso y suculento
los curas van y joden el momento
diciendo que lo que haces es pecado.

Para mi que es tener muy mala leche
y en lugar de amargarnos el banquete
deberían decir solo “!Que aproveche¡”

Si pecado es comer de rechupete
al que lo dijo merece que apeche
a comer pan y agua y nunca un filete.

(Orel, 17 de agosto de 2000)


LOS SIETE PLACERES CAPITALES.

Pereza.

Hay que estar muy tocado de la bola
para decir que es un vicio capital,
una lacra y desenfreno criminal,
el estarte tumbado a la bartola.

El darte un buen tiempo a la molicie
derrochando vagancia con largueza
eso nunca es pecado de pereza
solo peca aquel que tu siesta pifie.

No dar un palo al agua es un sueño
anhelado por todo ser humano
ya desde que era muy pequeño.

Si ello está al alcance de tu mano
disfruta de algo que es tan halagüeño
que te lo quieren joder de antemano

(Orel 17 de agosto de 2000)


LOS SIETE PLACERES CAPITALES.

Lujuria.

Para mi, que el pecado de lujuria
por el que toca la Iglesia a rebato
es la venganza por el celibato
que a los curas les ha impuesto la curia.

Seguro se dijeron uno a uno
o aquí todos follamos bien a gusto,
o impondremos al mundo lo que es justo,
que el placer del sexo, para ninguno.

Y por eso el papa solo bendijo
y autorizó a todos los cristianos
a echar un polvo, para traer un hijo.

Si disfrutas con otra o con tus manos
al infierno iras, y también predijo
que el pelo se caerá y te saldrán granos.

(Orel, 17 de agosto de 2000)


LOS SIETE PLACERES CAPITALES.

Envidia.

Aunque dicen que es pecado la envidia
prácticamente, todo ser humano
la considera como algo muy sano
pues alivia una cosa que fastidia

Por eso se han sacado el gran invento
de eso que llaman envidia sana
que es pensar que porque un cantamañana
tiene lo que a ti te pondría contento.

De siempre el mundo ha sido muy injusto
pues al Ferrari tengo mas derecho
que el imbécil ese feo y vetusto

La envidia tiene algo de despecho
y aunque nos da placer, deja un regusto
agrio, por un deseo insatisfecho.

(Orel, 17 de agosto de 2000)


LOS SIETE PLACERES CAPITALES.

Avaricia.

Avaricia, un afán desordenado
de atesorar riquezas u otras cosas
la mayoría mas feas que hermosas
que llenan la casa de lado a lado

No conozco una casa que se precie
que no tenga un montón de cachivaches
figuras de hasta toros azabaches
y chismes de la mas extraña especie.

Libros rellenando estanterías
que nadie leerá en esta vida
junto a cinco o seis cuberterías

Una joya es siempre apetecida
la gente compra oro todos los días
ahorrando si es preciso en la comida.

(Orel, 17 de agosto de 2000)


LOS SIETE PLACERES CAPITALES.

Ira.

La ira es una pasión del alma
que causa indignación y hasta enojo
viéndose con ella todo rojo
hasta ser reemplazada por al calma.

Es también apetito de venganza
que es un placer para comerse frío
pero si dices de perdido al río
la cagas por tu falta de templanza.

Por eso dicen que es la ira ciega
embistiendo como un toro furioso
uno se venga y también se la juega

Le trae mas cuenta ir parsimonioso
y cuando no haya ya ninguna pega
devuelve la putada sigiloso.

(Orel, 17 de agosto de 2000)


LOS SIETE PLACERES CAPITALES.

Soberbia.

Dicen que la soberbia es pecado
por querer ser preferido a los demás
del infierno no se librarían jamas
los que alguna vez han opositado.

Vamos que la cosa tiene su miga
uno suspende y se agarra un cabreo
y además de aguantar el cachondeo
el fuego del averno le atosiga.

Pecaras si te sientes satisfecho
y a gusto con tus buenas cualidades
y ¡joder! es que eso no hay derecho.

La altivez es su hermana en maldades
y no se puede ni sacar el pecho
ni mostrar uno sus habilidades.

(Orel, 17 de agosto de 2000)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Poesia, obra completa a mogollón 2

Iniciales.

Nunca dejaré que me dominen
Interiormente sus dicterios
Espero mantenerme frío
Tanto en el elogio como en la afrenta,
Zaherido o ignorado, la inconmovible displicencia
Conseguirá volverle orate
Hasta que hastiado se cosa
El mismo los labios con sus amadas palabras.

(Orel. 12 de marzo de 1.999)


Ráfagas.

I
La crítica es el puñal,
el halago algo incierto,
el silencio es la verdad,
el aplauso algo ajeno,
ser leído es lo vital.


II
La única pareja perfecta,
la única que se es fiel,
la que nunca desencaja,
la que se mantiene unida,
es la tuerca y el tornillo.

III
La lengua es la herramienta
sentirse diferente por la lengua
es como sentirse diferente
por usar destornillador plano
de los que lo usan de estrella.

IV
Un hecho diferencial importante
transcendente y nunca valorado
es el tener dolor de estomago
frente al que no lo tiene.


V
De feto, dentro,
De bebé, en brazos,
de niño, lejos,
de mozuelo, detrás,
de joven, encima o..
de adulto, delante,
al final debajo,
a los pies de la viuda.

VI
El bolígrafo es
el mas fiel traductor
del idioma mental
al español.

VII
El buen político
reinventa la historia
y encima le creen.

VIII
Poesía es
una serie de reglones escritos
que jamas llegan al margen


Mar de hierba.

Un torbellino furioso
de viento y agua asesina
arrebata de su madre
a una aterrada niña.

Se agarra a unos maderos
y arrastrada por las aguas,
valle abajo va flotando
la niña sin esperanza.

A la noche está aterida,
el miedo la tiene presa,
contra un árbol se detiene
y a sus ramas se sujeta.

En la copa de aquel árbol
la niña se duerme inquieta
acunada por un sueño
un sueño de sol y hierba.

Aún oscuro se desvela,
oye una voz que la llama,
el agua dice "Ven niña,
duerme tranquila en mi cama".

De día, casi inconsciente,
aferrada está a su rama,
el agua sigue llamando
"Ven a jugar a mi casa".

"No vayas niña" le dice
un ave que allí se posa,
la niña llora muy quedo
con lágrimas de congoja.

Con el pájaro han venido
los colores de esperanza,
pronto se va el arco iris
volando en alas prestadas.

La niña lleva tres días
encaramada en la rama,
tres días está la niña
goteando vida al agua.

Al fin la niña sonríe,
en el suelo ve un caracol
moviéndose entre la hierba
y que la llama "!Niña Sol¡".

"!Niña Sol!, baja conmigo,
y así jugaremos los dos “
contesta con la sonrisa
pues ya no le sale la voz.

La niña baja del árbol,
el agua cruel la amortaja,
la niña se hunde sonriente
en un mar de hierba en calma.

(Orel. 3 de noviembre de 1998)



El desdén del olvido.

Mente confusa,
ideas absurdas,
desazón y tristeza,
respuestas fugitivas.

Murmullos inconexos
llenan mi cerebro,
sensaciones ambiguas
que acaban en dolor.

El agobio despliega
páginas en blanco
que se van llenando
de signos borrosos.

Páginas de mi vida
que aun siendo ilegibles
llevan escrito
el desdén del olvido.

Menosprecio infinito
que hace al recuerdo
dolorosa y caótica
fuente de reproches
sin base ni motivo
pero con secuelas
que traen aflicción.

(Orel. 25 de enero de 1999)



Delirio

Salvajes gritos de victoria
surgen del valle profundo,
vienen a caballo de la bruma
esparciendo la semilla del espanto.

Horrísonos rugidos de placer
mensajeros de la sangre recaudada
salpican las tinieblas de bramidos
como lejanos ecos del horror.

El amanecer huye desbocado
incapaz de disipar las sombras
que vagan aferradas a la tierra
donde se acunan los nuevos estertores.

El lóbrego llanto de los miles
es acallado por el estridente aullido
de las fieras voraces e insaciables
adictas al rito de la sangre y el degüello.

(Orel. 25 de enero de 1999)


Paisaje desde mi ventana.

Tejados que abrigan vidas ajenas
cuerdas repletas de ropas mojadas
cien parabólicas bien orientadas
y por encima un bosque de antenas.

Grúas que no cesan de ir y venir
albañiles que hablan a puro grito
un guardia que toca afanado el pito
el sordo ruido del tráfico al fluir.

Entre la bruma los montes lejanos
la mujer que tiende ropa en el balcón
los gorjeos en árboles cercanos.

Paisaje que no cambia con la estación
solo muda cuando los parroquianos
del bar de abajo discuten del balón.

(Orel. 25 de enero de 1999)


Versos espontáneos IV.

Cuatro jinetes cabalgan
anunciando la catástrofe
cuatro caballos relinchan
aterrados en la noche.

Cuatro jinetes que esparcen
las basuras de cien años
cuatro que llenan el mundo
con nuestro propio hedor.

Cuatro jinetes en uno
avisan con su galope,
anuncian el Apocalipsis,
la hecatombe del derroche.

El día que al fin los chinos
tengan papel higiénico
los bosques de nuestro mundo
harán mutis por el retrete.

(Orel. 25 de enero de 1999)



La Mar

La mar estaba serena
nada vi en aquella mar
alas no vi en el cielo
barcos no vi navegar.

La mar estaba en calma
el viento se fue del lugar
nubes no vi en el cielo
olas no vi espumar.

La mar estaba en silencio
solo al sol lo vi brillar
rompientes no vi de blanco
velas no vi pasar.

La playa estaba desierta
no vi a nadie jugar
el silencio era su dueño
a nadie se oía hablar.

Todo estaba vacío
pero allí estaba la mar
sola besando el cielo
la brisa empezó a soplar.

(Orel. 26 de enero de 1999)



Noche de horror

Cubierta la cara por la sabana
deliraba en mitad de la noche,
terroríficas visiones azotaban
a mi mente febril y convulsa.

En una remota aldea
de la lejana Somalia
entre chozas estilo bungalow
relucía una hermosa confitería.

Similar escaparate
repleto de dulces manjares
se repetía en mi sueño
en pueblos antaño de hambruna.

Vi a Milosevic abrazado
por miles de cosovares,
a Clinton vitoreado
en Bagdad y Teherán.

Vi al más pobre de Calcuta
estrenar su nuevo Mercedes,
y navegar por Internet
con su portátil a los tuaregs,
allá en medio del Sahara.

El pavor de tan horrísonas visiones
había empapado de sudor la sábana,
la tele encendida me devolvió a la vida
al oír los sones cotidianos
“Fosa, muertos, hambruna,
bombardeos, inundaciones,
ocho mil muertos”.

Un sonoro suspiro de alivio
resonó en la habitación.

(Orel. 20 de febrero de 1999)



Canal revuelto.

Noches de largos silencios
de nicks ensimismados
de ratos de poesía
de momentos de esparcimiento
de ráfagas de insultos
de baneos y reproches
de palabras hechas puñal
de silencios que observan
de abandonos escaldados
de prepotencias injuriosas
de mosqueos a mansalva
de flodeos sin sentido
de salidas de puntillas
de provocaciones reiteradas
de insultos machacones

Este es el resumen
de una mala película
vista trescientas veces.

¡Aburre.¡

(Orel. 23 febrero 1999)


Las arrugas del tiempo.

Tiempo añejo y arrugado
sobre un substrato de recuerdos
guardas en tus intrincados pliegues
vivencias cubiertas de olvido.

Tiempo ingrato y desalmado
que niegas al presente cruel
la ansiada bocanada de oxigeno
de dulces momentos ya idos.

Tiempo insensible y maldito
incapaz de plantar la realidad
con bellas flores de otros años
que den color a este instante vacío.

(Orel. 24 de febrero de 1999)


Razón oculta.

Oculta en un bosque de neuronas,
perdida en una maraña de dendritas
la razón de mi desvarío juega
al escondite cruel con mi razón.

Esconde el secreto del porqué
mi confuso cerebro no funciona
haciendo que responda a lo simple
con un chorro frío de mutismo.

Falla la máquina o fallo yó,
si la maquina soy yo, ¿quién falla?
mi CPU se hace un brutal lío
y yo quedo varado en el camino.

Locura, demencia, delirio,
enajenado maníaco enloquecido
no hay chip que solucione la avería
el esertor de la razón da paso al vacío.


(Orel. 2 de marzo de 1999)


Horror.

Subido a la grupa del espanto
soy llevado entre la bruma pestilente
de la putrefacción del llanto acongojado
al griterío sediento de exterminio.

Me hundo en el abismo del horror
reino de la sinrazón y la ignominia
donde el justo es lapidado a salibazos
y el impío encumbrado a lo mas alto.

El coro en masa aúlla frenético,
exigiendo que acallen la protesta
que el justo expresa en su mirada,
le sacan los ojos y el furor aplaude.

Los mártires de la razón son despeñados
de la alta cota hasta el abismo
del silencio agónico de los sin lengua
mientras la masa sufre retortijones
por la retransmisión de un partido de futbol.
O las prisas por salir de fin de semana

(Orel. 2 de marzo de 1999)


Sueño enmarañado.

Era una noche cualquiera
de las muchas ya pasadas
soñé que contigo a mi vera
soñé que en tu sueño estaba.

Soñé que eran ambos sueños
una ilusión compartida
soñé que eran dos pequeños
instantes de nuestra vida.

Dos instantes, un señuelo
que en el sueño agazapado
anhela correr el velo
de lo que hay al otro lado.

Sueños que son componendas
del tiempo ido y rasgado
y que nunca son enmiendas
de los fallos del pasado.

La realidad inconmovible
se adueña del amanecer
destruye el sueño imposible
que la noche vuelve a rehacer.

(Orel. 6 de marzo de 1999)


Despierta.

Despierta ya
y mira tu ventana
por donde entra
la vida hecha mañana
atrévete
a salir de tu morada
que fuera está
el viento que te habla.

Levántate
y sal ya a la calle
donde la vida
deambula por la acera,
asómate
al bullicio vocinglero
la calle te hará
suyo por completo.

(Orel. 7 de marzo de 1999)


La noche mas hermosa

Fue la noche mas hermosa,
noche oscura sin luna
noche de espeso silencio,
noche de limpio vacío.

Noche de soledad ansiada,
noche de mágicos rumores
el oír crujir las sábanas
fue el culmen de mi sosiego.

El sueño se hizo posible
un sueño largo y tendido,
un sueño desconocido
se hizo por fin realidad.

Vi mis anhelos cumplidos
fue una noche envuelta
en la ausencia de sus ronquidos
¡por fin dormí a pata suelta¡

(Orel. 19 de marzo de 1999)


Ya vuelve

Ya vuelve el monstruo terrible
a matar niños y sueños
a dejar la tierra yerma
a dejar el cielo negro.

Vuelve sediento de vidas
de los otros y los nuestros
solo los campos vacíos
le aplacan unos momentos.

Vuelve hambriento de hambres
que reparte con destierros
los pies cansados que huyen
sacian un poco su celo.

Vuelve el lobo carnicero
vuelve insaciable y mas fiero,
vuelve a diezmar los rebaños
que diezmaron sus abuelos.

Vuelve el hombre
vuelve el miedo

(Orel. 23 de marzo de 1999)


Rojo

Fuego y sangre
rojo.
Amor e ira
rojo.
Veto y estimulo
rojo.

Mujer de rojo
un recuerdo,
labios rojos
escalofrío,
libro rojo
el horror,
farolillo rojo
el honor de ser cola,
piel roja
exterminio,
plaza roja
desfiles y mausoleos
rojos
diestros izquierdistas
o cráneos perforados estilo Pol Pot..

Ferrari
sueño rojo.

(Orel. 30 de marzo de 1999)


Te necesito.

¿Dónde estas?
¡Te necesito!
Grito al vacio sin respuesta,
¿Dónde está la musica que mate al silencio?
¡Te necesito!
¿Dónde el brillo que ahogue las sombras?
¡Te necesito!
¿Dónde la voz que axfisie el dolor?
¡Te necesito!
¿Dónde el calor que aniquile mi indiferencia?
¡Te necesito!
¿Dónde el color que ilumine la monotonía?
¡Te necesito!
¿Dónde estas?

(Orel. 18 de abril de 1999)


Algo

Cada vez que penetro en este canal
el topic me pide que recite Algo
con este soneto vere si valgo
y replico la suplica del frontal.

Aprendí que algo siempre es mas que nada
y si algo es algo, siempre es un consuelo
pues según me dijo un día mi abuelo
algo en mano antes que abundancia alada.

Espero pues que la feligresía
que se halla presente en este lugar
lea esto como una cortesía.

Y si de paso me sirve pa ligar
o a llegar a mester de juglaría
con un canto en los dientes me habria de dar.

(Orel. 14 de mayo de 1999)


¿Que es?

Una palabra en la noche,
una caricia en la agonía,
una gota de agua en el alma yerma,
un beso a la calavera.

Una flor en el desierto,
una melodía en el patíbulo,
un piropo ente la tumba
una sonrisa en Auswitch.

Un color en el crepúsculo
un sururro en el vacio
una luz en casa del ciego
una mariposa en el volcan.

Un perfume en la basura
Un angel en el infierno
la nada

(Orel 28 de julio de 1999)


Vida de perros

He tenido una visión
vi un herrumbroso barco
vi a cientos de chinos
vi un perro pulgoso
arribando a las americas.

He tenido una visión
vi la famosa conciencia
de la humanidad entera
manifestarse en plenitud.

He tenido una visión
vi arribar al barco oxidado
y a miles de ciudadanos
lanzarse con frenesí
ofreciendo sus hogares
como lugar de acogida.

He tenido una visión
y aun me rio de rabia
cientos de ONG’s
ofreciendose solidarios
para lo que hiciese falta.

Todos querian al perro,
al chino nadie lo quiso,
todos pedian a gritos
“dejadme al perro,
expulsad al chino”.

(Orel, chino por un día)


La palabra juguetona

Por un canal solitario
paseaba una palabra
en busca de una neurona
que quisiese hacerla suya

La neurona esquiva
se hacia la remolona
y la palabra deambulaba
angustiada y sin rumbo.

Mas hete aquí que de pronto
un cerebro sin complejos
pasó ante la palabra
y la hizo suya sin mas

La palabra alborozada
correteó por los axones
saltó sobre las sinapsis
rematando en un poema

En este poema se hablaba
de una neurona esquiva
de una palabra sin rumbo
y de un poema en gestación.

(Orel, 25 de agosto de 1999)


Maranton.

No tuviste hartura de kilómetros,
en tu andadura fiera hacia la meta
nos demostraste cómo un gran atleta
se puede mofar de los termómetros

Te hiciste con el triunfo y la medalla
dejándote empujar por el coraje,
que ha convertido después en dopaje
un francés envidioso y canalla.

Con tu magia ganadora, Abel Antón
has sometido a miles de españoles
al poderoso influjo del hechizo,

Tu corona sevillana en Maratón
soportada por dos buenos bemoles
no la roba ese galo en plan chorizo.

(Orel, 1 de septiembre de 1.999)


Pensamientos.

Extraños pensamientos
vuelan sobre el sicómoro,
puertas sin bisagras
se abren a su paso.

Penetran las mazmorras
de almas sin destino,
recorren los salones
e inundan albañales.

Flotan sobre el hedor
camino de la amargura,
faros de frías tinieblas
los atraen hacia la escarpa.

Marchan hacia los designios
de seres sin tegumentos
revueltos entre la bruma
del hálito de los extintos.


Tremolan sobre el jolgorio
de espíritus sin enjundia
y fenecen bajo el mutismo
de gaznates sin vigor.

(Orel. 14 de septiembre de 1.999)


¡Quien pudiera¡

MUSA TITULAR: Irma

Quien pudiera grabarse en tu retina,
quien pudiera colmar tus sensaciones
quien pudiera volar por tus placeres
quien puediera llorar con tus dolores.

Quien pudiera ser tu melodía
quien pudiera oir ya tu llamada
quien pudiera sentir tu mano en mi alma
quien pudiera verte despertar a la mañana

Quien pudiera ser tu lazarillo
quien pudiera andar siempre a tu vera
quien pudiera gozar con tu sonrisa
quien pudiera, quien pudiera

(Orel, 28 de septiembre de 1999)


En Bidiosa veo...

La luna besaba el agua del canal
Silencioso, apático, enmudecido,
La divinidad lo vio tan aburrido
Que envió a su mensajera terrenal.

HeraHera, Bidiosa por derecho
Representante humana del Olimpo
Llegó al canal mientras sonaba el himno
Con paso seguro e hinchando el pecho.

Como diosa es algo deliciosa
Como deidad es la mas grande beldad
Como persona la mas primorosa

Cometería una enorme crueldad
Si al terminar no dijese una cosa
Que es simpática y preciosa de verdad

(Orel, 12 de octubre de 1999)


Relato

Una mezcla de recuerdos
de caricias y susurros
flotan sobre el relato
que un email me ha traido
quiriendo volver a ser algo.

Un relato de otros tiempos
de cuando el amor era Eso,
de cuando todo era simple,
de cuando todo era intenso.

La niña que no era niña,
el juego que no era juego,
las risas que no eran risas
el viento que no era viento
todo ello en el crepúsculo
habrá quien diga que era amor.

Pasan días, pasan años
pasa la vida, pasa el tedio,
y llega la tecnología
que dice ¡busca¡
y ella se lanza y busca
busca a la niña, busca al viento
busca las risas, busca el juego
pero ahora el crepúsculo
solo dice “No hallado”.

(Orel. 28 de octubre de 1999)


Aquí les hablo de Akiles.

En la enredada maraña
de este gran ciberespacio
Akiles, con mucha maña
ha montado su palacio.

No es su casa solariega
tampoco es su residencia
aquí viene y nos entrega
los versos de su vivencia.

El se sienta sobre el agua
del canal de los poetas
y recita lo que fragua,
que son sus obras completas.

Akiles, maestro del verso
del verso hecho melodía,
condensa en el su universo
con experta maestría.

Un universo de campos
de pueblos, eras y trenes,
de alegrías y quebrantos,
migraciones y vaivenes.

Un universo de amores,
de la soledad vivida
de lejanos sinsabores
y de su tierra querida.

Muta palabras en sones,
y si tiene un buen día
hasta con los mejillones
compone una elegía.

Aquí les hablé de un poeta
aquí les hablé de un juglar
Akiles es su careta
Akiles , un ser singular.

(Orel. 29 de octubre de 1999)


El rincón donde duermen los mitos

Creo que existe un lugar
allá, donde solo los sueños llegan
atiborrado de mitos obsoletos
desechados por el hombre, ser voluble.

Miles de mitos ajados
embadurnados con la sangre
que el hombre vertió en su nombre
mientras tuvieron altar.

Mitos que entre sí lucharon
con la sangre y la palabra
para hacerse un lugar preeminente
en las creencias del hombre.

Mitos de vida corta,
mitos de larga estancia,
mitos nimios e infantiles,
mitos grandes y sedientos
de vidas de sangre y llanto.

Mitos que al extinguirse
dejan al hombre dispuesto
para asumir otros mitos
muchísimo mas sublimes
a la par que sanguinarios.

Un mito sin sed de sangre
difícilmente prospera,
le falta el aliento vital
de la sangre del vecino.

Hubo mitos hechos dioses
sin doblez ni disimulo
querían sangre en directo
vertida sobre su altar
como el gran Quetzalcoatl.

Hay otros que disimulan
que ocultan su ansia asesina,
pero medran y prosperan
con inmensas raciones de sangre.

Hay muchos hombres que ansiaron
mutar el mito en razón
razón que al fin impusieron
pasando a cuchillo a las gentes
creyentes en mitos mas vulgares.

El rincón donde duermen los mitos
nunca llegará a cerrarse
seguirá recibiendo inquilinos
por toda la eternidad.

(Orel. 31 de octubre de 1999)


Dile si la ves.

Dile si la ves
solo que me viste
de pasada en un rincón
adorando una botella
de recuerdos caducados.

Dile si la ves
solo que me viste
mirando hacia poniente
con los ojos cerrados
divagando tras su reflejo.

Dile si la ves
solo que me viste
preparando una estrategia
de alcohol y pesadillas
que puedan borrar su vestigio.

Dile si la ves
solo que me viste
desolado y delirante
intentando raspar de mi alma
su huellas indelebles.

(Orel. 28 de noviembre de 1999)


Solo brillas tu

Aislado del tiempo,
perdido en la nada,
vagando inmóvil
alrededor de un instante,
busco a tientas el contacto.

El flujo de los días
no altera los cimientos
de inercia y de sueños
que sujetan mi apatía.

Aun aislado de mi mismo,
apartado de la vida
separado de la luz,
sigues brillando tu.

(Orel, 28 de noviembre de 1999)


A vos.

Esto es gracias a vos,
a tu lejana presencia,
a tu etérea silueta
a ti.

En verdad me has provocado,
has hecho real la quimera
de alguien que no está
pero que seguro existe
a vos debo este momento
y a vos os debo de pagar.

Y pago lo que es debido
con estas palabras que vuelan
de mi mente a tu CPU
y de allí hasta tus ojos
por cables fríos de cobre
que calentarán con su fluir.

A vos lo debía y pagué
ni mucho ni lo merecido
pero juro que se me ha ocurrido
solo al mirar vuestro nombre,
Sowha.

(Orel. 28 de noviembre de 1999)


A mi padre.

Con este verso intento lo imposible
resumir una vida larga y dura
vivida paso a paso sin premura
por mi padre, un hombre irreductible

Irreductible en su fe y en su entrega
en el vivir sencillo y sin dobleces
en su apego a la tierra que con creces
regó con el sudor de su gran brega.

Del arado pasó a otras labores,
cambió de hogar, de tierra, de ribera
buscando horizontes siempre mejores.

Si volviese a nacer y yo pudiera
elegir otra vez progenitores
como padre de nuevo lo quisiera.



Bella María.

Las nubes pasan
el viento gime
el sol se marcha
la noche oprime

Y tu sin tregua
y sin reposo
crias tus hijos
junto a tu esposo.

Las ilusiones
están dormidas
y tu viviendo
siempre otras vidas.

Sientes que los años, pasan sobre ti
no dejan recuerdos ni ansias de vivir.

Por fin un día
en ti estalla
un nuevo mundo
tras la pantalla.

Te sientes viva
y deseada
que bien te luces
sin tu mirada.

Son muchos hombres
los que te anhelan
tu te zambulles,
tus sueños vuelan.

Solo palabras
rozan tu piel
mientras deseas
sentirlo a el.

Te sientes joven
y el algo huraño
ha comprendido
que hay un engaño.

Bella María
vive tu vida
puesto que el fin
vendrá enseguida.

(Orel, 26 de diciembre de 1999)


Negocios con futuro.

Es Navidad,
días entrañables
felices para algunos
grises para otros
pero la caridad
llama a tu puerta
con un sentido eslogan
"Pon un pobre a tu mesa por Navidad"

Y ese es mi el negocio
"Alquilo pobres
para Cenas de Navidad,
módicos precios,
si lo quiere zarrapastroso
supone un plus de 100 Euros"

Hacer negocios en Navidad.
es tu gran oportunidad

(Orel. Navidad de 1.999)


Punto cardinal.

Hundido en el abismo de las sombras
rodeado de misterios de mutismo,
una luz lejana y macilenta
es el fetiche que aún me sostiene.

Es mi esperanza hecha ídolo,
es mi fe trastocada en talismán,
es mi confianza convertida en deidad,
es mi ilusión transformada en gran tótem.

Esa luz difuminada en la distancia
es el Dios que sostiene mi ánimo,
es el ultimo recurso de un naufrago
que vaga sin brújula por un mar
carente de puntos cardinales.

Esa efigie difusa de mujer,
eres tu,
mi único punto de referencia
mi ultima ilusión,

(Orel, 2 de abril de 2000)



Obelisco.

El tiempo pasó y siento tu ausencia
mutada en recuerdo que aun me lacera
el alma, la sien, y mi vida entera;
así en tu memoria, vive tu esencia.

Fuimos solo amigos a tiempo parcial
y puedo decirte, querido Francisco
que en mi alma tienes un obelisco
alzado en tu recuerdo de hombre cabal.

En el trabajo, pasaste el testigo
mas un buen padre perdieron tus hijos
y para muchos se nos fué un amigo.

Te veo en el cielo buscando cobijos
a los que purgan por algun castigo
diciendo a San Pedro “hazlos tos fijos”


(Orel, 7 de mayo de 2000)




Aretusa

Por la noche
se presenta
muy contenta
en el canal,
su ventana
me aparece,
se agradece,
da moral.

Viene con ganas de charla
y de leer poesías
me place a mi recitarla
los poemas de hace días

Aretusa
es afable
y admirable
en demasía,
siempre opina
que mis versos
son inmensos
¡que alegría!

De magnífica lectora
por mí fue calificada
y además de encantadora
diré que es admirada

Muchas gracias
gran señora
por ahora
finalizo,
pues si alargo
la poesía
perdería
el hechizo.

(Orel, 13 de mayo de 2000)


El aliento del infinito

La larga noche se hace palabra
corren los versos sobre el cristal
arrastrando con ellos gotas de vida,
pequeñas migajas de mi deambular.

Y allá en el remoto infinito
donde la distancia se hace nimiedad
una voz lejana hecha signos
llega al monitor portando calor.

Cálido aliento que llega
del anónimo infinito
a caballo de bits hechos ondas
que rompen en mi interior.

Aliento de una quimera
soplo de una ilusión
tan real como este mundo
un sueño con filiacion

Aretusa lee y calla
calla y teclea su parecer
y yo la leo y respondo
miles de gracias,mujer.

(Orel, 23 de mayo de 2000)


Sorpresa

La sorpresa es un choque inesperado
con algo que de golpe conmociona
y si es agradable nos emociona
con la turbación de lo inopinado.

Asombro, admiración y desconcierto
junto a un sobresalto harto repentino
surge un instante raro y peregrino
que deja al sorpredido boquiabierto.

Maravillado y con un cierto estupor
ante un portento casi milagroso
se esfuma la indeferencia y el sopor

Del aturdimiento sale uno airoso
con una respuesta de impacto y fulgor
como decir por ejemplo "es grandioso"

(Orel, 25 de mayo de 2000)


Quimica.

(Musa titular: Aretusa)

Quimica es el amor
que recorre el cerebro
en un coctel de hormonas
haciendonos sentir.

Quimica es la vida
que ha creado nuestros genes
los que a su vez nos han creado
como maquinas de supervivencia
para hacerlos inmortales.

Quimica es la conciencia
que reside en las sinapsis
que conectan los axones
y nos regalan la memoria

Quimica soy yo.

(Orel, 27 de mayo de 2000)

Las Seis de la mañana.

Son las seis de la mañana,
los pajaros ya son bullicio,
las calles aun están mudas
despierta el cielo a su aire.

La vida levanta el vuelo
hecha sonidos lejanos
hecha luz en las ventanas
hecha café en las manos.

Son las seis de la mañana.
el sueño mudó en olvido
la noche se fue taciturna
el día se viste de incognita.

Ya no son las seis de la mañana

(Orel, 20 de junio de 2000)

Que haces corazon

Y tu que haces, corazón
latiendo en armonía y sin furor
de que presumes, corazón
palpitando a tu ritmo y sin pasión.

Por que no hablas, corazón
haciendo ver al mundo tu aflicción
porque no gritas, corazón
exponiendo al infinito mi inquietud.

Por que no estallas corazón
exparciendo el magma de mi ser
porque no vuelas, corazón
derramando por ahí mi frustración.

Tu eres una bomba, corazón
impelente, expelente, ya lo se
tu no necesitas, corazón
espoleta que provoque tu ignición.

(Orel, 23 de junio de 2000)


Bellido Dolfos vindicado.

Parte primera: Donde la reina, sutil e inteligente traza su plan maestro

Zamora se halla cercada,
son siete meses de sitio,
muy pronto será tomada
o habrá que hacer armisticio.

Urraca tiene un hermano
quiere quitarla de en medio,
o se da un golpe de mano
o quedará sin su predio.

Tira la reina los tejos,
según narran los romances,
a alguien venido de lejos
que maestro es de aquellos lances.

El caballero es experto
y la reina es soltera
fuéronse los dos al huerto
mas no a coger una pera

Cuando el huerto se han corrido,
van ambos por fin al grano
será el experto Bellido
el que dé el golpe de mano.

Parte segunda: Donde el gran Cid Campeador anda un tanto mosqueado.

En lo alto de una loma
¿O era cima de un otero?
el gran Campeador se asoma
a la ribera del Duero

Y allí al pie de la ribera,
bajo el azul de aquel cielo,
otea la muralla entera
de Zamora con gran celo.

Ve abrirse un portillo
y salir a un caballero
que viste un jubón sencillo
y porta al cinto el acero.

Queda el buen Cid mosqueado
ante aquella maniobra
Babieca que está a su lado
relincha ante su zozobra.

Monta el alazán de un salto
y cabalga a paso fiero,
al salido le da el alto
en la ribera del Duero.

“Decid quien sois, traidorzuelo”,
a ello responde el salido
poniendo el grito en el cielo
“Teneos señor, soy Bellido”

“Para unirme a vuestra suerte
salí por aquel postigo
llevadme ante Sancho el Fuerte
del que ahora soy amigo”

Con la mosca tras la oreja
cabalga el Cid prevenido,
de la muralla se aleja
trotando en pos de Bellido.

Ya son las doce pasadas
Cuando ambos llegan al lugar
donde acampan sus mesnadas
que listas están a yantar.

Dícele el Cid al salido
“Veras luego al rey Don Sancho,
hace horas que no he comido
y voy a zamparme el rancho”

Entre bocados y tragos
de vino y de buen cocido
“Este vino a hacer estragos”
dícese el Cid de Bellido.

Parte tercera: Donde Bellido, muy astuto, da el pego al rey Don Sancho.

Fue ante el Rey a postrarse,
y una vez puesto de hinojos
dijo que lo de pasarse
era culpa de los piojos.

Del hambre y de la mala olor,
y de gentes de Zamora
que han mancillado su honor
llamándole traidor ahora.

Todo ello le ha decidido
a luchar junto al rey Sancho
“Lucharás,” dice a Bellido,
“el próximo zafarrancho”

Don Sancho le invita a un festín
con saltimbanquis en juego
se dice Bellido “Por fin
he podido darle el pego”

Parte cuarta: Donde el rey para su desdicha, fue a hacer de vientre y la espicha.

El rey en armas es ducho
y Bellido un gran trilero
empleando su arte y no mucho
le suelta el carrete entero.

“Hay una puerta secreta,
y podéis tomar Zamora
empleando una buena treta
en menos de media hora”

“Yo os enseño la poterna
y vos planeáis el ataque,
tendréis así gloria eterna
poniendo a Zamora en jaque”

“Si queréis un triunfo regio
ahora debéis ser discreto,
de vos será el privilegio
yendo los dos en secreto”

Bellido en verdad fue un hacha,
en golpes de mano, un maestro,
y en planear sobre la marcha
siempre se mostró muy diestro.

Don Sancho tragó el anzuelo
y salieron sin demora,
en cuanto oscureció el cielo,
cabalgando hacia Zamora.

Ya a los pies de la muralla
parose el rey de sopetón
mientras en su vientre estalla
un regio y gran retortijón.

Díjole el rey a Bellido
“Haré aquí de vientre a tientas
toma mi lanza, y te pido
que en guardarla tu consientas”

Bellido quedó confuso
ante rey tan descuidado,
y le pareció un abuso
matarlo así, desarmado.

Y también la fatalidad
vino a dar tiempo a Bellido
al no tener facilidad
por estar algo estreñido.

Quiso matarlo de cara
como caballero que era
dijo: “Ved que cosa rara”
para que así se volviera

Sancho volvió la cabeza
para ver tan raro hecho
y Bellido con presteza
hundió la lanza en su pecho.

Sale Bellido pitando
y llega un lacayo presto
llevanlo al real musitando
“El Bellido me hizo esto”.

Allí murió el rey Don Sancho
a poco de su llegada,
se fue Bellido tan pancho
y la suerte quedó echada

Parte quinta: Donde Rodrigo el de Vivar, intenta vengar a su rey, mas no alcanza a Bellido.

Y mientras Bellido huía
a uña de veloz caballo,
viole el Cid como corría,
“Mató al rey” pensó el vasallo.

A pesar de su jaqueca
y su mal dolor de muelas
montó rápido a Babieca
olvidando las espuelas.

Y así fue como Bellido
en Zamora entró aquel día
y si no es por el olvido
seguro muerto estaría.

Si el Cid le hubiese matado
al cruzarse sus destinos
no sería descuartizado
por aquellos cuatro equinos.

Porque ese fue el sino fatal
del que se mostró tan terco
que con su esfuerzo personal
quitole a Zamora el cerco.

Parte postrera: Donde se resumen los argumentos que vindican el honor de Bellido Dolfos.

Desde que el mundo ha sido
han habido muchos golfos,
eso no lo fue Bellido
y mucho menos el Dolfos

Mirad, lo que hizo Bellido
fue que engañó como a un chino
a un rey que andaba estreñido.
¡El si que supo hilar fino¡.

El rey Don Sancho fue muerto
por tonto, al deponer su hez
ante un enemigo experto.
Muriose el rey de estupidez.

Bellido ganó la guerra,
obtuvo una gran victoria,
mas todo el mundo se emperra
en que es el ruin de la historia

Si no hubiese estado el gran Cid
la cosa sería distinta
todos cantarían su ardid
seguro con otra pinta.

Fue un héroe aquel villano
que con gran valor y astucia
dio solo un golpe de mano
que le hace rey de la argucia.

Sabed pues grandes señores
y damas, y caballeros
que Bellido tendrá honores
por los siglos venideros.

(Orel, 1 de julio de 2000)


Agradecimiento

Por mantener viva la llama
batallando contra el viento.

Por tu esfuerzo cotidiano
pertinaz y tesonero.

Por saborear sinsabores
con una sonrisa a tiempo

Por la entereza que exhibes
Durante los malos tiempos

Por el amor que me tienes
sin tal vez yo merecerlo

Por mirarme a los ojos
tras el daño que te he hecho

Por el olvido en que entierras
malos y tristes momentos.

Por estar ahí simplemente
con tu presencia hecha aliento.

Por ser así, como eres
grande en tu pequeño cuerpo.

Mereces mas que palabras
aunque solo estas empleo:

“Tienes mi agradecimiento”

(Orel, 12 de julio de 2000)


La Meta

(Para Mycat)

Este es un soneto, mas bien festivo
para quien con sudor busca la meta
y aun siendo para muchos majareta
trabaja tesonero en su objetivo.

O bien sube el Everest de rodillas,
o se cruza el océano en bañera,
o atraviesa el estrecho en patera
o corre sin descanso las cien millas.

Merecen el aplauso mas sincero
pues el tesón que muestran es tan fuerte
que dejan boquiabierto al mundo entero.

Se emplean con vigor hasta la muerte
y yo empleo aquí todo mi esmero
para decirles solamente ¡Suerte¡

(Orel, 12 de julio de 2000)

Canciones olvidadas
Aburrido.

Es demasiado aburrido,
seguir sin sentir la huella
errando tras el leve rastro
que quedó sobre la arena.

Arena que el viento arrastra
junto a la última traza
que dejó el paso del tiempo
después de apagar su llama.

Es demasiado aburrido
caminar sin fe, a tientas
sin esperanza ni olvido
cargando dolor y miseria.

Tedioso se hace el camino
de noche y sin estrellas
sin impulso ni destino
sin ganas de ver la meta.

(Orel, 13 de julio de 2000)


Canciones olvidadas
El reloj desobediente

Reloj no marques las horas
el tiempo acaba de morir
tu labor no tiene sentido
¿a que viene ese tic-tac.?

El pasado es olvido,
el futuro no vendrá
el presente, ¡que ironia¡
no se cuanto va a durar.

Y si tu sigues marcando
tic-tacs de inexistencia
tal vez puede que sirvan
para medir el absurdo

Reloj no marques las horas,
el tiempo mudó en entelequia
el vacio se lleno de utopia
y hasta la nada se rie de ti.

(Orel, 16 de julio de 2000)


Canciones olvidadas

Al alba.

Al alba
vendrá el instante perdido
a encontrarse con la enjundia,
con el oculto motivo
de aquel momento esperado.

Al alba
tal vez surja a la existencia
la verdad que se ocultaba
tras cortinas de silencio
y de nubes de vacio.

Al alba
puede que el sol se decida
por una vez en la vida
a ser impuntual a la cita
que tiene fijada con la luz.

Al alba
quizá se haga justicia
con el justo sojuzgado
y el impío que camina
por la acera del poder.

Al alba
acaso sea al alba.

(Orel 16 de julio de 2000)






Belleza interior

Musa titular: BBeaTT

Viendo mi fealdad, clara y manifiesta
una bella mujer me dijo un día
que belleza interior en mi veia
“buena vista”, me dije, “tiene esta”.

Quise verificar tan grato aserto
comprandome para ello un endoscopio
me miré y de datos hice acopio
demostrando que aquello era cierto.

Mi cerebelo es turgente y coqueto,
terso y sonrosado el cuerpo calloso
bazo blando y rojo, pancreas escueto.

Es mi epidídimo suave y precioso
lustroso y refulgente el esqueleto,
por fin, aunque por dentro, soy hermoso.


(Orel, 20 de julio de 2000)


Gato blanco, gato negro,

Gato negro,
cola en alto
persigues presuroso a tu sombra
en un juego sin fin y sin reglas.

Saltas del vacio a la penuria
en un continuo corcovear
con breves interludios
de acecho a tus entelequias.

Gato blanco
cola en alto
maestro en acechanzas y emboscadas
experto en hostigar tu propia cola
y en desgarrar tus propios desvarios.

Gato blanco o gato negro
lo importante es que no cazan ratones.

(Orel, 23 de julio de 2000)

El mono vencido

Cien veces he intentado lo imposible
y en todas abandoné con un taco
el vano intento de hacer del tabaco
solo un placer de antaño e irrepetible.

Es para mi el síndrome de abstinencia
una barrera cruel e infranqueable
que hace que vea todo lo fumable
como una insufrible y tenaz carencia.

Puesto que el mono viene si no fumo
se me ocurrió una idea asaz brillante
que va de maravilla en grado sumo.

La idea es, desde ahora en adelante
no comprar mas tabaco y si consumo
no será en plan gorrón ni mendicante.

(Orel, 24 de julio de 2000)










CANCIONES OLVIDADAS



Tómame o déjame

Tómame, o déjame,
lo primero
es lo que me gusta mas,
lo segundo
a mi alma pungiría
y seguro que a ti
un peso grande y vasto
te quitaría de encima.

Y si decides tomarme
hazlo a pequeños bocados
pues puedes atragantarte
y quedar los dos desolados




Hecho un asco.

A mayor abundamiento
y estando con el agua al cuello
después de caérseme el alma a los pies
y quedar a la altura del betún,
sigo a estas alturas
diciendo amen a todo
y ni aun así estoy a mis anchas.

Otra vez vuelvo a las andadas
sigo estando hecho un asco
con mi ánimo a media asta
y sin dar mi brazo a torcer.

Nada sale a pedir de boca
vuelvo a cerrarme a cal y canto
sin echar las campanas al vuelo
quedando siempre a medio camino.

Vuelvo otra vez a la carga
y siempre a cara descubierta
vagando de la Ceca a la Meca
jugándomelo todo a una carta.

Mi futuro está reducido a cenizas
a punto de ser un cero a la izquierda
y sabiendo a ciencia cierta
que a la corta o la larga
oliendo a chamusquina
y a la chitacallando
seguiré a la buena de Dios.

(Orel, 3 de agosto de 2000)


Dulce que no amarga.

Quiero sacar a colación,
aunque me manden a hacer gárgaras,
el porqué a nadie le amarga un dulce,
lo contare a diestro y siniestro
y si es preciso entrando a degüello.

Tal vez porque vivir a cuerpo de rey
sabiéndote la vida a gloria
es tanto mejor
que andar con la soga al cuello
o estar siempre a la que salta.

Yo creo a pies juntillas
y pese a quien pese
que antes que irle a uno como a los perros en misa
mejor andar subido a la parra
pudiéndose echarse uno a dormir
y a fin de cuentas
despacharse a gusto
prodigándose a manos llenas,
y tras reír a mandíbula batiente
irse con la música a otra parte.

(Orel, 4 de agosto de 2000)



Homenaje al lector desconocido.

Como una quimera en el infinito
una ilusión en el espacio vacío,
un ente incorpóreo y lejano
dotado solo de voz hecha texto,
así apareces tu en la distancia
de este mundo cimentado en la entelequia.

Nunca te he visto, no se quien eres
pero llegas hasta mi portando palabras
de aliento de estímulo y apoyo
que yo con mi parca destreza
no soy capaz de responder
como en verdad mereces.

Debería transmitirte de algún modo mi afecto
debería formular mínimamente lo que pienso
debería precisar de algún modo mi gratitud
debería manifestar con mas estilo mi reconocimiento
y dado que mi esfuerzo no obtiene resultado
solo puedo decir lo siempre dicho
¡Gracias¡

(Orel, 4 de agosto de 2000)


Riesgos laborales.

En Bilbao era noche de relajo
cuatro honestos currantes de la bomba
fallecen reventados en la tromba
de la goma que llevaban hasta el tajo.

Eso fue un accidente de trabajo
y todos deberíamos hacer presión
ante ETA con una manifestación
por el nivel de seguridad tan bajo.

Esa empresa en verdad que es un asco
pues no cuida de sus trabajadores
al mandarlos al curro sin el casco.

De la patria, así, no son salvadores
por eso debería el gobierno vasco
cerrarla y no ser mas sus valedores.

.-.-.-.-.-.-.

Postdata: Ante tamaña falta de formación
en los trabajadores de la empresa ETA, se
rumorea que el gobierno vasco, va a tomar
cartas en el asunto y se va a responsabilizar
personalmente del reciclaje de
todos los trabajadores de dicha empresa,
dándoles cursos de formación en
las nuevas tecnologías punta
sobre prevención de riesgos laborales
en las actividades a que se dedican
sobre todo en bombas lapa, coches bomba
tiros en la nuca, extorsiones, intimidaciones
y similares, porque es imperdonable
que honestos y esforzados trabajadores
tengan tan alto nivel de siniestralidad.

Los trabajadores miembros liberados,
legales y allegados de la Empresa ETA han
convocado huelga de pistolas caídas
para los próximos cuatro días.

De paso exigen la negociación
de un convenio colectivo del sector
“Salvadores de la patria vasca”

El lema bajo el que se convoca
la huelga es este:

“Si no hay seguridad en ETA
hagamos todos la maleta.”

Ultima Hora: la organización ASI SEA
(Agrupación Sindical. Sección de Etarras Asesinos)
ha propuesto como epitafio para
los fallecidos el siguiente:

“Iban a joder con goma
y murieron con ella puesta”

(Orel, 8 de agosto de 1999)




Tramo.

Tramo el mañana desde hoy
tramé el hoy desde el ayer
mas la trama que tramo
siempre es papel mojado en el hoy.

El tramo de vida que tramo
es con fecha de vencimiento
pero tramar tramas no es lo mío
solo una vez di pie con bola
(pero ni yo me creo esta trola)

(Orel, 10 de agosto de 2000)


Hoja.

Delante de mis ojos
tengo una pantalla en blanco
que hace las veces de hoja
esperando las palabras
que mis dedos parapléjicos
no transmiten al teclado.

Transcurren minutos sin alma
corren las horas sin esencia
apago el chisme y me largo
para volver con todo en blanco.

En los viejos tiempos al menos
la papelera repleta de hojas
arrugadas y parcas de ideas
servian de penosa compañía.

En estos tiempos modernos
aun me queda el recurso
de empalmar palabras si substancia
extraidas con minimo esfuerzo
del diccionario de sinónimos

(Orel, 10 de agosto de 2000)


Mara

Barrera de muerte para la vida,
río de la paciencia y el horror,
fielato del impuesto sobre el futuro,
festín semestral para los cocodrilos.

La larga migración se detiene
en su ribera de tierras escarpadas
millones de pezuñas inquietas
esperan a quien de el primer paso

Cien cocodrilos esperan pacientes
a cobrar su peaje de cruce,
la masa indecisa empuja
y como siempre, el imbécil de turno
acaba dando el primer paso,
mientras esperaba como todos
a que lo hiciese su vecino.

Quien recuerda hoy a tantos hombres
que dieron tantos primeros pasos,
ni siquiera tienen una tumba
“al desconocido que dio el primer paso”

(Orel, 11 de agosto de 2000)





Pollas tormentosas.

(Una contribucion a la poesía emética)

Mi polla tiesa y estremecida
labra la tierra como un arado
para sembrar mi semen caprichoso
en los surcos que abro enfurecido.

La agonía que ello me supone
me hace odiar a todo el universo
que no comprende el gesto de mi nabo
ni entiende esta sementera.

Barrigudos y astrosos mendicantes
que camináis por los senderos del bullicio
derramando por el mundo vuestro aliento
de animales sin celo y sin esperma.

Abomino de vosotros inhumanos
que cubrís mi siembra de impudicia
vuestros pies calzados de ignominia
dejaran la tierra fria y yerma.

De los surcos que mi miembro estremecido
arañó ufano en la maldita tierra
surgiran los fantasmas que os follen
en las noches de pavor del largo invierno.

(Orel. 12 de agosto de 2000)


Majar Eta.

Las batallas mas épicas de ETA
las que con gran valor y bizarría
ganaron y los hicieron inmortales
figurarán para siempre en los anales
y serán cantadas por las plazas
por caseríos, burgos y ciudades
loando el esfuerzo y valentía
de estos héroes de la patria vasca
de la siguiente guisa:

Eran las nueva pasadas
sobre el campo de batalla
las tropas están preparadas
la astra lista se halla.

Los héroes están pendientes
andan con ojo avizor
al que armado hasta los dientes
hace de ejercito invasor.

El vigía ya les chista
viene el enemigo armado
de paraguas y revista
y nadie mas a su lado.

Además es un anciano
aunque no ande vacilante
lleva un arma en la mano
un periódico amenazante.

El ejercito enemigo
les supera en armamento
mas sin importarles un higo
se inicia un combate cruento.

Con valor y con presteza
avanzan sobre su espalda
con un tiro en la cabeza
ese combate se salda.

El abyecto enemigo
se halla en tierra agonizante
y le dan como castigo
un tiro a cañón tocante.

Son gudaris "muy valientes"
aunque les faltan arrojos
son cobardes combatientes
que no miran a los ojos.

Y son así las batallas
que ganan estos pendejos
tan cobardes y canallas
que ojalá no lleguen a viejos.

La épica del terrorismo
es un canto a la cobardía

(Orel, 15 de agosto de 2000)



Mañana.

Esclavo de la palabra sin coraje
obligado a una eterna impostura
disfrazado de cordura y sensatez
avanzo simulando dignidad
hacia una meta plena de vacío.

La nula entidad de mis propósitos
junto a la escasa validez de mis actos
forma una amalgama de futilidad
que mezclada con los yerros del pasado
hacen de rémora insoportable
para el poco impulso que me queda.

La certeza de un futuro incierto
la seguridad de un mañana repetido
la convicción de que ya poco es posible
hacen patente que lo por venir
será una clonación de lo ya ido.

(Orel, 16 de agosto de 2000)




LOS SIETE PLACERES CAPITALES.

Gula.

Comer con voracidad o apetito
dicen que es grave pecado de gula
será para el que come solo angula.
Comer, solo es un placer exquisito

Si uno puede pillar un buen bocado
abundante, copioso y suculento
los curas van y joden el momento
diciendo que lo que haces es pecado.

Para mi que es tener muy mala leche
y en lugar de amargarnos el banquete
deberían decir solo “!Que aproveche¡”

Si pecado es comer de rechupete
al que lo dijo merece que apeche
a comer pan y agua y nunca un filete.

(Orel, 17 de agosto de 2000)


LOS SIETE PLACERES CAPITALES.

Pereza.

Hay que estar muy tocado de la bola
para decir que es un vicio capital,
una lacra y desenfreno criminal,
el estarte tumbado a la bartola.

El darte un buen tiempo a la molicie
derrochando vagancia con largueza
eso nunca es pecado de pereza
solo peca aquel que tu siesta pifie.

No dar un palo al agua es un sueño
anhelado por todo ser humano
ya desde que era muy pequeño.

Si ello está al alcance de tu mano
disfruta de algo que es tan halagüeño
que te lo quieren joder de antemano

(Orel 17 de agosto de 2000)


LOS SIETE PLACERES CAPITALES.

Lujuria.

Para mi, que el pecado de lujuria
por el que toca la Iglesia a rebato
es la venganza por el celibato
que a los curas les ha impuesto la curia.

Seguro se dijeron uno a uno
o aquí todos follamos bien a gusto,
o impondremos al mundo lo que es justo,
que el placer del sexo, para ninguno.

Y por eso el papa solo bendijo
y autorizó a todos los cristianos
a echar un polvo, para traer un hijo.

Si disfrutas con otra o con tus manos
al infierno iras, y también predijo
que el pelo se caerá y te saldrán granos.

(Orel, 17 de agosto de 2000)


LOS SIETE PLACERES CAPITALES.

Envidia.

Aunque dicen que es pecado la envidia
prácticamente, todo ser humano
la considera como algo muy sano
pues alivia una cosa que fastidia

Por eso se han sacado el gran invento
de eso que llaman envidia sana
que es pensar que porque un cantamañana
tiene lo que a ti te pondría contento.

De siempre el mundo ha sido muy injusto
pues al Ferrari tengo mas derecho
que el imbécil ese feo y vetusto

La envidia tiene algo de despecho
y aunque nos da placer, deja un regusto
agrio, por un deseo insatisfecho.

(Orel, 17 de agosto de 2000)


LOS SIETE PLACERES CAPITALES.

Avaricia.

Avaricia, un afán desordenado
de atesorar riquezas u otras cosas
la mayoría mas feas que hermosas
que llenan la casa de lado a lado

No conozco una casa que se precie
que no tenga un montón de cachivaches
figuras de hasta toros azabaches
y chismes de la mas extraña especie.

Libros rellenando estanterías
que nadie leerá en esta vida
junto a cinco o seis cuberterías

Una joya es siempre apetecida
la gente compra oro todos los días
ahorrando si es preciso en la comida.

(Orel, 17 de agosto de 2000)


LOS SIETE PLACERES CAPITALES.

Ira.

La ira es una pasión del alma
que causa indignación y hasta enojo
viéndose con ella todo rojo
hasta ser reemplazada por al calma.

Es también apetito de venganza
que es un placer para comerse frío
pero si dices de perdido al río
la cagas por tu falta de templanza.

Por eso dicen que es la ira ciega
embistiendo como un toro furioso
uno se venga y también se la juega

Le trae mas cuenta ir parsimonioso
y cuando no haya ya ninguna pega
devuelve la putada sigiloso.

(Orel, 17 de agosto de 2000)


LOS SIETE PLACERES CAPITALES.

Soberbia.

Dicen que la soberbia es pecado
por querer ser preferido a los demás
del infierno no se librarían jamas
los que alguna vez han opositado.

Vamos que la cosa tiene su miga
uno suspende y se agarra un cabreo
y además de aguantar el cachondeo
el fuego del averno le atosiga.

Pecaras si te sientes satisfecho
y a gusto con tus buenas cualidades
y ¡joder! es que eso no hay derecho.

La altivez es su hermana en maldades
y no se puede ni sacar el pecho
ni mostrar uno sus habilidades.

(Orel, 17 de agosto de 2000)

pasado a poesia.doc haste este
- - - - - -
-
PINCELADAS AL CHAT_ARREO
Insulto.

Cuando alguien hablando, me suelta un insulto
de estilo vulgar, como hijo de puta
me jode y deja en la mas absoluta
conmiseración por ser tan inculto.

Deberían ser algo mas expertos
en el denuesto, la injuria y la afrenta
pues con tan poco nadie me amedrenta
ni cuando dicen “Me cago en tus muertos”

O dicen “¡Cabrón, me follé a tu madre!”
yo solo respondo “¿Te satisfizo?”
“Pues si no es así, me quejo, compadre”

Te pondré un ejemplo, ¡Advenedizo!
y te lo grabas en tu duramadre:
“¡Fétido esputo de un mico enfermizo!”

(Orel, 22 de agosto de 2000)



PINCELADAS AL CHAT_ARREO
Silencio

Cuando el silencio cae como una losa
que aplasta el sonido y lo hace papilla,
cuando es todo mutismo y nadie chilla
no nos viene mal hacerle una glosa.

Creo que es bella, la muda afonía
tanto o mas que la sublime afasia
que hasta le hacen al eco la eutanasia
convirtiendo al silencio en melodía.

Mudos corazones ensimismados
cultivando con arte el soliloquio
seguirán por los siglos tan callados

No podrán permitirse un circunloquio,
se verán por los siempres abocados
a no participar en el coloquio.

(Orel, 22 de agosto de 2000)


PINCELADAS AL CHAT_ARREO
Jaula de grillos

En verdad que es precioso el bullicio
el cisco, el alboroto y la jarana
el jaleo y el soltarse la badana
o la algarabía, que no es mal vicio.

Para hacer una gran jaula de grillos
hace falta el ponerse vocinglero
y si es preciso andar de puñetero
liando algunos buenos batiburrillos.

Lo mejor es salir por peteneras
al despistado que llama a la calma
respondiendo los grillados “¡Boceras!”

Siempre hay gente que le llega hasta el alma
el gran follón de algunas peloteras
tanto, que si anda flojo, hasta la palma.

(Orel, 22 de agosto de 2000)


PINCELADAS AL CHAT_ARREO
Parnaso para pobres.

El canal Poesía, emula al Parnaso
teniendo sobre aquel una ventaja
pues en poesía todo el mundo encaja
mientras que ir al otro es un error craso.

Este no tiene empinada pendientes
ni numerus clausus como restricción
aquí se entra fácilmente a mogollón
con los poemas que creas pertinentes

Solo falta una cosa y no minina
mas no se a quien el tema competa
y es que se cree por fin la oficina

Que expida nuestros títulos de poeta
y aunque parezca una idiotez supina
de aspirantes, pronto estaría repleta.

(Orel, 22 de agosto de 2000)


PINCELADAS AL CHAT_ARREO
Hermafroditas.

Pasear por los canales tiene miga
deambulando como un simple fantasma
portando solo un nick como ectoplasma
con el anhelo de ver si por fin liga.

Aquí el ligue es un trabajo muy serio
lanza a otro nick un privado de anzuelo
con un “hola preciosa” de señuelo
sabiendo que su sexo es un misterio.

Todo el mundo es aquí hermafrodita
al simular dos sexos sin problema,
por eso la respuesta siempre excita.

Espera a que resuelva el dilema
siendo la replica harto erudita
“¡Meo parao!” le responden con gran flema.

(Orel, 22 de agosto de 2000)

La partida

Se inicia la partida
escasa en ritual
tampoco hay mucho en juego
las cartas ya dirán

Están todas marcadas
jugándole al destino
la mala jugarreta
de dejarle sin trabajo

A la diosa Fortuna
también han fastidiado
dejándola esta vez
de simple espectadora.

La suerte se ha largado
a un lugar de vacaciones
a tumbarse a la bartola
pues así se está de muerte.

Y en el terreno de juego
los imbéciles de turno
se juegan su ultimo aliento
en apuestas sin sentido.

Salen los jugadores
por la puerta del calvario
vacíos de contenido
con destino impreciso.

(Orel, 25 de agosto de 2000)



Pertrechos.

Sobradamente pertrechado
de dudas sublimes,
exiguas certezas,
confusas sospechas,
pueriles prejuicios,
tercas manías,
caprichosas aversiones,
infundadas esperanzas,
arbitrarias convicciones,
y aturrulladas ideas
transito mi realidad
siguiendo un derrotero
escrito en la almohada
por sueños deshilvanados
y carentes de memoria.

(Orel, 30 de agosto de 2000)



Modos y maneras.

Acremente convencido
activamente moderado
analíticamente confundido
andrajosamente pertrechado
apaciblemente ensimismado
apasionadamente trivial
apocadamente ufano
apostólicamente desahuciado
apreciadamente insulso
apuestamente deslucido
apuradamente capacitado
ardorosamente aletargado
baldíamente esforzado
blandamente persistente
bobamente entusiasmado
bulliciosamente enajenado
burdamente autoestimado
concienzudamente arruinado
calculadamente inerte
calamitosamente renovado
calladamente expresivo
canónicamente casado
cínicamente disimulado
clandestinamente normal
escasamente agraciado
positivamente escéptico
completamente desahuciado
confortablemente encasillado
diligentemente indolente
dudosamente avezado
económicamente desastrado
zarrapastrosamente ataviado por dentro
definitivamente un pájaro de cuenta.

(Orel, 30 de agosto de 2000)

Currículum vitae

Este es mi currículum vitae
realizado in extremis
prácticamente in artículo mortis.

In illo témpore, ab initio,
o casi ad calendas graecas
obtuve algunos miritísimo cum laude
pero luego vino el mare magnum
y podría decir ad pédem lítterae
que a priori, y de facto
y un tanto in extensum
mi statu quo de motu proprio
siguió sui géneris

Ahora tengo in pectore
continuar ad libitum
a pesar de algún ex abrupto

Habré tenido algún lapsus
pero mi modus vivendi
seguirá con el viejo quid pro quo
como condición sine qua non,
y aunque lo mande el mismísimo sursuncorda
que noli me tángere los cataplines
pues mi particular tótum revolútum
permanecerá sine die
in situ como mi álter ego.

(Orel, 1 septiembre 2000)




Sin sentido

He sentido el sin sentido
que estalla bajo mis pies
al vacilar sobre el camino
entre el antes y el después.

La exigua lucidez
que arrastro con mi sombra
penetra vagamente
el recóndito después.

El hilo que me conecta
débilmente con el antes
trae susurros aun lejanos
cargados de tanta energía
que la luz en que se torna
disipa la bruma hostil
haciendo al después mas claro
que el antes que quedó atrás.

(Orel, 12 de septiembre de 2000)



Componendas

Ataviado con mis componendas
no soy capaz de valorar
todo lo que tu me has dado
olvidando mi historial,
negándote a arrojar la toalla
inmersa en tus soledades
amándome contra la lógica.

Orquestando como nadie
la música de la vida,
impulsando con tu agotamiento,
valor, constancia y angustia
a quien esto ha escrito.

(Orel, 12 de septiembre de 2000)



Desencuentros

Dijiste, “Vete”
y me fui
vacio y aterido.

Crei que decias “Ven”
pero tus labios
estaban mudos.

Dijiste “Vuelve”
y no te oí

Dijieste “Voy”
y no me encontraste

Después
no dijiste nada
y sigo oyendo tu voz
tras cada pitido del telefono

(Orel, 23 de septiembre de 2000)

El Chat.

Al borde del nuevo milenio
Gentes de muchos lugares
Acceden a nuevo mundo
Repleto de cosas nuevas
Y lleno de viejas ideas.

Llegan cargados de ilusion
Teniendo el mundo en sus dedos
Penetran en ciertos lugares
Convertidos en fantasmas
Con un nick como ectoplasma
Arrastrando sus vivencias
Y con el deseo de charlar.

De charlar y llenar la noche
De susurros y de llantos
De lamentos y alegrias
De deseos y quebrantos.

Contactan con muchas gentes
Tambien fantasmas ambulantes
Hechos siluetas incorporeas
Disfrazados o desnudos
Camuflados o naturales
Mutados o tal cual son
Hermafroditas o
Con el sexo cambiado.

Hablan hasta altas horas
Pero llegado el momento
Con un click desaparecen
Hasta otro día o
Hasta nunca.


(orel, 24 de septiembre de 2000)


Flecha y Rayo

Tengo dos neuronas
activas, aun de momento,
cuando las llamo muy quedo
tanto Flecha como Rayo
agitan sus largos axones
junto al caracoleó de sus dendritas.

Acuden siempre dispuestas
a cumplir con la tarea
simple o enrevesada,
poniéndose alegres al tajo
y me dan en pronta respuesta
el nombre de la capital de Mongolia.

Son bastante juguetonas
a la par que muy bromistas
siendo su broma preferida
ocultarme el nombre de la persona
que conocí hace solo un par de días
y a la que estoy saludando.

Disfrutan con mi embarazo
y los ligeros balbuceos
que abochornado empleo
para salir del atolladero.

Sus bromas siempre terminan
dándome el nombre buscado
un minuto después de la marcha
de la persona sin nombre

Menos mal que yo comprendo
que el juego del escondite
sea su única diversión.

(Orel, 1 de octubre de 2000)




Relatividad.

Si estuviese contigo una vida
me darías años de dicha,
si contigo estoy un año
serian 365 días de amor.

Si estuviese contigo un mes
disfrutaría de treinta días de ternura;
y si estuviese solo un día
me darías veinticuatro horas de gloria.

Si te veo solo una hora,
tendré sesenta minutos
de felicidad a tu lado.

Mas si solo es un minuto
esos sesenta segundos
colmaran mi ansia de tenerte.

Y si por circunstancias
solo te viese un segundo
con ello tu me darías
un billón de picosegundos (10^12)
de éxtasis y de cariño.

El tiempo es relativo
el amor es el inmutable
sistema de referencia.

OKA.

(Orel, 3 de octubre de 2000)


Contigo.

Yo quiero y estas conmigo
tu quieres y estoy contigo
ya somos dos con las manos
esperando dar cobijo
a quien solo quiere estar
junto a quien quiere lo mismo.

Yo quiero estar ahí
donde estas tu cada día
estar como si no estuviera
solo estar me haría dichoso.

Y quiero que estés aquí
que estés donde tu mirada
alcance mis ojos que miran
tus ojos de mirada risueña.

(Orel, 10 de octubre de 2000)



Tantas cosas.

Tanto tiempo lejos,
tanto deseo refrenado,
tanto amor huérfano de tu sonrisa,
tanta espera cronometrada,
tanto cosquilleo no compartido,
tantas miradas perdidas en el vacío,
tantas caricias desechadas,
tantos susurros sin destino,
tantas y tantas cosas
que solo un minuto contigo
las haría volar al olvido.

(Orel, 10 de octubre de 2000)


Tonterías.

Quisiera poder cantar
susurrándote al oído
las tonterías que pienso
cuando tu no estas.

Son pequeñas idioteces,
son ráfagas de sentimientos,
son delirios momentáneos,
son leves estremecimientos,
son reacciones espontaneas
ante fugaces visiones,
son rápidas persecuciones
a tu imagen entre la niebla,
son solo eso
pequeñas idioteces
¿o son otra cosa?


(Orel, 10 de octubre de 2000)


Solos

Solos en el ancho vacío
de nuestro mundo sin contornos,
solos en el infinito
de nuestros sueños contiguos,
solos en las profundidades
de nuestros recónditos deseos,
solos en los amaneceres
sin vestigios de la noche,
solos en la añoranza
que se eclipsa en tu presencia,
solos en la larga noche
que dura hasta que nos duele,
solos en la gran mansión
del sentir compartido.
solos entre susurros
que vuelan sobre la distancia.

Solos,
Solos tu y yo.

(Orel, 11 de octubre de 2000)

Quid pro quo

Quiero
sentir que sientes
vivir que vives
notar que notas
vibrar si vibras
gozar si gozas
reír si ríes
gritar si gritas
besar si besas
soñar si sueñas
ver lo que tus ojos miran
navegar al pairo en tu mar
amar sin mas

(Orel 11 de octubre de 2000)


Jodía botánica.

¡Ay amor! cuanto quisiera
saber yo de botánica
para retratarte en un poema
con lirios y azucenas
pero no me sale mas
que la rosa, el clavel
y el geranio en maceta.

Y sabes que te digo
mi muy querido geranio
que eres tu para mi
mas valiosa que el uranio.

Mas eso no quita
que ande molesto
por no saber yo
de petunias, azahares,
pitiminí y gardenias.

Y sabes que te digo
mi muy querido geranio
que eres tu para mi
mas valiosa que el uranio.

Pero si tienes interés
en verte tu reflejada
en un poema floral
doctamente redactado
sería capaz de leerme
un gordo tratado de botánica.

Si deseas ascender, amor
en el escalafón floral
dejando de ser geranio
para llegar a orquídea,
solo tienes que chistarme
y aun siendo mi mollera dura como el titanio
juro por el polen de las angiospermas
que docto y florido llegaré a ser.

POSTDATA:
Si te gusta ser geranio
y seguir siéndolo mucho tiempo
me ahorrarás muchos sinsabores
con la jodía Botánica.

(Orel, 16 de octubre de 2000)




Atraco a mano armada.

(Para Atocha)

Hoy que la vida por fin
se te presenta vestida de gloria
no la dejes que se vaya
sin antes tu vaciarla
de ese atuendo que añoras.

Las amarguras pasadas
seguro te dan derecho
a asaltar a mano armada,
armada con tu dolor,
a esa vida que camina
a tu vera estos días
rebosante de calor,
de susurros y caricias,
de palabras que te erizan,
de miradas de cariño,
de gestos que tanto prometen,
de tantas cosas que tu
llevas años deseando.

No la dejes pues marchar
atrácala con alevosía
si puedes con nocturnidad
con todos los agravantes
que puedas tu cosechar.

Y una vez le hayas robado
eso que tanto anhelas
grita, llora, ríe, canta
salta, corre, empápate.

No olvides ya nunca jamás
que tienes como el que mas
tu derecho a ser feliz.

(Orel, 18 de octubre de 2000)


Mar y su mundo.

(Para Marisu)

Mar y su mundo
de palabras
sensaciones
y misterios.

Cabalga sobre olas
de silencios compartidos,
camina por sus calles
observando y bebiendo
realidades que ella lleva
a versos que hace nuestros.

Mujer sencilla y sentida
mujer de verbo emotivo
mujer de su mar
y su mundo.

(Orel. 19 de octubre de 2000)


Inmensidad

Solo,
alejado de tu voz,
huérfano de tus caricias,
prisionero de tu sonrisa,
cautivo de tu mirada,
ando extraviado
en la inmensidad de tu recuerdo.

Tu recuerdo me mantiene
despierto cuando no sueño
y soñando si estoy despierto,
eso es tan gran embrollo
que ni yo mismo comprendo
y ya ni intento resolver.

Cada día que pasa
la inmensidad se reduce
mientras tu recuerdo muta
en hermosas sensaciones.

(Orel, 21 de octubre de 2000)


¿Qué digo?

Un fotón estalla en lentejuelas
esparciendo metralla de color
un deseo impacta y rebota
desaciéndose en tinieblas.

La distancia se acorta y revienta
desperdigando metros de vacío
mientras el espacio hiperinflacciona
encogiéndose en un punto de desgana.

La gravedad del instante lo atrae
a una pesadilla discontinua
de colapsos y choques silenciosos
que rearman el gatillo del infierno.

Nada allí ocurría
sin tener un momento espasmódico
influenciado por la fuerza verde-azul
que disemina la agonía de la recta.

La implosión se produce
todo acaba, nada queda
solo un fotón que estalla en lentejuelas.
esparciendo metralla de color.

(Orel, 25 de octubre de 2000)



Alba.

(Para Alba)

Al rayar el alba
la noche queda marcada
como rea del delito
de obstrucción a la luz.

Un pelotón de destellos
armado de fotones iracundos
cumple al fin la sentencia
disparando sobre el alma
de la noche opresora.

Los despojos de la noche
convertida en alborada
son diluidos lentamente
por una estrella cercana
oculta bajo el horizonte.

Cuando al fin se hace ostensible
con su resplandor radiante
en el confín de la tierra,
el alba se aleja a la espera
de su nueva representación.

(Orel, 26 de octubre de 2000)


Palabras

La distancia que nos hiere
con su constante presencia
sirve también de cuna
para palabras que curan.

Palabras que vuelan solas
por el espacio inmenso
que separa nuestros labios
y aleja nuestras miradas.

Palabras que son substitutas
de caricias y sonrisas
del calor de nuestros cuerpos
y del tacto de nuestra piel.

(Orel, 26 de octubre de 2000)




Obseso

Si, tu permaneces en mi recuerdo
removiendo y agitando sensaciones
que mi ánimo en contadas ocasiones
controla a fin de mantenerme cuerdo.

Solo quiero de ti, chiquilla mía
aquello que con gula yo codicio
y que tu natural, sin artificio
me das y suena en mi una melodía.

Yo lo quiero mañana, tarde y noche
tanto lo anhelo, que ya te confieso
que ni siquiera mil, serian derroche.

Temo llegar por ello a ser obseso
mas la obsesión seria el mejor broche
para tu ansiado y fascinante beso.

(Orel, 27 de octubre de 2000)



Una foto

(Para Annemarie)

Una foto he recibido
una foto en color
hay una mujer en ella
con su bello rostro al sol.

Arriba está en la montaña
bebiendo rayos de sol
el viento agita su pelo
y el eco llega sin voz.

El frío aun no ha llegado
y no es mucha la calor
la chaqueta arremangada
muestra su brazo al sol.

Que ilumina ese rostro
con la sonrisa en flor
no ha nacido todavía
y ya muestra sus frescor.

Solo sus ojos rehuyen
la caricia de ese sol
ocultos tras unas gafas
no deja ver lo que son

Que ocultaran esas gafas,
ojos seguro que son
no se si son soñadores
ni tampoco su color.

Y que decir de esos labios
que refulgen bajo el sol
solo decir que parecen
que sonrien, pero no.

Bajo ella el bosque verde
arboles creo que son
resaltan mas ese rostro
al que adora tanto el sol.

(Orel 29 de octubre de 2000)


Dos mares.

(Para MarMar10)

Dos mares guardan tu sueño
dos mares te limitan
dos mares puro ensueño
dos mares que te invitan.

Aguas de suaves placeres
de vida, sentir y pasión
aguas de grandes misterios
te ocultan a ti y lo que son.

Cerca del Manzanares
de su olvidada ribera
dos mares luchan por ser
mares de amplio horizonte
mares con playas remotas
mares de aguas pintadas
con colores de alegría.

Mar y mar
agua y cielo
tierra y fuego.

(Orel, 31 de octubre de 2000)


Ultima voluntad

(Musa titular: _Clara_)

Esto que escribo es mi ultima voluntad
que debe ser cumplida a rajatabla
y así en el mas allá, este que habla
no pasará ninguna necesidad.

Mi cuerpo irá al cubo de basura
y de ahí pasará al basurero
donde comida no falta, y espero
vivir la eternidad sin amargura.

Que no me manden flores a mi tumba
mejor será que manden alimentos
pues de basura acabaré tarumba.

Para hacerme llegar los bastimentos
y que en el esfuerzo nadie sucumba
dejadlos en la basura, ¡jumentos¡

(Orel, 1 de noviembre de 2000)





Colibrí

(Para Grafía)

Colibrí de vuelo inquieto
siempre de acá para allá
buscando lo que tu buscas
que nadie completo te da.

Encuentras solo retazos
pequeños sorbos de néctar
que jamas sacian tu hambre
ni cubren nunca tus metas

Gastando siempre energía
para encontrar tu alimento
moviéndote sin cesar
colibrí de vuelo inquieto.

Por la noche te acurrucas
desconectando tu vida
para alcanzar la mañana
e iniciar la nueva gira.

Siempre tendrás un momento
para contemplar el cielo
tomando el sol en tu rama
colibrí de vuelo inquieto.

La vida está en tus alas
la vida está en tus sueños
la vida está en tus andanzas
volando por esos cielos.

Colibrí de vuelo inquieto,
colibrí de hermoso vuelo.

(Orel, 3 de noviembre de 2000)




Gigante

No soy un gigante
ni quiero ser enano
mas nada hay grande en mi
salvo mi sombra en el asfalto.

Un día creí ser gigante
hasta que me metí en un charco,
mis pies de barro crujieron
bajandome de la altura.

A veces creo que tengo
algo grande el corazón
pero es una ilusión
que dura lo que dura el sueño.

Ni grande tengo la ambición
y algunos días ni tengo
grandes ganas de vivir
arrastro mi condición
de enano que no quiere serlo
por los charcos de la vida
y las puertas del infierno.

Gigante si tengo el muro
que ante mi he de saltar
tal vez con uñas y dientes
pueda arrastrar este cuerpo
al lado de mas allá.

(Orel 5 de noviembre de 2000)





Marea.

La marea ya se aleja
va dejando al descubierto
tierras del fondo del mar
que ahora besan el cielo.

La marea se retira
deja la tierra y se va
se marcha por poco tiempo
pero cumple en plan cabal.

Las playas se hacen inmensas
ante el mar en desbandada
pronto los pájaros llegan
a comer con prisa inquieta
ante la mesa puesta.

Mas pronto vuelve la marea
recuperando sus fondos
cubriendo de aguas que bullen
las playas y otras tierras.

Ya regresa la marea.

(Orel, 8 de noviembre de 2000)


Dama.

Dama de iris hermoso
Dama que guarda la red
Dama que tiene su sede
Sobre palabras que fluyen.

Dama del arco iris
Que se curva en la red
Enmarcando su trabajo
Encuadrado entre cables.


Opalo transparente
Iris de hermosos reflejos
Iris de ignoto color
Iris tu reino remoto
Iris en parte sois vos.


(Orel 9 de noviembre de 200)


CANCIONES OLVIDADAS.

Nada existía.

Nada existía
sin aquel sollozo entrecortado
sin la enorme burbuja de lamentos
sin aquella mujer apuñalada
sin el hombre de alma ensangrentada
sin el niño marchito y sin futuro
sin el niño.

Era extraño el ambiente que reinaba
sin aquella guitarra desgajada
sin el dolor del tiempo consumido
sin la semilla que porta la esperanza
sin el color que aleja a los malditos
sin el hombre de ojos ya sin vida
sin el hombre.

Insólito lugar y sorprendente
sin el agua que suena entre las piedras
sin el aire que estalla en los oídos
sin la luz que espanta los terrores
sin el hálito de aquellos seres tristes
sin la vida cruel y velidosa
sin la vida.

Nada existía
sin la noche hecha pesadilla
sin el deseo clavado en el madero
sin el amor fugado con al viento
sin el odio agarrado a los adentros
sin el odio.

(Orel. 10 de noviembre de 2000)



Línea.

Cruzas la línea
y todo es distinto
todo a este lado
es claridad
allá siguen yertos
aquí el calor
aviva los ojos
solo una línea
y nada es igual.

(Orel 10 de noviembre de 2000)


Despierta

Despierta Alma dormida
aviva el fuego y levanta
que ahí te espera la vida
animo y pégale fuerte.

Sal a la luz y al bullicio
deja la acera y camina
sigue tu senda y estima
todo lo que te ofrece.

Salta y cruza la barrera
avanza sin mirar atrás
sigue y comprobaras
que eso merece la pena.

Despierta Alma dormida
el gallo hoy está afónico
no esperes su sacudida
arriba y vive la vida.

Despierta Alma.

(Orel, 10 de noviembre de 2000)

Lágrima feliz.

Esa lágrima feliz
que baja por tu mejilla
quiero que moje mis labios
resecos de caminar
por tu cuerpo sin aliento,
hidratará mis sentidos
reanimará mis deseos
quiero guardarla así en mi
y esa lagrima feliz
en mis labios se hará beso..

Así volveré a soñar
contigo junto a mi pecho
en tu mirar que acaricia
en tu aliento hecho fuego
en esos ojos que hablan
y dicen solo “Te quiero”

Así volveré a sentir
tus besos comiendo besos
tus manos bailando un vals
con mi piel entre tus dedos.

Así esa lagrima feliz
en mis labios se hace beso..

(Orel 11 de noviembre de 2000)


Amiga.

Perdida en la maraña
ahí te encuentras,
como una sombra blanca
ahí estas
como una paloma blanca
que no alza el vuelo
Mirando al que llega
observando al que se va
ahí sigues tu esperando
a que llegue la amistad
también hecha sombra blanca
que a tu lado va a posar.

Y cuando alzamos el vuelo
aleteamos palabras
que son impulsadas lejos
batimos alas amigas
agitamos amistad.

Amiga, blanca es tu sombra
en este extraño lugar
amiga, tu sombra es sombra
y bajo ella el frescor
siempre mata al calor
y el agobio de este estío.

(Orel, 11 de noviembre de 2000)



O.N.O.

Esta es seguramente
una Opinión No Objetiva
mas aun así, sigo pensando
que es en realidad
una Opinión Notoriamente Objetiva

Bella lo eres sin discusión,
hermosa sin demasía,
sublime aun sin llegar al colmo,
bonita lo eres sin derroche,
preciosa sin mucha exuberancia,
perfecta a falta de tres toques,
no eres la Venus de Milo
pero estas a veinte cinceladas,
deslumbras solo en un radio
de unos cincuenta metros,
buena moza eres sin un pero,
fascinante con la justa profusión,
atractiva sin llegar a la opulencia,
hechicera a falta de tres lecciones,
embrujadora a unos cuantos raudales,
seductora en grado de doctora,
subyugante en bastante cantidad,
embelesas sin llegar nunca a saciar,
cautivas sin usar jamas cadenas,
simpática en una justa medida,
tu sonrisa vale un Potosí
y tus ojos son mi perdición.

(Orel, 12 de noviembre de 2000)

CANCIONES OLVIDADAS

A donde iras

A donde te iras volando por esos cielos
paloma blanca que buscas que hay mas allá
de ese horizonte blanco que está tan lejos
que acabaras en la oscuridad.

Mas tu suave aleteo continuo y firme
seguro que algún día te hará llegar
y cruzada la línea que tanto aísla
encontraras lo que allí está.

Allí te espera aquello con lo que sueñas
y que tantos años te costó encontrar
tus carnes desgarradas por las tormentas
se curaran , sonreirás.

Podrás por fin posarte en los momentos
felices que allí seguro tu hallarás
tus alas retozaran con aquellos vientos
que se llevarán tu soledad.

(Orel, 14 de noviembre de 2000)



La distancia del amor

Dicen que la distancia es el frío
que diluye y difumina el amor
y que a cero años luz se hace abrasador
fluyendo el calor como en pleno estío

Si se reduce a cero centímetros
el espacio que ahora nos separa
el deseo de pronto se dispara
y uno se hacen nuestros dos perímetros.

Si entre tu y yo el espacio es cero
estamos a la distancia de un beso
ambicioso, profundo y nunca austero

Así queda el amor entre ambos preso
convertido el espacio en carcelero
hecho, caricia sensación y exceso


(Orel 17 de noviembre de 2000)


Un ramo de palabras

Hoy quise mandarte un ramito de flores
que te ilumine este día plomizo
y de paso te llevase el hechizo
de mi amor con sus preciosos colores

La logística ha tenido un gran fallo
que hace imposible cumplir mi deseo
por carecer de medios de acarreo
varado en la duda ahora me hallo.

Te enviaré por medios electrónicos
este soneto pintado de rojo
y de verde sus versos lacónicos

Tal ramo de palabras o manojo
de versos un tanto macarrónicos
te harán feliz y quitaran mi enojo.

(Orel 17 de noviembre de 2000)



El gran camelo

Siguiendo una directriz
recibida del remoto infinito
debo despotricar
sobre algo abominable

Despotricaré a voz en grito
desde mi impotencia hecha púlpito
sobre el mas grande de los camelos
la mas soez de las patrañas
de este fin de milenio.
y que cientos de millones
ya creen a pies juntillas.

El camelo del cambio climático
convertido ya en negocio
por los miles que de el viven.
ninguno de ellos ha explicado
porque en el año mil y pico
llamaron los vikingos Groenlandia
o tierra verde, tierra de pastos
a la Groenlandia que hoy es
tierra de perennes hielos.

En aquella tierra ahora helada
pastoreaban su ganado
plantaban hasta lechugas
mas como no había televisiones
nadie habló de cambio climático
provocado por la mano del hombre.

Desde que el mundo es mundo
han vivido muchos golfos
convenciendo al personal
de que era un atroz pecado
lo que solo es natural

Unos pícaros bribones
tras sobrevenir diez terremotos
cinco graves inundaciones
y la erupción de tres volcanes
alzan su voz y ponen su cartera
con el mas famoso y productivo eslogan
“La fin del mundo se acerca,
arrepentios y soltad la pasta”

Otros truhanes mas pillos
con titulo orlado y académico
ante un fenómeno natural
meten el miedo en el cuerpo
seleccionando los hechos favorable
ignorando los que no les interesan
y lanzan su eslogan
“La tierra se calienta,
arrepentios y soltad la pasta”

Pero Groenlandia era verde
hace solo mil años.

(Orel, 26 de noviembre de 2000)



Tu voz

Tu voz limpia, sin fisuras
sin restos de opacidad
transparentes son las alas
que la traen de mas allá.

Es real, es intangible
es calor que porta el aire
es susurro que alimenta
es sostén de la ilusión.

Tu voz, armonía dulce
hace suave la espera
con su sutil cadencia
y el aliento que a mi llega.

Es canción hecha palabra
es sentimiento y pasión
abrazo, beso y sonrisa
ternura luz y calor

Es tu voz embajadora
de tus deseos mas hondos
emisaria es de tu amor
y mensajera de tus ojos

Esa voz eres tu.

(Orel 18 de diciembre de 2000)


Campo gravitatorio


Me siento inmerso en un potente campo
de fuerza de atracción tan perceptible
que aun en la noche oscura hace posible
borrar la soledad en la que acampo.

La energía que transmite es tan vital
para alegrar mi triste andadura
que sin ella, seguro la amargura
trocaría mi vida en un erial.

Tan soberbio campo gravitatorio
hace girar mi vida en la distancia
sobre tu amor diáfano y notorio.

Cada minuto deja en mi constancia
que estas ahí y no es algo ilusorio
que tu eres hoy mi yo y mi circunstancia.

(Orel 25 de diciembre de 2000)



Regalo

Me dijiste que para ti un regalo
muy valioso y apreciado, seria
un buen poema y no alta joyería,
gracias amor, por evitarme el palo.

Salí de compras hoy al diccionario,
que de las palabras es el gran bazar,
y esto compré tras patearme tal lugar
sin gastarme un duro del salario.

Te entrego envuelto, mi preciosa ababa
en grandes dosis de cariño tierno
lo que tal vez te haga caer la baba

Si fallo no me mandes al averno
ni me regales a mi una chilaba
y por el IVA quéjate al gobierno.

(Orel, 25 de diciembre de 2000)



Aspiración.

Mi vida discurre en un ciclo
continuo de fases esenciales
para sostenerme, impulsarme y mantenerme.

Para vivir inspiro aire y lo expiro
para sobrevivir aspiro a ti.

Mi aspiración es vivirte
para poder subsistir
con tu esencia hecha piel..

Mi aspiración es tenerte
para poder transitar
con tu aliento vital.

Mi aspiración es sentirte
para dejar de soñar
con tu presencia hecha soplo

Mi aspiración eres tu.

(Orel, 27 de diciembre de 2000)


Rastreo.

Sondeo la noche,
rastreo en tinieblas
buscando tu imagen,
escarbo papeles
marchitos de ideas.

Tu no apareces,
tu imagen fugada
permanece oculta
tras frías cenizas
que anoche fueron
brasas crepitantes.

Un empeño iluso,
intento ilusionado,
persigue tu esencia
hecha constancia
sobre el papel.

Cuando ya te encuentro
entre hojas doble impresas
de un cuento inconcluso
“La hoguera del muerto”
se aviva en mi alma
la llama que prendiste
un día ya lejano,
y revive el muerto
renace la hoguera
y solo con el calor
de tu mirada impresa.

Tu imagen borrosa
diluida en tintas
monótonas y escasas
brilla en la noche
como un ejercito de fotones
que conquistan mi retina
confiscan mi pensar,
y sin grandes alharacas
consiguen mi rendición
ante los ojos que me cautivan.

(Orel 2 de enero de 2001)


Vivencia.

Ha vivido dos días tu presencia
hecha fuego, amor y sensaciones
llenando hasta los últimos rincones
de mi recuerdo contigo y tu esencia.

De tu boca pude beber el agua
que sació la sed de mis travesías
por el desierto de noches y días
que tu alejamiento en mi siempre fragua

Aplaqué mi hambre comiendo en tus labios
besos que alimentan escalofríos
y dejan en la nada mis resabios.

Ver tu mirada me dio nuevos bríos
para vivir tu ausencia sin agravios
y evitarme que encalle en los bajíos.

(Orel, 16 de enero de 2001)


POEMAS DE LA REMOTA DE INFANCIA.
.
Academia de la paja.

Eran años de pecado,
de prohibiciones y censuras
el reino de la cigüeña
y sus escarceos por París.

Ni la familia ni la escuela
enseñaban sobre el tema
de la educación sexual,
y sin embargo en la calle
se impartían cursos acelerados
con escasa teoría
y detalladas practicas.

Nadie gano en eficacia
a la Academia de la paja,
que impartía sus enseñanzas
en los bajos del campanario.

La edad mínima de ingreso
rondaba los cuatro años
y allá acudíamos a clase
chavales ilusionados
por aprender cosas nuevas.

Eran clases concurridas
de diez a quince alumnos
formábamos un corro
nos bajábamos los pantalones
y escuchábamos la lección magistral
impartida por un experto en pajas.

Seguidamente nos aplicábamos
en practicar lo aprendido
cosa harto compleja
por la crónica escasez de luz
que padecía la Academia.

Todos aprendimos las técnicas
para darle gusto al cuerpo,
y andábamos orgullosos
de nuestra gran habilidad.

Pero todo cambió
cuando Felipe un ida
nos convoco a la clase
para su gran demostración.

Dijo que ya era un hombre
y aunque hizo una faena de aliño
a la que no quitamos ojo
cuando terminó el meneo
vimos el suelo mojado
¡Se había corrido¡

Salimos todos comentando
¡Que suerte tienen algunos¡

(Orel, 24 de enero de 2001)


La guebera diligente

Quisiste hacer tuyo el ciberespacio
plantando paginas como si fuesen
lechugas que en ciertos dominios crecen
currándote la gueb, aunque despacio.

Dominas con arte el lenguaje Java
reinas sobre el hache te eme ele
diré que al verlo se me cae la baba
y que a este paso te veo en la tele.

Resalta entre todo lo que haces
algo que provoca suspiros hondos,
¡son esos impresionantes enlaces¡

Y que decir ahora de los fondos
o de los midis sonoros y audaces
¡chiquilla¡ que tienes los guebs ¡Redondos!

(Orel, 27 de enero de 2001)



Carnaval.


Salgo a la luz
portando falacias,
máscaras infinitas
vocean mis dobleces.

Airean mis encantos
espurios e quiméricos.
vendiendo en humo de color
méritos volátiles.

Flotando sobre delirios
la mascarada bulliciosa
consume su tiempo tasado
en un frenesí atávico.

La noche del último instante
cubre las vergüenzas ostentadas
con una gruesa capa de olvido
que aturde el momento del reingreso
al mundo real del disimulo.

(Orel 27 de enero de 2001)


Sutilezas.

Son largos momentos inconsistentes
ahítos de substancia sin esencia
que golpean la puerta del olvido
a la vez que apuran sus secuelas.

Realzan los aledaños del exceso
con la aureola del tiempo ya marchito
proclamando al futuro vacilante
como una prebenda harto caprichosa..

El único incentivo que comporta
se desvanece en yermas sutilezas,
en vapores de alcohol y de demencia
que saturan los poros del destino.

El último recodo esta a la vista
es mojón y aljibe de estertores
en el linde entre el fui y el no seré
donde el tiempo estalla en esperpentos.

(Orel 31 de enero de 2001)


Contrato (1 de 12)

Diez sonetos contrata la señora
a un socio del mester de juglaría
y a cambio de promesas de ambrosía
acepto esta oferta tentadora.

La gula se desata en mis adentros
por un festín con manjar tan divino
pues si unimos a la ambrosía el vino
celestiales serán nuestros encuentros.

Si eres el manjar que me alimentará,
haré sonetos que valgan la pena
pues eso y mas vale el divino maná.

Ya no serán diez, sino una docena
y a cambio disfrutaré como un Rajá
saboreandote con gusto en la cena.

(Orel, 1 de febrero de 2001)



Andares (2 de 12)

He de decirte preciosa chiquilla
que desde siempre admiro tus andares
ni son mayestáticos ni vulgares,
con ellos luces mas que una bombilla.

Cuando andas a mi lado me fascina
tu mirada de sonrisa y timidez
que me baña con la tierna calidez
que emana de esa cara que ilumina.

El mensaje que recibo es capaz
para hacerme saber cuanto me quieres
y que no puedes mostrarte muy locuaz.

En tales tesituras, corta eres
pero te basta un destello tan fugaz
para saber que es a mi a quien prefieres

(Orel 1 de febrero de 2001)



Contacto (3 de 12)

Fue un día en Madrid por el mes de octubre
cuando del bus descendió una sonrisa
esplendoroso estandarte y divisa
que ni siquiera unas gafas encubre.

Miraste a la gente buscando un diario
en las manos de alguien desconocido
que allí te esperaba no muy cohibido
seguro de ver algo extraordinario.

Tras un abrazo pura cortesía,
dos besos de mejilla huidizos
y un saludo al sol del mediodía.

Te guardaste para el bar los hechizos
con los que luego tanto soñaría.
yo allí baje mis puentes levadizos.

(Orel, 2 de febrero de 2001)



Ascensor a la gloria (4 de 12)

Aquellos cinco pisos de delirio
que subimos camino de la gloria
en un ascensor que ahora en mi memoria
es el lugar donde se monto el cirio

Tu esperabas que hiciera lo que hice
yo quería hacer lo que esperabas
abrazarte y hacer caer las trabas
y dijeras “este hace lo que dice”

El abrazo duró lo que el ascenso
el beso aquel duró lo que el abrazo
y ambos fueron ¡la leche¡ según pienso.

A partir de entonces nada fue tenso
lo que no quita que fuese un bombazo
que dejo el tiempo flotando en suspenso.

(Orel, 2 de febrero de 2001)


Manjares. (5 de 12)

Alcé el vuelo para aletear contigo
jugando con el viento allá en la altura
convirtiendo al futuro en aventura
y teniendo al ayer como testigo.

El sol de la mañana se comporta
con nosotros como un reloj estricto
que nos sentencia y da su veredicto
dejando a la aventura alicorta.

Volamos con desgana a nuestros lares
contra vientos contrarios que nos frenan
y hacen duro dejar esos lugares

En el alma con calor se almacenan
los recuerdos que ayer fueron manjares
y que hoy los sentidos enajenan.

(Orel. 2 de febrero de 2001)

La manta. (6 de 12)

Me dijiste una vez que me querías
con una copa de vino en tu mano
te mire, y vi tu ánimo rayano
a ponerte allí a hacer fechorías. .

Cierto que no era la primera copa
de aquel vino tinto de buena añada
que te tenia ya tan achispada
que no sabias que hacer con tu ropa..

Te empeñaste en apurar la botella
y te llené la copa sin pereza
placiéndome ver como te hacia mella.

Yo no se si cometí una torpeza
o lo quisiste así la noche aquella
para liarte la manta a la cabeza

(Orel 3 de febrero de 2001)


Idolatría. (7 de 12)

Si te tuviese cerca junto al fuego
que no crepita en llamas, pues te espera
en corazón ansioso y en madera
para inflamar en ti este amor ciego.

No me hartaría ver en tus mejillas
bailar las luces pálidas cabriolas
y a los destellos fluir como las olas
que silenciosas barren tus orillas.

El imponente frío del invierno
que tu vacío llena con crudeza
hace tu voz que no sea un infierno.

Iluso soy, mas tengo la certeza
de ver tu amor arder sobre este eterno
altar en que idolatro tu belleza.

(Orel, 5 de febrero de 2001)

Reflejos oníricos (8 de 12)

Te imaginé soñando la presencia
de mi sueño en tu sueño y me placía
el ser en ti volátil fantasía
que así da fe veraz de mi existencia.

Ese reflejo onírico y vivido
en cada noche huérfana de tu olor
de tu calor, de tu tacto y tu sabor
hace que no me sienta yo aterido.

Si deambular soñando por tu sueño
es un alivio real de mi penuria
concédele tu permiso a mi empeño

Mi petición sería un tanto espuria
si no dijese que seria halagueño
participar tambien de tu lujuria

(Orel, 5 de febrero de 2001)

Solo eso

No me digas donde vas
estoy contigo.
No me digas lo que haces
no es preciso
No me digas cuando vuelves
siempre espero
Solo di que me amarás
Tan solo eso.

(Orel 5 de febrero de 2001)


Como un tren (9 de 12)

Andaba dando vueltas a mi coco
pensando en ti, mi bella flor de lis
que como un tren estás, me vuelves loco
y siempre estoy soñando con un bis.

Puesto a pensar, pensé en un lindo juego
especialmente guay y extraordinario
se me ocurrió jugar al ferroviario
pues saltan chispas y arde un gran fuego.

Tu haces de tren y yo de maquinista
con mi madero avivo bien tu llama
y nada habrá que así se nos resista

De paso piénsate mi bella dama
y en esto soy un gran oportunista
que aquí también tenemos coche cama

(Orel 7 de febrero de 2001)


Sabores. (10 de 12)

Cuando te dejo llevo en retirada
solo recuerdos hechos ya sabores
entre ellos, el mejor de los mejores
es el sabor que deja tu mirada.

Después despunta vivaz tu sonrisa
efervescente sabor que en mi perdura
del que jamas tendré hastío ni hartura
ni de tu pelo, un sabor hecho brisa.

Dulce sabor es tu cuerpo hecho placer
que ahora conservo avaro, lo confieso
junto al sabor del resto de tu ser.


En el podium, destaca con exceso
algo que siempre me hizo enloquecer
y ello es la impronta eterna de tu beso

(Orel, 7 de febrero de 2001)

Lágrimas de luna.

(Para Sheima)

La luna te vio una noche
desnuda con tu dolor
paseando por la tierra herida
tus vivencias de martirio
.
La luna te vio una noche
sola, pálida y sin rubor
se fijo en ti y en tus contextos
repletos de desamor
.
La luna te vio una noche
pidiendo al cielo una ayuda
la luna lloró una lagrima
que aliviara tu penuria
.
La luna lloró por ti
porque nadie mas lloraba
te mandó un impulso hecho liquido
te dio lo que mas buscabas.
.
Sheima, lagrima de luna
dolor archivado en agua
Sheima belleza fría
con animo y con esperanza.

(Orel 11 de febrero de 2.001)

Rosa, música y cielo

Llegas a mi portando palabras
rosa, música, cielo
que quieres que convierta en llave
de pesados candados que te aherrojan
no se si para liberar algo
o para dar dos vueltas mas de llave
.
Una rosa no puede ser tu llave
es frágil, sutil, sin compromiso
la música penetrará solo un momento
en tus oscuras bodegas repletas de pasado
solo el cielo, podrá iluminar algo
lo que atesoras con temor
y dará luz, es posible
para abrir esos candados
y dejar atrás los contenidos
que lastran tu marcha macilenta.

(Orel 11 de febrero de 2001)

San Valentín.

Nada hay mas aberrante
que dedicar un día al amor,
al amor que es algo sin fronteras
ni temporales ni espaciales
el comercio lo ha restringido
a unas horas de meloso consumismo
.
San Valentín ha sido condenado
a patrocinar una mercancía
a santificar una simpleza
que solo para unos pocos
se traduce en riqueza
mientras los borregos enamorados
caminan por el sendero
de la estulticia hecha costumbre.
.
En tan aciago día
los que son potentados en desamor
pueden tener la intima satisfacción
de ahorrarse el sin vivir
de encontrar una bisutería
que selle lo que no puede encerrarse.

(Orel 12 de febrero de 2001)


Sílabas negras.

Una mañana brumosa
en el canal Poesía
aa palabra se atería
a una celeridad pasmosa

Sus sílabas tiritonas
producían un chirrío
tan acerado de frío
que las hacia chillonas.

Nadie notó su desgarro
nadie observó su tristeza
todo dios paso de largo
despilfarrando su belleza

El primer rayo de sol
que penetró por la bruma
la hizo subir cual espuma
y brillar como el charol.

Alzó la palabra el vuelo
y como sílabas negras
ahora en ti la integras
en tu alma hecha cielo.

(Orel 16 de febrero de 2001)


De golpe y porrazo.

Sería esto un golpe bajo
que ahora y así de golpe,
o bien de golpe y porrazo,
quisiera hacer un golpe de efecto.

Intento mas bien un golpe de gracia
con el estilo de un golpe de mano
si fallo me daré golpes de pecho
o me haré a mi mismo un golpe de estado.

Si atino será un golpe de fortuna
por demostrar mi buen golpe de vista
que a pesar de algún golpe de tos
realmente creo que será un golpe de suerte.

Hace un rato caí de golpe
en que si el golpe no lo quería fallar
debería dar un golpe seguro
fuerte como un golpe de mar
y contundente como un golpe de gracia.

Por ello termino de golpe
diciendo que no volveré a pegar golpe.

(Orel.16 de febrero de 2001)

Apabullado

Textos enmohecidos
repletos de palabras liofilizadas
carentes de dimensiones
saturan las estanterías
de bibliotecas insolentes.

Millones de reglas, pautas,
patrones, criterios, preceptos,
procedimientos, cánones,
guías, mandatos, ordenes,
instrucciones, regulaciones,
formalidades, principios,
ritos, liturgias, rituales,
ceremonias, costumbres,
modelos, paradigmas,
arquetipos, moldes,
leyes, reglamentos, decretos,
estatutos, disposiciones,
dictámenes, bandos, edictos,
pragmáticas y comentarios.....

apabullan, comprimen,
machacan, prensan,
chafan, revientan,
apisonan, estrujan,
despanzurran, aplanan,
laminan, deforman,
restringen, impiden,
limitan, circunscriben,
confinan, delimitan,
ciñen, reducen, atan,
obligan y cohiben
al mas pintado.

(Orel, 16 de febrero de 2001)


Una muñeca preciosa.

(Del libro Anatomía y Poesía)

Este soneto estanco lo consagro
a una muñeca, tu, la mas preciosa
carpo sublime, linda carpi ossa
con este verbo parco y poco magro.

Bello escafoides, pulcro ese ganchoso
tu hueso grande y ese gran trapecio
merecen todos íntegro mi aprecio
y el trapezoide curvo y jactancioso.

Ocho palomas, bello palomar,
tu pisiforme esbelto y deslumbrante
e inigualable es tu semilunar

Piramidal, tu hueso mas brillante
a esta muñeca deja en tal lugar
que es lo que mas me gusta de mi amante.

(Orel, 18 de febrero de 2001)


Fantasma vehemente

(Para Canijilla)

Canijilla, fantasma vehemente
nick amistoso y apasionado
estallas en el canal
en risas alborotadas
expresas tu algarabía
en sones de esperanza.

Canijilla, espíritu ardoroso
ímpetu efervescente
viveza hecha palabra.

Canijilla, alegría hecha texto
vitalidad inflamada
extroversión cariñosa.

Canijilla, esencia de frescor
energía sincopada
sentimiento a flor de piel.

Canijilla ¿cuál es tu nombre?

(Orel, 19 de febrero de 2001)


Desviado

La soledad madruga,
el mutismo se hace frío,
el color desviado de un susurro
no quiebra el lento devenir
del sentimiento sin estridencias
que fluye por el cauce estéril
del recuerdo remiso
a florecer en la noche.

(Orel. 20 de febrero 2001)

Golondrinos

Volverán los oscuros golondrinos
a llenar mis axilas de hinchazón
produciendo tan grande comezón
que berrearé por tales inquilinos

Producirán tan grave y cruel absceso
que desearé cortarles el pedúnculo
pues nadie quiere tan feo forúnculo
que se asemeja a un grano mas espeso.

Yo cerraré el sobaco a cal y canto
y esperaré, así de esa manera
el no tener que ir al camposanto

Y si tal cosa es una quimera
con la escopeta pronto yo me planto
con buenas postas paro yo a cualquiera.

(Orel, 21 de febrero de 2001)

Profusión

Dedos obsesos recorren tus vertientes
labios delirantes sondean tus entornos
manos alocadas levantan los obstáculos
ojos ofuscados revisan tus afueras.

Sueños desatados hurgan tus adentros
palabras exuberantes riegan tus secretos
músicas tarareadas colorean tus razones
deseos exaltados buscan tu mirada.

Sones de tambores aclaman tus portentos
vitorees de triunfo calan tus tibiezas
frases de pasión idolatran tu figura
mientras luces fulgurantes solo a ti iluminan.

(Orel 21 de febrero de 2001)


Sombrío

Sombrío era el camino
sombrías las circunstancias
el destino era sombrío
y sombría la sonrisa.

Sombría era la tarde
y la noche y la mañana
sus devenires sombríos
y sombrías sus palabras.

Sombríos eran los pasos
y Sombríos los mojones
sombría la terca noche
y sombríos los terrores.

Mas todo cambio un día
tras sombrío resbalón
sus negras gafas ahumadas
se hicieron añicos, y al fin....
¡se hizo la luz!.

(Orel 22 de febrero de 2001)


Salva sea la parte

Ambos sabemos los dos
que si me paso tol día
durante veinticuatro horas
sin parar y no me cayo
me aras lo que dijiste
darme una pata
en salva sea la parte.

Tio estoy flipando
en plan mogollon
porque di mea mi
¿de donde afanaras la pata?
¿qué pinta el Salva en este rollo?
¿pillará el Salva parte de la pata?

Tronco mear de la sesera
¿qué diran los colegas
al giparme con la pata?

¿Tio dime si esto mola?
me are con una naranja
la colgaré de la chupa
con la pata a mogollon
y si una piba me dice
“¿de que vas tronco?”
podre hacerla flipar
diciendole que voy
de pato a la naranja.
en plan drag quin.

(Orel , 23 de febrero de 2001)

Indecisión

Flotan en los intersticios
de mis resquebrajadas perceptivas
partículas de indecisión
que se amalgaman intrincadamente
con pasadas presunciones
vacilantes y confusas,
engendrando hipótesis huecas
orladas de amaneceres
velados por estrategias
inconcretas y embrolladas.

(Orel, 24 de febrero de 2001)



Bastidor.
El puntal que sustenta
esta estructura vacía
es la palabra inconsecuente
ligada muy débilmente
a la idea inasequible
de la carencia ilimitada.

La carga que soporta
es tan etérea y sutil
que se convierte en superfluo,
en derroche hecho sandez
que apuntala fruslerías.

El bastidor en que se anclan
tan inútiles reiteraciones
flota en la ingravidez
guarnecido de espejismos,
girando en una órbita
hermética y taciturna
alrededor de la apatía.

(Orel, 24 de febrero de 2001)




El meollo.

El meollo del futuro
se yergue sobre el presente
sobre cimientos de humo
y pilares de camelo.

Tiene todos sus postigos
cerrados a cal y canto
solo concede esporádicos
paseos por sus arrabales.

Algunos ilusos sueñan
que entrevén sobre sus muros
halagüeños devenires
y trágicos aconteceres
que prestos están a narrar
por un suculento estipendio.

El meollo del futuro
si en realidad existiese
seria mas aburrido
que una pagina en blanco.

(Orel. 25 de febrero de 2001)
Cabras locas

Es un domingo en la tarde
la luz convertida en frío
los dedos ante el teclado
huérfanos de trabajo.,
se toman la libertad
de jugar con las palabras.

Con arrítmicas pulsaciones
van dejando constancia
sobre la pantalla en blanco
de tu tedio compungido
con esto que aquí se lee.

Las teclas cual cabras locas
se escabullen por la mesa
en una estampida loca
perseguidas con enojo
por las yemas de las dedos
hechas hoy perros pastores
que las vuelven al redil
del teclado de membrana.

Cuando ya están ubicadas
cada una en su lugar
son pulsadas con desgana
para afinar el teclado
cual si fuese un instrumento.

(Orel. 25 de febrero de 2001)


Camelo

(Un ayuda poetica de la ONG Cyranos sin Confines)
(Para Canijilla)

Apareciste esta noche
alterada y algo inquieta
pidiéndome que yo fuese
vocero de tu desazón.

Lo que debajo aparece
son solo tus palabras
recogidas del registro
del canal poesía
e hilvanadas a mi modo,
embastadas a golpe de tecla.

Has tenido una experiencia,
has vivido el camelo
construido sobre tus anhelos
de amistad y simpatía.

La falsedad se cultiva
fácilmente en este mundo
fantasmagórico y etéreo
donde jamas ves los ojos
que puedan darte pistas
del camelo y el engaño.

Solo ves el rostro amable
de quien se oculta sin problema
tras un apodo sin alma.

A una mujer es fácil
embaucarla con palabras
que toquen su fibra sensible
que activen su impulso atávico
a reaccionar como madre
como paño de lagrimas
como mujer simplemente
que se resiste a la infelicidad.

Si el meloso sinverguenza
además engatusa
embauca y embelesa
con bellas palabras ligadas
en poesía hecha timo
crees en ese amigo
que solo quiere de ti
lo que al final descubres
disfrutar en exclusiva
de un juguete con tetas
para su entretenimiento.

Y te ata con palabras
que coartan tu libertad
restringen tus movimientos
limitan tus amistades
confinan tus alegrías
e impiden tu vuelo libre.
por este mágico lugar.

Y si rompes las cadenas
siempre dirá de ti
que eres una puta
ninfómana y lujuriosa
que folla con el primero
que le dice buenas noches.

Amiga ahora solo te digo
que jamas lleves cadenas
vuela con alegría
por este espacio quimérico
a pesar de los estigmas
que los enanos mentales
quieran clavar en tus alas

(Orel. 25 de febrero de 2001)



Solo para tus ojos.

(Un ayuda poética de la ONG Cyranos sin Confines)
(Para alguien sin nombre)

Esto que aquí va escrito
es solo para tus ojos.

Puede que te parezca
un perfecto insensato
por utilizar el papel
para que se atreva a decirte
lo que mi aturdimiento me impide.

Hace tiempo que el temor
a no ser aceptado
a no ser correspondido
a no ser admitido por ti
me tiene preso
y confundido.

Hoy he resuelto
que pase lo que pase
y decidas lo que decidas
deberías llegar a saber
que te amo.

Que siento por ti
que sin ti no siento.
que sin ti no vivo
que sin ti no soy yo
que sin ti soy nada
que con tu amor
volvería a respirar
a soñar
a reír
a tener futuro
a tener presente
a tener vida.

Noelia, para mi
eres perfecta,
y muy derrochadora
en simpatía y hermosura.

Había pensado Noelia
en rimar este poema
pero mas que la camelia
hace tiempo eres mi emblema.

Solo una cosa te pido
si tu no puedes amarme
guarda esto con cariño
de alguien que mucho te quiso.

(Orel. 26 de febrero de 2001)
(Web de la ONG: www.cyranos.es.fm)




Edad del pavo. (11 de 12)

Yo no se si era el Nirvana aquella
habitación de hotel donde estuvimos,
allí tus besos dulces y en racimos
saboreé y en mi han dejado huella.

Incorporé en mi toda tu esencia
hecha placer inmenso y deslumbrante
cuatro paredes no fueron bastante
para encerrar mi ardor por tu opulencia..

Subimos juntos libres hasta el cielo
creo que fue al séptimo o al octavo
y degustamos un goce gemelo

Así acabo aquello siendo esclavo
de quien me dio un sabroso caramelo
y me ha devuelto así a la edad del pavo.

(Orel, 27 de febrero de 2001)

Anticipo (12 de 12)

Aquí termina al fin nuestro contrato
ahora te pido a cambio un anticipo
como una foto donde tu buen tipo
pueda admirar, y te saldrá barato.

Con ilusión espero llegue el día
en que liquides todas las facturas
me cobraré una parte en hermosuras
y lo demás gozando tu ambrosía.

Señalará el reloj la hora de inicio
de nuestra cita, dando un tictac
que sonará por todo el edificio.

Paga y habrá un gran brindis con coñac
y yo diré que abonaste el servicio
si no, veras al cobrador del frac.

(Orel 28 de febrero de 2001)



A la deriva.

Sigo tu huella
por el destierro
en que pervivo
sin tu pasión.

Alza la pena
que me aherroja
en la mazmorra
de tu ausencia.

Y si no quieres
o ya no puedes
corta la amarra
que me ata a ti.

A la deriva
iré sin rumbo
bajo el cielo gris
del recuerdo.

(Orel 28 de febrero de 2001)

CANCIONES OLVIDADAS

Encuéntrame.
Yo buscaba tu imagen difusa
entre escarcha.
Me quemaba los ojos cansados
oteando el mar.

Y tu nunca surgiste ante mi,
refulgente como te soñé,
yo seguía buscando
seguía oteando,
sin parar,
sin dejar,
de anhelar.

Encuéntrame por fin,
tropiézate conmigo,
aunque sea al final del camino
preséntate, amor, por allí.

¿Dónde estas que ni en sueños
puedo verte ya?
¿Por qué hurtas tu imagen así
a mis ojos?

Solo quiero que una vez mas
pueda mi alma saciarse de ti,
por favor ven conmigo,
ilusión di que si,
aunque sea
tan solo
una vez.

Encuéntrame por fin
tropiézate conmigo
aunque sea al final del camino
preséntate, amor, por allí.

Encuéntrame por fin.

(Orel 4 de marzo de 2001)

Alguien.

Solo te vi una vez, y caminabas
por los oscuros barrios de mi sueño
donde se oían pétreos tus tacones
sobre el asfalto frío del olvido.

Vi en tu silueta frágiles reflejos
de los deseos mudos que escondía
dentro de mi, ocultos a tu vista
aunque porfiando todos por tenerte.

Solo una sombra huraña parecías,
que se ocultaba tímida entre hielos
huyendo siempre rauda de las luces
como si alguien buscara tu desvelo.

Solo quería, iluso, poseerte
y al despertar del sueño tu no estabas
quede herido así, como de muerte,
porque perdí aquello que yo amaba.

(Orel 5 de marzo de 2001)


Tejedor de tramas.

Vengo aguardando ya un tiempo infinito
a que tal vez te cruces con las tramas,
que tantas noches huecas de cordura,
he dedicado a hilar como un poseso.

Son ardides que tejo con mis sueños,
trampas que atrapan días de miseria,
y aunque pretendan, necias, tu captura
solo consiguen vanas esperanzas.

Tu estas ahí, perdida entre la gente
sin conocer siquiera mi existencia,
yo estoy aquí perdido en mis delirios
solo soñando, imbécil, con tu imagen.

Porque será así lo que así ha sido,
porque seré yo así, tan gilipollas
tan incapaz, iluso y apocado
que me desvivo y duelo por la nada..

(Orel, 5 de marzo de 2001)



Ahora después.

Ahora después,
recién terminado lo nuestro
se que tendré que esconder
mi angustia del aire y el sol.
para poder cultivarla en silencio
y obtener así una cosecha
rica en bonitos lamentos,
abundante en lustrosos arrebatos,
copiosa en jugosos delirios,
profusa en suculentas desesperaciones,
cuantiosa en pertinaces recuerdos,
fecunda en profundas heridas del alma,
fértil en sonoras imprecaciones al destino,
colmada de excelsos desconsuelos,
pletórica de ostentosas depresiones,
regada por lagrimas sin cuento
y algunos litros de güisqui.

Se que será ahora después,
cuando deberé cumplir
al pie de la letra
el mandato no escrito
que dice:
“Después de un fracaso amoroso
deberás hacer el gilipollas
por un tiempo indeterminado”

(Orel 7 de marzo de 2001)



Rebaño.

Terrorífico rebaño,
estremecedor sentimiento,
para ser algo en la vida
hay que ser de algo
no vale solo ser uno mismo.

Enanos mentales
vagan por sus vidas
portando etiquetas
de pertenencia a rebaños
que los hacen dioses de pacotilla..

Si en su etiqueta pone
que habla el amoidi
ya es un amoidista de pro
se siente mejor y diferente
del paria que habla
solo su apestoso agrej

Si en su etiqueta pone
que es acsav de nacimiento
siendo su lengua materna el amoidi
es ya un acsavista
que será feliz en su estulticia
pisoteando y limpiando sus calles
de execrables sotekam
que ensucian su idílico Siap.

La etiqueta es patente de corso
para avasallar, tiranizar, oprimir,
humillar, doblegar, someter,
asesinar, quemar, liquidar,
estigmatizar, insultar, escarnecer,
expulsar, deportar, excluir,
proscribir, aislar, relegar,
discriminar, arrinconar, incomunicar,
enmudecer, silenciar y amordazar,
a quien no es de su rebaño.

Seguir el sendero del borrego
facilita el camino por la vida
a quienes la única forma de ser algo
es siendo autómatas sin seso
de algún rebaño
con sonoro nombre
acabado en ismo.

Y los pastores del rebaño
gozando de su tiranía,
basada en la muerte
del libre albedrío.

(Orel, 11 de marzo de 2001)

Esperpento

(Un ayuda poética de la ONG Cyranos sin Confines)
(Para Rafa y su Instituto. IES Ramón del Valle Inclán)

Inscritos estamos
En este Instituto,
Solar en el que excavaremos

Recios cimientos de futuro.
Acumularemos saber y experiencia,
Moldearemos nuestro modo de ser,
Otearemos desde aquí lo que viene,
Nosotros somos el mañana.

De un hombre libre lleva el nombre,
El anduvo por la vida siendo él mismo
Le importaron poco las imposiciones.

Vagó por el mundo a lomos del esperpento
Atreviéndose a vivir a contracorriente
Lidiando la estupidez con sus escritos
Luchando contra la apatía dominante
El fue un hombre autónomo, un bohemio.

Intentar imitarle en ese aspecto
Nos haría mejores y mas hombres
Capaces de pensar por nosotros mismos
Llamando al pan pan y al vino vino
Aprovechando así nuestro raciocinio
Nos evitaremos comulgar con ruedas de molino.

(Orel. 11 de marzo de 2001)
(Web de la ONG: www.cyranos.es.fm)


Atardecer

(Un improvisación de la ONG Cyranos sin Confines)
(Para Atardecer.)


La luz se diluye lentamente
lejanas sombras quieren aposentarse
en el lugar que ocupas con firmeza
pero tu resistes con bravura.
.
El atardecer disipa las nostalgias
de momentos mas lúcidos y brillantes
el calor tenue que tu alientas
da fe de la belleza del momento.
.
Levemente el sonido de la tarde
se aleja paso a paso hacia el horizonte
dejando una promesa de retorno
que suple al deseo por tu permanencia.

(Orel. 11 de marzo de 2001)
(Web de la ONG: www.cyranos.es.fm)



Malentendido

Oí esta tarde al viento entre las tejas
como un murmullo extraño y solitario
reverberando en sones de calvario
que clavaba en mi feroces quejas.

Como lamentos llegan y se quedan
sembrando en mi docenas de preguntas
que solo encuentran réplicas difuntas
con lo que así no haré que retrocedan.

Hurgan en mi buscando una salida
hacia la luz, mas no hallan el camino
queda una duda en mi alma corroída.

Descubro al fin que soy un gran cretino
tras cavilar se cierra esa herida,
el viento habló, pero era al vecino.

(Orel 14 de marzo de 2001)

Divagaciones

Me hago a veces la pregunta
de porqué si estas de mi tan lejos
te siento aquí, sutil, pero completa
como una leve presencia que me altera
y mantiene en mi la esperanza del mañana.

Un mañana que vendrá seguramente
de la mano del deseo satisfecho
y del beso que esperamos mutuamente

Aquí sigo aguardando el momento
soñando que llegó y no termina
viéndote acercar con tu sonrisa
como avanzadilla fiel de tu belleza

El sueño dará paso a algo cierto
algo tan tangible y turbador
como eres tu en un contacto estrecho.

(Orel 16 de marzo de 2001)

Bonita pregunta

Me preguntaste donde me metí
durante años y años sin contacto
y como soy cortes, ahora en el acto
te contaré por donde me escondí

Estuve meses dentro de mi madre
algún tiempo crecí en una cuna
luego mi vida fue frailuna
y ni de joven tuve un mal desmadre..

Pinté muy poco y no por faltar brochas
no me oculte de ti, eso es seguro
mas haces mal cuando me lo reprochas.

Probablemente nos falló el conjuro
o bien no andamos por las mismas trochas
tuviste suerte, pues ¡menudo apuro!.

(Orel, 16 de marzo de 2001)


Documentación.

Me falta documentarme,
querría yo algún día
conocer el Aljarafe
para dejar por escrito
y hacer así un regalo
a alguien que aquello vive.

Querría recorrerlo en moto
ir por la orilla del río
dejando el viento a la espalda
sorbiendo aquel ambiente
sintiendo aquel lugar
para luego reflejar
con mis escasos saberes
la magia que contiene.

Algún día seguramente
algún día, puede que sea
algún día....

O me tendré que empollar
un tocho de geografía.

(Orel 18 de marzo de 2001)




Zombi con VISA.

Andaba muerto por la vida
zombi de piernas marchitas
espectro de lúgubres silencios
alma en pena con tarjeta Visa.

Vaciaba sus esperpentos
adornados de espantajos
con gestos anoréxicos
que adobaban su avidez
por acumular vaguedades
en tetrabrick de litro.

Al mirarse a si mismo
jamas veía nada
pues todo se translucía
en su vacía transparencia.

Cargado de pura oquedad
llegó al gran fielato
donde al ser tasado al peso
descubrió su realidad.
que allí la VISA oro
no era instrumento de pago
para comprar la eternidad.

(Orel. 19 de marzo de 2001)


Flujos estacionales.

El momento se enojó con el instante
y dio un portazo en el reloj de la estación
el invierno se lío con el verano
y el termómetro aburrido dimitió.

La gallina puso un huevo de dos yemas
en la nieve que en agosto allí cayó,
el canario acabó empadronado
en León y en felino se mudó.

La lechuza blanca al mediodía
atrapó un ratón de ordenador
y el enchufe aquel de nueve pines
ni una pluma de ella nos dejó.

El desmadre se hizo tan corriente
que deshojó los libros de familia
la orfandad materna se extendió
como una mancha de aceite en mi camisa.

Cuando al fin la primavera apareció
bajo las faldas tibias del verano
se encontró compuesta y sin novio
y se hizo el harakiri con el pico
mas alto de la sierra del ebanista.

Al ver tanta parida al momento
le entraron tantas ganas de reírse
que el sindicado de plañideras desgarradas
lo echaron a las garras del león
bueno, dijimos que era canario.

(Orel, 19 de marzo de 2001)



Huella

Nació de culo,
creció de lado,
vivió de espaldas,
murió de pie.

Su única huella
es su epitafio
en mármol negro,
dejó escrito
“¿Por qué?”

Ha conseguido
que el primer día
mes de noviembre
muchos pregunten
“¿Por qué que?”

Ya hecho polvo
aun se sonríe
mientras se dice
“¡Otro picó!”

(Orel, 20 de marzo de 2001)


Ruido de fondo

Si al menos la luna
leyese mis labios
podría escribirte
sobre la marea
que tu atracción
distorsiona mi tiempo
haciéndolo ondular
alrededor del sedimento
que tus ojos dejaron
en mis fisuras.

Si al menos el sol
oyese el rumor
de mis neuronas
podría mandarte
unos rayos cósmicos
que alterasen
tus argumentos
haciéndote saber
que no quiero ser
un ruido de fondo
en tu sintonía.
que aspiro a ser
tu melodía.

(Orel. 21 de marzo de 2001)

Noctiluca.

(Para Noctiluca)

La noche cerrada abrió la puerta
a la luz que manaba de unas alas
luz pulsante que llamaba
al amor sin freno y sin trabas

La luz también encierra una trampa
la luciérnaga asesina sabe el código
en que cifra el mensaje su hembra ansiada
y transmite sin cesar este reclamo
"ven aquí que deseo ser tuya"
.
El macho recibe el aviso en la noche
y vuela con ardor hacia la lujuria
aterriza junto a la luz que tanto le excita
y termina devorado como mártir del amor
por una noctiluca hambrienta y embaucadora.

(Orel, 21 de marzo de 2001)




Madeja

Si supiese donde estuve
sabría de donde vengo,
si supiese donde estoy
sabría que hago aquí.

Si supiese algo de mi
tal vez sabría quien soy,
se ve que estoy hecho un lío
igual soy una madeja
algo desmadejada..

(Orel, 22 de marzo de 2001)


Test

Este poema es un experimento
que intenta aclarar un misterio
determinar de forma fehaciente
la capacidad de comprensión
de un extraño simbolo
la @

Hostias, que digo que coño
y de paso digo ¡que pollas¡
¡Coño¡ ¡Coño¡ ¡Coño¡ ¡Coño¡
¡Me cago en el water de Blancanieves¡
que tiene uno que hacer
PARA QUE SE ENTIENDA
que la palabra que no hace daño
y se cercena es como cortarle los cojones
al espiritu de la libertad.

¡Capullo¡ ¡Leche¡ ¡Hostias¡
que preciosas palabras
pero ninguna tan expresiva
como la mejor de todas
¡Coño¡ ¡Coño¡ ¡Coño¡ ¡Coño¡

Y QUE CONSTE QUE LO DIGO
con intencion de resaltar
un misterio misterioso
que soy incapaz de entender.
¡Cojones¡

(Orel, 23 de marzo de 2001)



Crisis bursátil

El cuervo blanco camina
junto al caballo negro de Santiago
hacia la inexistente entrada
de un callejón sin salida.

Tras ellos a paso ligero
un alegre coche mortuorio
deja sonar la marcha fúnebre
que agita los cuerpos menudos
del cortejo que le sigue.

Docenas de fósiles vivientes
arrastran sus pétreas entrañas
sobre adoquines rechinantes
que actúan de caja de ritmos
cuando suena el Dies Ira dies ire

Portando sus valores
cuantiosos y devaluados
cierra el desfile festivo
mayestática y adusta
la bolsa de mister Wall Callejón.

(Orel, 25 de marzo de 2001).

Aguantando la vela
------------------

Me pediste que te abriera
mi caja de los truenos,
el baúl de mis miserias,
el rincón de mis desgracias.

Ese es un lugar cerrado
y así debe permanecer,
son mis circunstancias
el decorado de mi andadura.

Sin todo ello iría desnudo,
sin la cobertura del disfraz
que como todos he tejido
a lo largo de los años.

Entiendo bien tus deseos
por llegar a comprender quien soy
pero la cosa es muy simple
soy lo que soy incluidas miserias,
misterios de pacotilla,
secretos que solo esconden
embarazosas cobardías,
retazos de biografía
cargados de aturdimiento,
sentimientos sin sentido,
heroicidades soñadas,
y por encima de todo flota
el miedo a tener que abrir
el maldito baúl.

La cosa es como es,
y espero llegar al final
dejando al mundo correr
y siguiendo en su estela
como creo ha de ser
aguantando mi ajada vela.

(Orel 25 de marzo de 2001)


Irreversible

Doblé la esquina de tu vida,
me alejé solo dos manzanas
de tu voz y sentí bien claro
que aquello era irreversible,
que no sabría volver a ti.

El resto del tiempo divagué
alrededor de tu ausencia
entre el humo de cien pitillos
y el frío de la madrugada.

Solo llegué a la conclusión
de que había perdido la llave
de la puerta de tu ilusión
habiendo olvidado a la par
los jirones de futuro
que dejaste en nuestro camino.

El frío que entumece mi dolor
abriga con desvergüenza
los restos de lo que fue
entre los cimientos cuarteados
de un futuro sin pasado

(Orel, 26 de marzo de 2001)

Carta.

Solo decirte Carmín
que la cosa es como es
simple y fácil de entender
te quiero sin mas historias
a pesar de la geografía
que nos tiene apartados,
a pesar del puto Murphy
que deshace nuestras citas,
a pesar del reloj
que avanza tan despacio,
a pesar del pesar
de no tenerte conmigo,
a pesar de todo eso
te quiero Carmín.

Veras como la vida
dará su brazo a torcer
y si no pues que le den.

Solo una ultima cosa, amor
no pierdas jamas tu sonrisa
me quedaría yo aquí
sin lo que tanto me fascina.

(Orel, 27 de marzo de 2001)

Monumento a la curva

No se porque reculas cuando hablamos
del voluptuoso culo en que te sientas
soberbias nalgas con las que me tientas
y tu le achacas sobrarle unos gramos.

Tan majestuosa zona anatómica
gran atractor de miles de miradas
atrae las mías siempre en tus andadas
y es su impacto el de una bomba atómica.

Nunca entendí el porque a ti te turba,
tu antifonario es en realidad
un monumento andante a la curva

Zanjaré el tema con rotundidad
declararé que es, si no te perturba,
gran patrimonio de tu humanidad

(Orel 28 de marzo de 2001)


CANCIONES OLVIDADAS

Banquete del amor

Contigo en la distancia
quiere el frío penetrar
en los lugares en que guardo
el álbum de tus presencias.

Le gano la batalla
haciendo que el calor
que dejaste en mi pueda
rechazarlo con éxito.

El cielo de la noche
que cubre tus desvelos
comparte mis deseos
de tenerte aquí.

La bóveda celeste
que ambos compartimos
hace de la distancia
un problema mas liviano.

Por el aire me llegan
tus palabras inalámbricas
que portan llamadas ansiosas
al banquete del amor.

No faltaré.

(Orel, 28 de marzo de 2001)


Luna clara.

La luna lució un día
en una esquina del cielo
se escondía entre las nubes
ocultando su blancura.

El sol seguía su marcha
llenando el cielo de luz
diluyendo a la luna clara
con fotones arrogantes.

Ya era andada la mañana
y la luna persistía
en su desvaída marcha
por la esquina del cielo

Terminó haciendo mutis
ante el brillo de la estrella
siempre será la mas bella
con ese tan claro cutis.

(Orel. 2 de abril de 2001)

Pringao.

En cualquier momento y lugar
ante la cosa mas simple
mi mente repite el guión
tantas veces encarnado,
pienso en ti, así sin mas
solo eso, te recuerdo.

Y siempre en esos momentos
me acude la misma pregunta
que tu ya me respondiste
pero no deja de aparecer.

Se que mi incredulidad
me acerca aún mas a ti,
en verdad es increíble

¿Por qué te has enamorao
así de este pringao?

¡Es fantástico¡

(Orel, 3 de abril de 2001)


Gota fría

¡Chiquilla! tengo esto tan claro
que si por el desierto anduviese
calcinado por el sol
con mi cuerpo llagado,
con mi alma reseca
alucinando con yermos espejismos,
y allí te viese
convertida en gota fría
seguro de sed moriría
contemplando tu belleza.

(Orel 3 de abril de 2001)

Chunga MAYUSCULA.

Es la historia verdadera
de una broma que ha hecho historia
siendo hoy los embromados
doscientos millones y pico.

Ocurrió todo un día
allá en los primeros tiempos
cuando la red aun solo era
una pequeña malla.

Aunque parezca mentira
en aquella fugaz prehistoria
solo se podía escribir
con buenas letras mayúsculas.

El viejo chat y el correo
e igual todos los textos
debían aparecer
siempre en plan uperqueis.

Como todo evoluciona
y mas las cosas de Informatica
un día se pudo por fin
charlar en plan louerqueis.

Tal día como hoy
hace unos treinta y siete años
dos estudiantes posgrado
andaban ya chateando
entre la UCLA y el MIT.

El tal James Henlein en UCLA
escribió a John Martin en el MIT
“JAU AR YU, YONI?”
(o sea: ¿Que tal, Juanito?)
a lo que el John respondió
"don crai mi, Jimmy"
(es decir: No me grites Jaimito)
porque John era muy chistoso
y le aprecio bonita la broma.

Mas James se lo tomó en serio
y al siguiente que le escribió
en su pantalla en mayúsculas
le dijo seco y adusto
“por favor no me grites”,
y así se extendió la cosa
por toda la telaraña

La broma del gran John perdura
y en toda la red se creen
que una mayúscula es estridente,
berreona y vocinglera,
vociferante y aulladora,
escandalosa y chillona,
bramadora y desaforada,
seguro estoy que así será
por toda la eternidad.

Y mientras el gran John se ríe
de tanto papanatismo.

EPILOGO

El asunto ha llegado al extremo
de que en la mismísima OMS
se ha creado un comité ad hoc
para declarar a las mayúsculas
como un “Contaminante sonoro”

(Orel, 5 de abril de 2001)


Recibo de la luz

Saludé tu llegada a mi vida
agradeciendo el poquito de luz
que por un diminuto orificio
penetró en la oscura mazmorra
de mi desconcierto.

Los destellos que provocaste
permitieron a aquel confinado
percibir una vía de escape
en los muros de triste impotencia
que me incomunicaban.

Siempre seré tu deudor
por la energía que me aportas,
solo espero que pueda
pagar con buena moneda
el recibo de tu luz.

(Orel, 6 de abril de 2001)


Bulto.

Quisiera estar a tu lado
también en tus malos momentos
como no puede ser
intento que hasta ti llegue
aunque sea en un leve soplo
mi compañía.

Soy muy malo dando ánimos
pésimo en dar esperanzas
fatal dando consuelo
solo me considero eficiente
haciendo bulto a tu lado
en un completo silencio.

Como solo se me da bien eso
deseo que sepas, princesa
que mi silencio es mi apoyo
mi ánimo y mi consuelo
mi estímulo y compañía.

Solo quiero estar contigo
y mas en tus malos momentos.

(Orel, 6 de abril de 2001)


Dislate.

Salí de la nada un día
camino de aquel lugar
en el que lo único que había
eran ganas nada mas.

Era el reino del deseo
insatisfecho y olvidado
todo allí era desecho
basura de cien mil años.

Flotaba sobre los valles
cubiertos de desespero
como un caldo vaporoso
de quejidos ionizados.

Escasos puntos de luz
salpicaban el lugar
eran hogueras de amor
consumiendo restos de almas
que un día fueron esencia.

Busqué un saliente en la escarpa
aposenté en el mi saldo negativo
el resto de mi yo vagó conmigo
camino de la indiferencia.

(Orel, 7 de abril de 2001)

Ombligo anónimo.

A media tarde fui mudo testigo
de algo que está fijado en mi memoria
fue un gran desfile, magno, de victoria
participando en el solo un ombligo.

Ibas paseando al sol tu blanco vientre
por un lugar que hiciste pasarela
para lucir tu centro entre la estela
de miradas que buscas que concentre.

Y dejo aquí constancia del tal hecho
al menos yo, cumplí como es debido
y a mucho mas que tienes tu derecho.

Tan perfecto es, que tiene merecido
que en su memoria ya lo hubiesen hecho
monumento al ombligo mas lucido.

(Orel. 15 de abril de 2001)

Jodía tecnología.

Llegué a casa esta noche
elaborando un mensaje
que quería mandar a tu móvil
diciéndote solo uoieni.

Falló la tecnología
que se recochineó de mi
diciendo en ingles de Iowa
que estaba violando a no se quien.

Pense en darle puerta al Gates
mas considere mejor
decirte así que te quiero
y que no soy un violador.

Si a pesar de mi inocencia
me condenan por estupro
espero que lleves al trullo
mi dosis de nicotina.

(Orel, 19 de abril de 2001)

CANCIONES OLVIDADAS

La piragua

Desfondada se hallaba la piragua
en la playa del río entre las piedras
carcomida por días de desidia
corroída por noches de destierro.

Cuando el río se revuelve y amenaza
con romper las márgenes arraigadas
se deja mecer por la corriente
amarrada al espigón de la penuria.

El crujir de sus maderos se disfraza
entre los sonidos fieros del bullicio
del agua que arrastra hacia el ocaso
los sedimentos que aun atesoraba.
Cuando el agua se hace soñolienta
de la piragua queda en la arena
la amarra que la ató a suelo firme
sin otra huella allí de su pasado.

Solo una astilla quedó entre los brotes
que nacieron del fango de los años
terminando enterrada por el polvo
del futuro que intuyó y en que no estuvo.

(Orel, 20 de abril de 2001)

Contable

Para echarte de menos
el tiempo no cuenta,
no cuentan las horas
ni los silencios,
no cuentan los días
ni las añoranzas,
no cuentan las semanas
ni los recuerdos desvaídos,
no cuentan los meses
ni las palabras no escuchadas.

Solo cuentas tu
en lontananza..

Te echo de menos
sin contar la veces,
sin contar vacíos,
sin contar lágrimas,
sin contar esperas,
sin contar evocaciones,
sin contar déficits,
sin contar deseos,
sin contar perspectivas,
sin contar venideros,

No quiero ser
contable de tu ausencia,
debes saber que tu
eres lo que más
echo de menos.

(Orel, 22 de abril de 2001)




CANCIONES OLVIDADAS

Inmoderado

Que se quede el infinito sin estrellas
y se colapse el universo en nimiedad
que el espacio y el tiempo se hagan vacío
que aun así la noche oscura no vendrá

Que estallen las estrellas supernovas
dejando solamente oscuridad
que se apague el ruido de fondo
que aun así el universo hablará

Que se quede el mundo sin planetas
que se diluya el movimiento en suspensión
que los cometas ya solo sean hielo
que aun así algo ahí se moverá

En la lóbrega negrura que allí quede
aun se verá ufano el resplandor
que tu irradias con derroche interminable
sobre mi mundo que siente tu atracción.

(Orel, 22 de abril de 2001)


Por si no lo sabías.

Jamas en mi vida
nadie me dijo
palabras tan bellas
como las tuyas.

Sabiendo qué soy,
consciente de mi nada,
aun así tu amor
solo desea
estar en mi naufragio
cogidos de la mano.

Esos ojos que dices
quieren mirarme
son la única luz
de mi singladura.

Esas manos tuyas
que quieren mi tacto
son el lazarillo
de mi transitar

Esos tus besos
que buscan mi boca
son la energía
de mi derrotero.

Ese cuerpo tuyo
que vive por mi
eres tu, mujer,
mis ganas de vivir.

Y sigo pensando
que no estas muy cuerda
sintiendo esas cosas
por esta descascarillada
piedra con patas.

(Orel, 24 de abril de 2001)

Patios traseros

Me perdí por las calles del llanto
sin llorar jamas,
enredando mis pies insensibles
entre bolsas de basura,
salpiqué sobre el anónimo asfalto
los sones de mi deambular
buscando entre desechos empapados
por la lluvia sobrante de techos altivos
una señal que me desvelase el porqué.

Aquellas piltrafas de vidas ajenas
hacían coro a mis aseados despojos,
formando un esperpéntico batiburrillo
de desquiciamientos inarticulados
junto a evidencias caducadas.

La oscuridad de los patios traseros
unida al silencio roto por las cisternas
de retretes repletos de urgencia
acompañó mi viaje de regreso
a ninguna parte.

(Orel 27 de abril de 2001)



Castañazo

(Una improvisación ante una respuesta curiosa.)

Era una mañana algo sosa
cuando de pronto y de repente
me llama una chica preciosa
y yo respondo diligente
.
Dice ser guapa y morena
con unos bellos verdes ojos
creo que valdría la pena
si tuviese esos antojos
.
Aunque en verdad no la acoso
me dice también de paso
que me ve a mi algo soso
algo que le va bien al caso.
.
Para animarla me describo
“gordo, calvo y barrigón”
y para completarlo la escribo
que de canas un montón.
.
También le digo una verdad
que seguro va a creerla
que cuarenta y nueve es mi edad
pensando que le ira de perla.

Me deja algo confuso
la respuesta de tal mujer
"Diciendo eso yo abuso,
y no la quiero conocer"
.
En ese momento sentí
que no comería yo gachas
con esa preciosa gachí,
debí decir, "joven cachas"
.
En el arte de ligar
se que tengo pocas mañas
por gordo y viejo me han de dar
siempre y solo castañas.

(Orel, 28 de abril de 2001)


Menos retórica en el ayuntamiento.

Cansado ya de decirte
que querría libar tu néctar
creo que me entenderás mejor
si te digo que quiero
comer, chupar, sorber, lamer
acariciar y explorar
tu coño.
.
Harto de palabras ininteligibles
que dicen que querría recorrer tus adentros
con mis armas y bagajes
que sepas que me estoy refiriendo
a follar contigo, y que creo
que el arma es mi polla
y los tales bagajes mis cataplines.
.
Desengañado ya de decirte
que me placería recorrer tus ensenadas
con el tacto suave de mi desvelo
que sepas que hablo de besar
tus preciosas tetas, así sin mas.
.
En fin, que menos poesía
y mas follar,
mas visitar el ayuntamiento,
mas fornicar,
mas yacimientos
mas polvos,
mas fornicios
mas hacer el amor
y menos hacer el indio.

(Orel. 2 de mayo de 2001)


Martingala

Cada día comienza una partida
en la que juego yo contra mi mismo
toda ella una pura martingala
repleta de ardides y artimañas
donde el marrullero se enfrenta al truhán
con cartas marcadas y dados trucados.

El resultado siempre es el que conviene
o bien a mi o a mi mismo
se gana tiempo falso y expandido
en una brillante burbuja de jabón
que se deshace en esquirlas de letargo
al contacto con la luz o el bullicio.

Las ganancias de la partida amañada
duran lo que dura la apariencia
de normalidad bañada en maldición.

La noche transcurre en subterfugios
de sueños clandestinos y taimados
dedicados a marcar las cartas
para la partida del día siguiente.

Aunque tengo mala suerte
incluso cuando hago trampas.

(Orel. 5 de mayo de 2001)

Turgencias bivalentes.

La primavera acompaña tus rubores
de placeres contenidos y esperados
con la prístina belleza de tus ojos
y la inmarcesible turgencia de tus labios.

Las secuelas de tu ultimo arrebato
de espasmos coreados por gemidos
recorren la placidez de tus recuerdos
según leo en el murmullo de tu fantasía.

El susurro que genera en tus sentidos
el lánguido fluir de tus caudales
de deseos por sentir mas melodías
que acompañen al diapasón de tu lujuria,
resuena estridente en mis neuronas
como el fragor atronador de una cascada
de impulsos asaz intemperantes
que pugnan por cubrirte en su acepción 5.

Fin version 1.3

VERSION 2.1:
Para hacer buen uso
de la turgencia bivalente
donde dice labios,
póngase tetas.

(Orel, 5 de mayo de 2001)


Léxico

Usando la sicalipsis
escribiré en plan jocoso
sin ser el Apocalipsis
sobre algo delicioso.

Os reireis un buen rato
cuando sepáis que aquí hablo
solo de hacer un buen trato
pero no con el diablo

Trato es echar un polvo
como lo es la coyunda
sin pedir “ego te absolvo”
así que nadie confunda.

En plan fino se hace el amor
mas técnico es coito
resultaras encantador
yendo a follar de erudito.

Una vez matrimoniado
hecho el connubio o himeneo
el follar es obligado
lo llaman débito, creo.

Y esto no es un artificio
se llama también apaño
fornicación y fornicio
y en verdad que no te engaño

Es también ayuntamiento
es lío, arreglo y acto
jodienda y entendimiento
y cepillar si es con tacto.

Increible que un acceso
sea un acoplamiento
y que también se llame eso
afilar y allegamiento.

Me dio un patatús súbito
al saber que era lo mismo
contubernio y concúbito
y si es en Cuba, turismo.

Hacer sexo y acostarse
es como joder y chingar
coitar y aparearse
ayuntar, coger y juntar.

Espero que llegue el día
que alguna me diga por fin
“déjate de teoría,
y que comience ya el trajín”

(Orel, 26 de mayo de 2001)



Casi de todo.

Lo tiene casi todo.

Poca vista
para verme guapo,

Amplitud de miras
para abarcar mi perfil.

Admirables piernas
y no para andar por casa.

Ojos tan embrujadores
que los miras y ves visiones.

Labios fascinadores,
sin ellos me quedo
con la miel en los míos.

Boca tan sugestiva
que la mía se hace agua.

Tetas tan portentosas
que tiran mas que un convoy
de mil ciento veinte carretas.

Un pelo tal
que no tiene uno de tonta.

Unas nariz tan perfecta
como para dejar en el paro
a diez cirujanos plásticos.

Un ombligo tan sublime
que se me encoge el mío al verlo.

Un culo tan despampanante
que al verlo se cae uno de ídem.

Una mente tan lúcida
que deja la mía en blanco

Solo le veo algo escaso
el patrimonio
¡Adiós braguetazo¡

(Orel 28 de mayo de 2001)

Ese día

El día que te tenga
junto a mis soledades
se abrirá incontinente
la compuerta que retiene
el caudal de mis delirios
oníricos y marrados.

El día que te vea
frente a mis impaciencias
conseguirás seguro
que vuelen hacia ti
llevando mis deseos
de sentir tu vecindad.

El día que aparezcas
ante mis duras sombras
se diluirán ante la luz
que esparce tu mirada
y podré al fin caminar
por tus espacios abiertos.

El día que por fin
tu esencia se haga cuerpo
ante mis ojos incrédulos
podré devolverte el préstamo
de impulso y coraje
aunque solo sea con besos
y con palabras de amor

(Orel, 3 de junio de 2001)


Silueta.

Pienso al caminar
por la vereda umbría hacia tu luz
que estas junto a mi
hecha calor, sonido y esplendor
voy pensando en ti
en tu belleza dulce e intemporal
cuando a lo lejos veo una silueta venir
eres tu.

La soledad se marcha
llevándose mis sombras
ahora la tarde hierve
con tu voz en el viento.

Vente conmigo ahora
caminemos unidos
y esta noche de luna
al fin será de los dos
tu y yo.

Pienso al despertar
junto al vacío gélido y letal
que algún día podré
hacer real lo que hoy solo es ficción
espero tu voz
para llenar así mi privación
mientras escribo esto que llegara hasta ti
con mi amor.

(Orel, 3 de junio de 2001)


Achuchón

El achuchón, contacto de dos seres,
es expresión de apego o amistad
también de amor, cariño o hermandad
muy apreciado entre hombres y mujeres.

Tiene este gesto muchas variantes
condicionadas por la intimidad
en las que aquella abunda en cantidad
se suelen ver las mas interesantes

La intimidad está determinada
por el lugar en que ponen sus manos
si es en el hombro, hay poca o casi nada.

A mas abajo, muchos mas octanos
si llega al culo ya es desaforada
y eso lo saben hasta los profanos.

(Orel 5 de junio de 2001)


Achuchón: Variante inoportuna

Estaba el tío aplanando el sofá
bien agarrado a una lata de cerveza
pies en mesa, admirando la belleza
de los pases que Figo a Raúl da.

Era un momento mágico y sublime
iba el Madrid perdiendo dos a cero
Figo da un pase, rápido y certero
y la emoción su corazón oprime.

Músculos tensos, ya va a dar el bote,
de la cocina sale y bien salida
“yo voy, le achucho y me pego un buen lote.”

Se le echa encima y dice “Ven mi vida”
le tapa el gol con su abundante escote.
Durante meses ya no hubo corrida.

(Orel, 5 de junio de 2001)


Achuchón, variante paradójica

Era domingo, ella en la cocina
el en la tele viendo aquella chica
con bellas piernas y que bien explica
el tiempo de hoy con voz tan cantarina.

El tiene ganas y se arrima a ella
la achucha un poco, viendo que se aparta
diciendo “ya me tienes tu muy harta”
“siempre lo mismo” dice en plan querella.

Es martes noche, vuelve del trabajo
se va a la tele en bata y con babuchas
y allá va ella, presta al agasajo.

El no la ve, y le dice “No me escuchas”
y sigue oyendo el muy cabizbajo
“Ya no me quieres, pues nunca me achuchas.”

(Orel, 5 de junio de 2001)

Cita

Hoy tengo una cita
a las siete y media
ella vendrá al chat
y aquí en este mundo
la volveré a sentir
cerca de mis dedos
la volveré a leer
sobre mi pantalla
la volveré a decir
lo que me supone
su cercana ausencia
volveré a reír
con sus propuestas
volveré a vibrar
con sus deseos
volveré a tenerla
en la distancia
volveré a ti.

(Orel, 6 de junio de 2001)


Un beso

Quiero darte un beso
de esos que dicen “te quiero”.

Quiero darte un abrazo
de esos que dicen: “eres mi vida”

Quiero cogerte las manos
y que las mias te digan:
eres mi sueño hecho mujer.

Quiero sentirte muy cerca
para decirte solamente:
eres mi felicidad

Quiero hacerte una caricia
de esas que dicen
me gustas mas que la Shifer

Solo quiero que sepas todo eso
porque hay mucho mas
para lo que no tengo palabras,
y si un dia las encuentro
te las susurrare.

(Orel, 10 de junio de 2001)



Test de figura y contornos

Meses y meses diciéndote
que tu hermosura es profusa
que tu belleza es evidente
que tu figura es maravillosa
que tu silueta es apabullante
y tu sigues contestando
que nada de eso es cierto
que si un kilo de mas
que si un centimetro de sobra.
.
Ha llegado el momento
de que sufras el test del publico
mañana a las 12 en la calle
a toda persona que pase
le pediré que responda a la pregunta
¿Que le parece esta mujer?
a) de bandera
b) de puta madre
c) muy buena
d) maravillosa
e) no es mi tipo
f) ¡Pua¡
g) Si no la cato no opino

¿Aceptaras por fin el resultado?
y dejaremos de estar repitiendo
siempre lo mismo?

(Orel, 10 de junio de 2001)

Albayalde

Mujer blanca
de pueblo blanco
con alma blanca
y estela blanca
de blancos contextos
pero nunca jamas
con la mente en blanco.

Como amiga
un cheque en blanco
aunque no tenga ni blanca.

Como lectora
un mirlo blanco

Para lo que pueda
te firmo en blanco

(Orel, 10 de junio de 2001)

Esternocleidomastoideo

Llevo días mirándote
esperando fijes tu ojos en mi
estas ahí, pegada a la barra
siempre con tus entelequias
pero sin fijarte en mi.
.
Contrae tu esternocleidomastoideo derecho
que tu cabeza gire hacia mi
mueve el orbicular de los labios
y configura una sonrisa
y así seré feliz.
.
Solo una contracción
solo eso te pido

(Orel, 10 de junio de 2001)


Ramo Trebeil.

Dime
cuando vendrá el momento
en que tenga tus manos
rozando mi ilusión

Parte,
ponte ya mismo en marcha
mi soledad te quiere
para dejar de ser

Anda,
el camino es muy largo
debes hacerlo sola
sin estar junto a ti.

Piensa
que te estaré esperando
sin importar el día
que estés aquí por fin

Siente,
igual que yo lo siento
el gozo anticipado
de ser uno los dos.

Llegarás
y estarás
junto a mi.

Te veré
y sentiré
sin soñar.

(Orel, 17 de junio 2001)

Gotas

Era ya tarde, calor sin sol
y la tormenta llegó hasta ti
gotas de lluvia rozan tu piel
corres al verlas venir.

Yo te vi
con tu blusa azul
salpicar
aquel barrizal
miraste
hacia el cielo gris
y yo me empape de ti.

Viendo tu pelo negro ondear
bajo aquel viento que te arrastró
hacia el lugar donde esperaba
sonreí.

Y al llegar
bajo aquel portal
te besé

(Orel, 18 de junio 2001)

Ausencia

Aquel autobús se llevó
tu ultima sonrisa
triste y luminosa.
el periódico te dijo adiós,
yo no podía..
volví de vacío a mi vida
intentando colgar recuerdos
de las paredes de tu ausencia.

En ello ando.

(Orel, 25 de junio 2001)

Veré

Veré bajar tu boca por mi frente
con ese suave roce de deseo
que en mi mejilla muda en aleteo
de labios rojos y ansiedad turgente

Veré tus manos cálidas y activas
rozar mi pecho harto ya de espera
de tu lascivia, muda borrachera
para las ansias tórridas que avivas

Veré a tu rosa abrirse ante mis ojos
luciendo altiva pétalos de fuego
libre de trabas, puertas y cerrojos

Veré temblar tu cuerpo en el trasiego
de las lujurias libres ya de abrojos
verá así al fin la luz este amor ciego.

(Orel, 31 de octubre de 2001)

Embrujo de musa

Tras meses yermos plenos de vacío
llegaste tu, la musa de mis sueños,
por ti manó el agua en mis empeños
finalizando el mudo desvarío

Hiciste algo mas que despertarme
llenaste al fin de luces mi carencia
haciendo en mi visible tu presencia
de mi apatía lograste el desarme

No se si ha sido hechizo o bien influjo
lo que has metido en mi con tus sonetos
mas lo que sea, es para mi un lujo

Debes saber que dejas muy inquietos
a mis deseos, ebrios por tu embrujo
para calmarlos no uses tercetos

(Orel, 31 de octubre de 2001)

Vía de servicio

La noche esta huérfana,
las luces han matado a las estrellas
miles de farolas
compiten con el cosmos
y ganan

La Vía Láctea ha sucumbido
ante los postes de luz
de una vía de servicio
Por fin comprendo:
el campo es el servicio
y debe estar iluminado
a pesar de ser imposible
el hacerlo fuera.

(Orel, 10 de noviembre de 2001)

Kilómetros

Llega la noche
preñada de kilómetros
negro es el camino
orlado de blanco

Hay luces que golpean
a un sueño abortado
Nada esta fijo
todo se desvanece a mi espalda

Al frente solo tu
mi destino

(Orel, 10 de noviembre de 2001)


Al volante

Estoy a la espera
bolígrafo en mano,
sobre el volante
escribo soledades

El frío llega sin ti,
la noche cabalga sin ti,
el reloj avanza sin ti,
el sueño fustiga si ti,
llega la luna con espejismos,
viene el aire con extraños mensajes,
y nada llega de ti

Espero


(Orel, 10 de noviembre de 2001)


Despertares

El frio ha sonado
Repiquetea en mis manos entumecidas,
Despierto y ahí estas tu
Rondando por mis pensares
Bella como la escarcha
Que tizna mis derredores,
Insistente como la niebla
Que baña el amanecer,
Incrustada en mis demandas,
Recreada en mis deseos,
Siempre bella,
Siempre luz
Tu

(Orel, 29 de diciembre de 2001)


Ignorancia

No se de ti muchas cosas
nada se de tus misterios
poco de tus soledades
nulo es mi saber de tus pesares
algo intuyo de tus alegrías
escasa es mi noción de tus tristezas
mínimo el conocimiento de tus fantasías
lego soy en tu biografía,
iletrado en tus imprudencias
profano en tus pecados
inculto en tus disparates
y semianalfabeto en tus victorias.

Acepto aquí mi ignorancia
porque conozco tu corazón.

(Orel, 16 de enero de 2002)

Fragores taumatúrgicos

Andaba la noche en desazón
hurgando entre recuerdos arrumbados
con el veneno de la angustia aun activo
y cargados de toxinas de impotencia.

La oscuridad amparaba sus intentos
por desenterrar despojos de miseria
vestidos de delirio y pesadilla
ya listos a mudar en turbación.

Un recuerdo aun fresco
estalló en mi carencia
entre fragores taumatúrgicos
llenando las horas
de incierta cordura,
fue una imagen viva
de tus bellos ojos
protagonizando sin desmayo
tu legendaria sonrisa.

(Orel, 27 de enero de 2002)


Lujo

Estaba yo soñando en tus praderas
por no decir que andaba ensimismado
rebobinando cintas del pasado
haciendo así las horas llevaderas.

Pensé de pronto en la gravedad
que es una fuerza, vulgo una atracción
y al recordarlo en plan cavilación
vi que allí había una falsedad.

Si a mayor masa, hay mayor influjo
erró el gran Newton en su ley famosa
pasa al revés pues no es lo que dedujo.

Me atraes tu mas que el sol, y eso es hermosa
porque tenerte a ti es todo un lujo;
riges mi cielo y no eres una diosa.

(Orel, 21 de febrero de 2002)

Memeces

Veré por fin tus ojos avellana
alborotar risueños por mi vida
que siempre estuvo presa y seducida
por los embrujos que su luz emana.

Resonaran acordes de placer
atronaran cadencias silenciosas
destellarán miradas luminosas
retumbaran susurros de mujer.

Se juntaran allí dos arrebatos
amalgamando sones de escaseces
que llenaron momentos mas ingratos.

Te podré dar, amor lo que mereces
y olvidaremos esos malos ratos
pasando así tan solo a ser memeces.

(Orel, 22 de febrero de 2002)

La repera

Con diez ideas absurdas
y un zurrón sin una pela
ando siguiendo tu estela
de fragancias y carmín.

Amar, a eso le llaman
y a pesar de socorrido
desde que me has seducido
te canto mas que el Machín.

Hay momentos
en el día
que querría
mas de ti
y esas ganas
no fenecen
permanecen
siempre en mi

Creo que sería capaz
de recorrerme mil leguas
por si llegado a ti menguas
este apetito voraz.

¿Por qué consientes chiquilla
que el hambre así me devore
sin nada que lo aminore?
¡Dame ya una limosnilla.!

La impaciencia
que me embarga
hace larga
esta espera
dame hermosa
una alegría
y sería
la repera.

(Orel, 27 de febrero de 2002)




Autoservicio

Penetraré inerme en tus defensas
para llegar al centro de tu vida
y así encontrar el sitio donde anida
esa pasión que ardiente me dispensas.

Quiero tener la llave de la fuente
de donde mana fértil tu lujuria
y si llegasen días de penuria
poder abrir el grifo en plan urgente.

Seguro estoy que aceptas la propuesta
para evitarme tan grande suplicio
y en su lugar gocemos de una fiesta.

Y no te creas que es solo por vicio
pues es mas bien un signo y manifiesta
que hoy todo va en plan autoservicio.

(Orel, 28 de febrero de 2002)

Reserva natural

Eres tu,
el espacio que preserva
mis ganas de vivir.

Eres tu,
el ultimo territorio
en el que mi amor quebrantado
puede recuperar su vigor.

Eres tu,
el único cielo
por el que aun puede volar
mi atrofiada fantasía.

Eres tu,
la reserva natural
que protege y alimenta
mis ultimas ilusiones
en peligro de extinción

(Orel, 1 de marzo de 2002)


Parto fallido.

(Para Indi, una musa improvisadora)

Una musa aletea en la noche
se adueña de mí posesa y feraz
busca lo que no tengo ni soy capaz
de crear que sea digno de ella.

Hurgando en mis parcas facultades
logro dar a luz palabras sutiles
tan débiles en su base y contenido
que me siento avergonzado en mi carencia.

Exprimo mis escasas facultadas
indago en mis recónditos saberes
excavo en mis nulas habilidades
para parir estos versos sin substancia.

La musa no es culpable del desafuero
que cometo consciente de mi penuria
la vida me abonó escasamente
lo que no justifica mi burdo raquitismo.

Intento soslayar mi pobreza
de ideas, de estilo y de magia
bajo un manto de palabras medio mudas
que solo portan de mí mi obsolescencia.

(Orel, 4 de marzo de 2002)

Inventario

Estoy haciendo recuento
de las cosas de valor
que poseo y solo cuento
una única, tu amor.

Bienes raíces no tengo
nada tengo a plazo fijo
de inversiones no devengo
ni guardo en un apartijo.

La propiedad inmobiliaria
no figura en mi inventario
hay moneda fraccionaria
y un billete solitario

Aunque a nadie se le oculta
que tengo un gran repertorio
de bienes y que eso abulta
de modo harto notorio.

Tu amor se valora en mucho
tu cariño en otro tanto
y aunque en contar no soy ducho
con tu querer ya me planto.

Pues si siguiera el conteo
Hacienda, que es el demonio
me cobraría, yo creo
Impuesto de patrimonio.

Tengo un tesoro y no pago
impuesto alguno a la hacienda
aunque a ti si que lo hago
y me da igual que trascienda.

(Orel, 28 de marzo de 2002)

Epopeya mingitoria

(Una ayuda de la ONG Cyranos Sin Confines
para una madre en procura de pipí)

Saliste una noche oscura
sufriendo por esa niña
con fiebre alta y premura
y pensando que la endiña.

El coche devora millas
bajo una luna pasiva
nerviosa estas, casi chillas
y la miras, ¡esta viva¡

Llegas nerviosa a la puerta
de urgencias del hospital
preguntas por alguna experta
mas te dan el orinal.

Un orinal muy moderno
que se pega en la entrepierna
y ahí empieza el infierno
y una espera que es eterna

Pues si no mea no pasas
al experto especialista
y así empiezan las guasas
de que a todo se resista.

Pruebas con agua en los pies
y encima se duerme ahora
y no te vale que le des
biberón, ¡ay¡ que demora

Tus vecinos muy ufanos
se van con todo resuelto
y a ti te faltan manos
desenvolviendo lo envuelto.

Y aquello sigue vacío
y las horas siguen pasando
“Ojalá mease en plan río”
piensas casi soñando.

Por fin miras y sonríes
allí esta lo que buscabas
y no es porque no te fíes
miras, y te caen las babas.

Al borde ya del desespero
le quitas aquella bolsita
pero a pesar de tu esmero
vino la suerte maldita

Porque lo quitas tan mal
que el pis va directo al suelo
te hace sentirte fatal
y nadas en desconsuelo.

Y de nuevo el proceso
comienza por donde mismo
a ver si al fin llena eso
y mata tu pesimismo.

La historia termina al fin
cuando aparece el experto
y dice que se acabo el trajín
que lo hará sin pis, por cierto.

Tras seis horas de tragedia
no sabes si estrangularlo
o hacerle una comedia
y en un litro de pis ahogarlo.

(Orel, 1 de abril de 2002)



Conflicto de intereses

Cuando el amor se siente hasta el extremo
de desear el bien de la otra parte
sabiendo así que debes alejarte
lo que se tiene es el amor supremo.

Si su interés esta muy por encima
del interés que tienes por ti misma
te ves inmersa en tan profundo cisma
que te lacera, hiere y te lastima.


Quiero seguir cautivo y sin cadenas
y ahí quiero estar por siempre en tu mazmorra
mientras me des tu amor a manos llenas

Manda el conflicto ya mismo a la porra
compra alegrías a cambio de penas
pero eso si, yo espero estar de gorra

(Orel, 4 de abril de 2002)


Plenilunio de infortunio.

Tras días de arduos, pírricos esfuerzos
de duro asedio a tus dos fortalezas
fui despojando sendas de malezas
para llegar a ti sin mas refuerzos.

Por tus recintos, loco yo buscaba
la llave maestra de tus fantasías
hállela al fin tras altas celosías,
sentí poder llegar a ti sin traba

Era de noche, claro plenilunio,
creí tener ya todo bien ganado,
mas tropecé de faz con mi infortunio
Metí la llave, presto en tu candado,
me quede frío y eso que era junio
al ver que el chisme aquel lo habías cambiado

(Orel, 15 de abril de 2002)


Minueto

Hay un desfase imprevisto
un desajuste silente
que desafina la melodía
emergente del laberinto
cerrado a cal y canto.

Flota entre la bruma
cruelmente distorsionada
por influjos ambidiestros
antaño soterrados
y hogaño altaneros.

Cadencias arrítmicas
solapan la oquedad
de pulsos que denotan
dualidades inconexas.

Si esto es un minueto
algo falla en el diseño,
puede que sea un sueño
o una pesadilla cuántica. .

(Orel, 17 de abril de 2002)

La bocana.

Prudencia tuve, ahora quiero riesgo
riesgo de errar buscando tu presencia
presencia real aun solo en plan audiencia
audiencia que hará cambiar algo el sesgo.

El sesgo que ahora llevan nuestras vidas
vidas que están contando lo que falta
falta mucho y estoy a la que salta
salta con ganas ahora contenidas.

Si, contenidas y de mala gana
gana un buen premio, lánzate ya al ruedo
ruedo hacia ti hoy mismo o mañana

Mañana está bien, di que si sin miedo
miedo si fuese en barco a la bocana
bocana del puerto del Padornedo.

(Orel, 22 de abril de 2002)



Difícil elección

Te prometí que haría un buen soneto
sobre tu teta y eso hago ahora
empiezo aquí con una gran demora
pues aún no se a cual de las dos meto.

Tu teta izquierda se hace de querer
es desenvuelta, inquieta y retozona
tiene pues puntos para ser campeona
y es algo digno de tocar y ver.

Y que decir de la teta derecha
es vivaracha y siempre esta dispuesta
a la jarana, y nunca va de estrecha.

Si de esta duda quieres la respuesta
rápida, veloz y hasta a toda mecha,
pónmelas a mano y la tendrás presta

(Orel 25 de abril de 2002)





Historia de un brete.

(Un trabajo de la ONG Cyranos sin confines para Pasiflora)

Es una madre hacendosa
con dos lindos churumbeles
que lleva muy bien la cosa
nunca pierde los papeles.

Lo mas que perdió un día
creo que fue la paciencia
mas nadie se creería
que lo hizo a conciencia.

Era un día de domingo
o sábado, vete a saber
se levantó y dio un respingo
pues todo está sin hacer.

Hoy hay boda por la tarde
y cumplir como dios manda
requerirá un gran alarde
para alistar a banda.

Con todo bien planeado
toca empezar con la plancha
un poyaque inesperado
se convierte en avalancha

Plancha mas de lo previsto
previendo un incidente
como un manchón imprevisto
con cambio de ropa urgente.

Esto provoca un retraso
en un plan tan perfilado
que piensa que a este paso
todo ira en plan alocado.

Tras la plancha ella se ducha
luego mejunjes y cremas
su marido va y la achucha
y se rompen los esquemas.

Todo va fuera de plazo
y una tragedia se fragua
al cazar críos con lazo
para pasarlos por agua.

Con toda la tropa lista
ya es llegada la hora
de que la dama se vista
y lo quiere hacer sin demora.

Coge la ropa y se embute
es un trabajo penoso
lo que iba a ser un disfrute
se convierte en bochornoso.

Aunque la dama es muy mona
como le falta vestido
ahora se ve morcillona
pues seguro no ha encogido.

Se calza tacón de aguja
echa al bolso cachivaches
reúne a la tropa y la empuja
¿aguantaran los remaches?

Se pregunta al sentarse
en el coche que con prisa
conduce él al enterarse
que ya llegan tarde a misa.

Aparca lejos del sitio
y la larga caminata
se convierte en un suplicio
¡andar así es una lata¡

Aprieta la tripa y el culo
y cree que así por fin
con presión y disimulo
no se verá el michelín.

Con un bebe en el carrito
queda a la puerta del templo
el bebe es modosito
y ella de madre da ejemplo.

Avanza despacio el crono
con el mismo soniquete
dicen “que bebe mas mono”
pellizcándole el moflete.

Cuando la misa termina
y el arroz ya se ha esparcido
todo el mundo se encamina
a un convite concurrido.

En un ambiente festivo
colocados ya en la mesa
se ataca al aperitivo
cuando llega la sorpresa

El pequeño está aburrido
así que abre la espita
sobre el padre en un descuido
con profusión regurgita.

Toallas trapos y fregonas
portadas por camareros
limpian algunas zonas
y hasta a algunos caballeros.

La cosa no tiene apaño
y acabados de llegar
se van para casa al baño
como tontos sin cenar.

Y que decir de los novios
parece fueron felices
y a pesar de los agobios
de comieron sus perdices.

(Orel, 1 de mayo de 2002)














Salto cuántico




Fastos de aniversario

Doce mil cincuenta y tres días hace
que apareciste tu por el planeta
dejaste pronto pañal y chupeta
llegando a ser la que hoy amar me place.

Según parece es hoy tu aniversario
y toca pues, hacerte un buen regalo
pensé y me dije ¿qué tendría de malo
que fuese yo?, no es tan estrafalario.

Bien envuelto en papel de regalar
aun gastando de cinta diez bobinas
creo seguro vas a alucinar

Tengo un problema, a ver si adivinas
dar para el lazo con un buen lugar
ya, ¡ira en la punta de donde imaginas¡

(Orel, 7 de mayo de 2002)



Mujer con maleta

(Para ella)

Cargó los restos de una vida herida
en su maleta vieja y desfondada,
se fue alejando triste y camuflada
a paso lento hacia una nueva vida.

Se hizo invisible para su pasado
mientras cargaba hiel sobre sus hombros
restos de estragos hoy ya solo escombros
en un presente triste y desolado.

Llamó al portón de la felicidad
cuando le abrieron solo fue un poquito
por donde no entró ni su soledad.

Con su maleta y sin destino escrito
y con su cuerpo pura terquedad
siguió tirando hacia el infinito.

(Orel, 8 de mayo de 2002,
para la ONG Cyranos sin confines.
Web tres w dobles .cyranos.es.fm)

Jaranas y algarabías.

(Para Dulcinea)

Dulcinea,
dulce nombre,
mujer dulce
con base de hojaldre
y galletas bañadas
en su simpatía,
una dulzura de mujer
con ojos que te traspasan.

Viajera impenitente
tras la fuente del jolgorio
donde siempre chapotea
vestida de faralaes.

Seguro que se mantiene
devorando kilómetros
sazonados de bullicio
y servidos sobre ruedas.

Cuando cesa la algazara
y calla la algarabía
prepara un plan maestro
con catorce alternativas
para la próxima jarana.

Y así llega a la mañana
de rutinas y trabajos
luciendo una sonrisa
luminosa y que hace juego
con el cielo que la anima.

(Orel, 8 de mayo de 2002,
para la ONG Cyranos sin confines.
Web tres w dobles .cyranos.es.fm)


Abonando tu recuerdo
(Una colaboración de la ONG Cyranos sin confines para Phoenix)

Tu ausencia es el martirio
que lastima mis sentidos
tu ausencia es dolor
cuando la noche revienta
cruel a en mi soledad.
.
Sentir que tu no estas
es perder el sentido
del norte y de la realidad
andando pasos de ciego.
.
Vivir las horas sin ti
es no vivir pasar el tiempo,
notar tu falta a mi lado
es sentir el vacío en mi.
.
Si llorase el corazón
verías gotear del mío
cálidas lagrimas de sangre
que alimentan tu recuerdo

(Orel, 19 de mayo de 2002)


Palabras de carencia.

(Una colaboración de la ONG Cyranos sin confines para Noname)

engaño, tristeza, soledad, impotencia, lluvia, oscuridad, luz, muerte, lagrima, vacío, desengaño

Llueve impotencia en la oscuridad del desengaño
bañando la tristeza con lágrimas de vacío
las heridas del engaño rasgan mi soledad

Pasa el tiempo dando vueltas
alrededor de un instante
por el que a duras penas entreveo
un rayo de luz que pronto muere
a manos del vacío impotente.


Anclado mi futuro sobre esperanzas
que no llegan a florecer ni en primavera
camino a tientas por la vereda
que va de la soledad a la impotencia.

(Orel. 19 de mayo de 2002)

Luz

Cuando todo es negro
cuando todo es triste
cuando todo es casi vacío
tu amistad es un flotador
que evita hundirme en el desaliento.

Tu amistad es una luz
suficiente para andar sin caer
en la apatía o en la desilusión.

Sentirte cerca
dispuesta a escucharme
es un alivio a mi carencia. .

Quiero que sepas, amiga
que correspondo como puedo
y espero que así lo sientas tu.

(Orel, 29 de mayo de 2002
Para Cyranos sin confines)


Canto a una neurona solitaria.

(Una colaboración de Cyranos sin Confines
para Yosoyesa)

Dices que tienes una neurona
y que además se muestra caprichosa
me huele a mí que mal esta la cosa
y menos mal que no es bobalicona.

Dices que es simple y hasta malcriada
que es remolona y también perezosa
y a poco que hace para y reposa
chica, tu tienes una gran aliada.

Y tienes suerte de que te haga juego
con tu cabello rubio como el trigo
así los dos parece que echan fuego.

Y si me dejas “Yosoyesa” digo
que bien dotada estas, tu tenle apego
porque a tu lado, yo soy un mendigo

(Orel, 26 de junio de 2002)


Cefaleas creativas

(Para Dulcinea)

Andaba la chica muy preocupada
porque su amigo estaba y no escribía
solo pensaba que algo le ocurría
y a cada dos por tres se lo soltaba

Las dos neuronas del escribidor
habían tomado solo un receso
de tres o cuatro meses solo eso
y tal vez fuese por lo del calor

Pero eso a ella no la convencía
había algo mas, pensó Dulcinea
pues no le entraba lo de la sequía

Me veo obligado pues pa que me crea
se tranquilice y que por fin sonría
a escribir esto hasta con cefalea

(Orel, 28 de junio de 2002)


Confetis

Llega al canal
un día si y otro tambien
cargada de versos
de vida y de vivencias
1ue lanza al aire
como confetis
que despacio posan
sobre el lugar
alenandolo hasta los rincones
de manchas de color
de amor y de palabras
que ahí permanecen
hasta que las renueva.

Armonía siembra
la vida abona
y el tiempo hace florecer
las dosis de setimientos
con que regala al lugar.

(Orel, 28 de junio de 2002)




Lluvia

Aunque a veces es un chasco,
Chubasco,
Otras es conmoción
Chaparrón,
A veces inesperada
Nubarrada
Otras peor que una bomba,
Tromba.
En algunas desespero
Aguacero.
Suele caer fatal
Temporal.
Si es peor que el Vesubio
Diluvio.
Agua y nieve levantisca,
Cellisca.
En el mar, atroz y eterna
Galerna.
Agua que se acrecienta
Tormenta.
Si el agua casi se masca
Borrasca.
Rigurosa en su afluencia
Inclemencia.
Con viento fuerte, de sopetón
Turbión.
Con suprerma majestad,
Tempesdad.

(Orel, 7 de julio de 2002)

Malsonante y lujuriante
Estoy detrás de hacer este soneto
algo así como diez o doce meses,
así que antes de irme a los cipreses
decidí hacerlo y aquí esta completo.

Hice sonetos de tu anatomía
faltaba eso que a ver como nombro
eso que al ver es causa de asombro
y que es la meta de mi fantasía.

Dicen que es fuente de gozo y placeres
te diré mas sin ir en plan gazmoño
¡Es el mayor de todos tus poderes¡

Andar así me tiene ya hasta el moño
hablaré claro, se que lo prefieres
¡Hurra por ti y tu lujuriante coño!

(Orel, 28 de julio de 2002?
Comerme el mundo.

Me levanté una mañana
dispuesto a comerme el mundo
pero me lo pensé mejor
y me tome lo de siempre
un triste café con leche
con tres galletas
del viejo Aguilar de Campó.

Llegado que fue el medio día
mi apetito había menguado
como no me cabida el mundo
me apañé con un arroz
sin cubana.

Como mis ganas no crecían
a la hora de la cena
no me apetecía el mundo
así que lo deje como estaba
y me apañé con comer
de tu recuerdo.

Como tu eres un mundo
decidí cambiar de vianda
y dedicarme a hacer dieta
solo de ti, mi princesa
espero que me dures.

¡Ah!, se me olvidaba:
Carmín, estas buenisima.

(Orel. 3 de agosto de 2.002)

Belladona

Apareciste en el canal
derrochando con largueza
tu hermosura de vestal
y tu afamada belleza.

Me pediste un poema
y presto me puse al tajo
espero sea una diadema
hecha en plan agasajo.

Siendo tu nick un veneno
aunque es también medicina
que ello no sea freno
que ahora te ponga mohína.

Pues menudo combinado
de veneno y hermosura
alguien por ti alocado
moriría en una aventura.

Y moriría dichoso,
hacerlo por una Diosa
siempre ha sido algo hermoso
mas miga tiene la cosa.

Con esto, aquí se termina
un alcaloide es tu esencia
y se llama atropina
si te muerden, ten prudencia.

(Orel, 1 de septiembre de 2002)


Vuelta y vuelta

Adoro el bar en que nos vimos
y aquellas patatas que comimos
adoro que así tu me electrices
me pirran tus matices
los valoro yo a manojos.

Adoro cuando cruzas las piernas
y veo esas cosas tan tiernas
adoro el cristal de tus gafas
y eso que así me estafas
ocultándome tus ojos.

Desespero yo por verte un estriptis
mas bien cerquita de mi
y no soñar tanto así.

Y es que tu eres en verdad una bella hurí
de labios azul turquí
porque mejor rima así.

Y es que tu eres lo que eres que ya es
una mujer tren exprés
de la cabeza a los pies.

Adoro yo tu cuenta corriente
que miro disimuladamente
y veo que está sin una pela
y eso no me desvela
porque te amo y tienes tela.

Yo te doro
con mi fuego
vuelta y vuelta
y a ver luego.

(Orel , 5 de septiembre de 2.002)

Flor

Eres como una flor
de sépalos turgentes,
corola de alta costura,
estambres de diseño,
pistilos refulgentes,
antera de alta tecnología,
pétalos de lujuriosa morbidez,
polen no alergénico,
pedúnculo de ensueño,
verticilos de elevada voluptuosidad,
cáliz que excita la concupiscencia,
néctar que alimenta mi exacerbada libido,
androceo altamente provocativo,
gineceo que enloquece,
carpelos que erizan mis trasfondos,
perianto..... (¡leches! ¿qué será eso?).

Solo me queda una duda, amor,
saber si eres una flor hipògina o perígina.....

Pillaré un tocho de botánica
mas gordo que este
y me sacará de dudas bella flor.

(Orel, 9 de septiembre de 2002)

CANCIONES OLVIDADAS

Aprendizaje

Contigo aprendí
a ver la luna como algo mas del cielo,
a ver el sol como una estrella tipo medio,
a sentir la lluvia como agua hecha añicos,
a oír el viento como aire en movimiento,
a ver el mundo como algo transitorio,
a ver la rosa como ejemplo de lo efímero,
a ver la vida como algo a vivir,


Y también aprendí
a ver en ti el viento que susurra melodías
a ver en ti el fiel reflejo del universo en expansión
a verte a ti como un sol con un solo planeta,
a ver tu amor como ejemplo de lo eterno,
a ver tus ojos como una ventana al paraíso,
a ver tu sonrisa como un premio de la loto....

Si todo esto aprendí
espero aprobar
el examen de acceso
a tus portentos.

(Orel .26 de septiembre de 2002)


Azar

Vino de mal agüero
que abogas anduriado
por ser el salvador que ampare
a los que se cuecen en su evicción
cuadrilateral y albuminoidea
espantosamente cultivada.

Eres madrugador en tu griesco
para purificarnos cual cebones
encrudelecidos y langurtos.

Ilustrísimas bibliotecas
recurribles cautelarmente
recomiendan el granito
como la mejor y mas quimerina
mascarilla facial.

El cruel verrojazo
produce un estallido sinfónico
tan desmoralizador que estiba
la contención agrisada
junto al colegislador
que zalea el engollamiento
de viejos memorandos
enclavados en sedes apolíticas
colgadas del alfeizar duodécimo
protegido por espingardas
que lo guardan de los manotones
aspaventosos y sarcóticos.

NOTA: si alguien entiende algo que me informe
a ver si me entero yo.

(Orel, 31 de octubre de 2002)


Apostasía

Sirva si sirve esto
para confesar mi apostasía
por dejar de creer.

Ya no creo en la apostasía
ni creo que crea en creencia alguna.

No creo en la verdad impresa
ni en la que va a caballo
de ondas electromagnéticas.

No creo en el efecto taumatúrgico
del beso de ninguna princesa,
no creo en ídolos de barro
ni cuando barro para casa.

No creo en un infierno
atiborrado de incrédulos,
ni creo en un cielo
donde no esté El Corte Inglés
ni se pueda beber Coca-cola.

No creo en las verdades del barquero
ni en verdades reveladas
cuando yo no pasaba por allí.

No creo en la hora de la verdad
ni en la verdad de Perogrullo,
ni en las verdades como templos
ni si quiera en la verdad pura y dura.

A pesar de todo, igual no me condeno
porque aun creo en Los Cuatro Reyes Magos.

(Orel 17 de noviembre de 2002)


Prestigio en crudo

(Para una gallega negra por una marea)

Quiso la mafia rusa hacer negocio
fletando un barco chungo a Gibraltar
pues solo allí le dejarían entrar
jamás tuvo la mafia mejor socio.

El barco aquel estaba tan cascado
que en lugar de hacer agua él hacia
una putada enorme pues vertía
miseria hecha gasoil por el costado.

A la putada aquella se le unió
la incompetencia de los mandamases
y así pasó lo que al final pasó.

Llegó el desastre, rápido y por fases
mas de un gallego, junto al mar lloró
y gracias que son luchando unos ases.

(Orel 21 de noviembre de 2002)



CANCIONES OLVIDADAS

Nunca sabré

Nunca sabré si a tu lado oiría
cientos de campanas.

Nunca sabré si a tu lado tendría
tu pasta también

Nunca sabré ya si tú
quemas las tostadas
o si en la noche por frío
te arrimas a mi,

Nunca sabré a este paso
tomarte la medida,
y por supuesto tampoco
tomarte la tensión.

Ni demostrarte mi gran apego
al no tomar las de Villadiego.

Nunca sabré que regla de tres
resuelve tu incógnita,
tampoco sabré cuanto pesa
en ti mi recuerdo.

Será pues tan grande mi ignorancia
que tendré que repetir la EGB.

Aunque dudo llegue a conocer
lo mas importante
¿Quién eres tu?

(Orel, 7 de diciembre de 2002)



Pensamientos científicos

Musa titular: Montse/Swingg/Arare

Cuando pienso en ti
siento que no metodizo mi pensar,
siento que divago
entre los cerros de Ubeda
y la lejana luna de Valencia.

Esto va a mudar
a partir de ya mismo
pensaré en ti
según las reglas requeridas
por el pensamiento científico.

Mis pensamientos seguirán
Derroteros de este tipo:

Sea X mi amor en Electronvoltios,
sea Y la distancia que nos separa
y sea Z una letra que pongo por hacer bonito.

Si Y en metros es mayor que X
entonces Z será igual a la impotencia
de la cuarta potencia de Y.

En resumen, si no estas a mi lado
Z no vale nada,
¿por qué no hacemos de Z
algo importante?

(Orel, 25 de diciembre de 2002)
.
Historia clínica

Salvando las distancias
del peligro de acortarse
logré tirar por la borda
lo que me quedaba de borde,
bordeé el precipicio
dando un rodeo de propina
al pobre de guardia,
carente de todo
hasta de garita.

Era una noche de perros
y borrachos de bizcocho,
cuando se destapó el pastel
se echó en falta un pedazo
montándose la Mari Morena
en un caballito del diablo
de la Orden de los Odonatos.

La tal orden solo era
de toque de queda
y Mari Morena se quedó
además de sin tocar,
descompuesta y sin novio
pues no vio pasar por las armas
a quien ella realmente
quería montar un negocio.

Pasó las de Caín
pasando de mano en mano
y cuando al fin la cosa
pasó de castaño oscuro
le pasó factura al borracho
quedándose con el bizcocho.

Termina en este punto
la verídica historia clínica
de la jacarandosa Mari Morena
que nadie quiso montar,
ni siquiera yo.

(Orel, 3 de enero de 2003)


Ecosistema.

Quería decirte algo, aunque no era mucho,
le saqué punta al lápiz con destreza,
con el en la mano estuve por pereza
un par de meses, y ahora desembucho.

Tras tanto tiempo, tengo un gran problema,
se me olvidó lo que quería decirte,
hago un esfuerzo para no mentirte
y el fin recuerdo, era mi ecosistema.

En el diré que el recurso principal
que garantiza mi supervivencia
es ese amor que riega mi erial.

Y aunque es un riego por goteo, al final
da una cosecha tal que aun en tu ausencia
da para un banquete en plan bacanal.

(Orel 2 de febrero de 2003)


Al padre desconocido.


Los seres anónimos tienen
cuando mueren en la guerra
ampulosos monumentos
a los que van a llevar
flores por toneladas
próceres propios y ajenos
y en el colmo del desvelo
les ponen un gran mechero
eternamente encendido.

Meritos deben tener
esos miles de soldados
desconocidos por todos
mas hay otros desconocidos
que tienen muchos mas meritos,
si aquellos por quitar la vida
en el duro anonimato
tienen tal recompensa,
que no deberían tener
quienes han generado vida
igual de anónimamente
y no tienen un mal pedrusco
que homenajee su memoria.

Deberíamos hacer cientos
De monumentos de piedra
Todos con esta inscripción

“Monumento al padre desconocido”

“Papa tus millones de hijos no te olvidan”

(Orel. 19 de marzo de 2003)


Orquestación

Sale la noche
a pasear su escasez
por los sueños.

Canta el gallo
la lluvia sobre el tejado
hace de caja de ritmos.

Sopla el viento,
creando con su ulular
el fondo melódico.

Grita el rayo
generando distorsiones
de brillos atronadores.

Vocea el sereno,
bueno de eso no hay,
lo hace el borracho.

Llora el niño
deseando tocar un largo
solo de teta.

Muere la noche
como nadie la entierra
queda insepulta
sobre el negro asfalto.

(Orel, 29 de marzo de 2003)



Vicio

No sé que tienes pues tanto me alteras
que hasta consigues que en plena sequía
broten de nuevo versos en el día
que cumples treinta y cuatro primaveras.

Voy cavilando hacerte un buen cumplido
que haga que cumplas luego como sabes
y cumplirías dándome las llaves
que abre la puerta de tu dulce nido.

Tras arduo esfuerzo tengo una ocurrencia
1ue creo hará que obtenga mi objetivo
y espero me des tras leerla tu anuencia.

Siento hacia ti amor tan adictivo
que evitaré el síndrome de abstinencia,
tendré este “vicio” mientras esté vivo.

(Orel, 5 de mayo de 2003)


A Flor

No sé de ti, Blanca
mas que tu nombre y tu alias: Flor.

Seguro estas en la flor de la vida
y vales mas que la flor de la canela,
ya puestos a elucubrar pienso que eres
más suave que la flor de viento
y que sin duda eres de la flor y nata.

Tienes seguro a flor de piel
la simpatía hecha sonrisa en flor
y si no estas en la flor de la edad
apuesto a que eres mas sabrosa
que las flores de maíz.

Con tantas flores que te he echado
no te andes a la flor del berro
y sigue siempre a flor de tierra
donde todo te sea de color de rosa.

Y si algún día te perdieses
echa mano de la rosa de los vientos
para encontrar de nuevo tu rumbo.

(Orel, 12 de mayo de 2003)


+K2 y A+A2

camas: k+
deporte: dxt
porte: xt
porteados: xta2
temas: t+
adosados: A2A2
uno mas: 1 +
uno menos: 1 –
cachete: KHT
apeados: APA2
pecados: PK2
coma: ,
lapicero: laπ0
acero: A0
cacerola: K0la

apice: aπc

pio: πo
pica: πK
despide: DSπD
epica: EπK
ayuno: ay1
carcoma: car,
comarca: ,RK
comas: ,s

X + K –precio esta moda
quiero ha0s un AxT
para ti y alg11 de tus konoci2
seguramente KTA2 en lengua.

Desde hace unos días
kda 2 x 3
me pongo a practicar este DxT
pero no t+ pues el resultado
no será un kht
sino mas bien
un órdago al x>
en plan pasada.

Saco punta al lapi0
Con mi a0

no t ,s las letras
k te pondras como una fok


π π π π π π π π π π π π π π π π π π π π
formula de la hez licuada del gran sabio Mojaca: D+IA2 P2 + K2 y A+A2=KK KL2A


Cortas luces

Luz que ilumina
mi aturdimiento
con fríos rayos
de fulgor yermo
Destello umbrío
sin sentimiento
incapaz de izar
el sombrío velo
Bombilla de vacío
entrañas de escasez
dorada incandescencia
Aniquiladora de sombras
Camarada de fríos sudores
Testigo de tiempos insomnes
Vigía de pasiones sin control
Guardián de llantos de almohada
Notario de reproches y desplantes
Confidente de ensueños y pesadillas
Reclamos en rojo del burdel solitario
Pequeña bomba solo das explosión de luz
Fábrica de fotones que invaden el entorno
Con sus trayectorias impredecibles y rectas
Impactan sobre cualquier cuerpo menos el tuyo
Portando a mi retina información de tipo visual
Que enmarca en mi cerebro el hueco de tu ausencia
Conformando el nicho donde aun conservo tu recuerdo
Quisiera que esta bombilla fuese ahora lámpara mágica
Que al frotarla naciesen fotones que impactando en ti
Lograsen iluminar a su vuelta el pasadizo a tu cárcel
Donde desearía quedar cautivo con una cadena perpetua
Sin posibilidad de indulto amnistía gracia o remisión
Confinado así cambiaría esta luz por la de tus ojos
estos fotones mediocres por los tuyos tan vitales
ahorrándome el pagar a alguna empresa eléctrica
lo que de ti obtendría sin límite y de gratis
llegando que estoy al final, esta cosa rara
deja al descubierto la extraña inutilidad
que me empeño en elaborar bajo la luz
que generan los cuarenta vatios
dejando bien a las claras
mis cortas luces


(Orel, 23 de mayo de 2003)



Mil vidas.

Esperé entre sueños dedicados
a captar tu esencia y tu misterio
largo tiempo empleado en el empeño
de sentir de cerca tu realidad.

Pasaron los días, pasaron las nubes
pasó el tiempo con las estaciones
pasaron los sueños ya caducados,
pasó la ilusión vacía de esperanza.

Y yo seguí cargado de afanes
oteando el horizonte en la noche
queriendo ver tu luz en la lejanía
acercarse a mi, mas no llegaste.

El amor que no llegó dejó una duda,
si por causa del atroz destino
pasó ante mi inadvertido
justo cuando mas lo deseaba

Me resisto a cambiar ya de objetivo
me mantengo firme en mis esperas
aguardaré una vida o si pudiera
te esperaría las mil vidas que tuviera.

(Orel 1 de junio de 2003)


Mujer fuego

Surgiste ante mí una noche
en mitad de la penumbra
preñada de cadencias,
como una llamarada
que llenó mi horizonte
de magia hecha mujer.

Creo que el viejo conjuro
tantas veces musitado
surtió efecto por fin
mutando una fantasía
en una mujer fantástica.

La conmoción fue tal
que como por ensalmo
derribaste mi último tabú
tantos años cultivado,
haciéndome sentirte
tan próxima a mi
que aun conservo tus ojos
clavados en mis entelequias
y el negro de tu silueta
sigue revoloteando ante mí
con un prodigioso embrujo.

Intentando concretarte
recurro a la etimología
que por una vez al menos
hace justicia a la realidad:
Lía, mujer fuego
Lía, la de ojos tiernos
Lía, Diosa de la luna.

(Orel, 9 de junio de 2003)

Notas etimológicas:
Lía, diosa cananea, asociada a la luna
Lia, para los aborígenes australianos: la mujer fuego
Lia en el Génesis, hija de Labán: la de los ojos tiernos



Ariete

Cazadora de instantes,
tesorera de momentos
congeladora de nocturnidades
fotógrafa de andar por la vida

Mas tus fotos no impactan
como lo hace tu belleza
que percute en quien te ve
como un ariete que cuartea
cualquier muro de indiferencia.

Y aunque esto no es bastante
para dejar constancia de ti
prefiero no decir mas
pues parecería que exagero.

Arietta, si ese hermoso par de tes
descolocan mis firmezas
que destrozo no harán en ellas
el resto de tus esencias.

(Orel, 21 de junio de 2003)


La nada, algo precioso

El silencio de tu ausencia
lo aprovecho como abono
diluido en el aire que respiro
y aunque parece nada es algo
que aporte el elemento básico
de este amor: Tu

Cuando tu no estás
el silencio me recuerda a ti,
el vacío guarda tu esencia,
la nada dibuja tu silueta,
la carencia esculpe tu rostro,
la escasez alimenta mi espera.

Te tengo sin tenerte,
te amo sin sentirte,
te gozo sin verte,
te percibo en cada rincón
de mi mente en blanco,
te avizoro entre las sombras
de mis noches desiertas,
oigo tus latidos
en el eco de mis silencios.

El día que al fin estemos
a la distancia de un beso
el vacío silencioso estallará
espolvoreando la nada
con metralla de color
y decibelios sin cuento.

La nada es algo precioso
por que hasta en la nada
estas tu.

(Orel, 9 de julio de 2003)


Aparecida

Cierro los ojos
abro un segundo
el frasco de perfume
donde aun conservo
cinco gotas de ti.

Apareces flotando
como una fragancia
en la que se dibuja
tu codiciada silueta.

Siento tu aliento
impulsado por recuerdos.

Abro los ojos
y la aparecida muta
de nuevo en sensación.

(Orel, 11 de julio de 2003)




Li

Ardua faena.

Tuve una vez una amiga
que siempre se sonrojaba,
de lo cual era enemiga,
cuando algo le soltaba.

Si iba yo y la decía
que la veía muy guapa
siempre me contradecía
“voy con rulos y con bata”.

Empecé a pensar en eso
en que palabras decirla
pues salvo “café expresso”
lo demas podía herirla.

Asi que monte un lenguaje
con variantes de café
y me lancé al abordaje
que no vean lo arduo que fue.

Si decía “Café amargo”
es que andaba yo jodido
ella ya se hacia cargo
y todo cobraba sentido.

“Café dulce” siempre era





Breves.

I

Tu
mi universo
vacío de todo
salvo de ti

II

Una grapa
sujetó tu imagen
y mi cuarto ya es
tu santuario.

III

Aire en mis pulmones,
sangre en mis venas,
nada en mis bolsillos,
tu en mis neuronas.

IV

El humo se desvanece,
la noche se hace día,
los atascos se diluyen,
el IPC sube y baja,
cambian las estaciones,
me pongo camisa nueva,
se cambia el look la vecina,
ya solo queda inmutable,
tu amor, el Pujol y el Fraga.

V

Quise escribirte
el poema de amor
mas breve y mas intenso
y ya estaba escrito

“To lo tuyo pa ti
to lo mio pa tu amante”

( “Sahumerios y arrebatos”,
El Tio Sentao, 1.925)

VI


(Orel. Continuará.........)


Punto de mira

(Para una bella dama, blladona)

Apareciste un día bulliciosa
en mi ventana abierta al gran espacio,
como en hablar, jamás soy yo reacio
charlamos sin mas, y ahí empezó la cosa

Tras muchas noches, fuimos confidentes
corrió mi verso, libre en tu pantalla
tu luz llegó a mi como metralla
de color tal que baña hasta mis lentes.

Que gran mujer , de las de armas tomar
las toma y jamás falla cuando tira
no sabe dicen, lo que es marrar.

Diré algo mas que juro no es mentira
algo que siempre me hace alucinar
y es el estar en tu punto de mira

(Orel 13 de julio de 2003)


For de mos biutiful gerl in de guorl

Para el día de tu santo
quería hacerte un buen regalo
algo que te gustase tanto
que no me dijeses “¡Que malo!”.

Pensé en una buena moto
mas como hay que llevar casco
todo el que de ti es devoto
se llevaría un gran chasco

Porque tapar tu belleza
mientras andas por el mundo
provocaría tristeza
y un dolor tremebundo.

La chica mas guapa que anda
por este el sistema solar
debe cubrir la demanda
de gente que la ha de admirar.

Abocándome al derroche
creo lo mas aceptable
el regalarte un buen coche
aunque no sea descapotable

Te tengo que agradecer
con mi sentir mas profundo
coincidir contigo mujer
a la vez en este mundo.

Para terminar esto Astral
quisiera darte un abrazo
sintiendo envidia sideral
de quien me impide echarte el lazo.

(Orel, 25 de agosto de 2003)


Canción de lo imposible.

Siento que el vivir
sin tu calor ya solo es vegetar
quiero oír tu voz
junto al latido de tu corazón
verte a ti feliz
seria toda mi felicidad
me queda si eso no puede ser ya así
el soñar.

Haré un gran santuario
con todos mis recuerdos
y así podré por siempre
adorar lo que yo amé.

Yo te soñaré,
ya cada noche tu serás mi sol
y así viviré
lo que jamás podré yo ya vivir
espero sentir
tus labios mudos hablándole a mi piel
mientras tus ojos dicen solo con su luz
te querré.

(Orel, 9 de septiembre de 2003)


A una bella incógnita

Veo que gozas dándote al misterio,
cultivando el enigma eres tan ducha,
que hasta en las sombras andas con capucha
mas comulgo feliz con tu criterio.

Pues ¿qué sería de mi ante la luz
que a borbotones mana de tus ojos?,
se me verían tanto mis despojos
que el ocultarlos sería una gran cruz.

A mi el enigma que eres tu me anima,
pensar en ti me alegra la mañana
y molo mas con un misterio encima.

Tengo una idea y no se si es muy sana
pienso y me digo “Si un día se me arrima,
¡menuda cita a ciegas, mi bella Ana!”

(Orel, 26 de septiembre de 2003)


Flechazo

Pasaste por mi lado a ciento treinta
te miré y lo que vi me satisfizo
de modo tal, que atraído por tu hechizo
a tu rebufo fui sin darme cuenta.

Volé sobre el asfalto obnubilado
por mil visiones de alta fantasía
tras una hora dejaste la autovía
y pensé “Al fin podré estar a su lado”

No podía ver, ya era casi de noche
con mi mirada puesta en tu cogote
paraste y vi como salías del coche.

Con la ilusión de ver un lindo escote
te vi bajar y me sentí un fantoche
al observar tu sin igual bigote

(Orel, 12 de octubre de 2003)

suprema

Alina A

Resulta gratificante
fabricar uno mismo el regalo
para AlinaA gran amiga
en su aniversario.

Tras arduas labores de documentación
descubro que Alina significa
"La Suprema"
por tanto AlinaA
es "La Suprema A".

Parto de esta base y digo que eres
superiora de tu particular congregación,
grande porque eres grande,
destacada por tu notoriedad,
sobresaliente por aquello que te distingue,
señalada y mucho por dedos ignorantes,
importante porque importas,
principal entre tanto secundario,
soberana de tu reino particular,
dominante en muchas escalas,
preponderante por tu influjo,
prócer por tu alta dignidad,
eminente por tus cualidades,
alta y sin usar tacones,
critica con ponderado juicio,
conspicua porque siempre eres visible,
máxima por eso que tu sabes,
superlativa por eso que yo se,
preferente si tuviese que elegir
privilegiada por ser como eres
divina ma non prima donna,
sublime en tus concepciones mentales,
perfecta a falta de unos toques
poderosa por magnifica

AlinaA nunca vi nick
mas ajustado a una realidad.

(Orel, 19 de noviembre de 2003)


No está

Un hermano se ha marchado
salió por la puerta negra
solo con un pijama
sin un adiós,
con su mano yerta

La vida no ha querido
que siga sobre esta tierra
ya no está
el ya no vive
salió por la puerta negra
y nadie le vio mirar
lo que quedó tras la puerta.

Mi hermano se ha muerto hoy
mi hermano se nos ha muerto
y yo sin saber decir
nada de lo que siento
por eso solo diré
“hermano, cuanto lo siento”

(Orel, 17 de febrero de 2004)



guerrera

Postal navideña.

Me pongo a darle al teclado
para ver si sale algo
que sea bien de tu agrado
y no se lo salte un galgo.

Quiere ser esto postal
y postal viene de poste
Poste es un mástil bestial
Aunque este va sin coste

Tu eres mujer de bandera
Y este mástil va a valer
Para que ondear tu señera
Y todos la puedan ver

En verano o Navidad
Por la noche y por el día
Todos verán que es verdad
Que eres tu de antología.




felicidades pues los cuarenta y tres
es la mejor edad de todas
para que cumplas cuarenta y cuatro.



Hechizo

No querrás tu, de buenas a primeras
y aun sintiendo el influjo de tu hechizo
sepa que treinta y cinco primaveras
las cumples hoy, soy muy olvidadizo.

Puede que no recuerde esta fecha
como tampoco el saldo de tu cuenta
mas te diré que tengo una cosecha
de recuerdos, y bien que me alimenta.

Yo nunca olvido que te amo sin mas
tengo presente siempre en mi memoria
lo que aseguro no olvidar jamás

Tu sigues siendo parte de mi historia
y aun con Alzeimer aquí tu seguirás
pues yo contigo estoy siempre en la gloria

(Orel, 8 de mayo de 2004)


Marinero

Marinero que navegas
en un mar de decibelios
haces tu travesía nocturna
sobre olas de sonido.

Que hermosas singladuras
meneando las caderas
haces cuento te empinas
sobre el firme de la pista

Bañas con tu sonrisa
de hombre muy bien curtido
todos tus derredores
haciendo currar al cupido.

Navegas sobre dos zapatos
manteniendo firme el rumbo
en la salsa y en la rumba
se ve que ese es tu mundo

(Orel , 21 de mayo de 2004)

Ensenada

Tengo por fin un buen motivo, Alondra
para hacerte un soneto a mi gusto
y aunque esta faena, algo me atolondra
la acabaré antes de ser vetusto

Tu sabes que mi aprecio ya lo tienes
como yo se que tienes tal encanto
que el disfrutarlo es uno de los bienes
cuya falta me sería un gran quebranto.

Por tu cumple, aunque tarde te regalo
estos versos salidos de la nada
cuyo retraso me supone un palo.

Y no podría faltar mi amiga alada
un comentario aunque sea malo
a tu preciosa y grácil ensenada.

(Orel, 2 de mayo de 2004)

Año sabático

Estaba yo aburrido en la siesta
y me vino a la mente la culebra
me dije que aunque tarde, hoy celebra
su cumple y le regalo la poesía esta.

Si me retraso un mes, tampoco es mucho
pues lo que vale, dicen, es la intención
y yo intención pongo aquí a mogollón
bien puesta pues soy bastante ducho

Esta culebra es toda tentación
hasta con rulos va ella divina
y a su paso provoca conmoción

Como Diana caza y siempre atina
pero este año no tendrá ocasión
sabático es y ayuna cosa fina.

(Orel 2 de mayo de 2004)


Compromiso (1 de 60)

Inicio hoy este extraño compromiso
con una musa que es asaz novata
y esto va a misa, no es una bravata
para empezar ya, pido tu permiso.

Aunque se poco, tus habilidades
serán seguro mas que suficientes
para escribir sonetos tan ardientes
que inflamarán algunas soledades

Serán livianos, antes que profundos
intentaré que sean mas bien someros
lo abarcarán todo en plan trotamundos.

Puedes hacer que sean hasta fieros
pero en ardor que no sean tan rotundos
que tengamos que llamar a los bomberos

(Orel, 2 de junio de 2004)


Peaje.
(2 de 60)

Nada es igual y ya todo es lo mismo
trozos de ayer dominan el mañana
sembrando en él semillas de desgana
convirtiéndolo así en un espejismo

Solo el momento tiene aun esencia,
la suficiente para andar por él
sin que la marcha se haga tan cruel
que se traduzca el impulso en latencia.

Si hay algo cierto en esta incierta vida
es que algún día hemos de cosechar
lo que plantamos abriendo una herida.

Es como un peaje que hemos de pagar
y aunque la cosa sea socorrida
yo pago al contado y sin rechistar.

(Orel, 3 de junio de 2004)



Café
(3 de 60)

No se acabó la noche y me despierto
para seguir soñando en tu mirada
recargo así mis pilas en el alba
quedando listo para echar a andar.

Quiero sentir que tu vas a mi lado
con tu sonrisa abriéndome camino
con tu ilusión clavada en mi presente
y tu calor llenándome el mañana.

De ti no tengo mas que los recuerdos,
y el conocer que aun sueñas conmigo
es el regalo que abro cada día

Tu sabes bien que no te pido nada
perdón, te miento, pues nunca me olvido
de pedir que me invites a ese café.

(Orel, 4 de junio de 2004)

Desopilante

(4 de 60)

Cuando mi musa va de picos pardos
quedo en estado tal de hibernación
que aparco el verso y busco diversión
o con el tetris o bien con los dardos.

Cuando se va, jamás se por donde anda
no le pregunto nada cuando vuelve
seguro estoy que ella se desenvuelve
de maravilla aún si se desmanda.

Y es que mi musa, tiene tal estilo
que su regreso es siempre impactante
mas que el hallar las fuentes del Nilo.

Viene con algo asaz desopilante
como estos dos palabros que yo afilo
y aquí coloco en final deslumbrante.

(Orel, 8 de junio de 2004)

Necroscopia
(5 de 60)
(Musa eventual: AiLAMA)

Voy a escribir si puedo este soneto
que hace el quinto de esta larga serie
y aunque ahora tengo el culo a la intemperie
espero dar con algo en mi coleto

Sale una musa de clase espontánea
Me recomienda hablar sobre la risa
es de cajón que rime ya con prisa
la que me falta la haré momentánea

Para acabar vendría bien un chiste
original y de cosecha propia
que se comiese cual si fuese alpiste.

Dice “Doctor, está usted en la inopia,
me queda un mes y usted con su despiste
no me dio cita pa la necroscopia”

(Orel 12 de julio de 2004)














Acordes
----------

(5 de 69)

Oigo lejanos acordes
de tacones presurosos
que acompasan mis deseos
con su ritmo sincopado.

Una esquina se interpone
entre la música y yo
que sube en un in crescendo espumoso
llenando la calle de espejismos.

Bajo el cono luminoso
de una farola cansina
se para un rato la orquesta
dejando marchito al silencio.

Gira hacia mi con desparpajo
iniciando los acordes finales
de una marcha pertinaz
que hace llenar las ventanas
de miradas solapadas.

Se detiene a mi vera
llenando mis esperanzas
de presiones tan reales
que hacen que todo estalle
en deseos inconexos
pero bien focalizados
hacia una mujer que solo luce
un nick por todo ropaje
Chanita.

(Orel, 18 de junio de 2004)

Factura

(6 de 69)

Me viste y echaste a llorar,
llegaste hasta mi
con una sonrisa bañada
en lagrimas de desaliento
sin saber por donde empezar
lo hiciste por el final
ya no estabas con él
se había roto el engarce,
aun tenías esperanzas
salpicadas de dolor
y todo porque él
le pasaba factura
a tu pasado.

No supe que decirte
y me fui llevándome
tu media sonrisa
bañada en dolor.

(Orel, 25 de junio de 2004)

Para Elena

Quiero escribir un buen soneto a Elena
una mujer, asaz desconocida,
espero quede ella complacida
y que me diga que valió la pena.

En un soneto es muy importante
tener previsto un final con garra
si no es así, seguro que uno marra
y si lo es será muy impactante.

Estamos ya en el primer terceto
y sin tener ni idea del final
veré si saco algo del coleto.

Lo tengo al fin, la chica no esta mal
no es la de Troya, y aún siendo indiscreto
diré que gana, pues ella si es Real.

(Orel, 2 de agosto de 2004)


Sarcástico

Quiere ligar la chica y me pide
que haga un soneto en plan muy sarcástico
el diccionario leo entusiástico
y la ironía todo lo preside.

Pidió la dama algo muy punzante
me huelo que no quería algo hiriente
por tanto solo queda ya in mente
eso que busca toda buena amante.

Igual quería someterme a prueba
a ver si yo, pensaba en eso mismo
aun pensado “No caerá esa breva”

Pues si preciosa, punzante lo tengo
y espero que tu, hacendosa Eva
aprecies mi abrelatas gris marengo

(Orel, 3 de agosto de 2004)




Jartadena

Jalones hay muchos en mi vida,
A pocos de ellos utilizo hoy,
Reducidos la mayoría a olvido.
Tu sin embargo enmarcas
Andanzas que hago por un universo
Donde cientos de entelequias
Escoltan con un bullicio quimérico
Novedosas y ansiadas singladuras
A tu mundo inexplorado.

(Orel, 3 de febrero de 2005)

Plenitud.

Harta de nada
ahíta de ausencias
llena de faltas
repleta de nulos
empachada de vacios
satisfecha de tanto hueco
colmada de vacuidades
atiborrada de ninguna cosa
saturada de escasez
atracada de carencias
pletórica de exigüedad
y cargada de todo lo demás.

(Orel, 4 de febrero de 2005)

Cuenta atrás

El ayer que no se fue
golpea inmisericorde
en el vano de la puerta
de mi presente extinguido.
Reclama con intereses
pasadas deudas de tiempo
que jamás he podido ahorrar,
me declaro pues insolvente
cosa que el ayer no acepta
pues me sigue reclamando
el pago fiel y sonante
que refleja la cuenta atrás
de mi exiguo futuro.

(Orel, 4 de febrero de 2005)

Rico, rico

Volverán las oscuras golondrinas
si no pierden de nuevo su camino
a rondar veloces tus esquinas
y también lo harán las de tu vecino

Será laFlaca puerto de arribada
donde el trasiego puede que me deje
llegar a ella una tarde soleada,
si está nublado espero a que despeje.

Seguro estoy que con mi mala suerte
llegaré allí cansado pero ileso
aunque dudo yo que con el sitio acierte.

Si puedo seré más rico que Creso
y eso seria tan solo con verte
y mas que el Bill Gates si me da ese beso.

(Orel, 16 de marzo de 2005)"
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres